viernes, abril 04, 2008

La Hermosura De La Pobreza Consciente


Amores prohibidos eran, antaño, aquellos mágicos enamorados de Romeo y Julieta, amantes, amados que acabarían en la Tercera Rueda de la Divina Comedia de Dante al “fenescer” o, en aquel río donde van los señoríos y los medianos y los otros más chicos, allegados por iguales o la Elisa de Nemoroso y la primera Égloga de Garcilaso de la Vega donde ella, delicado velo, caía en las tempranas garras de la muerte, pues había sido cortado, desgarrado sin mera consideración de aquella Lucina entretenida con otros pastores por las crueles y poderosas Parcas. Ahora, amores prohibidos son los de la moda no comercial y la moda democrática (bonito eufemismo de moda comercial destinada no sólo a todos los públicos sino cuyo único propósito es ser consumida por cuantos más, mejor) o, tal vez no. Porque ahora ser no comercial es Rei Kawakubo con Comme Des Garçons y ser tachada de la “otra” genio de la moda e ingresar ciento treinta y cinco millones de dólares al año con una marca que unas veces se descubre romántica con tartaletas de fresa almidonadas y pomposas, rebelde con guerrilleros urbanos muy reales o, simplemente muy difícil con cualquiera de sus propuestas. Vale, lo sabemos, lo hemos descubierto: el nuevo romance con la comercialidad. ¿La ruleta de la fortuna (aquella suerte representada en la Edad Media y malévola y divinal al mismo tiempo) vuelve a caer en el otro, en el otro otro, mundo (la fama) para hermanarse con H&M? Oui. Y, aquí no hay apuestas, hay realidades.



Pero ya lo hemos vivido. Primero Karl Lagerfeld no quiso diseñar para (¿Cómo decirlo sin resultar hiriente a esas mujeres sentadas tras el ordenador que leen Cool & Chic con una sonrisa en la cara (espero)? Vale, antes que mujeres había puesto morsas pero creo que es más políticamente correcto para con mis lectores enemistados con la báscula que mantienen el siguiente diálogo con ella cada vez que la ven: “Tú no me gustas y yo no te gusto”.) tallas grandes -sigh- y, ahora Rei no quiere ser tachada de no comercial por lo que ha dicho que “ella siempre quiso conjugar la balanza de lo comercial y lo imposible”. Vale, se oyen los aplausos y luego las carcajadas.


Pero ya lo hemos vivido. Primero Karl Lagerfeld no quiso diseñar para (¿Cómo decirlo sin resultar hiriente a esas mujeres sentadas tras el ordenador que leen Cool & Chic con una sonrisa en la cara (espero)? Vale, antes que mujeres había puesto morsas pero creo que es más políticamente correcto para con mis lectores enemistados con la báscula que mantienen el siguiente diálogo con ella cada vez que la ven: “Tú no me gustas y yo no te gusto”.) tallas grandes -sigh- y, ahora Rei no quiere ser tachada de no comercial por lo que ha dicho que “ella siempre quiso conjugar la balanza de lo comercial y lo imposible”. Vale, se oyen los aplausos y luego las carcajadas.


Aunque quizás sea un paso natural, que se lleva la conceptualidad comercial es algo sabido. Primero, por antonomasia el ejemplo es Balenciaga. Antes director de la orquesta de la moda, antaño, mansión de referencia y la ubicación del “maestro de todos nosotros”. Ahora es conceptual y comercial. Ghesquiére es el nuevo (y recién llamado) genio y todos le aplauden. Karl Lagerfeld es el ejemplo, por antonomasia, del lujo. Sólo para mujeres muy, muy ricas. Sólo para unos pocos afortunados. Sólo para unos cánones estéticos delimitados. Sólo es la palabra. Y, él se vende (prostituye) a H&M. Y, ahora, la mujer que había vivido atrincherada en la absurda utopía de la moda como el delirio creativo se vende.


Cuentan que en Japón hay un concepto llamado “la hermosura de la pobreza consciente” que habla de la sencillez y la austeridad. De la decencia y la dignidad. O, un ensayo de la ilustrada mujer que (desgraciadamente) tiene que mirar los precios en las tiendas antes de comprar. Y, ahora ella se vende a H&M. Por un lado la pregunta es ¿Qué -demonios- va ha hacer? Y por el otro, uno ya sabe que va a ser un éxito. Porque ponle un recuadro con una marca, súbele el precio y una horda de mujeres a las que les “gusta” la “moda” arrasarán con la (mini)¿Fraude?!Colección!. Y, ya sólo me falta ver a Rei Kawakubo como la nueva musa de los modernos, los neomodernos o los postmodernos -¿Adónde nos llegamos? Yo he perdido la cuenta.- y verla deambular de fotolog en fotolog. De todas formas, c´est la vie. O, más bien, c´est le dolard para los hermosos pobres y los (hermosísimos) aún más hermosos ricos.

17 comentarios:

in the Ro dijo...

Sencillamente.... es un placer leerte, tus reflexiones, tus fotos, tu forma de entender el arte y el negocio de la moda, hace de este blog todo un delicatessen.

