viernes, agosto 08, 2008

Yo Sí Que Sé De Moda


Teniendo en cuenta que la moda es como cualquier otro tema en este mundo que nos rodea, todos deberíamos tener en cuenta que hay alguien que “sabe de moda” en nuestro entorno. De verdad, o de mentira. La mayoría de las veces en una farsa de autocomplacencia y en una orgía de egos y de estética. Ya he planteado muchas veces la cuestión acerca del verdadero poseedor de la Moda, ¿damas de Park Avenue con el último grito de Fendi o aspirantes que visten de Zara? El dueño es quien tiene la prenda en su armario de la misma forma que el dueño del alma es uno mismo aunque los demás lo disfruten/sufran.



Listos hay en todos sitios. Sabios en -casi- ninguno. Porque Madrid es la cuarta pasarela a nivel mundial, porque Chanel ya no ofrece nada, porque Karl Lagerfeld está pasado, porque Tom Ford es El Diseñador, porque Gucci es para estrellas en ciernes, porque Claudia Schiffer no fue la top de tops, porque Kate Moss es un icono, porque hay una rubia descafeinada con poses de fotolog subida a la pasarela que se llama Agyness Deyn. Porque sí. Porque Balenciaga cuesta diezmildólares y, porque sí, porque tú no has “cazado” el clon/ganga del siglo porque, reconócelo, vale diecinuevenoventa por algo. Que hagas ojos tiernos con esa falda que tanto se parece a la de Prada pero que durará una temporada porque por nuevenoventa no puedes decir que no, no es Prada. No nos engañemos.



Pues eso, listos hay en todos los sitios. Y, tontos también. Es la verdad. La pura verdad. En mayúsculas. Una verdad que duele pero, mejor una verdad que duele que una mentira que mata. ¿O no? Escepticismo. “Yo sí que sé de moda”. Claro. Y de Foucault y, también has leído El Capital de Marx. Ya nos conocemos, esa blusa blanca transparente con ínfulas de Marc Jacobs es de Massimo Dutti; el bolso de cuero de color miel es de Zara y la falda de ante marrón es aquella que compraste cuando te dejó tu pareja. Ya sabes, cuando te diste cuento de que acabarías sola y de que las princesas no existen. Cuando te diste cuenta de que ahorrar es un término relativo porque ahorrar y disfrutar de la vida pueden ser términos contradictorios. Y, aquel día, entre luminoso y ensombrecido decidiste comprarte aquella falda por lo que ganas en un mes. Por esa cifra destinada a las vacaciones de los dos aquel año. Casi aplaudo. Valor. Hay que tener valor para gastárselo en una falda pero, ¿hace sentir mejor verdad?


Ya nos conocemos, queridos. La mitad de ustedes piensan que soy idiota, la otra mitad lo piensa a veces. Ya. Yo pienso otra cosa, discúlpenme. El otro día me han recomendado que “deje de gastar en tiendas de moda y contrate a varios psicólogos y psiquiatras para que me ayuden con "el caso".” Tranquilo, no lo haré. Yo gasto mi dinero donde quiero. Y no pienso enriquecer a un cretino con diván que se limita a escuchar los desvaríos de alguien para luego, terminar achacándolo todo a la infancia. Algo así como “sí, usted es psicópata. No es por nada reciente y no puede hacer nada para solucionarlo. Fue aquel patito de juguete que sumergió en la bañera y que no volvió a (re)flotar a la superficie. Es un caso que requiere de mucho tacto. A partir de hoy, dos horas a la semana. Mi secretaria le informará de mis tarifas.” Querido, esas dos horas a la semana cuestan tanto como la falda de ante marrón y, ¿sabes qué? La falda de ante marrón estará siempre en el armario. Las dos horas de “consulta” -ejem-, no.


Supongo que también habrá alguno que crea que “soy brillante”. (Probablemente, creerán otro adjetivo pero, no me saquen de mi error). O que el blog es “bueno”. Estupendo, gracias. De veras. Es un placer cuando te dicen eso. Porque ya saben, “leer es escuchar con los ojos”. El “yo sí que sé de moda” explota como la pólvora. La moda, como trata de la lotería del destino en parte es presa fácil. Todo el mundo puede opinar, todos tienen opinión y, todos se creen semidioses. Ya. Pero, si yo tuviese las llaves del Varhala no escogería a ninguno de esos guerreros para la batalla final y, mucho menos les daría hidromiel.


