jueves, junio 19, 2008

Modelo, Persona, Generación W


Kate Moss, Daria Werbowy y Lara Stone. Ella, La Divina y La Chica Del Momento. Verano. Desnudos. Supermodelos. Tres top models que han -o van a hacerlo- marcado una era. Kate Moss es un fenómeno en sí misma, una marca. Ya no es una modelo, es un ente. Es como Chanel, como C. Dior, como Prada pero, moderna, conceptual y, sobre todo a la moda. La pura verdad es que Kate Moss nunca va a la moda, lo que ella se pone se convierte en tendencia. Una vez oí decir a alguien que “si Kate Moss llevase ropa interior de cáscaras de plátano, la economía tropical mejoraría por las ventas de esta fruta para imitarla” y, lo más triste o lo más curioso es que lleva razón. Es una sentencia. Tan cierta como que Kate es la chica It. It Girl, la It Girl. Escuela y modelo, de comportamiento. Actitud.


Dicen que Kate Moss triunfa porque aunque es una supermodelo, no lo parece. Ni es excesivamente alta como Claudia Schiffer que es austera y excesiva pero eterna; ni es arrolladoramente bella como Christy Turlington; ni es camaleónica como Linda Evangelista; ni es explosiva como Eva Herzigova. No es una Top Model de las que Versace sacaba en sus desfiles, no es una Supermodelo. No es una Chica Vitamina, no es una Top Bombón. El secreto de Kate Moss es que no lo parece. Probablemente al día veas veinte chicas como ella, y, a la semana, cien que son más bellas, más altas, más elegantes, más tendenciosas, más etéreas, más exquisitas y más sofisticadas. Pero, lo que no ves es a otra Kate. No ves actitud. Ella sabe que todo lo que toca, es ungido por Dios. Y, lo explota. ¿Que esnifa cocaína, bebe, se droga, se pega, se divorcia, se corta, se embarazada, se descuida, se cae, se compra un taxi, aparece en los tabloides, es escandalosa, aúlla en vez de cantar y sufre de sobreexposición sin dejar de estar en la onda o, ser, literalmente, La Onda? Queridos, ése es el secreto de su éxito. Todo el mundo puede hacerlo -o intentarlo- pero nadie como ella. Y, eso ha marcado una era. Guste o no.


A Daria la llaman La Divina. La llaman La Divina por ser casi perfecta, es bella pero sin serlo en exceso. No necesitas fijarte en ella para entender su belleza y, no es de las que se pueden disimular. Es una belleza rutilante. Es casi helénica y roza la perfección clásica. Dicen los que la conocen que es una gata despiadada en la pasarela, que eriza la piel verla caminar, porque es una Diosa rebosante de actitud. Es enigmática, es felina y tiene una imponente mirada. Es perfecta para la moda actual, es frenética, moderna, conceptual y, al mismo tiempo, recuerda a las épocas perdidas. Es como una gata salvaje, es una leyenda y una promesa. Y, dicen, (y ya es difícil) que su campaña para Chanel es mítica. Y, eso significa pasar a la historia.


Lara Stone es la chica de moda, Carine Roitfeld la adora y todos han acabado sucumbiendo a su(s) encanto(s). La modelo más sexual de todas, la única que parece vivir en un mundo ideado por Terry Richardson, la inigualable modelo que siempre enseña el pecho. La que dicen que sucederá a Claudia Schiffer. La inigualablemente moderna y, al mismo tiempo, clásica. Lara Stone damas y caballeros. Una Folie Bergere, una Dama Del Moulin Rouge, una Modelo de Studio 54 pero, todo eso, ahora. Y, casi pornográfica. De mirada voraz y de extrema carnalidad. Fogosa frialdad, erotismo de verdad.


El editorial puede resumirse en eso. Tres modelos. Vestidos, desnudos y diseñadores. Oda al cuerpo. Oda al verano. Oda al destape. Oda a la moda. O al sexo. O a W. O a Kate Moss. O a quien sabe qué. Sexo gritan y moda aclaman. Tres mujeres al fin y al cabo, la febril felina, la más modelo de las tres, la más perfecta. Diva y divina. La icónica, el retrato, el emblema. Kate Moss. El fenómeno. Y el sexo, el nuevo cuerpo. La nueva erótica. Lara Stone. ¿Mujer de piedra? Estatua de hielo fundente. Kate, arriba; Daria a un lado, elegante, misteriosa la mujer de rojo y, Lara, desnuda; exhibicionista y con ese punto intimidante.


