viernes, septiembre 14, 2007

La Princesa De Hollywood


La leyenda de Grace Kelly, la eterna princesa del cine y de Mónaco cumple mañana los 25 años del Aniversario de su triste fallecimiento, como todas las leyendas, envuelta en un halo de misterio. La actriz que, fue una de las promotoras de la Alta Sociedad estadounidense con su estilo sofisticado, femenino y elegante en todos los aspectos de su vida. La actriz, que convivió estrechamente con la moda ha dejado su figura y su efigie como una de las muestras de elegancia de la época del viejo glamour de Hollywood. Una mujer que, en sus primero años ejerció de modelo, posteriormente conquistó el corazón en las pantallas disfrutando de un status de Alta Sociedad y de elegancia personificada y que, al final de su vida se convirtió en un auténtico cuento de hadas convirtiéndose en una auténtica princesa. Para el recuerdo, una personal relación con la moda a la que inspiró y continúa inspirando, una herencia de elegancia en el Principado de Mónaco y un estilo clásico e imperecedero que ha contribuido a su leyenda.


La actriz adoptó con el paso de los años un estilo elegante y sofisticado sacado de las películas de Hitchcock, un look formado por amplias faldas de vuelo con blusas de organza, zapatos de tacón alto, conjuntos de punto para el día y joyas sencillas pero deslumbrantes combinadas con movimientos gráciles y una belleza extremadamente femenina. El estilo de la que fuera princesa dejó al mundo de la moda muchas anécdotas que han convertido a su nombre y a los clásicos que utilizaba en verdaderas leyendas.


Cuando la Princesa De Mónaco tapó su incipiente embarazo con un bolso Kelly de Hermés, todo el mundo aplaudió el detalle y, tras salir en la portada de la revista Life con la famosa cartera de piel como escudo para los fotógrafos. Pero, no fue esa la única anécdota que la Princesa de Hollywood dejó para la historia de la moda, cuando decidió preguntar si en Gucci vendían pañuelos de seda de flores y la respuesta fue no, Gucci decidió crear uno llamado Flora para la mismísima Grace Kelly que, se vio obligada a aceptar el regalo ante los fotógrafos. Por supuesto, el pañuelo fue un éxito de ventas y, Grace continuó creando leyenda.


Pero ésos no fueron los únicos accesorios que conformaron la leyenda de su estilo, la actriz paseaba por la Costa Azul Francesa cubriendo su rostro por la sombra de pamelas decoradas con una lazada en seda estampada o, cubriéndose con femeninos turbantes. Nunca faltaban en su rostro unas grandes gafas de carey bajo las que poder protegerse de los flashes de los fotógrafos, tanto en sus películas como en su vida personal, la actriz lució femeninos diseños de una pieza para bajar a la playa y, para pasear por la orilla del mar, se cubría con una camisa blanca ligeramente masculina. Su leyenda, se haría aún mayor cuando Hitchcock declaró: “Si hay algo que sepa hacer, es llevar un vestido”.


Su estilo en Hollywood, puramente americano, muy femenino y copado de clásicos enamoró a todas las mujeres, a los modistos y a los galanes que, quedaron prendados de su atractivo y sofisticación. Siempre elegante para la noche, en tonos negros y blancos preferentemente, con una gran sonrisa y con actitud elegante. Peinada a la moda, con el cabello suavemente ondulado o recogido con sencillez, la actriz acompañaba sus estilismos con el clásico collar de perlas, rebecas de punto en tonos pastel, pantalones Capri y pañuelos de seda estampada. Consiguió hacer suyo el look que el Rey del Suspense la proporcionó en sus films, un halo de belleza, frialdad y perfección como clave de la imagen de dama de la Alta Sociedad.


Cuando llegó a Monaco, la actriz apareció de la mano del Príncipe Rainiero quien, daría el título real a su vida siempre majestuosa. Para su enlace, el traje de novia de Grace Kelly fue confeccionado por Helen Rose con quien ya había colaborado para el vestuario de sus películas y, estuvo envuelto en una neblina de leyenda: para su confección, se compró a un Museo un encaje con más de un siglo de antigüedad y, para su traslado, se diseñó un baúl que cruzó la frontera como ataúd para evitar flashes y revisiones en la aduana que desembocaran en detalles y fotos del exclusivo diseño. La única condición que se a puso a la diseñadora fue que, el diseño fuera regio y que, pasara a la historia con letras de oro. Para su enlace civil, la que ocupara los sueños de los Años Dorados de Hollywood, escogió un traje corto en tafetán rosa con un lazo crema y, combinado con un sombrero a juego. Ambas opciones fueron alabadas y bien recibidas por la prensa que, se deshizo en halagos ante la belleza de Grace Kelly.