Bien, “tú sí que sabes de moda” aquí tienes la lección de tu vida. ¿Sabes quién es Madame Gres, Vionnet y Paul Poiret?, ¿Sabes lo que es el shantung, el jacquard y el pasley?, ¿Sabes quién era Dovima, quién Suzy Parker y quién Penélope Tree? No sabes cuánto me alegro por ti. En la vida hay que saber de todo. Si además pones un par de citas célebres entrecomilladas puedes dar empaque e inteligencia al texto. “La colección de Chanel recuerda a ese omnipotente aire marchito y caduco de la abulia de la aristocracia, la apatía por el lujo y el desprecio de lo finito mientras, al mismo tiempo, es una declaración de amor al lujo por el lujo. Al hedonismo. Lo que dirían los franceses “los aristócratas a la farola” pero, ¿el lujo? El lujo sigue aquí.” Es fácil. Luego se añade Shakespeare, Molière o Vattimo como nombres al lado de Dior, Chanel y Versace y, todo está hecho. Es una fórmula sencilla. La misma fórmula en la que “todo está en combinar, ¿sabes?”, bolso de Hermés y vaqueros de Mango. ¡Qué grande!


¿Sabes qué? A nadie le importa si sabes quién era Elsa Schiaparelli o si aprecias el matiz que define al Shocking Pink. Porque eso no importa nada. Saber eso es acudir a un buen diccionario, a una enciclopedia o repasarse algunos vídeos de memoria. Youtube está lleno de fanáticos, de los malos ya sabe(s)n. Linda Evangelista comparte espacio con Paris Hilton y, Claudia Schiffer con Irina Lazareanu. El mundo está descolocado. ¿Sabes? Esto es un secreto y una lección, apunten. -Apunta- A nadie le importa quién eres, quien seas o quien serás. Puedes ser un grande o un mediocre más. Puedes ser un genio o un jeta. Puedes ser un estúpido o un inteligente. Un perdedor o un ganador. Captan, ¿no?. A nadie le importa que sepas que la seda es mejor sin hilos metálicos que alteren su peso, a nadie le importa que llores -de pena- con un Fortuny. ¿Sabes porqué? Porque la Moda no es eso, ni el mundo es eso. El mundo perfecto no existe y, nadie sabe de moda. Que lo sepas.


Uno puede sentir o aceptar, esperar o reclamar. Grita, llora o clama. Aplaude, calla o ríe. Haz lo que quieras. Si ese vestido de Zara a veintinuevenoventa te hace sacar la tarjeta de crédito y pensar en una posible cita con tu príncipe azul o, con tu príncipe verde, cómpralo. Vale mucho más de lo que cuesta. Si esa chaqueta de Chloé te hace iniciar una vida nueva en la que todos los días perfilas tus labios de color rojo y le dices al mundo que pare un momento que, ya no te bajas que, ahora te subes. Cómprala. Será cara pero también lo es un café de Starbucks por mucho que digan. Pero, reconozcámoslo, no sabe de nada.


La moda no se aprende, no se sabe, no viene en un diccionario y, por lo general, está llena de rubias tontas y estúpidas que pasean felices y contentas con sus Levis 501, sus tacones de diez centímetros y sus bolsos de cuero con tachuelas de Burberry. Toda la temporada. Que el bolso es caro, ya sabes. Pantalón vaquero y blusa blanca de Blanco, para el fondo de armario (cosa que es bastante, bastante -bastante- triste por no decir, patética) y bolso de Burberry. Pero del Burberry de fotolog. No del bueno. Grande. Por eso y por más cosas, la moda es una mierda. Y lo digo yo. Opiniones diversas en el formulario de comentarios.


De todas formas, hagamos un matiz. “Alguien que se considera un Dios o un mito no tiene mucha credibilidad racional según mi punto de vista.”. No lo digo yo, que quede claro. Nunca diría eso. ¿Te he llamado perdedor? No te lo creas y, no me escuches. Querido, esto es divertidísimo. Es como el “yo sí que sé de moda”. Mira, el que sabe de moda no sabe nada. Uno sabe de algo cuando lo disfruta y, si alguien disfruta ya sabe del tema. O, puede que no siempre pero sí muchas veces. Grace Kelly no era una princesa y al final lo fue. Princesa y amante de Cary Grant (me corroe -casi- la envidia) Por eso, por nada o, por todo, la pura verdad es que si ese par de zapatos negros que tienes en el armario te hacen sonreír, valen más de lo que cuestan y, queridos, eso es la Moda. La búsqueda incansable de la belleza. Sin títulos, sin etiquetas o con todas las etiquetas del mundo. La cabeza del Bautista en bandeja de Tiffany. Punto final.

