sábado, septiembre 15, 2007

¿Le Das La Noche Libre A Givenchy?


Así es como comienza la leyenda de Audrey Hepburn para Givenchy, con una pregunta que ilustra el estilo de la bella actriz y que, pone de manifiesto la relación tan estrecha entre la maison y la actriz. En la película How To Steal A Million, Peter O´Toole le hace esa pregunta Audrey Hepburn cuando debe vestirse de mujer de la limpieza para llevar a cabo un atraco. Actualmente, la historia cambia, entre la retirada de Valentino, la sucesora Frachinetti y los rumores y dudas sobre si su casa de costura continuará oteando y surcando el horizonte, aparece Givenchy una de las viejas maison afincadas en el terreno del mundo de la Costura y cuyo inversor insignia es LVMH, aún no parece cierto que la casa continúe con su tradición Haute Couture, especialmente, sabiendo que la buena prensa no está entre sus cualidades y que, las cifras o apariciones en la Alfombra Roja si existen, no se prodigan. Aunque, estamos dejándonos atrás un detalle, Ricardo Tiscci es el niño mimado de Carine Roitfeld y, si ella ya decidió con Tom Ford que, el invierno sería pantera, con Tiscci ha decidido que sea leopardo con Givenchy como insignia.


Si Carine obsequió a la marca con la portada de septiembre de Vogue París, es ahora en la Alfombra Roja de la Semana De La Moda De NY cuando decide que, la casa sigue siendo lo más chic del panorama actual. Para Carine, la colección que Tiscci sacó a la luz como la nueva Costura colecciona piropos y mimos de la que es considerada una de las personalidades más importantes en el mundo de la moda actualmente. Ella ya ha marcado su sentencia, Givenchy es estilo, Givenchy es moda, Givenchy es tendencia, Tiscci vende. A pesar de sus intentos por convertir la Costura Oscura de Ricardo Tiscci para Givenchy, lo cierto, es que las malas críticas continúan en Givenchy. Porque, a pesar de que Tiscci quiere crear un catwalk limpio, un desfile sobrio y de belleza en los cortes y en las líneas pero, eso no es Costura. Aunque Carine diga lo contrario…


La colección de Givenchy es reiterativa y se queda en el titular del escándalo. La colección fue una mezcla de mezclas, algo del Givenchy de los 60s, la esencia de las bailarinas frágiles de ballet, el divismo de Lagerfeld en escena, diseños con armadura como ya hiciera Galliano para HC Dior, botas altas a lo Barbarella, faldas de plumas de Fendi y Prada, piel despelujada al estilo Lacroix. Una Costura que no estaba al nivel de Givenchy. Aunque, por una vez, Tiscci incorporó algo del histórico de Givenchy, la demostración de su personalidad es pasarela me parece, desacertada y taimada.


Lo cierto es que la HC Givenchy dicen que es la más oscura de todas y, es cierto ya que a Tiscci le gusta el negro, le gusta la sobriedad y detesta la ornamentación excesiva. Le gustan los soldados que metarfosean en sirenas, las damas que se convierten en guerreros y la pureza de los cortes y las líneas. Por otro lado, la prensa no le mima, en sus colecciones siempre hay comentarios enfrentados entre a los que les ha parecido “genial, sublime” y los que, como yo, piensan que “necesita aprender mucho y, sobre todo, para la Costura”. A los jóvenes les gusta la HC de Givenchy quizás porque no es convencional y porque detesta la ampulosidad sin rechazar la puesta en escena y un aire muy personal, en mi opinión, eso no es Costura, es una feria de prendas y fondos en la que el espíritu de la Costura queda resumido en algo grotesco.


Por lo menos, Tiscci no es uno de esos diseñadores que viven de las Viejas Glorias de una Maison, de recuperar, reinterpretar, rediseñar el histórico y, las cifras parecen no ser su obsesión, por el momento. Aún así, temporada tas temporada, los titulares no le proclaman como un maestro, como un genio, como una sensación si no como otro diseñador efímero sin pena ni gloria en Givenchy; ahora la pregunta es otra más allá de las cifras, las tendencias y las Red Carpet, ¿Pasará ésta etapa Givenchy a la historia? Quizás sí, porque Tiscci refresca Givenchy sumiéndola en la oscuridad y, renegando de la tendencia o la elegancia en pos de su personalidad pero, lo cierto es que, Tiscci pierde de vista que no es su maison, que no es su Costura y, pierde el norte impregnándola de su esencia. Eso sí, una esencia caduca…


Claro que, la inspiración de Tiscci es, por una vez y sin que sirva de referente, el hisórico…

11 comentarios:

**Lil** dijo...

adoro a Riccardo Tisci

tiene una vision supercool de

Givenchy, muy alejada de la epoca

dorada en que la inigualable

Audrey era la musa

Holly Golightly dijo...

Lil:A mi Tiscci no me gusta, no me parece que comprenda el espíritu Givenchy siempre tan puro y luminoso y, él con su Costura oscura y demasiado severa. Le falta práctica aunque, es cierto, que es una de las pocas firmas que cuentan con el favor del público y con una línea HC. Un beso.

eduardian_guy dijo...

Para entender un poco la coleccion givenchy-ticci, hay que disociarlos (ilógicamente), a mi me gusto la colección de ticci, pero no en givenchy que parece ser la hijastra olvidada del imperio LVMH. Con tantos cambios altibajos y nombres a la cabeza Givenchy no encuentra la estabilidad necesaria para brillar, necesita un director que busque la tradición y elegancia que hicieron famoso a Monsieur Hubert, el buscaba vestir y hacer bellas a las mujeres, no disfrazarlas, continuar con su escuela que en parte es legado de Cristóbal Balenciaga.