Es verano, no hay tiempo para divagaciones filosóficas, esto no es la escuela de Atenas y yo disto de ser Platón. Por la misma razón, Kate Moss se pasea envuelta en gasas por las hamacas que descansan apoyadas a los pies de la escultórica piscina, promiscua, egocéntrica y narcisista. Y, por eso, sólo hay tiempo de tostarse al sol. Ahora quizás el bronceado sea de nuevos ricos (¿Monsieur Armani, Monsieur Valentino, qué ocurrió?) pero, a un hombre (o Al Hombre) se le puede disculpar. Porque, vamos, ni que alguna vez no hayamos soñado con un príncipe azul, su caballo y nosotras como princesas. ¡Al carajo!. Sexo, sexo, sexo. Que es verano.


Hay algo que dicen que tienen todas las damas, y las que luego no han evolucionado a damas y, es un pasado. Carne, sexo, acción. Y puede que una cámara de por medio. O un presidente que no se enseña el rostro quizás o, un Happy Birthday Mr President, o un vestido cosido al cuerpo y una copa de champagne. O eso, o un arnés que enmarca al cuerpo. O un corsé mordaz. ¿El destape? A veces es más interesante (des)cubrir. Un corsé, un tacón de aguja, una pulsera de diamantes, una sábana revuelta, ropa tirada a los pies de la cama o, sencillamente, ella desnuda. Lara. Y, luego al querido Señor Ford le tachan de maníaco. -Sigh-


Es verano y podrían ser los sesenta con hippis tiñendo de tye dye sus camisetas en un rincón siendo “muy zen de su parte” o, podrían ser los setenta y casi oler a Woodstock y oír los fervorosos aplausos a Hendrix y su himno nacional. O, podría ser una excéntrica millonaria de los ochenta que antes había esnifado coca en Studio 54 con Warhol y Minelli o, una nueva Gloria de esas que comienzan su crepúsculo de los dioses con un muerto en una piscina. Pero, vestida de Lanvin.


O podría ser un nuevo Pret A Porter pero en vez de la mediterránea Loren con una irracional Lara Stone. O, podría ser una mirada a la América Profunda, esa América que aún huele a ganado y que te puede matar por una inundación en la ciudad del soul. Podría ser la América que entierra a los negros con un renacido klan, o podría ser aquella América exótica que aparece en Vogue USA como el último grito combinada con Daria a lo india americana y que proclama la vuelta del chic de Arizona y Colorado o, también podría ser, un escenario amish. O, quizás sólo una turbia Kate Moss escapando del flash pero, posando encerrada en su propio desastre. ¿El amago de Kate o, la triste realidad?, ¿Mentira o verdad?


Y, cuando crees que es demasiado para pensar recostado en una nítida e impávida toalla de algodón egipcio blanco mientras bebes cócteles por la mañana a los pies de la piscina del hotel con un traje de la colección crucero de un advenedizo tendencioso y voraz espoleador del consumismo; te das cuenta que al final, las mejores fotos son las de ella y él desnudándose al borde de la inmaculada piscina. Y es que, la vitalidad no se puede comprar. Y es que las páginas de Vogue tienen un melodioso compás irreal. ¿Es mejor un beso de película o un beso real? El símil.


Se puede viajar a Los Hamptons en avión privado para llegar al mismo sitio que te lleva el autobús de Los Hamptons por cuatro dólares con revista de regalo. Ricos y pobres. Cuatro dólares de diferencia. O, bueno, el “pequeño” matiz de los cuatro dólares. Un autobús, una rubia de ricitos crespos, una mujer que podría ser aspirante a diseñadora, un cantante, un estilista, un peluquero y la jauría de signorinas que buscan marido y que por veinte (de los grandes que dirían ellas o sus futuribles) durante el verano como alquiler pueden suponerlas una oda a la vida retirada. Ricitos, rubia, cuatro dólares.


