domingo, septiembre 09, 2007

Ralph Lauren, Diatriba De Un Diseñador Pretencioso


Ralph Lauren es una de esas marcas puramente americanas ideadas con una insignia a la que deben lealtad, en este caso, la bandera americana. Añoro los tiempos en los que Ralph Lauren compró una antigua bandera por 13.000.000 de dólares y, se hizo, de alguna forma, propietario de su logo, su sello, su insignia. Ahora, Ralph Lauren reniega de su espíritu adolescente y del Imperio Del Polo dejando a un lado la vieja escuela y marcando cánones en un desfile que es más Armani que lo que hace el propio Giorgio y que, está carente de significado, de un guión y un ritmo además de, la inspiración. Un desfile en el que el peso del 40 aniversario de la marca ha hecho que el equipo Ralph Lauren se equivoque y, en vez de apostar por el legado de la firma, amplio, sencillo, sofisticado.


Más Armani que el propio Armani fue lo primero que pensé cuando vi la colección. Al principio, Ralph Lauren surcó la pasarela con un aire muy inglés, una mezcla entre My Fair Lady y el British Style masculino. Pamelas con detalles de encaje y flores de gasa, fustas de montar y guantes cortos combinados con un diseño en blanco ribeteado en negro con una cascada de volantes en la pala central y con un adorno en el escote. Unos diseños totalmente vacíos.


Este fue la única serie de diseños que no me horrorizó, del todo, quizás porque a Ralph Lauren siempre se le han dado bien los tonos pastel y los cortes de petite fille. En este caso, el diseño en rosa maquillaje lleva escote redondo con mangas plisadas a juego con la cintura del diseño. El resto del vestido tiene corte recto y está complementado con una pamela y con guantes cortos. Uno de los diseños más Lauren pero, al mismo tiempo, demasiado pretencioso. Los conjuntos caballero inglés con toque juveniles son, sencillamente, grotescos. No encuentro palabras…


En la mitad del desfile han desfilado vestidos florales en tonos pastel. Diseños ingleses con el escote halter y con las líneas muy difuminadas, con la pechera decorada y con una caída de volantes en el bajo. Una serie de diseños muy Ungaro cuando la marca estaba en su etapa floral. Como complementos, el diseñador ha optado por guantes cortos y por pamelas descomunales para unos diseños carentes de significado. Luego, han desfilado una serie de diseños más Ralph Lauren con un estilo más juvenil. En cualquier otra marca, y en un desfile con más lógica, el look femenino de las flores y las capas estampadas ribeteadas en negro podrían ser elegantes pero, combinadas con esa prenda de punto y látex y, marcado por un cinturón de charol es, simplemente un devaneo febril. Obviaré mi opinión acerca del tocado…


Hay un momento en el desfile en el que el negro tiñe la pasarela que antes ha estado surcada por modelos que parecen salidas del parque de bomberos y, por modelos sacadas de Oriente. Diseños largos dan paso a vestidos de cóctel con volumen en la cadera y capas de tul negro combinadas con franjas de raso. El escote está labrado y decorado con pedrería negra y, como complementos los omnipresentes guantes cortos y collares de tela. Para la noche, el accesorio por excelencia son los sombreros de copa.


También hubo modelos más femeninos con el blanco como tono de referencia en los que, los volantes y las capas de gasa son los componentes de los diseños. Para el día, faldas con capas de organza combinadas con tocados de flores y blusas blancas sencillas y, para la noche, diseños simples con el cuello y el bajo plisado combinado con chaquetas Lauren con sus clásicas rayas y su omnipresente logo con las que me surgen dudas, ¿Qué era lo que pretendía? Si era restar elegancia lo ha conseguido.



En mi opinión, el desfile carece de sentido y significado. El que fue apodado rey de la elegancia clásica americana ha decidido dar un giro inesperado y poco acertado a su trabajo en el pret a porter. En vez de mirar a su patria y a su inspiración, en su 40 aniversario ha mirado, esperanzado a Europa quizás en busca del aplauso fácil y, de críticas alabando su buen hacer. Pero, lo cierto es que Ralph Lauren es una marca que grita: ¡4 de julio! en verano y, moriría antes de un ¡God Save The Queen! aunque, parece que, Ralph Lauren no lo quiere entender.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Jajaja...

!Me encanta el título!

La verdad es que el desfile no me ha parecido especial pero tampoco me ha horrorizado. Por ejemplo, me han gustado los trajes blancos y los sombreros.

Un beso

Anna dijo...

