martes, junio 24, 2008

Sienna Miller, O Por qué Ella

El caso de Sienna Miller es diferente al de Kate Moss. En primer lugar porque es flor de unos días y, en segundo lugar, porque se la conoce como Chica It. Es igual a Kate Moss porque es más conocida por sus escándalos que por sus trabajos y porque ha conseguido ser Chica It ¿imitando? a Kate Moss. Aunque luego ella te venda su ropa junto con su hermana -porque no sólo ocurre en esa patria suya, esta patria nuestra- para conseguir su estilo personal. Repito, todo es actitud.


Dicen las (malas) lenguas que Kate Moss le “comentó” una vez a Sienna Miller que si el motivo por el que repetía su estilo era por admiración-devoción o por otro motivo y que, en caso de que lo hubiera, se lo hiciera saber. Probablemente (la conversación es real pero en otros términos) Sienna Miller se enterró en su armario viva. Quiero decir que aquella bella alma atormentada que redescubría Alfie cada vez que volvía a su apartamento y que luego leía Vogue mientras Jude Law (el hombre para muchas) o su ¿alter ego? Alfie leía Vogue Hommes. Sienna Miller es esa It Girl que en Vogue USA adoran; que a Anna Wintour le encanta porque tiene ese halo moderno, ese toque boho chic, ese cuerpo de infarto con magia, encanto y erotismo y esa mirada penetrante, con un punto lividinosa pero pura y clara. Una chica con encanto.



No es que Kate Moss haya descubierto nada al mundo. (Sus estilistas tampoco) Pero menos ha descubierto Sienna Miller. Quizás ha descubierto la forma de triunfar. El suyo es un poco más personal que el estilo (de vida) de Kate Moss. Antes adoraba a Matthew Williamson (él la describió como “musa” e inspiración) pero, ahora ya es una estrella (no del celuloide) -del estilo, de las páginas de Vogue o de Internet- y se puede permitir más licencias. Ahora es Valentino con plumas y labios rojos; antes era Eddie (¿se estrenó la película?). Ahora es Vogue USA y editoriales con estilo, incluso, un despliegue mediático que no le han dedicado al Señor Yves Saint Laurent al morir para anunciar su nueva marca de ropa. O sea, prendas diseñadas por otro que recopilan el estilo creados por otros para ella y vendida gracias a otras que conocen a Sienna Miller por se novia-de-Jude-Law o una versión light, más juvenil y con un punto menos cruel de Kate Moss. Quiero decir, que con Sienna Miller puedes acabar creyendo en los cuentos de hadas. Antes era Jude Law, ahora es la (ex)novia de Jude Law. Pero todo el mundo sabe que Jude Law al final acabará con Sienna Miller. Porque Jude Law y Sienna Miller son dos actores, dos hedonistas (aún no tengo claro si lo son falsamente o de forma intrínseca. De hecho, tengo más dudas con Sienna que con Jude. Pero bueno, todo se andará…) y tienen que acabar juntos. Porque, su vida (la de ambos) es la continuación de Alfie.


Sienna Miller ha encontrado la mezcla perfecta. Es un fashionista frívola y consentida con un sentido estético peculiar a la que el mundo (de la moda) (de la Alfombra Roja) (de las celebrities-socialities) (del fotolog británico) que atrae al mismo tiempo a la Abeja Reina De La Moda, a la cultura urbana (o cibernética) de la calle y al prototipo típico masculino de hombre. Quizás esté loca, quizás sea una lunática, quizás no haya hecho una película (re)nombrable pero, ¿A quién le importa? Es su estilo gipsy, con un toque descuidado para el día y una atribulada pasión por el vintage y por las prendas de cortes imposibles para la noche el que la ha catapultado al Olimpo del chic. Sienna es otra chica normal pero con estilo. No es un icono -no, no lo es.- Es una It Girl. Caduca, fecunda, contemporánea. Una (Otra) It Girl. Y ése es su misterio. Saludable carisma.