Y luego está la que se retiró por sí misma. Quizás fue a Los Hamptoms a cazar marido y un cazatalentos la cazó a ella. Ahora tiene su séquito: la diseñadora, el cantante, el estilista, el peluquero, la pequeña jauría que hace las veces de secretaria, consejera y aspirante a modelo o, por lo menos que, con esto, puede conseguir pases Vip para alguna discoteca de la zona. Ahora es ella, ya no es ni rizos crespos ni rubia, ahora es Kate Moss. Y todo el mundo sabe que Kate Moss es short, es chaleco, es botas (en verano, oui) y es carisma. Mucho carisma. Y eso es un editorial o, una instantánea del Borough Market de Londres o, algo por lo que la señorita -la niña adulta- alocada sigue embolsándose ceros.


Todo se parece demasiado a la realidad como para ser verdad pero, en realidad, parece ser lo que nos enseñan como realidad. ¿Moss andando con un séquito en shorts y siendo fotografiada? ¿Eso es un editorial? Sí, y también salen su padre y su hermana (pequeña). Y, a este paso, puedo ver hasta un vestido de Kate Moss para TopShop o la divísima perfumándose con su propio olor. Y es que es Moss y su clan; Moss y su séquito; Moss y su corte de admiradores, imitadores y seguidores; Moss y su colección de portadas, de defectos, de escándalos, de titulares. Y, al final, hay un editorial de Kate Moss y el Todo Internet (o el Nada Internet con el anonimato como escudo y una identidad dudosa de alguien que firma como nadie) se avalanza a comentar. Y, eso, ¿cuántas lo consiguen? Moss sigue de moda queridos, muy de moda.


Y, también hay nerds. Hay literalmente socorristas de piscina ceñidos en lycra todos con esa mezcla tan atractiva para el verano que da la piel -algo- quemada por el sol y el cabello rubio resplandeciente bajo su (propio) brillo. Y, como este es un editorial de ficción realista, también hay nerds. Camisetas, blancura victoriana -sí, es el eufemismo de lechoso-, gafas de pasta y algo que dista de ser un cuerpo diez. Digan lo que digan, él tendría que haber sido Marc Jacobs. Y, eso hubiese sido un puntazo. Quizás la insoportable lesbiandad de la mujer que mira y mira fotos de mujeres (en vez de compartir lógica con el sexo masculino y admirar los torsos del sexo opuesto) en las revistas esté caduca o, eso o, cada vez hay más homosexuales que leen revistas y para los que saber qué vestido favorece sus curvas es, cuanto menos, poco interesante. (Y que nadie me diga que tengo homofobia porque hasta yo puedo salir con “qué dices, yo tengo un buen amigo que es gay”.)


Y, al final, sabes que lo que también hay es tendencia porque, digan lo que digan, esto sólo sirve para vender ropa. Dijeron que la Costura no vende ropa porque es arte, el pret a porter no vende ropa porque es -a todas luces- caro y que lo que vende ropa es no saber qué ponerte para salir con tu novio/amigos. Y, por eso, al final, sale la apuesta de la moda actual que es Balmain con una mezcla actual y revisada de los setenta con su glamour, su naturaleza y su falsa realidad o su verdadera y locuaz irrealidad. Y, es por eso, por lo que son dos rubias las que cierran el editorial. El icono y la promesa. Kate Moss y Lara Stone o, bien mirado, dos vestidos, un diseñador, unos precios, una marca, una etiqueta, dos modelos y tres personas. Quién sabe nada o, peor, quién quiere saber. W.

15 comentarios:

Hummingbird dijo...

vamos, que se lo han pasado 'teta' haciendo el reportaje, me ha quedado algo envidioso el comment. puede ser, tengo ganas de playa... holly yo siempre con kate, y su vida es suya pero los looks...me los hago míos, es decir para venderlos. y como modelo pasa a la historia, twiggy, la gamba, ... muchos xx!

Trapiello dijo...

La foto de los chicos es un poco sosa no???

alterego dijo...

Ya había visto el edito pero es que Webber es muy grande. Qué razón tienes con lo de Kate Moss. Es la mejor de largo, aunque Daría es simplemente divina. Lo de Lara Stone (su éxito) no lo acabo de pillar. Como no sea otro capricho más de la Wintour...
Saludos Holly.

Señor Quinquillero dijo...

Weber,lo adoro. Y Lara me vuelve loco, hace tiempo que no me gustaba una modelo como ella. Creo que las mejore fotos del edito son las que sale ella.

