jueves, agosto 23, 2007

Cifras, Lo Que Importa


Se lleva mirar al pasado a pesar de que, continuamente nos encandilan con el presente y el futuro. La moda rinde culto a Poiret, homenajea a Coco Chanel, celebra a Christian Dior y, agasaja a los grandes, de Worth a Versace. La comercialidad se impone, no importa lo que hagas, si tienes o no talento si vendes y, el más claro ejemplo de esto es Karl Lagerfeld, reputado y amado, odiado y admirado a partes iguales. Es básico y complejo al mismo tiempo, las multinacionales quieren, seguir con el legado del lujo de la marca, ser exclusivo y popular, un nuevo talento que adore y reivindique el pasado y el futuro de la marca al mismo tiempo, que esté presente en el vocabulario de las fashionistas y en la Baja Costura. Pero no importa si sigues la tendencia, sólo cuenta lo que registras. En definitiva, vales lo que la caja registradora marca.

Ahora mismo, el éxito se cuenta en números. Los editoriales en los que apareces, las celebrities que vistes, las portadas que tienes, las cifras que ganas… Y, si no haces un número, se siente, te buscan sustituto y, rápido. Ya saben, errores efímeros, tendencias voraces, Eclipsar, Desterrar, Reconquistar. Es que, ahora el Veni, Vidi, Vinci está muy visto…

La doctrina es, sencilla. Las chicas it se cuentan por decenas, Sienna Miller, Kate Moss, Keira Knightley, Nicole Richie, Sarah Jessica Parker, Dita Von Teese, Diane Kruger, Twins Olsen, Charlote Casiraghi o Victoria Beckham. Significa que si todas ellas coinciden en llevar un accesorio, una prenda, un gadget, una marca se convirte en tendencia. Adoran el vintage, todas sin excepción; copan portadas, destierran a las modelos; utilizan Louboutin, muy altos a ser posible; sienten predilección por un look que mezcla sofisticación, un toque actual y, una prenda que Carine Roitfeld se pondría.

Sí, Roitfeld es quien tiene la llave de las tendencias a pesar de que, Wintour es quien lleva la batuta. Ella adora a Balenciaga, tiene un idilio con Kane, sexualidad Ford o D&G, algo irreverente de Prada, las prendas más futuristas de Dior, tachuelas, cinturones y plataformas forman parte de su look además de los smoky eyes y el cabello extraliso. Por tanto, conseguir un editorial en Vogue Paris o la portada, es convertirse en la tendencia de la próxima temporada. Ricardo Tiscci está encantado porque es Natasha Poly quien cubierta de leopardo Haute Couture en Givenchy ha conseguido la portada de la edición francesa de Vogue.

A pesar de que pocos veían el leopardo como uno de los prints estrella de la temporada, está claro que a partir de ahora, o le destierran del armario o se rinden ante él. Así es, extremismo ante todo. Cuando Tiscci expuso su colección declaró que “quería hacer de la Costura pret a porter y viceversa”; cuando los comentarios comenzaron todas las críticas coincidieron “simple, escaso, repetitivo, poco Givenchy, cero comercial”. En mi opinión era un desvarío ecléctico y repetitivo, sin carácter. Carine Roitfeld no piensa lo mismo, de hecho, cree que el leopardo es el nuevo negro y que, copar el número del estampado es original.

Lo que está claro es que, Tiscci se ha asentado. Encandiló con los soldados sirenas, aburrió con ésta colección pero, las cifras le dan la razón. Septiembre es el número más importante, el más grande y elaborado y, Paris es el nuevo USA así que, este invierno pretende ser leopardo. A pesar de que, yo me imaginé que sería rayado y palestino. ¿De verdad ha perdido Carine su amor por Ghesquiére? Aunque el leopardo es un tema recurrente en invierno, es como la pata de gallo para el otoño y el Scottish Highland para el adviento, Givenchy ha encontrado un estilo años sesenta con mujeres absortas y geométricas. Claro que, la presencia de MariaCarla en el desfile debiese haberme alertado, lo tomé como una simple llamada de atención…

Pero, ¿Cómo no iba a tener algo que ver Carine con ella? Aún así, la portada me ha desconcertado y, no sólo a mí. Para Natasha Poly es su quinta portada en Vogue París, algo que no sorprende en absoluto ya que encaja en los cánones Roitfeld: delgada, femenina, sonriente. En cierta forma, la portada lo anuncia: de lo clásico a lo extravagante.


Pero, ¿Qué más da? Él suma una portada, reconocimiento y primera muestra de su allure en Givenchy; Carine nos sorprende pese a tener a Sienna como chica it para Vogue Wintour, a París años 20s como inspiración, a Keira para Chanel con declaraciones acerca del photoshop y la importancia de ser imagen de Chanel o, la teatralidad de los 40s. Natasha se torna como modelo indispensable, en detrimento de MariaCarla, que, ya que estamos ¿Por qué no ella?, y, el leopardo vuelve. O vuelve o, eso dicen….

16 comentarios:

Eduardo dijo...

Esta coleccion de givencgy me parecio el nuevo Couture, el leopardo jamas podria ser el nuevo negro por su espiritu vulgar, pero el leopardo a fin de cuentas es el leopardo...