Para gustos los colores... A mí me encantó su revisión de sus temas de siempre y de sus grandes éxitos (Films como "The Great Gatsby", "Annie Hall", o evocaciones del tipo Oriente visita Occidente). He leído excelentes críticas (Nicole Phelps en Style.com, Lauren David en Vogue UK) y revisando el desfile estoy totalmente de acuerdo con ellas. Creo que Ralph Lauren es más europeo que muchos, y ha recuperado el "old school glamour" mientras que algunos simplemente lo pervierten. Y lo mejor está por venir...

esperanza smith dijo...

Sin duda me ha parecido un completo desastre. Ese acercamiento al tema inglés, a Beaton o a las carreras de Ascot tendría un por qué si no se hubiera alejado de sus cortes, formas y estilo.


Sin embargo el gran error ha sido pretender una manera de hacer ropa que no es la suya. Sí, son trajes de noche, pero parecen de Ungaro cuando a Ungaro se le iba la cabeza con la Provenza. Sí, tambien son conjuntos dos piezas de lo más clásicos, pero parecen una copia literal de Armani... ese es el gran error.

Por otra parte me quedé sin habla cuando vi esa serie de desastres en diferentes tandas, los conjuntos en amarillo de los que ni hablaré, esos modelos en estampado floral muy suave con ribetes plastificados, los jockeys-disfraz y alguna que otra salida de tono. Horrible es poco.

esperanza smith dijo...

Si a eso le añades una pasarela horrible, una mala disposición de las modelos en las salidas y unos saltos temporales sin razón de ser...

Por cierto, los conjuntos juveniles de la mitad del desfile tambien son de traca. Quizá para que los lleven las protagonistas de Clueless, pero para un cuarenta aniversario se me hace un pelín ridículo.

Bego dijo...

Totalmente de acuerdo. Un desfile decepcionante.
Besos,
Bego

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Es que el desfile del diseñador americano ha sido un sueño decepcionante... Algunos sombreros son bonitos, muy My Fair Lady por eso les he usado para abrir y cerrar el post. Besos

Anna. Sí, ha habido críticas para todos los gustos. Muchos le han aplaudido, han dicho un nuevo europeo pero, muchos le aborrecen. Wintour se fue del desfile cuando el show aún no había terminado y, eso es muy mala señal... En mi opinión, el desfile no merece la pena. Besos

Esperanza Smith. El acercamiento a lo inglés pierde su valor cuando te das cuenta de que, pretende recuperar lo antiguo pero lo combina con tejidos y cortes juveniles.

No entiendo porque D&G quiere ser Versace y, Balenciaga, Pierre Cardin... Eso mismo le pasa a Ralph Lauren que, quiere seguir vendiendo millardos de euros en sus chaquetas de montar y que le aplaudan la noche...

Los modelos con bandas japoonesas y esos diseños inspirados en el Parque De Bomberos me han sobrecogido. Un beso

Bego. Un desfile muy decepcionante. Totalmente vacío. Besos

Anónimo dijo...

Siento no pensar lo mismo sobre esta pasarela contigo, creo que la coleccion de vestidos estampados son un aire fresco a tanta vanguardia y pureza que recuerda a los años del boom minimal.
Eliza Doolittle

anna dijo...

Para ser amado hay que ser aborrecido (ver John Galliano, que despierta tantos aplausos como nauseas), y dudo mucho que si a Ms. Wintour le disgustara el desfile permitiera una buena criti ca en Style.com, que al fin y al cabo es Vogue USA... Tal vez se fue para ser la primera en el kissing room... Kisses para ti tambien!

Anónimo dijo...

Hay vestidos que son bonitos.

Que cuando queréis os cebáis con un diseñador.

aka scrunchie girl dijo...

Menos mal!
Pensaba que era la única a la que le habá horripilado el desfile de Ralph.

Holly Golightly dijo...

Eliza Doolittle. Es cierto que la tendencia minimal vuelve a las pasarelas pero, eso nunca lo he reporchado. De hecho, tengo muy buena relación con la moda práctica y cómoda americana de firmas como Badgley Mischka, CH, Michael Kors, Vera Wang, Sue Stemp y también me gusta el clásico Ralph Lauren con sus pantalones de terciopelo, por cierto me he comprado unos cereza de su colección de invierno, y sus chaquetas hípicas.

Pero, en mi opinión, el desfile de Ralph lauren era grotesco. Se ha vendido a la sofisticación cuando el siempre ha sido de Hampton´s pijos. Ha traicionado su firma y su logo. No, no me ha gustado.

