sábado, octubre 20, 2007

Tres Mujeres Y Un Destino


Tres mujeres con muchos puntos en común se han dispuesto a unir sus karmas para llegar al mismo destino que tiene nombre inglés: TopShop. Unidas por su colaboración pasada, presente y futura con TopShop los caminos de Irina Lazareanu, Kate Moss y Agyness Deyn. Por si fuera poco el hecho de que ambas han trabajado, trabajan o trabajarán para TopShop como imágenes de marca o diseñadoras. Y es que los rumores en el mundo de la moda devoran París, corren por Nueva York y perecen en Londres donde la música, la moda y el excentricismo se pasean por las calles esperando al flash efímero, a la sonata de aplausos o a la pasarela. Y es que ambas han sido ungidas por la buena estrella de la moda.


Que Kate Moss es noticia haga lo que haga, se ponga lo que se ponga, salga (o no) con quien salga y trabaje en lo que trabaje es un hecho. Es algo así como decir que la pieza básica del armario de la mujer es un vestido negro. Kate Moss es noticia por varias cosas, por ejemplo el hecho de seguir colaborando con TopShop y, en ésta ocasión con una colección especial de fiesta para la Navidad o su cambio de look en el que ha apostado por una cabellera rubia con flequillo que la queda francamente bien. Por si fuera poco, la TopModel británica, chica it por excelencia sin ninguna duda, tiene nueva pareja y, se pasea por cada Alfombra Roja que se precie luciendo vintage y prendas de su propia colección.


No sólo eso, la que fuera íntima amiga de Kate Moss, Irina Lazareanu e imagen de su primera colección para TopShop se ha convertido en la prometida del ex de Moss, Pete Doherty y ya exhiben su amor. Las malas lenguas dicen que Kate Moss lleva un mes de peleas porque cuando no se pelea con Sienna Miller, amadísima de Anna Wintour por, robarla su estilo (algo que es cierto), sus amigos (algo que casualmente también es cierto) y sus contactos (algo que también es cierto). Por tanto, no es difícil predecir que Sienna pronto lucirá flequillo sixties al estilo Kate Moss aunque lo justificará con la excusa de su película “Hippie, Hippie Shake” y el espíritu sixties que la impregna. Eso o quizás vuelva a intentar convencernos con la Eddie de Warhol. Además, Kate Moss vuelve, o eso dicen, la próxima primavera con fuerza y, especialmente tras la primera aparición de su perfume en la campaña de publicidad, su colaboración con TopShop que cuentan se va ha hacer fija y con su nueva línea capilar que viene a raíz (nunca mejor dicho) de su corte de pelo y de su cambio de imagen y de una línea cosmética. Eso sí, Kate Moss continúa convirtiendo en oro todo lo que toca aunque, ella prefiera el blanco nieve. Ya saben, afortunados en el trabajo, desafortunados en el amor. ¿O no?


El problema no es que Kate Moss continúe con sus devaneos, si no que Irina Lazareanu que fue íntima amiga de Kate Moss se haya convertido en demasiado amiga-pública-novia-prometida del problemático Pete Doherty que tantos disgustos trajo a Kate. Nadie sabe qué pasará ahora pero, por el momento Irina luce una alianza en el dedo. El problema o la noticia o el dato es que la modelo que todos cotizan y que todos disputan es que aparte de estar nominada a los British Awards como mejor modelo del año es que se ha convertido en una verdadera it girl. Y es que la chica que es la otra adorada de Karl Lagerfeld y de la que se rumorea podría ser imagen del nuevo perfume de Chanel que saldrá a la venta en primavera. Eso y que, imitando de nuevo el estilo de Moss esta logrando hacerse un hueco entre las mejor vestidas. Es que Kate Moss es una mina de oro…