La colección Gótica y marcial de ticci, es buena bastante en mi opinión. Pero no es Givenchy.

Besisimos

Anónimo dijo...

Tisci es un buen diseñador, pero no encaja con la filosofía Givenchy, la colección de pret invierno 2007 me encanta y ha tenido buenas críticas.Las colecciones de costura a excepción de la de invierno 2007 me parecen extraordinarias.Bernard Arnault debería prestar más atencion a firmas de su holding como Loewe o Givenchy.Es uno de los protegidos de Carine junto a Kane y Nicolas Ghesquiere.

Por cierto todos los diseñadores de Givenchy posteriores a Hubert son auténticos genios (Galliano, McQueen) a excepción de Julien McDonald.A Gaultier creo que tambien le ofrecieron diseñar para la maison francesa.

Aretha dijo...

Me encanta Audrey, vintage Givenchy, Grace Kelly....

Anónimo dijo...

Que tal!,

Dance Before Death un blog dedicado al diseno en todas sus facetas, un rincon con una vision del diseno muy particular y buscamos nuevos amigos dentro del mundo del diseno para proponer temas, opinar e incluso colaborar con sus creaciones. Pero sobre todo me harias un gran favor si nos linkearas, yo prometo hacerlo tambien.
El Link es: http://dancebeforedeath-ambel.spaces.live.com/

Gracias!
Ambel Ernould

Holly Golightly dijo...

Eduardian Guy. Givenchy lleva tras sí una estela de diseñadores que les pasa igual que a Ghesquiére en Balenciaga, no hacen caso del peso de la marca y sólo se preocupan por la musa pasareja que les da una portada, un titlar o el amor de Carine.

A mí no m egustan sus colecciones, me parecen oscuras y tirsites y muy opuestas a Givencgy. Por cierto, LVMH les tiene olvidados tanto a Loewe como a Givenchy. Un beso

Anónimo. El problema es que parece que Givenchy es una casa de paso. No encaja ni McQ por demasiado rock y duro, ni Galliano por demasiado teatral y rococó ni otros por demasiado simples. Tiscci tampoco por demasiaod oscuro, en la firma falta alguien que se encarge de enbellezer a la mujer con la esencia Givenchy no con una esencia marcail. Un beso

Aretha. Es una de esas marcas que te hacen soñar.Un beso

Anónimo. Luego me paso. Un beso

Anónimo dijo...

Me parece que tienes un blog bastante bueno, pero hay en muchísimas ocasiones en las que discrepo, y mucho.

LO DE LA MEZCLA, que sepas que tu admirado Galliano y su grupo de diseñadores, COPIAN en muchas ocasiones y se inspiran en Thierry Mugler para hacer sus colecciones.

Las faldas de plumas, no sólo las hace Fendi. ¿¿O es que porque Chanel pusiera de moda el binomio blanco y negro, ya nadie lo puede utilizar en sus colecciones??

Es lo mismo que las fladas de plumas de Fendi, es algo característico de esa firma y punto, pero se pueden utilizar las plumas en una falda sin miedo a ser "reprochado". Igual que lo de Prada, las hacen Fendi y Prada parecidas y ahora el pobre Tiscci no puede hacer que desfilen en su pasarela.

Y que sepas que yo soy joven y que la colección no me entusiasmó, así que la edad no tiene nada que ver.

En fin...

esperanza smith dijo...

Tisci es grande y lo más importante, tiene es estilo propio. Otra cosa es la siguiente, ¿como vendemos una couture gótica y oscura con los perfumes almibarados con la cara de Liv Tyler?

Givenchy no encuentra su sitio porque ellos mismo son los que no han ofrecido una imágen de marca.


En cuanto a que Tisci no respete el legado de Givenchy no lo veo como un despropósito a tener en cuenta. Las casas de moda se prostituyen alejándose de su estilo con tal de vender, Ghesquiere en Balenciaga, Galliano en Dior o sin ir más lejos Melim en Chloé...

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Yo soy joven y lo dejo claro, a mí no me gusta Tiscci. Simplemente, es el público al que convence su costura, la generación Vogue París de Carine Roitfeld.

No quiero decir que una firma no pueda usar algo intrínsecamente ligado a otra, de hecho, es algo que todos hacen. En este caso, Tiscci se ha inspirado desde How To Steal A Million, las mujeres Juana De Arco de Galliano, las faldas de plumas que y avimos en Prada y en Fendi, las mujeres de McQ ... Y así hasta el infinito.

Desde D&G con Thierry y su futurismo para el invierno, Galliano con la isnpiración japonista de Poiret, Valenitno que toma el relevo de su colección blanca y del rosa maquillaje aparte del negro, Ralph Lauren que para el invienro se fija en los dandys y en el verano en el Gran Gatsby y My Fair Lady...

Caso especial es Ghesquiére con sus mujeres Mad Max, sus mujeres de la colección burbuja y balón, sus mujeres college...

La inspiración es muy relativa, efímera e incongruente. Sencillamente, en Givenchy sólo es lo último.

Por cierto, me alegra que te guste Cool&Chic, no me extraña porque éste es el último hogar de la elegancia y el savoir faire.

Un beso.javascript:void(0)
Publicar comentario

Holly Golightly dijo...

Esperanza Smith. A mí no me gusta que las casas de moda no respeten el pasado. Tampoco que sean Karl Lagerfeld en Chanel NºII...

El problema de todo es la comercialidad, LVMH ha dejado la outure de Givenchy como un legado, pero no renuncian a los perfumes, los accesorios "baratos" y esas baratijas que hacen caja al fin del año.

El problema de Givenchy es que no tiene un lugar, una inspiración ni un ritmo.

Un beso