lunes, junio 23, 2008

Expediente Moss, Un Estilo (De Vestir ¿No?)



Kate Moss está tocada por la gracia divina. Al principio cuando planeaba sobre el estrellato lo hizo desnuda, sin ropa, tumbada sobre un diván y oliendo a Calvin Klein mientras su mirada que la anunciaba como la supermodelo que parece tu vecina porque es imperfecta en su inmaculada y atractiva perfección, exponía su cuerpo y desnudaba su alma a la belleza humana, a la androginia inmaculada de la adolescente subyugada a la pulcra carnalidad, al rechazo de lo lividinoso y a la tersura provocativa de la juventud. Juventud era la palabra mágica para Kate Moss y diferencia. Ahora, Kate Moss ha llegado más lejos que ninguna. Ya no es modelo, top model o supermodelo. Ya no es celebritie, socilitie, cantante o diseñadora. Ya no es musa, inspiración, referencia o referente. Ahora Kate Moss es icono. Kate Moss es presente y, eso sólo lo ha conseguido Kate Moss.


Kate Moss es el artífice, de entre otras muchas cosas, de un look o de una imagen personal que es la que vende actualmente. No se resume todo en vestir exactamente como Kate Moss, si así fuera, la propia línea “diseñada” por Kate Moss con las prendas de su armario particular -cargado de marcas en general- pero con el toque personal que ella imprime y que, en su opinión, debería venir con la prenda. Es actitud. Y, queridos, la actitud no se puede comprar. (Quiero decir que uno puede hacer cola delante de TopShop para comprar la colección íntegra de Kate Moss pero jamás será Kate Moss.) De hecho, uno podría comprar exactamente las mismas prendas que lleva la signorina Moss y, jamás sería igual. Lo cierto es que el look de Kate Moss está prefabricado pero tiene el encanto de ser original.


La imagen del icono de la postmodernidad, nada de neomodernidad aunque también pero compartiendo el trono con la señorita -revelación (risa malvada)- Agyness Deyn, ha formado su look (estilista de por medio y con permiso de la autoridad) con un estilo que combina los setenta, con su punto sexy, femenino y al mismo tiempo popular pero lujoso, con su segunda mano que no es segunda calidad, con su afán por el individualismo colectivo, por las drogas, por el rock con prendas de plena actualidad, el bolso It, el Must, el Imprescindible de la temporada que o lo es y por eso lo lleva ella o, lo es porque lo lleva ella. Nunca se sabrá. Es famosa por ponerse botas en verano y microshorts en invierno; vestidos largos para el día a día y minivestidos descaradamente impúdicos por la noche o, viceversa. Es conocida por sobreexposición, por ir sobrevestida incluso cuando va infravestida y por, sí, repetir prendas.



Al fin y al cabo, si Kate Moss ha triunfado es porque parece humano ¿no?. En sus editoriales la señorita se rie, esnifa o posa que no posa; se desnuda, se descoca y se viste como ella misma. Se autodenomina icono o enseña cómo hacer una -buena- maleta. No concede entrevistas (dicen que para no desvelar que no tiene -nunca- nada que decir) para mantener el halo de misterio -sigh-. Dicen que es La Autora del estilismo descuidado, del impecable pelo despeinado y del rostro sin maquillar. Dicen que ella es La Creadora de la idea del “me-puse-lo-primero-que-vi o el -¡esto!-lo-compré-hace-un-siglo” cuando tú sabes de sobra que eso no es verdad porque a) lleva su vida pensando en qué ponerse cuando sale o porque b) tú lo tienes igual, lo has visto ésta temporada o sabes que el prefijo vintage está demasiado extendido. Y, por cierto querida, vestir mal no es ser ecléctica y, el socialismo a mil dólares el par de zapatos de Miuccia Prada no es socialismo. Eso querida, son eufemismos. Igual que decir que a todos nos gustan los nuevos “hombres” cuando todos mataríamos por Steve McQueen.