A partir de su matrimonio, la ya convertida en Princesa De Mónaco continúo dejando una estela de elegancia con cada una de sus apariciones. La Princesa continúo con su imagen femenina, regia y sofisticada pero, profesionalizó su imagen apostando por un estilo sencillo, serio y soberbio que, siempre era alabado y que marcaba tendencia. Un estilo profesional y femenino en boga en aquella época: faldas tubo, zapatos de salón, blusas femeninas, collar de perlas, maquillaje suave, cabello recogido y complementos sencillos para la que siempre fue una Princesa.


Un fatídico 14 de septiembre, la Princesa de Mónaco falleció en un accidente de coche envuelta en un halo de misterio. Curiosamente, la Princesa falleció en la misma carretera en la que rodó la famosa escena de picnic en Atrapa A Un Ladrón donde compartió escena con Cary Grant. Desde entonces, la Princesa ha continuado siendo referente de elegancia, sofisticación y estilo y, además, dejando en herencia a Carolina y su hija Carlota una leyenda de elegancia y de savoir faire.

10 comentarios:

ADDICT dijo...

Me encanta el homenaje que has hecho a esta leyenda del cine y princesa siempre. Respecto a lo del pañuelo, yo tenía entendido que fue Rodolfo Gucci quien lo diseñó para ella. No fue así?

Un abrazo.

Anónimo dijo...

A mí me gusta más el estilo de Grace en la etapa en la que era musa de Hithcook que después de la boda con Rainiero que debido a su status de princesa se convirtió en extremadamente correcto.Carolina me encanta, es elegantísima y sabe disimular a la perfección lo amargada que está con Ernst de Hannover.Charlotte no me parece elegante, sabe vestir bien pero no tiene elegancia natural.

El pañuelo como ha dicho Addict es el Flora de Gucci, Giannini hace un año o dos debido a revisiones al impresionante archivo de Gucci hizo una línea con bolsos, bailarinas,... estampadas con el famoso print floral.

Audrey R. dijo...

A mi madre le encanta Grace Kelly.
Yo , sinceramente , prefiero a Audrey .
Realmente me encanta su estilo . Pero no se .
Bueno es perfecto este homenaje a tal estrella .

Aparte , me encantó " Atrapa al ladron " junto a Cary Grant.

Bss

Audrey R

Holly Golightly dijo...

Addict. Sí, no sé porque he escrito Hermés, ahora lo cambio. !Qué despiste! Habrás ido por asociación. Un beso

Anónimo. A mi también me gustan más sus estilismos de su época Alta Sociedad que, de la parte monegasca. Cuando llegó a Monaco dejó ese aspecto Hollywoodiense y lo cambió por algo de coquetería pero muy protocolaria. Un beso

Audrey R. Yo también prefiero a Audrey pero, la belleza y la elegancia de Grace son innegables. Un beso

t38 dijo...

Sin duda unos de los grandes iconos americanos de la elegancia.
Pero discutible eso del estilo heredado por Carolina (que lo perdió y aparece/parece desde hace años como una percha apagada de grandes firmas que no luce, ¿recordáis en España, en la boda del príncipe?) y Carlota (aun muy verde, no se destaca por ser una muchachita con estilo, bella sí, pero no con estilo)

Muack!

Eduardo dijo...

Hola holly, soy Eduardo, tenemos tiempo de no platicar, y dios, no te he comentado por tiempo ni he hecho post de ny por tiempo, pero esto lo tenia q decir, me fascino este post mas q ninguno, adoro como expresaste todo eso, cariño, tenemos que platicar... Un beso

Holly Golightly dijo...

T38. A mí no me parece que Carolina y Carlota sean elegantes. Han optado por un look profesional, muy protocolario con toques personales en Carlota bajo el sello de K.Lagerfeld.

Nadie como Grace, un beso.

Eduardo. Gracias. A ver si saco algo de tiempo y podemos hablar. Un beso

**Lil** dijo...

hola holly

soy una gran seguidora de tu blog

esta muy bueno en si

debe ser re copado ser coolhunter

encima de Dior, no??

Adoro a Grace Kelly, la americana

que se transformo en la mas bella

de las princesas...

Como la adore en Rear Window y To

catch a thief

Respecto a su elegancia...la de

Grace era muy personal, CArolina

Y Charlotte cometen el error de

tener todo si o si Chanel.

Podrían intentar con otras marcas

también.

Lil

Holly Golightly dijo...

Lil. Lo cierto es que Grace Kelly está soberbia interpretando a una dama de la Alta Sociedad americana en Hollywood pero, luego en su etapa principesca profesionaliza demasiado su look.

Su hija y nieta, Carolina y Carltoa, tienen una sobreexposición en hanel que no contirubuye a realzar su belelza si no a opacar su elegancia.

Gracais por los cumplidos. Un beso

Anónimo dijo...

Probablemente Versace acuñó la desafortunada frase "el buen gusto no existe" inspirado al contemplar a su hermana Donatella, tan lejos de estas divas.