martes, agosto 28, 2007

Construyendo La Leyenda


A la moda la encantan las leyendas, es como una niña caprichosa que busca la inspiración en la fantasía y en el mundo onírico de lo que es real y lo que no. Los tiranos que la fustigan e incumplen sus condiciones crean con ella una historia basada en sus sueños más profundos, desde crear un mundo de belleza para las mujeres, a sacarlas de una realidad paralela en la que por su vestuario sólo pueden ser mujer florero o, sencillamente, impresionar, revolucionar, crear…


Dicen que todo Chanel puede resumirse en una anécdota. Coco inventa una leyenda para su marca y para ella. Acerca de su vida, cuenta que su padre la deja porque va a buscar fortuna a América en vez de que la abandona, narra que su hermana muere de frío al caer en la nieve cuando en realidad trata de ocultar su suicidio, comenta que “Coco Chanel sólo hay una y, Duquesas de Westminster muchas” cuando en realidad lo que ocurre es que es estéril y no puede tener descendencia por lo que, el matrimonio no se llevará a cabo nunca. Cuando era amante de Boy Capel, dudosa de su relación, se decide cortar su melena castaña en un ataque de rabia y, al llegar al teatro inventa una historia irreal acerca de que había explotado su calentador. La historia de Chanel es una pura leyenda y, al final, como todas las tiranas, muere sola.


Diego Della Valle es el otro gran creador, diseña un mocasín con 133 tacos de goma en la suela y lo firma bajo el nombre imaginario de JP Tod´s consiguiendo penetrar en el público americano como un falso clásico moderno. Cuenta que se encontró el mocasín en un anticuario y que le pareció tan cómodo que decidió comercializarlo, narra también que para su nuevo diseño se inspira en los pilotos y, para la gama de colores y materiales en las vanidades humanas. Ante las preguntas de ¿Por qué 133 tacos de goma? él siempre responde lo mismo, ¿Y porqué no?. Ésa es la frase que marca el inicio de la leyenda del mocasín por excelencia.


La historia de Christian Dior es tan irreal como sólo lo puede ser la realidad. Para Dior, poder gozar de su homosexualidad sin recriminaciones, poder aprovechar el talento que había derrochado desde niño, poder vivir sin la pesadilla de una madre atada a las costumbres fue su liberación. Forma parte de su leyenda el hecho “de que quisiera amar a las mujeres y cubrirlas de belleza”. Pocos saben que aunque él quisiera redimir a la mujer de esa pobreza austera de la guerra, el New Look vino auspiciado por conseguir un contrato con un proveedor de telas al que maravilló la idea de volver a gastar metros y metros de tela en unas pocas prendas tan sumamente reconocibles que se volverían caducas en menos de un año cuando, Monsieur Dior volviese a dictar tendencia con metros y metros de tela. De ahí nació el idilio de Dior con la tela, una relación interesada, que dio como frutos al New Look, la línea H y la línea Y, mangas con volumen… Toda una gama de prendas puramente consumistas y, también, con un poco de antipatriotismo.



La leyenda de Givenchy viene marcada por Audrey Hepburn quien siempre lució contenta sus diseños. Vestía Givenchy dentro y fuera de la pantalla. Aunque si bien la relación fue magnífica sus comienzos no tanto. Cuando informaron a Hubert de Givenchy que Miss Hepburn iría a su taller a probarse sus diseños él esperaba a Catherine Hepburn en vez de a una joven con sombrero de gondolero con una cinta roja y, canotier y una camiseta de rayas. Cuando él la vio la explicó que no tendría tiempo para proveerla de un vestuario completo, a ella no la importó y dijo que se llevaría lo que tuviese. Fue exactamente así, todo lo confeccionado la encajaba a la perfección y, estaba más bella que ninguna. Su romance con él comenzó así pero, estuvo a punto de terminar cuando ella obvio su trabajo al recibir un galardón. Aunque luego se deshizo en disculpas por el error cometido, Hubert estuvo a punto de retirarla la palabra. Pero, la leyenda ya había nacido.


El hombre que inventó el término modisto fue Worth. El más grande de todos cuantos hubo. En realidad la historia de su marca es tremendamente sencilla y compleja, él ama a las mujeres, decide hacerse modisto pero para ser el igual de la Alta Sociedad y no su trabajador. Decide ser un tirano y vestir a la Alta Sociedad, desde Sissi Emperatriz cubierta de oro e inmortal en aquel retrato a Eugenia, esposa de Napoleón III, que posó cubierta de brocados bajo el sello Worth. La leyenda de Worth fue la de convertirse en creador, en modisto y no en sastre.


Poiret, el perfecto parisino. Quiso ser admirado y lo fue. Su leyenda es la del eterno innovador, un enamorado de los detalles y la sencillez al mismo tiempo. Poiret es el gran seguidor de la Alfombra Roja, sabe que son ellas, las socialities, las que hacen una marca emblema del lujo y aboga por las fiestas, desde el desenfreno de Las Mil Y Dos Noches regadas en champagne a, la excentricidad: fumador de opio sin confirmar pero son desmentir. Fue el primero en arruinarse, hasta para eso innovó. Además de que fue el primero en expresar su odio contra Chanel la mujer que vestía a las mujeres de la miseria…


La leyenda de Vuitton es, quizás, la más cinematográfica. El maletero LV creó la marca en 1854, fabricando maletas de lona impermeable. Pronto surgen sus imitadores y, él decide cambiar el estampado de la lona y añadir “LV marque déposée” a todas sus creaciones. Cuando tenía catorce años, Louis Vuitton emprendió un viaje para buscar fortuna en un viaje a pie a Paris. Las incomodidades del viaje hicieron que decidiera adaptar el equipaje a las necesidades del viajero. Cuando sus maletas se hicieron realmente famosas fue cuando el millonario Günter Sachs decidió arrojarlas desde un helicóptero en Saint Tropez para conquistar a una Brigitte Bardot que tomaba el sol en la playa. Cuando ella vio las maletas sanas y salvas y al hombre en el helicóptero con copas de cristal y una botella de champagne cayó rendida a sus pies y tan impresionada que se casó con él y, allí se forjó la leyenda del mozo que transportaba equipajes y de la empresa cuyo valor es cinco millardos de euros.