Quizás sea verdad, si se piensa, que la señorita -¡Oh, pardon!- el icono, Kate Moss. (¿Se puede escribir su nombre aún en minúsculas?) pone en su cuerpo de tres millones lo primero que encuentra. Si lo primero que encuentra sirve para designar aquello que su estilista (y ella, por si acaso lo lee. ¿Sabe?) le ha escogido y que ha puesto en pequeños y fáciles montones. O sea, que no es que llevar una capa de terciopelo azul profundo sobre un vestido de corte helénico en tonos grisáceos con una cascada de cuentas metálicas hilvanadas entre sí y sandalias de catorce centímetros de tacón sea tendencia. Es que lo ha llevado Kate Moss y lo va a ser. ¿London Fashion Week en terciopelo? -¿Alguien sabe cómo ahorrarselo? Bueno, qué cosas digo, si yo no veo la Semana de la Moda De Londres. Ni yo, ni nadie. Bueno, algunos (muchos, muchos, muchos) fotologueros sí y también fingen que les gusta. Porque no lo entienden. Porque nunca entenderán que a YSL no había que entenderle y que a Chanel no acudían -falsos- intelectuales sesudos y que Schiaparelli no es un genio por “usar” a Dalí sino un genio capaz de convencer e inspirar a Dalí.- Kate Moss es tendencia. Y nada más.


O sea que, en el fondo la diferencia entre Kate Moss y cualquier mortal es actitud. Es ser el icono de una generación, ¿X?, ¿Y?, ¿W?, ¿JASP?, -HTML más bien- por ser normal. El triunfo de los mediocres. (Me encantan los mediocres por si alguien lo pregunta -Risa Malvada- Me encantan porque siguen comprando en Prada socialismo capitalista y porque pagan dos mil dólares por ser nerds cuando en el instituto ellos eran los marginados -entre los marginados-. Querido, ¿no te acuerdas de cuando eras un gafapasta?. Pues eso es ahora Prada. O, bueno, monjas de colegio privado. Lleno mi blog con sus mediocridades. (Quizás abra un fotolog, mmm, tentador… Pero no, gracias.) Que todo el mundo lo sepa. Si hasta Agyness es portada de Vogue.)


O, quizás, Kate Moss es la única capaz de crear una colección millonaria sacando ropa de otros de bolsas de basura diciendo cosas como “más, así, más como yo”. Quizás sea la única modelo fea-baja-vieja encerrada en la burbuja de cristal de bella-especial-diferente-ecléctica. Quizás esa sea la diferencia por la que ella lleva una capa de terciopelo y yo hablo de ella (en verano y en terciopelo, sí.) y, yo puedo decir lo que quiera de ella porque -por el momento- no habla de mí. Señoras y señores, Kate Moss. La única e inigualable Kate Moss. Y que, conste, adoro a Kate Moss. Es una de las mejores modelos. De hecho, es la mejor. Porque no es modelo en cuanto a maniquí. Es modelo de una sociedad y, señores, ahí no había llegado nadie. Ni Dovima -aquella boba-, ni Lauren Hutton, ni Penélope, ni Vera, ni Jerry Hall, ni Claudia, ni Naomi, ni Angyness. Inimitable Kate Moss. ¿Y creías que era estilo de vestir? Ja.

19 comentarios:

Ald0rad0 dijo...

cariño, seré el primero en cometarte.Me encanta tu selección de fotos de Kate Moss... puedo saber dónde las encontraste?

saludos

Señor Quinquillero dijo...

Una buena reflexión. A la gente hay que analizarla y aunque Kate no sea santo de nuestras devociones hay que reconocer que como mínimo tiene un algo. Un algo que hecho suyo.

Un saludo Holly.

Di dijo...

Ese Chanel de de 2003 (con solo 5 años no puede ser vintage) tiene un aire diva de los 30 que le favorece a Kate. No es un mal look para una boda...

Angie dijo...

Hola Holly! Me has puesto casi los pelillos de punta con este post... Yo tb adoro a Kate, creo que es inigualable, la top de las tops.
Me encanta leerte.
Un beso!!

alterego dijo...