Luego está Agyness Deyn una modelo que aparte de ser de la noche a la mañana chica it del mundo de la moda tan admirada como odiada (yo me encuentro en el segundo grupo) se ha convertido en fuente de rumores que corren como la pólvora y es que la modelo del cabello oxigenado u oscuro como el carbón parece que podría sacar una colección al estilo Moss para TopShop con sus básicos de armario que, son los its de House Of Holland y esa mezcla de estilo bohemio y ecléctico, moderno y casi impregnado de un aire tribal y muy rock. Al parecer la modelo que despierta odios y dudas acerca de su edad, su procedencia y su saber hacer tanto dentro como fuera de la pasarela parece que se ha convertido en la niña mimada de la moda. Además, está nominada a Mejor Modelo Del Año en los Britsh Award. Tengo grandes dudas acerca de si la colección será viable y no sólo viendo sus deplorables estilismos, esa capacidad para convertir cualquier cosa en poco estilosa o el mero hecho de carecer de estilo y de ser conocida únicamente por ese estilo tan ambiguo. Bueno, por eso y por pasar de inglesa vendedora de patatas a chica it. La duda es si su colección tendrá aceptación masiva al estilo Moss algo tan poco posible como improbable y qué prendas la conformarán. Quién sabe…


Lo curioso es que estás tres mujeres han entrelazada sus caminos pero nunca los han unido hasta ahora donde los aplausos, las risas y las muecas de asombro ocupan los rostros de quienes las miran. Que Kate Moss dejó de ser hace años un icono de moda lo sabe todo el mundo y que sustituyó tan preciado puesto por el de tendencia pura en sí misma. Irina Lazareanu es una de esas mujeres que representan la mediocridad elevada al estrellato porque, se mire como se mire Kate Moss tiene algo, y Agyness debe tenerlo a los ojos de quienes la contratan porque jamás pasará a crear tendencia por muy estrafalaria que sea en pasarela y en Red Carpet donde ha sucumbido al tottaly black y a los destellos metálicos y actuales de House Of Holland. Pero que es difícil ser Kate Moss es algo más que obvio.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿De veras?

Caray, para siempre Moss será la reina.

Un beso

**Lil** dijo...

a mi si me gusta Agyness DEyn, me parece una modelo rara.

Irina me gustaba un poco hasta que me entere lo de ella con el Doherty.

Y kate -me encanta ese fleki- sigue siendo una superdiva, pese a que algunas veces la kiero matar x lo que hace, la re banco. Aunque su estilo personal se transformo en tendencia del momento ideal para ser copiada por medio mundo desde Sienna Miller-que cada dia me gusta menos- hasta las Zoe girls-sus estilismos estan buenos, pero a la Zoe no me la banco-.

suerte, Lil

PD: sabes kien fue electa la modelo brit del año??

grenadine dijo...

aconsejo este blog. Me encanta desde el titulo. Gracias por las informaciones modissimas!

Aretha dijo...

Yo adoro a Sienna y aunque siempre digan que copia a Kate o lo que sea, tiene una fuerza propia que me parece admirable. Además, por qué todos tienen que amar solamente a Kate? A mi me encantan todas: Kate, Irina, Agyness, todas tienen algo propio. Pero Sienna no tiene la culpa de ser tan it tampoco.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Kate Moss es una tenedncia en sí misma y eso la eleva sobre el resto de las demás chicas it. Un b eso

Lil. Haré un post sobre los British Award si tengo tiempo. A mí Kate Moss me gusta mucho, es una de mis modelos favoritas porque ella misma ha conseguido sobreponerse a la moda renacer como el ave fénix. Un beso

Grenadine. Espero verte por aquí. Un beso

Aretha. Touché. Un beso

Anónimo dijo...

Odio a Agyness, absolutamente horrenda y carente de cualquier estilo.

Un besiño Holly..

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Llevas razón. Comparto tu opinión. Un beso

Lara dijo...

Lo primero:a mi sí me gusta agyness,lo que pasa que estoy de acuerdo contigo en que su estilo puede que se pase de desenfadado y ecléctico,que llevará bolsos de chanel,xo tal como va, como si ná!

Lo segundo:kate moss será siempre icono de estilo y no creo que ni agyness ni irina lleguen a ser lo que ha sido y es ella!

Lo tercero:Irina no me gusta muxo como modelo la verdad y no como diseñadora,vamos que los señores de topshop han visto la mina de oro con Kate,xo no creo que les funcione = con las demás!!

UN BESOO

Holly Golightly dijo...

Lara. Coincido contigo. Kate Moss está por encima de la moda, irina Lazareanu se ah subido al carro primero con Kate siendo la amiga-leal de la chica it yl luego dándola una puñalada y convirtiéndose en II Kate al menos para Doherty.

Agyness no me gusta, nada. No tiene estilo.

Un beso