Elsa Schiaparelli se hizo su leyenda a base de locura. Fue la primera en despreciar sus creaciones y decir que eran “baratijas fanfarronas como toda la moda. Una basura.”. Fue la primera en no saber coser, dibujar pero en hacer que otros plasmaran sus ideas. Fue la primera en enamorar a Diana Vreeland, en subir la moral de la gente diseñando ingeniosos conjuntos de blusa y bolso estampados con vales del racionamiento. Fue la Viviane W de nuestros días, la que abofeteó la moda, se rió de la belleza, torturó y embrujo a las mujeres y consiguió subir el zapato a la cabeza.

La leyenda es algo innato a la marca. Es perfecta e irreal al mismo tiempo. Es su legado a la historia, el cómo será recordado… En definitiva, es la leyenda de las cifras. Pasar los números a palabras. Hacer de lo feo bello y de lo irreal real… Un sueño que en palabras de Coco Chanel es efímero y eterno:

“Que mi leyenda siga viva a lo largo del tiempo cobrando vida propia”

12 comentarios:

t38 dijo...

Las leyendas aún hacen más fascinantes sus biografías. Yo prefiero una fábula bien contada que la aburrida realidad. ¿No es más interesante la vida que hay detrás del espejo de la moda que el simple reflejo? (como diría Alicia)

Holly Golightly dijo...

T38. Llevas mucha razón. La moda se alimenta de leyendas, las alaba y las adora.

Desde la moda de las pashminas que llegaron a nuestros armarios tras ver a Gwineth Paltrow luciéndola en los Oscar y que se contó venía de un viaje, falso, a Asia...

Hasta la tendencia de Mariano Fortuny cuando reó el vestido Fortuny de liberar a las mujeres y convertirlas en arte...

Es más interesante el cuadro que, el lienzo junto con las pinturas...

Besos

ambel dijo...

Me ha encantado tu blog !! Me he pasado horas con el!

Yo solo llevo unos meses con el mio, pero creo que te va gustar echarlo un vistazo. Tengo fotos de la expo de Valentino en Roma y de Jean Paul Gautier en paris con detalle de cuando estube alli. Me va a encantar recomendarte o linkearte (aun tengo que hacerme una lista)...



http://dancebeforedeath-ambel.spaces.live.com/



Un abrazo y suerte

Ambel

Abril dijo...

Me ha encantado

(no podía dejar de decírselo)

Ciao!

jose_airam dijo...

Fantástico.Menudo recorrido que has hecho.Grandes creador@s de moda,genios irrepetibles.Interesantísimo.
Un saludo!

Holly Golightly dijo...

Ambel. Claro que me pasaré. Ahora mismo entro. Espero verte por aquí y, me alegro de que te guste el blog. Besos

Abril. Gracias. Tuteame por favor. Besos

Jose airam. Muchas gracias. Besos

ADRI M. dijo...

Hola, estoy impresionadisima en como escribes.Tienes una creatividad inmensa a la hora de redactar, te leo y siento que estoy aprendiendo muchisimo, de verdad que si.
Espero que nos podadmos conocer mejor en este mundo del blog, yo aún soy nueva en esto, ni siquiera llevo un mes con el mío, pero estoy súper motivada en hacer de esto una nueva experiencia que amplie mis conocimientos de moda. Así que cualquier consejo de una experta como tu no me vendría nada mal.

Muchas gracias y ha sido un placer.

Nebel dijo...

Holly, que articulo mas interesante...Como sucede en otros aspectos de la vida, las leyendas son necesarias para envolver la realidad con un halo de misterio y de expectación. Incluso de duda...Pero esta claro que una leyenda crea fascinación. No sabia muchas cosas que has contado. Felicidades de nuevo guapisima!!

Audrey R. dijo...

Oh , muy bien , la leyenda givenchy está muy bien y es cierta .
A mí es una historia que me encanta .
Y encima Audrey tuvo que escoger vestidos de la temporada que tenían porque no podían hacerle unos para Sabrina.
Para míi Givenchy es un genio y Audrey un modelo a seguir.

Bss

Audrey
( si quieres te puedes pasar por mi blog , todo es si tienes tiempo.)

thesil dijo...

Excelente artículo! Solo decirte que no conocía ninguna de las leyendas, solo la de Vuitton y tampoco era así del todo pero bueno.
Un beso

Holly Golightly dijo...

Adri M. Estoy encantada de que te haya gustado el post y el blog. Espero verte más a menudo por aquí y, por supuesto, besos...

Nebel. La leyenda fascina, la realidad intriga, la historia atrae... Besos

Audrey R. No todas las relaciones son perfectas, pero sin lugar a dudas la de Audrey y Hubert es perfecta. Dio unos frutos magnificas, y a la historia un ejemplo para la moda. Besos

Thesil. Me alegro de que te gustase. Besos

Beck dijo...

Hola hace unos dias encontre tu blog buscando info sobre la Historia de Chanel, y desde ahi me he quedado pegada leyendo una entrada tras otra, te felicito por que escribes de una manera genial! que enganchas al lector, asi que seguire dando vueltas por este blog tan interesante ya que he aprendido mucho sobre historia de la Moda.
Besos!!