Es una diosa. (Bueno, no exactamente) Es guapa, atractiva más bien; moderna, tiene actitud, su punto frívolo, parece real y te puedes fiar de ella (bebe, fuma, tiene vicios), puede tener un halo de perversión o de perfección, tiene su punto en un picnic o recorriendo Picadilly; viste “a la moda” pero sin seguir la pasarela al pie de la letra o, por lo menos, sin comprar -automáticamente- los musts de la temporada sin antes revisarles y combinarles con algo de menos de veinte dólares, de su nueva firma o sacada de un mercadillo (vintage, por supuesto). Convence a hombres y a mujeres. Convence a blogueros, fotologueros, foreros, editores, estilistas y redactores por igual y, además, no tiene estilo. En realidad sí que tiene estilo pero no a lo que yo entiendo por estilo.


Lo cierto es que Sienna Miller es Chica It por ser un producto. Look prefabricado, cuerpo de escándalo y pose natural. Un encanto bohemio y divertido, un toque moderno y actual pero mezclado con reflejos sesgados del pasado y con prendas de plena tendencia. El must de la temporada. La Alfombra Roja de la temporada. El novio de la temporada. Es un reclamo para Vogue, un anuncio andante para las marcas, un escaparate con proyección. Pero, ¿Hay alguna celebritie pura? La clave de Sienna Miller es que lo parece. Parece natural y despreocupada. Parecía auténtica cuando era Eddie porque parecía ser ella la que con su imagen la había convertido en tendencia y no John Galliano con su oda al sixties chic y al glam rock de las drogas y las adolescentes diseccionadas por los quince minutos de fama; parecía auténtica cuando leía Vogue como si fuera filosofía consumible y no publicidad edulcorada para el fracaso amoroso o antídoto contra el aburrimiento con buena fotografía y elegante maquetación con cosas -muy caras- muy hermosas; lo parecía. Parecía feliz con Jude Law, parece una estrella. Por el momento es It Girl. ¿Vacía? Sí, ¿Y qué?.

19 comentarios:

Hummingbird dijo...

tienes razón holly, así, vacía yo también! a mi no me acaba esta sienna, ni sus looks...los veo más forzados que otra cosa. lo que en kate luce absoluto en esta chica se pierde esa espontaneidad estudiada. no entiendo mucho de alta costura pero sí es importante seguirles los pasos a estas girls si compras para vender. muchos xx!

Anónimo dijo...

SE DICE POR QUÉ. separado

Señor Quinquillero dijo...

Esta pobre dejó de ser it girl hace unos meses... que pesadilla con las estrellas que se dedican a vendernos lo bien que visten (supuestamente).


Un saludo Holly.

Holly Golightly dijo...

Hummingbird. Interesante, mucho. Un beso

Anónimo. Gracias. Un beso

Señor Quinquillero. Es curioso cómo todas son desconocidas por su trabajo y conocidas por su estupidez. Realmente, son camareras de bar.Un beso

Anónimo dijo...

No hay comparación posible. Kate es un icono. Triunfa en todos los aspectos posibles. Sienna solo es una aspirante, es un "quiero y no puedo". Si ya como actriz es bastante limitada, su faceta como chica IT no me convece nada, sobre todo porque, de momento, no puede serlo. A mi me parece poco creible, como que no... Intentar comparar a Sienna con Kate es ìmposible, juegan en distintas competiciones... Sienna, las múltiples Zoe girls, Lauren Santo, las Olsen, Mischa Burton,Kristen Dunst y demás girls están en otra liga, distinta a la Kate. Y tanto... Saludos Holly. Limón_de_Luxe.

Holly Golightly dijo...

Limon De Luxe. No juegan al mismo juego. Sienna Miller tiene el factor tiempo y Kate Moss la vertiente historia. Sienna es momento: bolso It de esta temporada, el must de la pasarela, La Prenda De Moda. Temporalidad. Kate Moss es "pongo de moda lo que yo llevo". Es historia. Es línea de tiempo. Es trascendencia. Un beso

Anónimo dijo...

Aunque yo contigo jugaria a muchos juegos...jejej Bss Limon_de_Luxe.

Holly Golightly dijo...