Un beso.

Roberfumi dijo...

Kate, siempre Kate. Es la mejor!!!

Precisamente estaba escribiendo un post dedicado a ella en mi blog.....es que está, como siempre, en boca de todos.

¡Si hasta mi fondo de pantalla ahora mismo es una foto de la señorita Moss y no paro de escuchar la canción de los Babyshambles "La Belle et la Bête", en la que ella interviene!

Ciao Holly!!

Holly Golightly dijo...

Hummingbird. Generación K(ate Moss) Un beso

Trapiello. El editorial dista de ser magnífico pero, es original en parte. Un beso

Alterego. La más grande es Claudia y, Kate es mucho más. Claudia es la Modelo pero, Kate es un icono. Un beso

Señor Quinquillero. El edito es lucimiento de Kate y de Lara porque Daria apenas aparece. Figurante. Un beso

Robertfumi. Un emblema. Un beso

Anónimo dijo...

hola Holly , el edito me gusto pero aún mas con tus comentarios...jeje...
IMG cuida mucho a sus tops y esta vez han reunido a 3 de las mas grandes... Kate, una super marca, un icono. No tiene rival. Su marca es una marca de exito y siempre cool. Pese a quien le pese, no cabe duda ella es el icono mas grande para la moda...e imconbustibe. Daria es una Diosa. Una vez Karl dijo que Daria era perfecta y que era imposible hacerle una mala foto. No tiene la actitud de Kate ni la repercusión de otras tops, pero Daria va de otro rollo. Cuando desfila en alguna ocasión muy puntual, como divina que es, aclipsa a las otras. No creo que nadie discuta que es de las tops mas bellas, de las de antes y de las de ahora. Y de Lara que decir. Es la modelo del momento. Ni Agyness, ni Coco, ni Poly, ni Sasha... la chica it es Lara. Sus pechos, su cejas invisibles, esos dientes separadas... un conjunto que la hacen tan especial y tan sexy que es lo masss... Besos Holly tienes que escuchar un grupo que creo que te va encantar, GLASS CANDY. Cuando lo escuches lo entenderas. Tiene unos meses ya su cd pero los vi en directo en London hace unas semanas y me encantaron. Andaba McQueen de público por alli.Bss. Limon_de_Luxe

Holly Golightly dijo...

Limon De Luxe. Voy a investigar sobre el grupo. Coincido contigo, Lara es la mujer del momento. Creo que Agyness es la Chica It pero es que Lara Stone de chica no tiene nada, Lara Stone es una mujer. Ya lo era con quince años cuando sacaba -siempre lo ha hecho, es su sello de fábrica- su pecho a relucir en cada foto. Tiene encanto, es sibilina y, al mismo tiempo la podrías tener de amiga. ;) Gracias por lo que me toca. Un beso querido

C* dijo...

Me gusta Daria, me repele Kate Moss. Pero sí, es innegable que está de moda.
Lara no me llama especialmente la atencion, más no me disgusta. Eso sí, cualquiera mejor que Agyness Deyn, a mi parecer.

Y por cierto, sería un detalle por tu parte darme tu opinión sobre Terry Richardson en mi blog o pasarme el link si ya has escrito de él, por favor.

Sigue escribiendo.

¡BESOS!

Holly Golightly dijo...

C*. No, no he escrito nunca de Richardson. No me parece de buen gusto, alguna vez le he mencionado con Tom Ford pero me parece un fotógrafo que sólo se dedica a eso porque puede hacer porno vendible. Es como Tom Ford que dale tiempo para que sea director-actor pero, porno. Un beso

Patri dijo...

yo me decanté en el post por la foto de los pequeños en la Playa y taconazo de Junko Shimada...Hola princesa, ...creo que a todos nos ha vuelto locos esta editorial Un abrazo bien grande

Jane dijo...

que descripciones mas exactas.
Al principio, pensaba que le ven a kate moss? no es tan linda, no es tan perfetca.
pero cuando empece a ver sus fotografias, ahi lo entendi. Tiene una expresion una mirada, que te comunica todo, es sensual, es trevida, es hipnotizante.
un bso

Holly Golightly dijo...

Patri. Querida un beso.

