miércoles, octubre 31, 2007

Lujo Y Tradición


Cuando una casa de moda aboga al lujo recurre a la quintaesencia de la moda y de la comercialidad. Son muchas las que recurren al savoir faire de la tradición y la cultura del buen gusto basándose en el lujo europeo y parisino de Chanel, el estilo británico de Burberry o el falso clásico de Ralph Lauren. Ya sea el estilo sofisticado y chic de la parisina amante y devota del Petite Robe Noire, la lady inglesa de sangre azul o la americana fashionista de los Hampton´s. La tradición, el lujo y la herencia de la moda es actual y, uno de los métodos de venta para las firmas del presente aunque, quién sabe si, en realidad, no es sólo un reflejo de esplendor que si sirve para facturar cuenta y, si no, no vale nada.


El lujo parisino parece ser el clásico y la esencia que más valor y prestigio da una marca. Chanel es el it francés junto con Vuitton aunque ambas marcas tienen en común el prestigio del lujo parisino, del clásico pasado y del chic femenino. Chanel se traiciona con Karl pasando del Lagerfeld consumista al reinterpretativo del clásico espíritu Chanel pero siempre con las cifras como patrón y el hacer caja como leitmotiv de una sinfonía perpetúa entre el blanco y el negro y las odas a la camelia. Aunque, con una pasión desenfrenada por USA. El caso de Louis Vuitton es otro, Marc Jacobs al frente de la mítica casa de moda tiene una mezcla de novedad y pasado de la mano del genio neoyorkino, del marketing y del estilo sofisticado, caro y diferente aunque con el emblema LV como insignia y con esa mezcla que gira entre el pasado y el presente con ese estilo moderno y antiguo. Y es que, a Marc le gusta la pasarela para innovar pero, sabe que su permanencia para LVMH depende del fin de mes.


Hay otras casas a las que la pasa lo contrario, Balenciaga en lugar de apelar a la tradición del más grande de los españoles se ha decidido por la innovación moderna, por el espectáculo futurista, por la tendencia ecléctica, por el androide chic. Amado de Carine Roitfeld, amante de Anna Wintour y amor de las fashion victims del mundo de la moda y de la jungla de asfalto. Y parece ser que este presente futurista de Balenciaga no tiene pronto fin, ya que es el it de la temporada. Eso sí, el contrario de Chanel es Balenciaga o, eso parecía porque corren los rumores de que a ambas marcan se están dejando llevar por USA ya sea con las celebrities y herederas y esposas de magnate de sangre verde o, las actrices para campañas en Balenciaga printemps eté.


Gran Bretaña está de moda, ese estilo antiguo, refinado, noble, exquisito, sofisticado y, al mismo tiempo, clásico con una pátina hípica y toques lady. Burberry con Christopher Baley al frente se ha dedicado a la gabardina, a la lady británica del trench beige y al legado de los cuadros bicolores estampando las creaciones inglesas. Christopher Baley es el continuador de la estirpe inglesa en la que la campiña floral y el binomio clásico y noble funciona a la perfección aunque, sea Agyness Deyn la top de la firma como chic it del futurismo andrógino y el sabor de antaño inglés.


Ralph Lauren es la diatriba americana hecha marca. Primero escoge el ítem americano clásico ese fin de semana en los Hampton´s para verano y el estilo Connecticut para invierno, una mezcla deportiva y sencilla para el americano perfecto. Ahora a pesar de que la marca tiene copias como Tommy Hilfiger que al principio fue el pálido clon de la marca y ahora un hijo en sí mismo aunque ahora R. Lauren se ha convertido en una renuncia perpetúa del espíritu adolescente y de la Vieja Escuela del Polo Adolescente. El problema de Ralph Lauren es que entremezcla el pasado clásico de la firma con polos, pantalones de montar, chaquetas de terciopelo, pitillos de pana color chocolate y trencas invernales y deportivas así como pañuelos de seda al cuello y un estilo sencillo, femenino y natural con el presente futurista, una mezcla en la que Ralph Lauren pretende ser el nuevo Armani, el nuevo amor de Anna Wintour y el nuevo lujo Haute Couture y europeo en lugar del encanto americano que debería tener la marca. Por un lado, RL se encarga de la tradición de la bandera patriótica y el 4 de julio pero, al mismo tiempo, ahora se plantea ser europeo y parisino en lugar de americano. Ilógico y rozando lo ridículo aunque, ha recibido plausibles críticas en Vogue. La comercialidad, el pago de publicidad y el regalar a Anna Wintour un armario completo de la colección asegura el triunfo y, el beneplácito de Internet cuando tu publicidad decora The Sartorialist.