28 comentarios:

Doublecloth dijo...

La verdad es que cuanto más leo los ultimos post me pregunto si se dirigen contra alguien en particular o solo son el reflejo de un pequeño cabreo o desaire personal en contra del mundo.

Yo no pienso que si se trata por pensar así o por decir las cosas tal y como son (porque eso es lo que haces) tenga nadie el derecho a decir que tienes un problema.
El problema es que las verdades a veces no gustan y otras no convienen.

Pues claro que el mundo no sabe de moda, es más, no la ama ni tampoco disfruta de ella. Por supuesto, que la mayoría de la gente que muestra al mundo su estilo (en sus blog y fotolog) no son más que una panda de fashion victim que copian a Vogue comprando en Zara [salvo alguna excepción]. Pero a mí me gusta que una jovencita que vive en una capital de provincia pueda tener acceso a cosas bonitas con solo encender su ordenador. A mí me gusta que una mujer de mediana edad pueda comprarse una copia de un Prada y al verlo en una revista exclamar "mira es igual al mío" y sentirse importante. Porque en el fondo ellas tambien estan disfrutando de la moda, aunque sea sin conocer.

Sí, poca gente comprende que se nos ilumine la cara al contemprar un Poiret o un Balenciaga original. Sí, poca gente comprende que alguien como yo (que no se dedica y, posiblemente, nunca se dedicará al mundo de la moda) pueda hablar con tanta pasión de ella. Sí, nadie comprende que no hablemos de trapos sino de belleza, de arte. Porque eso es para nosotras, o al menos, para mí.

Por eso el que te dediques a escribir estas cosas (estes enfadada o no) es bueno para todos. Porque alguien tiene que decir las cosas tal y como son.

Un beso (y perdón por el parrafazo y por las posibles faltas de ortografía)

Holly Golightly dijo...

Doublecloth. Son una mezcla de una persona en concreto y del mundo en general. Empezó como algo en general pero alguien se lo tomó de una forma muy personal.

Gracias. La búsqueda de la belleza es una forma incansable de vida. Un beso enorme.

Cyrano dijo...

Hi Holly,gracias por elogiarme,viniendo de ti es mñas que un cumplido.Esta vez si me lo permites voy a ser tremendamente vulgar...¡Much@ tont@ es lo que hay! y solo algun@s list@s que conociendo perfectamente el gran mal que vive lujosamente instalado en el corazón de la inmensa mayoria de "modern@s" -LA ENVIDIA- cultivan temporada tras temporada,mes a mes,semana a semana,según sea el poder adquisitivo de sus idiotizad@s acólit@s ¡Que vivan esos list@s,que se jo... l@s tont@s!que han sabido crear una inmensa masa que les sigue,y a la que invariablemente no dejan de "robarles la cartera"
Por cierto,yo vivo en un mundo perfecto,cada noche al dormirme,lo malo es que cuando despierto no recuerdo nada,una lástima...
Bacci e abracci per te cara,chivediamo.

Anónimo dijo...

yo aveces creo que tienen infravalorada a la moda ( o yo sobrevalorada ...no se) el caso es que si alguien se gasta un riñon o dos en un bolso la suelen tachar de superficial y materialista, y viene el tipico comentario: con ese bolso podria comer un niño del 3 mundo...luego claro ellos se compran unas zapatillas las cuales han sido hechas por esos niños...el caso esque para mi un bolso, por poner un ejemplo,si ha tenido su cuidadosa elaboracion es practicamente una obra de arte tangible...pero mucha gente no lo ve asi, quiza ellos tienen razon y los nenufares de monet tampoco es arte solo son pequeñas comas juntas...
enfin un beso Holly, cada dia me gustan mas estos post.

Holly Golightly dijo...