Holly Golightly dijo...

Eduardo. A mi la colección de Givenchy no me gustó nada. No estaba a la altura de las expectativas, ni tenía espíritu histórico, ni homenajeaba el legado G, ni tenía nada nuevo ni era algo novedoso al espíritu Ghesquiére.

El leopardo no tiene nada de vulgar, cuando CD lo hizo mítico era el estampado it de las mujeres más elegantes. El problema se desarrolló en los 80s, en los 90s y actualmente cuando el leaoprdo ha quedado relegado a la labor italiana: escote, aberturas y carne al aire...

Besos

Mer dijo...

El leopardo como dices está demasiado vulgarizado...Porqué no atreverse a probar con nuevos estampados? que-aburri-miento

Eduardo dijo...

Querido,

a mi me daría vergüenza incluir este cómico link en una web del índole de Vogue. Personas como tu son las que hacen creer al mundo que todos pueden ser periodistas o diseñadores.

La moda no es un juego para niños, vosotros ya tenéis la Play Station y similares para pasar el rato.

Cuidado con copiar los pies de página.

Espero encontrarte in front row la próxima jornada Haute Couture.

HOLLY MIRA LO QUE ME ESCRIBIERON...

thesil dijo...

Pues a mi no me gusta nada que el animal print vaya a ser tendencia próximamente. No es que sea vulgar pero mucha gente se ha encargado de horrorizarlo con sus combinados.
Yo apostaría más por palestinas y compañía pero claro ni soy Carine ni tengo ese poder,jajaja. Besos

Holly Golightly dijo...

Mer. El problema del leopardo es el análisis que se ha hecho de él a lo largo de los años. Lo cierto es que hay cientos de estampados magníficos y menos convencionales que la pata de gallo, el tartán escocés, el cuadrito de vichy, los topos, el estamapdo cachemira, el toile de jouy o el flower print, más lejos del optical art, del sixties; el problema es que no todo el mundo se atreve a llevarlo. Besos

Eduardo. No se puede gustar a todos. Uno debe ser consciente de que alguien puede estar en desacuerdo con uno o con varios y, no se puede recriminar. No te preocupes y, aprende de las críticas. Besos

Thesil. Me pasa como a tí. El leopardo me gusta, con moderación y con ese aire 50´s del Dior del Monsieur... De todas formas el college de Balenciaga arrasa t no reo que el leopardo le venga a sustituir.. Besos

srta a dijo...

A mi el leopardo nunca me ha emocionado especialmente, pero creo que puede ser, o muy elegante, muy 50's, o de una vulgaridad que me espanta. De todas formas yo este invierno apuesto por Balenciaga, su college y sus palestinas.

Besitos Holly!!

Holly Golightly dijo...

Srta a. Llevas mucha razón. Y como bien dices, el college hípico y multicultural de Balenciaga arrasa. Besos

Audrey R. dijo...

Yo creo que el estilo lepordo ese , la verdad que me parece igual que a muchos , un poco vulgarizado .
Por cierto la primera foto de Audrey es preciosa igual que la pleícula que protagonizó .

Bsos

Audrey

Lara dijo...

Yo pensaba que el leopardo había quedado un poco apartado tras el furor del invierno pasado, aunque Dolce y Gabanna lo sigan sacando,xo vaya lo que tu dices que Roitfeld lo sake en portada no es casual y a mi tamb me llamó muxo la atención esta portada...xo vaya!Aun así creo que Nicolas se va a hacer de oro este invierno,ha dado en el clavo!
UN BESOO HOLLY!

Holly Golightly dijo...

Audrey. Vestida de Givenchy siempre estuvo fabulosa. Toda su filmografía está palgada de elegancia y distinción, natural y distinguida al mismo tiempo. El problema del leopardo es su concepción actual, más vulgar que chic y, asociada a escotes demasiado pprofundos y a abaerturas demasiado amplias. Besos

Lara. Ghesquiére se hace de oro de eso no cabe duda. Pero la portada me ha sorprendido, yo imaginé un it palestino para Carine en lugar de asquetes rígidos años 60s.... Besos

Aretha dijo...

Las estrellas y las chicas it siempre tendrán su ir y venir del olimpo de la moda... desde los '50 con Lauren Bacall, Audrey y Katherine Hepburn, los '70 con la Deneuve encabezando la caravana Saint Laurent... siempre existirá ese pequeño encanto de los diseñadores con las newcomers que tanto admiramos a veces.. Para mí, Sienna y Carine son diosas

Holly Golightly dijo...

Aretha. Llevas mucha razón. Coincido plenamente contigo. Besos

Scummy man dijo...

Querida Holly, comparto plenamente su opinión sobre la colección de Givenchy.

Hasta la próxima!

Saludos

Audrey R. dijo...

Es Verdad lo que dices Aretha .
Las estrellas y las chicas it , tendrán su lugar .

Bss

Audrey

Holly Golightly dijo...

Scumm man. Sea como fuere, un Givenchy sorprendente... Besos

Audrey r, Las celebrities y socialities reinan. Besos