martes, octubre 23, 2007

El Éxito


El éxito es el medidor que indica qué status y, por lo tanto, qué precios alcanzan las prendas de cada diseñador. El selecto grupo está formado por todos aquellos cuyas creaciones son aplaudidas por público y damas y custodias del mundo de la moda. Acaparan portadas, pisan Alfombras Rojas y poseen interminables listas de espera para que pocas afortunadas puedan conseguirlos además, todas las creaciones de éstos modistos tocados y ungidos por el estrellato alcanzan temporada tras temporada el calificativo de “must” “prenda it” o indispensable de la temporada con el que el armario perfecto del Shopaholic víctima de la moda debe contar y, a ser posible, en versión original y no en versión democrática. El éxito es presentar cualquier cosa y que sea aplaudida.


Lagerfeld sabe mucho de eso a pesar de que su última colección para Chanel haya recibido críticas devastadoras eso sí, un grupo de “iluminados” la han aplaudido y celebrado. A eso me refiero. Que hagas lo que hagas lo aplaudan. Ese fenómeno que conoce Miuccia Prada a la perfección y que, ella misma reconoce: “La primavera 2007 era todo turbantes, tocados y tops de raso porque, no me gustaba lo que habíamos hecho como partes de abajo.” Ella lo dijo y reconoció, incluso, que la colección no era de su agrado porque ella había pedido algo más experimental y no un arquetipo Hollywoodiense como se convirtió pero, ¿Qué importó? Fashionistas, devotos y sacrílegos de la moda aplaudieron la decisión, el comentario y la colección y, por supuesto, el turbante se convirtió en el accesorio del verano aunque, no poblara las calles.


Ghesquiére es otro de los afortunados desde que Carine Roitfeld le ha convertido en chico malo de la moda y sumo sacerdote de las tendencias caducas, marcadas y terriblemente comerciales e incomerciales al mismo tiempo. Es lógico, las tendencias marcadas siempre calan en la sociedad y, a menudo, inconscientemente. Decide crear un invierno reinterpretado, un verano robótico, un invierno college con toques rebeldes o un verano andrógino, rígido y complejo con un aire postmoderno y clásico y todo el mundo venera la creación. Ghesquiére es, actualmente, un caso similar al de Prada pero, en versión parisina y con ese punto decadente europeo que Prada ha perdido al rendirse a la comercialidad. Es algo así como Tom Ford, al principio era genial y con unas ideas radiantes: sexo, sexo, sexo en vez de aquel dinero, dinero, dinero de Warhol pero, cada vez ahonda más en su círculo vicioso, en su mundo sexual y carnal, en el destape cargado de provocación vacía y, aún así es aplaudido. ¿Triunfan sólo los mediocres, sólo los genios o ambos? ¿Y quién escoge lo que sí y lo que no?



Por otro lado, no sólo de moditos vive la moda y, otros sectores están tocados por la gracia luminosa del éxito. Desde la controvertida estilista Rachel Zoe amada, odiada, repudiada y adorada aunque, con un adjetivo seguro: cotizada, la creadora del rubio más rubio, el bronceado más bronceado, al delgadez más delgada y las gafas de sol más grandes se ha convertido en una de las mujeres más aclamadas del star system sencillamente porque a quien viste asciende al estrellato. Patricia Field es otra de las adoradas, ella, Sexo En Nueva York y ése estilo suyo: caro, vintage, impactante. Y, por supuesto, el Diablo: guarda, custodia, exquisita, amada y odiada y, sobre todo, poderosa. Claro que, rock&roll Carine tampoco está ajena al estrellato sobre todo después de que muchos la consideran quintaesencia de la moda y verdadera guardiana del estilo. En el tema de modelos, favoritismos aparte, éxito es sinónimo de Kate Moss esa rubia que a cada golpe de melena, a cada paso rojo pasión y a cada look bohemian chic que escoge es aplaudida. Desde luego, ella es la chica it por excelencia y a todos les une el éxito.


De todas formas, junto con el grupo de exitosos y ungidos por el amor incondicional del mundo de la moda está el grupo de los olvidados, fracasados o anclados en el pasado que, quizás vuelvan a respirar pero que siempre es difícil. Ya sea Chalayan con esas piezas de madera y virutas de hierro, la inspiración oriental y japonesa con grandes estampados y esos grandes creadores o el ahora comentadísimo Marc Jacobs que es aplaudido y devastado a partes iguales. El problema de los perdedores es, serlo y tener “la publicidad aunque mala siempre es buena” como Marc Jacobs al que la polémica Suzy Menkes le ha devuelto, si es que alguna vez se había ido, a los titulares de la moda o, al grupo de los malditos, perdidos y olvidados que se quedaron a medio camino, ansiando un sueño perdido. Claro que, si la moda ha dado un verdadero éxito es el color negro. Como él no hay ninguno y, todos le procesan su amor.

8 comentarios:

Lara dijo...

Desde luego que el mayor éxito es el negro,xo los éxitos creo que se van y vienen, que = que Chalayan no está en su mejor momento, puede que el señor Lagerfeld con una colección baje más o menos su éxito.Xo una cosa tengo yo clara,el mundillo este tiene como a sus niños mimados,llamemosle Miuccia o Nicolas o Karl,que hagan bien o mal,tienen el suficiente peso como para que alguien, llamemosle Carine o Anna los rescate y los lleve a las estrellas o al estrellato(como Suzy),xo el caso esque el éxito lo tendrán.Al menos eso pienso yo...

UN BESOO HOLLY Y MUY BUEN POST!

aka scrunchie girl dijo...

Has metido el dedo en la llaga porqué hoy por hoy, yo creo que la moda es exactamente eso.
Cincuenta por ciento talento natural, cincuenta por ciento idolatría o devoción coyunturales.
Genial reflexión.
Saludos!

jose_airam dijo...

Tienes toda la razón.Yo creo que la moda se parece,en cierta forma,a una monarquía.Los monarcas siempre tendrán unos cortesanos que hagan lo que hagan los alabarán.Y muy mal lo tienen que hacer para dejar su trono.
Saludos!

Holly Golightly dijo...

Lara. El mundo tiene sus niños mimados, elegantes o no, sofisticados y, cómo no idoltrados. No sólo de tendencias vive el hombre, colores, modistos y estilistas además de guardas y custodias... Un beso

Aka Scrunchie Girl. Exacto. Talento y suerte a partes iguales. Un beso

Jose Airam. Los cortesanos siempre bailan en torno a su trono haga lo que haga. Un beso

**Lil** dijo...

Benditos sean los que tienen exito, hagan lo que hagan, cuando estas protegido por Anna, Carine, Suzy, Franca o las celebrities te adoran, ya estas en la cumbre. El diseñador hace lo que se le canta, = siempre estan los que lo idolatran.

Un tema que a los Fashion bloggers nos hace reflexionar.
Me doy cuenta que cada vez sos mas influyente. En la mayoria de los blogs que visito estas como destacada.

Mire tu post anterior: aplaudo el regreso de Claudia a Chanel!!

Al faltar supermodels, vuelven las de antaño, con la belleza , seguridad-y en algunos casos, el botox- que traen las cuatro decadas.

Kisses

Holly Golightly dijo...

Lil. Gracias. Totalmente de acuerdo contigo. Un beso

Rozo el éxito. :b

srta a dijo...

Con cada post te superas Holly, acabo de leer los 3 ultimos y son geniales, Enhorabuena!!!

Besitos

Holly Golightly dijo...

Srta a. Muchas gracias. Siempre es un placer. Un beso.