Cyrano. !Qué bonito es eso que dices de los sueños! Un beso enorme

Anónimo. Gracias. Siempre me ha llamado la atención esa gente que dice que los ricos deberían dar su dinero a los pobres y no comprar excentricidades. Digo yo que cada uno haga con su dinero lo que quiera que para es su dinero y que, quizás, lo más adecuado sea dejar de señalar a los demás. Levantar la cabeza, ver que excentricidades tenemos todos y ser consecuente.

Un beso ;). Me lo apunto.

eduardian_guy dijo...

La terrible y maravilloso de lo que llamamos "moda" es que puede llegar a cualquier persona.
Y de ese modo todo mundo puede dar una opinión.

La moda o como se llame, por que el nombre no le hace justicia, tiene muchas lecturas.

"¿Saben de moda esas niñas que compran vogue y van Zara?"

"¿Saben de moda esas afortunadas que pueden pasar la tarjeta en Bergdorf Goodman?"

En el arte siempre ha sido un mundo de mercenarios, de conquista del poder y de repetitiva historia DEL TRAJE NUEVO DEL EMPERADOR.

Las lecturas e interpretaciones que cada quien le de es cosa suya. Lo más valioso es nuestra opinión y lo que nosotros mismos disfrutamos.

La MODA MODA, es arte, construcción, técnica, fondo y forma, expresión, hace soñar y temblar, es indesifrable como un Pollok o y pasional como un Goya.

Si los "entendidos semidioses de la moda" que critican y expresan opiniones, entienden la moda no como una mercancia (que lo es), entonces respeto su opinión.

Pero creo que eso está por demás entendido.

No dejes caer el ritmo !!!

Besisimos

Holly Golightly dijo...

Eduardian Guy. Al final tengo claro que con todo, la moda es una factura. Un beso

B. dijo...

acabo de leer el post de los emos.
piensas de verdad que el llevar converse te convierte en un emo? yo las llevo. mis conocidos no me consideran un emo,y lo que es mas important, yo mismo no me considero un emo.
un beso holly.
visito el blog todos los dias, y suelo repasar las entradas antiguas, jaja (todo un adicto:P)

aka scrunchie girl dijo...

"Si ese par de zapatos negros que tienes en el armario te hacen sonreér, valen más de lo que cuestan". Esta frase querida define en dos palabras y un sentimiento lo que es la moda y lo resume todo. un beso brillante.

Holly Golightly dijo...

B. Llevar nada te convierte en nada. Solo digo que es un signo de identidad para ellas. Tampoco llevar Wayfarers te convierte en un moderno ni llevar una palestina pero sí son señas de identificación.

Muy bien que repases entradas antiguas. Gracias. Un beso

Aka. Un beso. Muy grande.

Cyrano dijo...

Ciao Holly,creo que ya se como puedes colgar tu nueva imagen de cabecera.Es un poco pesado por las pruebas hasta que ajusta pero...creo que ya esta!!! Además en lenguaje para torpes como yo jajaja.
¿Te lo envio por mail y pruebas?
Bacci per te cara,chivediamo.

Holly Golightly dijo...

Cyrano. Claro.Muchas gracias. Un beso

La direccion es coolchicandfashion@hotmail.com

Roberfumi dijo...

Si alguien es feliz gastándose mucho dinero en ropa adelante, es lo mismo que gastárselo en un coche con más prestaciones de lo normal o el viaje de las vacaciones. Lo que pasa es que son gastos con mala prensa, como cualquier tipo de arte.

Yo me parto con una panda de chicas que estudian donde yo que van todo el grupete con las bolsas de Harrods como si fueran Diana de Gales. Y me parecería muy bien, si no mirasen por encima del hombro al resto del mundo. ¡Que aires!

En cuanto a lo de los entendidos, pues, será algo parecido al cine. A mi no me gusta hablar de cine con gente que se conozca tropecientos mil directores, si no con alguien que sepa expresarme lo que sintió al ver una película. Así de sencillo.

PD: Que tal va lo de la cabecera?

Un beso!

Holly Golightly dijo...

Robertfumi. Lo de la cabecera no va. (Jajaja) A ver si con unos códigos que me va a pasar Cyrano mejora el tema... ;)

Sí. Al final lo que cuenta es lo que sientas. No lo que sepas. Un beso enorme

EmerJa dijo...