Jane. Quizás eso diferencia a la moda de ahora frente a la de antes, antes caías en el sueño de YSL sin tener que entender nada, veías a Claudia y te hipnotizaba y, ahora, tienes que entender a Kate, A Prada. Eso antes no pasaba. Un beso

Wednesday dijo...

Es el edito del año, sin ninguna duda, y quizas, la portada del año...si la gran Carine si lo permite.

Por cierto Lara no es muy del agrado de Wintour, lo es de Carinne...demasiado vulgar para Vogue USA y ese es el encanto de Lara!

(Missfortune)

Anónimo dijo...

TRUTH BOODDHA MEISSSONNIER LYCEE ST FR ASSISE SUITE FEATURING BOODDHA INSTANT DE GIVENCHY BOUDE 2006 CAISSE DE DEPOTS ET DE CONSIGNATINOS TITR5EM ICEHLIN NASA 2006 APRT 5 P 57 TOKYO EXCHANHE BIBLIOTH CERCY

TITLE ANN HATHAWAY HEDI KLUM SUITYE KATE HOLMES HARMATAN DROIT ET CULTURE 35 1998 1 P 43 LIFE SOTRIES OF LAW DISABILITY ET EMPLOYMENT ET IDEM 37 1999 1 P 229 ANBTHROPOLOGIE DE DROIT DE LA SEPULTURE


IDEM 23 1992
26 1993 P 266
29 1995 1 P 159
ETHNOLOGIE FR 1997 1 P 61
1995 1 P 60
1996 4 P 595
1996 3 P 453
2 P 289
1 P 81
1995 4 P 581

3 P 359
2 P 203
2002 1 P 47
2001 4 P 643
3 P 415
2 P 233
1 P 59
2000 4 P 621

2003 4 P 571
3 P 395
2 P 239
2003 1 P 55
2002 4 P 619
3 P 431
2 P 239
2000 3 P 399
2P 245
1 P 91
1999 3 P 395
2 P 243
1 P 57
1998 4 P 447
3 P 357
2 P 191
1 P 43
1997 4 P 467
3 P 329
2 P 191
206 2 P 231
1 P 53
2005 4 P 619 FOLIES BERGERS
2005 3 P 427
5 P 251
1 P 53
2004 4 P 652
3 P 431
2 P 236
2004 1 P 55
2006 3 P 453
3 P 638
2007 1 P 58
2 P 235
3 P 419
4 P 675
2008 2 P 259
3 P 419
4 P 628
1 P 37
2009 1 P 99 GIBIER DE APOCALYPSE
2 P 326
HISTOIRE DE EDUCATION 93 P 96 DEGAGE OUDARD
83 84 P 131
82 P 67
81 P 45
79 80 P 139
78 P 105
105 P 81
103 104 P 61
102 P 113
101 P 73
99 100 P 65
98 P 77
97 P 85
73 P 43
71 72 P 131
70 P 79
69 P 65
57 P 37
55 56 P 73
95 96 P 63
94 P 67
91 92 P 57
90 P 105
87 88 P 101
86 P 53
85 P 67
89 P 65
77 P 43
75 76 P 97
74 P 73
54 P 86
118 P 69
113 P 63
111 112 P 69
110 P 63
109 P 65
107 108 P 67
106 P 113
120 P 53
119 P 69
117 P 63
115 116 P 119
114 P 77
PHILOSOPHIE 78 P 43 MINUIT IMPOSSIBLE OUDARD DS MAGAZINE RUE DU CIRQUE PARIS ELYSEE CHAMPES
55 P 15
56 P 47
57 P 35
58 P 39
59 P 47
60 P 39
61 P 47
62 P 39
63 P 33
64 OPP 43
65 P 21
52 P 44
51 P 31
50 P 32
49 P 39
48 P 33
47 P 37
76 P 17
75 P 35
74 P 39
73 P 47
72 P 47
71 P 43
70 P 23
69 P 47
68 P 43
67 P 33
66 P 33
54 P 42
53 P 70
90 P 21
89 P 47
88 P 65
87 P 21
86 P 35
85 P 21
84 P 39
83 P 39
82 P 29
81 P 17
80 P 15
79 P 43
77 P 31
101 P 23
10 P 35
99 P 28
98 P 29
97 P 35
96 P 47
95 P 47
94 P 39
93 P 49
92 P 27 ET 91 P 33