Donde est� ese concepto de "la hermosura de la pobreza consciente"?? Estaba cuando el controvertido Cavalli lleg� a H&M y ellas , cuales fieras en celo, se abalanzaban por el top leopardil? No, ese d�a no estaba, quiero pensar que por consciente, que no por pobre.

kss, Ro - ALDARAI

Fernando dijo...

En definitiva la unión de la Kawakubo con H&M , a simple vista no tiene ninguna coherencia.

La noticia me dejó helado y soprendido, incrédulo tal vez y expectante al mismo tiempo... tal vez el asunto no es esta union comercial tan típica... tal vez la Kawakubo prepara un mensaje con esta colección, obviamente en la línea "destroy fashion". Quizá es una manera de burlarse y cuestionar nuevamente la plataforma de moda occidental... No tengo respuesta...pero que la noticia es muuuy fueeerrtteee es muuuyy fueeerteee.. que venderán?.. t-shirts impresas: Comme des H&M??... Hay que reirnos de la moda, que si no me vuelvo loco

Fernando dijo...

Ah y respecto a lo que dices de moda democrática y moda no comercial, en mi opinión toda la moda del mundo es comercial, TODA... la Kawakubo es un éxito en Japón, pero es ooobvio que sus diseños en occidente chocan con nuestro imaginario, sin embargo vende.. solo vende de manera diferente... todo en moda gira en lo mismo, despues de las tres casas pilares de moda, los diseñadores-rostro que son muuy pocos... y los hardcore de Kawa y Margiela... Quién más.. Zara y H&M son consecuencia del fashion system.. no nos traumemos...

Holly Golightly dijo...

Aldarai. Es un placer leer comentarios así, muchísimas gracias. En H&M a mí me da miedo a entrar puedes acabar como a)un moderno del fotolog o del egolog; b)una monjil fea travestida en modernita con aires de megadiva o c)una hortera de la new rave. Un beso ;)

Fernando. Yo estoy deseando verlo porque no me lo puedo creer. Quizás veamos camisetas hechas jirones, un poco de prendas con volúmenes andróginos (y desfavorecedores), algunas faldas tutú y vestidos hechos estallar de color con cortes surrealistas y camisetas reivindicativas. O eso o la da algo y se ríe del mundo. Un beso

VALENTINA A.V. dijo...

Hace poco empece a estudiar diseño de modas aqui en Colombia, y me encanta leer este blog, encuentro mucha informacion y me resulta ehmm, educativo jejeje

Ese toque de sinismo en cada post me parece muy atarctivo y bastante divertido.

gracias! keep bloggin

Holly Golightly dijo...

Valentina A.V. Gracias.Es un placer.

Anónimo dijo...

Pero qué blog. Es una maravilla.

ARTE.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Gracias. Muchas gracias.

Mr.Right dijo...

Pues Holly, en algo todos estamos de acuerdo, Que van a hacer??, es la pregunta constante de toda la gente que como yo, no he podido cerrar la boca.

Al parecer por verano conoceremos un poco más de esta bomba, seguimos pendientes no?,

Besos,

Fernando

Holly Golightly dijo...

Fernando. Yo qué sé que van ha hacer. Me imagino que Rei Kawakubo se reirá un poco del mundo como Marc Jacobs de Victoria Beckham y tendrá colas que doblaran la manzana para comprar una camiseta harapienta de un poco de belleza pobre. ;)

Va a ser genial. Un beso

Miss at la Playa dijo...

éste karl cada día me cae peor

Holly Golightly dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Scummy man dijo...

Querida Holly,

Hacía un tiempo que no me daba una vuelta por estas latitudes y veo que (para el bien de todos nosotros) tus posts siguen siendo exquísitos. Es un placer leerte!

Por cierto, ese comment que dejaste en mi blog...puede ser que haya un doble sentido en eso de que lo mejor son las portadas?

Beso!

Holly Golightly dijo...

Scummy Man. No, no tiene doble sentido. Lo pensé, pensé en matizarlo pero es que tienen una estética tan kitsch y fascinante al mismo tiempo que tenía que decirlo.

Gracias. Un beso

Lara dijo...

Me ha encantado este post!me he reido muxo tamb...jeje,y tienes razón en lo que dices,si,xo tamb entiende que es una forma de acercar "la moda"a las bajas esferas(entre las que me incluyoo!).Ojalá tuviera dinero para algo de karl o de Nicolás,que si algun dia lo tengo no dudaré en gastarlo en eso ehh!Pero bueno,sé a lo que te refieres y entiendo tu "risa","enfado";xo ya sabes, el dinero es el dinero...al final todos caen!

BESOSS

Mer dijo...

se trata de comunicación, no de moda, y por eso los dos ganan, besos!

Holly Golightly dijo...

Lara. Sí, por supuesto. Entiendo lo que planteas pero, ¿No era balenciaga Balenciaga precisamente por no ser asequible? Eso no es moda, es negocio. Un beso

Mer. Desgraciadamente ahora la moda es de color verde. Un beso