lunes, septiembre 06, 2010

Basp, Beige, Anglosaxon And Protestant


Nuevo número en UMNO, la revista, en septiembre. Todas esas cosas que hacen las revistas: qué se lleva, cómo, por qué y un montón de imágenes. En cambio, para mí el invierno, por el momento, se promete de un sólo color: el beige.

A las señoritas bien, a la élite de Manhattan, la llaman WASP, acrónimo elegante de White (blanca), Anglosaxon (de ascendencia anglosajona) y Protestant (protestante en su confesión). Pero éste invierno el juego de palabras debería ser BASP, porque más que blancas, son beiges.

Cierta persona me dijo una vez que "eres oficialmente mayor cuando todo tu armario es beige". Pero lo que dicen los diseñadores, parece más bien lo contrario. Eres madura y elegante cuando tu armario también lo es. La seriedad comienza en las proyecciones que lanzamos a los otros, en lo que ellos decodifican y en lo que nosotros les proponemos.

En Prada y en Louis Vuitton vuelven las mujeres. Nada de anoréxicas estériles. Vuelve el pecho, el vientre redondo y las caderas fértiles todo mezclado con humo (metiéndosete en los ojos) y un poco de alcohol y de amor, y de sexo y de perdición o lo-que-dios-quiera. Pero en Chloé, la mujer mujer, porque eso es lo que nos espera, no precisa vestirse de otra época ni empezar a comer "emparedados" en vez de sándwiches. (No sé cómo se escribe sándwich, así que va a resultar que yo tambíén voy a tener que decir emparedado. Ay ay. Ay. !Ay!)

Las chicas de Chloé son eso. Chicas. Pero que son mujeres. Nada de lolitas intensas. Nada de pequeños polluelos. No. Son fuerte. Pero son femeninas. Son actuales sin ser blandas. Y tienen determinación y carisma. Trabajan pero cuidan de sus hijos. Se quieren por encima de todo pero aman. Son. Están. Se las nota. Y para eso, visten de beige. Se ve a la mujer. Mujer mujer.

A Armani también le gustó la idea. Eso de los setenta. De trabajar y tomar un poco de hierba suave. De tumbarse entre el tendedero cuando hace bueno en la azotea y envíar al trabajo informes estupendos va con la eficacia pulcra y la elegancia distendida de Armani. ¿Y por qué no? Además en la Alta Costura.

Y es que nos encantan los 70s y esa sexualidad ligera, nada obvia, pero muy erótica que tiene esa década consigo. En la que todo fluye entre Frank Sinatra para el amor, los Beatles para la diversión light, el rock para los momendos hardcore y los pañuelos para el pelo, el vive y deja vivir y el haz el amor y no la guerra. Toda la bagatela de la Era Acuario. Los desayunos con champagne. La cuenta vacía y los guantes de cuero ajados.

¿Y por qué no?
Ya lo decía Diana Vreeland.
Además, a Madame Chanel siempre le gustó el beige. De hecho, ella tiene en buena medida la culpa de esta invasión desde que decidió, de repente, batir la tierra de su apartamento con un montón de alfombras beige y convertir a sus chicas en damas con un vestidito de punto que insinúaba y no insinúaba todo.

Y todo esto.
Y más en UMNO.

11 comentarios:

maria Q dijo...

bravo! excelente homenaje al beig!

Almudena dijo...

Genial!!!!!!!!!!!!

Holly Golightly dijo...

Maria Q. Gracias

ALmudena. Un beso

Pau dijo...

Me has convencido, decididamente apuesto por el beige en mi armario.
I'm back
XOX

Holly Golightly dijo...

Pau. Hola Pau. Espero que todo haya ido muy bien. ;) Un beso

Hummingbird dijo...

el beige es el tono que más se vende en ciertas zonas, no sólo a partir de una edad sino como símbolo de grupo social. el problema es que por la misma regla descartan otros colores. viven el eterno beige -con camel, con blanco, con gris, con negro y con denim. y siendo elegante la combinación entra un sueño horroroso verlo convertido en uniforme.

pasaré a verte en UMNO.
un beso
Humm

Lara dijo...

Me gusta el beige, y me gustan muxoo los 70! genial descripción!

Un beso Holly!

carolinasevadefiesta.blogspot.com dijo...

Pues que queréis, a mi no me gusta, no me convence, lo veo facilón, bueno para esos días en que queremos " no ser". Resertireeeeeeeeeeeee. ja, ja, ja,ja

Holly Golightly dijo...

Humm. ;) Un beso

Lara. Un beso

Carolina. No, sé a lo que te refieres y reconozco que es cierto. Pero, todo es cosa de la actitud. ¿No? Ir de rojo no te hace mujer fatal ni ir de beige te convierte en una sosa. ;)

Miss Egotist dijo...

Pues creo que no soy BASP ni lo seré nunca... hmmmm

Y tampoco de Prada sino MiuMiu.. hmmmm....

Ganas de ver la nueva UMNO!

Un beso :)
http://missegotist.blogspot.com/

Holly Golightly dijo...

Miss. Un beso