Limon De Luxe. Risas, ¿A cuales? Un beso

Anónimo dijo...

por qué dices que sienna no tiene estilo? para tí qué es estilo?
por cierto nunca me pierdo tus actualizaciones saludos y besos

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Sienna Miller viste bien, para algunos. Eso no es tener estilo. Tener estilo es tener personalidad vistiendo, es decir, decir algo con tu ropa. Tener una comunicación. No tiene nada que ver con vestir bien o mal o elegante o a la moda. Es el toque. Un beso y muchas gracias

Marga - ModaQueMola dijo...

No estoy de acuerdo, para mi Sienna Miller tiene mucho estilo y mucho encanto.

Tal vez no sea un ícono para muchos, pero estoy segura de que para otros muchos sí lo es. Gracias a la diversidad de gustos.

yo pienso en Sienna y pienso en Burberry. Y Burberry sí que tiene estilo.

besos

Holly Golightly dijo...

Marga. La opinión. Un beso

C* dijo...

Aunque me gusta en las fotos que has puesto, nunca me ha acabado Sienna, yo soy de las que les parece una imitadora más...
Un beso!

Holly Golightly dijo...

C*. Un beso

Miss at la Playa dijo...

me encanta Alfie... la vería cinco veces seguidas... es todo, la boutique de Chanel, el maquillaje de Sienna, Jude Law en sí...

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Yo diría Jude Law en sí. Un beso

Mrs. de Winter dijo...

En mi opinión, Sienna Miller se salva porque es guapa (o mona como mínimo, según los gustos) y tiene buen tipo. Además es estilosilla. Que si no...bufff, sería como su íntima Keira Knigthley: sobrevaloradísima en todos lo sentidos. Y no digo que sea horrible, pero vamos de ahí a subirla a los altares.

En fin, hasta el estilo de Kate Moss, pese a que tenga o haya tenido estilistas que la aconsejen,
es coherente y constante. El de Sienna, como bien se deduce de tu artículo, ni tan siquiera es coherente: tan pronto va como Kate Moss, como se viste de Julia Roberts (la original no la de la alfombra roja) o de Marie Chantal Miller. Es esquizofrénico. Incluso ha tenido algún momento alfombra roja, sobre todo cuando era musa de Williamson, que rozaba el estilo Britney Spears (BS en sus "buenos" tiempos, los de Justin Timberlake me refiero).

Además, aunque ambas son famosas (gran público), sólo Kate es también conocida profesionalmente (publico entendido en moda), y no soy una gran fan de la top británica, pero Sienna Miller no ha demostrado ningún talento interpretativo destacable hasta ahora, más allá de su físico y sus ganas de ser la chica it, y de sus películas con trasfondo fashion.

Para mí es un producto fruto de su relación con Jude Law, y la obsesión de alguna estilistas que siempre quieren vendernos un nuevo "icono", y la fe de Anna Wintour puesta en ella. ¡Pero si supimos de ella por las revistas de moda sin saber ni quién era salvo por el pequeño detalle de con quién salía!
Eso, y que con Alfie se ganó a los hombres heterosexuales, lo que amplía el público interesado en todo lo que tenga que ver con ella.

Todo lo demás: agua de borrajas.
Yo no creo que acabe con Jude Law. Quien, por cierto, es muchísimo mejor actor que ella. No soy tan romántica como tú ;)

Genial el post, como siempre.
Besos :)

Mrs. de Winter dijo...

Uy, siento el rollo que te he metido :b

Holly Golightly dijo...

Mrs de Winter. Muchas gracias. Es un placer tenerte por aquí, a tí y a tus comments largos que son siempre los más deliciosos de contestar. ;)

Todos recordamos aquel capítulo de Sex And The City en el que Samantha le cuenta a Smith que primero son los homosexuales, luego las mujeres y finalmente los hombres heterosexuales. Realmente, el caso de Sienna es así.

Ah, por cierto, esto lo desconozco pero creo que es hija de un empresario con muucho dinero. Bueno, la cosa es que primero llegaron las revistas con su descafeinado cóctel de estilo bohemio y desaliñado pero repeinado y serio. Luego llegó Jude Law y entonces las mujeres.

De todas formas, sigue pareciendo una de las Chicas It del momento. Un beso