Kate Moss es un icono. Está más allá de muchas cosas. Es de las pocas personas vivas que influyen en la forma de vestir de millones de mujeres en todo el mundo, aunque a veces, también ella, meta la pata (esa estola de piel para su hija...). Pero da igual. Todo se le perdona.
Dos cosas más:
Totalmente de acuerdo contigo en lo de la Semana de la Moda de Londres, jaja.
Yo, es que soy gafapasta...
Bss.

irela dijo...

Hola Holly. me he perdido los post de estos días, y les he hechado un vistazo, yo soy una de esas que se ve la semana de la moda de londres, y la de Milán, la de París ya no me da tiempo, y he decirte que se ve de todo, todos quieren captar la atención de los flashes,
ayer viendo la cuatro al medio dia, pusieron un especial de CAsillas, y de forma reiterada la frase era, "ese algo que tienen los destinados a la gloria", bueno pues en mi opinión ella es una de las destinadas a la gloria, se nace con ello, es alo de las estrellas, pongo de ejemplo a Nicole Kidman, me parece todavía más impresionante que Kate, es la diva, la estrella entre las estrellas, me provoca admiración,
Besos

Holly Golightly dijo...

Ald0rad0. Gracias. Encontré las fotos en contactmusic.com. Un beso

Señor Quinquillero. Kate Moss sí es santo de mi devoción, porque nadie ha llegado donde ella lo ha hecho. Por eso puede fumar/esnifar/etc y lo que quiera porque ella es Kate Moss. Un beso

Di. Dicen que la capa sí. Un beso

Angie. Kate no es la top de tops porque Kate Moss ya no es modelo. Kate Moss es icono. Un beso

Alterego. (Risas y más risas) A mí lo de la estola me parece encantador pero no entiendo el porqué de tanto abrigo. Un beso

Irela. El toque, o le tienes o no. Un beso

Miss at la Playa dijo...

Normalmente imitando no se suele llegar a nada

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Normalmente. No siempre. Un beso

Archi dijo...

Con mi amiga Marie (fan de ella a morir) todos los días hablamos sobre Kate. Es un fenómeno indescriptible. Verdaderamente es un icono irrepetible.
Besos y excelente post.

Marga - ModaQueMola dijo...

que sí, esta chica, ¿ícono era? perdón, tiene algo especial, aunque a muchos no les guste.
A veces constructiva y otras destructiva, sin duda es tendencia.

besos

Jesúz dijo...

ÍCONO!
y por qué no?: GENIO!
Me pasé, lo sé.
Un beso.
xxxxx
Jesúz

Holly Golightly dijo...

Archi. Icono. Un beso

Marga. Cierto. Un beso

jesúz. (Risas) Un beso

D.Perfecta dijo...

Creo que Kate está fantástica aquí.

Holly Golightly dijo...

D.Perfecta. Un beso

Hummingbird dijo...

hahahah! cómo es holly? vieja-fea-baja? sólo tú sabes manejar esa trilogía de adjetivos de manera -no sé qué manera, eso lo sabes tú- con kate! y las fotos, eres malilla, que no son las mejores...y arriba está sienna, la no-ícono no-way. adoro a kate, y a su estilista también! muchos xx! lo de la piel de ¿zorro? no tiene desperdicio....

Elena Abaroa dijo...

Mo sabía que Kate tuviera estilista...que chasco. No me mateis por mi ignoracia, pero fotolog no era gente que enseña fotos suyas??¿qué tiene que ver con moda?te refieres a los blogs de estilismos de gente???veo que te repelen, y me da curiosidad el saber por qué...a mí no me disgustan, a veces dan ideas..Muchos besos Holly!

Holly Golightly dijo...

Humminbird. Es verdad todo lo que digo y, al final, ella es el Icono. Un beso

Elena Baroa. Los fotolog parecen ser el nuevo blog. De ahi salen las it girls. Los blog -pueden-ser más inteligentes. Un fotolog es estúpido. Una imagen. Un beso

Lucio dijo...

Hacia mucho que no salía tan guapa, va vestida maravllosamente aunque la niña también eh!