La tradición y el lujo bien entendidos o mal entendidos son tendencia de las maisons de moda. Aunque unas renieguen de él y, otras se aprovechen de su estela lo que está claro es que, el poder del logo es la tendencia, la marca en sí misma, el valor de la moda y del nombre y el poder de la firma, el sello y el espíritu de la tradición aunque se puede traicionar en cualquier momento ya sea con un creativo visionario y aplaudido o por una comercialidad mal entendida con e punto de mira en Japón, China y USA. Destreza y genio para la tradición.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad es que el blog es mágico.

Una poesía en cuanto a las palabras y una obra maestra en cuanto a imágenes.

patri dijo...

que bueno volver a verte y encontrarte siempre tan completa.... Cariño, mil gracias por el piropo...Un placer.
Y al respecto de la segunda corrección...cariño, puse que era de Mcqueen...el de Versace era el otro....creo que lo leíste rápido y por eso fue el lapsus. Un besote. No problem Un placer como siempre recibir tu visita

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Muchas gracias. Un placer leer este comentario. Un beso

Patri. Gracias. Respecto a la correción debí equivocarme al leer. De todas formas, los zapatos son preciosos. Un beso

Lara dijo...

Al final lo que importa es si vende o no,creo que todos estos diseñadores que nmbras la mayoría de las veces intentan ver cómo les importa el pasado de la firma,xo lo que realmente les vale es el fin de mes,como muy bien dices.

UN BESOOO

Holly Golightly dijo...

Lara. Totalmente cierto, lo importante sólo es hacer caja ya sea mirando al presente, al pasado o al futuro. Un beso

srta a dijo...

Muy buena la reflexión de RL, americano o europeo? Siempre a sido muy americano, aunque ahora parece que pone los ojos en europa y resulta un tanto... quiero y no puedo. De todas formas con Anna W. como madrina y Internet a sus pies nada va a detener su apuesta.
Besitos

Holly Golightly dijo...

Srta a. Toda la razón. Con los padrinos necesatios, siempre se triunfa. Un beso

BoatoLuxo dijo...

Como siempre un texto tan completo.
Pienso muy parecido a ti respecto de Karl, aunque ahora último me trae un poco con rabia.

muchos saludos.

Holly Golightly dijo...

Boatoluxo. Gracias. Karl es un genio y un tirano. Un beso

Anónimo dijo...

RL quiere ser más Armani que Armani, la colección del 40 aniversario es una mezcla entre Armani, My fair Lady y los estampados florales de Ungaro.

La moda de Gran Bretaña no me gusta nada, los únicos que me encantan McQueen y el genio Galliano.Personalmente Burberry me parece una marca para lores ingleses de poca monta que no pueden comprar moda francesa.

Por cierto, se rumorea que Claudia va a ser la imagen de Vuitton junto a Nadja, Naomi, Stephanie,..., será una campaña estupenda.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Llevas mucha razón. RL se ha convertido en dos entes al mismo tiempo, Armani italiano, lujoso, sedoso, inglés, europeo, refinado, exquisito y vintage y; el PL americanizado de la eterna escuela de montar, el de losblazers de terciopelo, las chaquetas de pana con coderas, las blusas azul cielo, los pantalones de tweed y las botas de montar.

Gran Bretaña ha dado genios como McQ, Galliano, destellos para Viviane W, un buen inicio a Baley... Burberry se ha convertido en una mutación de sí mismo, la diferencia es únicamente que, ahora han perdido su amor por el lujo y se han vendido al moderno Baley que, deberia explotar el histórico.

Dicen que Claudia tendrá Vuitton, Chanel y Ferragamo entre sus campañas. Desde luego, el retorno de las tops es un hecho. Un beso

Anónimo dijo...

La coleccióon de RL de primavera es ridícula,cursi...no tengo nada bueno que decir sobre ese desfile.