jueves, septiembre 30, 2010

Old Fashioned


Yo ya lo avisé. Se llevan las cerezas. Las chicas un poquito antiguas que comulgan con los antiguos cánones. Maria Carla Boscono -modelo italiana única en su especie porque no hay modelos ni italianas ni francesas- hace un come back en Vogue París -y ya no es novia del hijo de la Roitfeld- y para Meisel -que ya se autodenominó Padrino y que, además, ejerce como tal.

La portada parece sacada de uno de aquellos antiguos Harper´s Bazaar con buenas señoritas, con damas muy bellas y con trajes de Alta Moda: abrigazos de leopardo, bolsazos de cocodrilo, tacones medios, sombreritos chapeau y un montón de joyas.

Ya ya, todos nos sabemos la cantinela de las señoritas de Prada y de LV, esas que tienen tetas, cadera y culo. Ésa que les gusta más ellos que a ellas. Ésa que ama en vez de languidecer. O llora en vez de cortarse las venas.

Poiret presentó su ciclo de las tendencias y explicó el funcionamiento de las modas. De la atracción-fascinación que es deseo de compra pasa al aburrimiento, relegado en el fondo del armario, se convierte en motivo de sonrojo y de verguenza en instántaneas familiares o en el recuerdo y, un poco después, los hijos lo encuentran "enrrollado" y los diseñadores hablan de su infancia y de lo que ellos idealizaban de sus padres y todo vuelve. Algunos rebuscan en el vintage, otros en la tienda del Ejército de Salvación y el resto fondean en Zara y fusilamientos de cadena rápida para proveerse de las novedafes -sigh- de la temporada.

Maria Carla, tan maniquí en la portada. Tan estirada. Tan ajena. Tan lejana. Tan de otra época. Tan sola con el fondo blanco no hace más que evidenciarnos que en el fondo sólo estamos pasados de moda siempre.

Es decir, que también estamos siempre de moda.

8 comentarios:

carolinasevadefiesta@gmail.com dijo...

¿Sabes lo que creo?,que nos vamos cansando de acumular piezas, que estamos dejando de consumir a lo loco, y menos mal!!!. Cada un@ nos vamos quedando con lo que más nos gusta, apetece o podemos adquirir, aunque las cerezas sigan siendo muy apetecibles en algún momento.

Holly Golightly dijo...

Carolina. Quizás tengas razón pero, las tiendas están llenas. Un beso

Pachi Sánchez dijo...

Hola Holly, estoy tan de acuerdo con lo que has escrito... Todo cambia y todo vuelve. Habrá que disfrutar de las cerezas ahora que están frescas y dulces, no vaya a ser que se nos pasen.
Besos desde el Utopia blog, que esta semana esta teñido de rojo Drácula!

Holly Golightly dijo...

Pachi. Gracias. Un beso

Hummingbird dijo...

cada día paso por el mismo quiosco y me quedo un rato eligiendo la revista con la que marcharé bajo el brazo -o del brazo, me hacen compañía. creo que soy más fiel a una portada que al contenido en sí a pesar de que encuentro en todas -incluída la más absurda algo que me interesa. a una portada como ésta ni le pregunto el nombre. pero maria carla me gusta y lo retro es evocador y a mí el otoño me lleva de vuelta a los clásicos.

-en verano todo es distinto, más setentero.

he visto una portada estupenda, me recordó a tí. ésa la compro máñana, la escaneo y te la envío.

un beso Holly

Holly Golightly dijo...

Humm. Ah, muchas gracias. Me pica la curiosidad. Un beso

dandy del extrarradio dijo...

Muy interesante la entrada, y el ciclo de Poiret!!!! No lo conocía, aunque algo había deducido por mí mismo (qué brillante soy!)
Bye bye

Holly Golightly dijo...

Dandy. Un beso