Me encanta como escribes...jajaja...no sé si estás enfadada con alguien o con el mundo en concreto, o es solo una impresión mía, pero escribes estupendísimamente. Es un placer leerte.

EmerJa dijo...

Eso sí...yo no creo que se sea más feliz teniendo una prenda de Prada o demás diseñadores, que una de Zara (o similares) y con la cual te sientas estupenda.

Anónimo dijo...

La belleza, su búsqueda, ahí está la clave, y qué bien lo has expresado.
; )

Claire_Fisher

Hummingbird dijo...

hola holly! suscribo totalmente a aka scrunchie. es que esa frase me la grabo a fuego en la memoria porque el corazón se me ha quedado atravesado por ella. y me voy al de avedon, ahora mismo. un abrazo muy fuerte y XX!

la cabecera va? probarás lo de cyrano? te quedará preciosa. XX!

JuliaFuentez dijo...

creo que lo mas importante nes que seas felis i disfrutes aunque sea zara o sea prada =)

Hummingbird dijo...

holly, te he dejado otro comment en avedon, es que los he visto muy relacionados, o no tan muy, pero sí hay relación entre los dos. otro XX!

Holly Golightly dijo...

Emerja. Gracias. Yo creo que la prenda te debe gustar indistinatamente de su precio y procedencia. Un beso

Claire Fisher. Gracias. Un beso

Hummingbird. Lo intentaré. Pero yo para esas cosas. :S Bueno, gracias. Un beso

Juliafuentez. Claro. Un beso

Mrs. de Winter dijo...

Yo no sé mucho de moda, pero me ha gustado muchísimo este post.

Aunque el poso de tristeza que dejaban algunas de tus últimas entradas, parecen haberse transformado en ¿enfado? ¡Mucho ánimo! Un besazo.

Elena Abaroa dijo...

Creo que generalizar es peligroso...es verdad que hay gente con doble moral que crtitica a los ricos por comprar lujo cuando la gente se meure de hambre, y que luego ellos compran en firmas donde se explota a esa gente pobre...Pero hay casos que son intolerables; como Vic.B que tiene un vibrador de platino y diamantes valorado en un millón de euros...creo que esos excesos son vergonzosos, hay gente mucho más rica en el MUndo que no compra esas gilipolleces y emplea parte de su fortuna en ayudar a los demás, aunque es verdad que para que esa gente sea tan rica es necesario que haya otra gente en la pobreza extrema, porque sino no salen las cuentas(en resúmen todo es podredumbre)...Se puden comprar marcas de ropa buenas, elegantes sin caer en la locura, y no gastarse 20.000 euros por un bolso porque ponga LV. Pero como tú misma dices Holly, cada uno que haga lo que le de la gana. Eso sí los hipiies de palo(como los llamo yo)que pasan sus veranos en Ibiza gastando cantidades prohibitivas de dinero en drogas, que compran ropa carísisma en tiendas "cool" y que luego le llaman pija a una porque le gusta ir a las rebajas o arreglarse de vez en cuando...en fin no puedo tampoco con esa actitud.Besotes

Holly Golightly dijo...

Mrs De Winter. !No nos vuelvas a abandonar! Queremos más entradas. Gracias, por todo claro. No sé muy bien lo que siento, esa es la verdad. No siento ni tristeza, ni enfado ni alegria, es otra cosa pero aún no sé cual. Un beso enorme

Elena Abaroa. Yo creo que cada uno con su dinero haga lo que quiera, lo excentrico y lo escandoloso se da a todos los niveles. Un beso

Anónimo dijo...

Me fascina cómo escribes.
Un beso desde algún tejado de madrid.
Marta Espada

Holly Golightly dijo...

Marta Espada. Gracias. Un beso

Yo,Douglas dijo...

"La búsqueda incansable de la belleza" mas que una definición, parece un fin en la vida. Me aventuraría a decir, que es uno de mis fines.

Las vacaciones terminan y yo me encuentro con esta daga (¿envenenada?) en forma de post, que me deja un sabor mas Holly que nunca. Amarga, fría, distante, añejo, tajante, con fundamento ... encerrada en una jaula de pajaros exóticos, diríase de un bello quetzal hecho protesta.

Súblime

Un saludo

Holly Golightly dijo...

Yo, Douglas. Las dagas siempre son envenenadas. Las preguntas siempre son personales y, yo cada vez soy más yo.

Un beso