Claro que, supongo que a tí, Eliza, los sombreros y los aires My Fair Lady te habrán gustado. ;) Besos

Anna. Para ser amado hay que arriesgar. Anna Wintour permite muchas cosas. Pero te aseguro que su salida no fue buena. Style es una fuente diferente a Vogue, aunque sea su casa online la edición impresa y la onlne no tienen nada que ver. Un beso

Anónimo. Claro que hay prendas bonitas pero, éso no se busca en un desfile. De hecho hay desfiles grotescos que han consagrado a grandes maestros. De los clochards antiésteticos de Galliano a las robots de Balenciaga. Pases horripilantes con modelos hechas engendros que, convencen. Besos

Aka Scrunchie Girl. A mí me ha parecido una traición a Ralph Lauren... Besos

esperanza smith dijo...

El desfile es malo por una razón sencilla, es pretencioso. El resultado es burdo y zafio, los trajes a lo Ungaro parecen de mezclilla...

Holly Golightly dijo...

Esperanza Smith. Lo digo todo con el título...

Besos

Anónimo dijo...

Hola, Holly siempre he sido un fiel a VOGUE, no se si por tradición o costumbre, auque pienso que es una revista que le falta algo (será un poco de visión critica sobre lo que se hace en el mundo de la moda), solo en contadas ocasiones he tenido la posibilidad de leer en ella algún punto critico para bien o para mal sobre algo.
Bueno y tu dirás todo esto para que, la cuestión es que aunque no haga comentarios muy a menudo básicamente por mi falta de tiempo he de decir que tu blog me sorprende gratamente cada día y que leo todos tus artículos, me pareces una persona con una mirada bastante amplia de la moda y objetiva (cabe decir que la objetividad es algo relativo en el mundo de la moda), Por tanto es aun mas difícil ser objetivo.
Auque a veces no comparta tus puntos de vista creo que lo que dices es muy enriquecedor para quienes vivimos de la moda y para quienes no. Todo esto me lo he planteado en los últimos días leyendo tus artículos y el análisis que haces sobre las colecciones de los diseñadores americanos, en especial la de Ralph Lauren que es totalmente acertada y objetiva, por que llegados a este punto considero que es una colección sin identidad carente de sello personal que mas bien parece un collage de muchos diseñadores. La verdad es que hace tiempo no veía una colección con unos fallos tan grandes y tan evidentes puestos sobre la pasarela y no se trata de lo bello o feo que pueda ser un vestido, sino de el estilo he identidad de una Firma en este caso.

“Se puede ser revolucionario sin perder tu identidad”

Sigue así Holly
Besos
Carlos Polite.

Holly Golightly dijo...

Carlos Polite. Gracias por los cumplidos ante todo.

En mi opinión, aunque Vogue es tomada como bandera de la eelegancia no olvidemos que está condiconada por los contratos con la publicidad y dirigida por un grupo que, loq ue quiere es tener los menos enemigos posibles y los ingresos más elevados. No tiene críticas voraces, ni editoriales novedodas, ni delirios como los de antaño porque, se ha hecho demasiado comercial. Claro que, ¿Qué no?...

La objetividad es algo imposible y fuera del alcanze del que se llama humano, o se hace llamar. Yo lo intento, analizando los desfiles y comentando las noticias como si no me importasen y, luego añadiendo una nota personal.

Lo cierto es que yo me imaginaba que a Ralph Lauren le daría de repente una pasión por Europa que, es lo que les suele pasar a los Americanos cuando ya se han hecho un nombre. Pero no me imaginaba ese delirio perdido sin ritmo, sin legado, sin herencia y, menos en su 40 aniversario.

A eso me refería yo, no digo qu eno haya diseños bonitos, prendas con buen corte, alguna falda llamativa, tocados de excepción y un toque quistch pero eso no conforma una marca ni un espíritu. ¿Por qué renegar de su herencia? Aún no lo entiendo...

Pero entiendo menos que traicione al desfile y ponga como atrezzo a algunos modelos sus chaquetas hípicas. Y, luego él sale a desfilar con el logo del caballo aumentado al 100%...

RL, quiere seguir vendiendo sus clásicos, que su logo se tome como puramente americano, innovar en el pret a porter y dejarse de niñas de alta cuna y marquistas fetichistas que sólo alcanzan a Tommy Hilfiger...

Besos

marco josue dijo...

The blog is very complete and very helpful the pictures you used to understand, really amused me much, but not so much how to use Generic Viagra than that if it's fun, but if I really like your blog!

Anónimo dijo...

This piece of writing will help the internet people for setting up new webpage or even a weblog
from start to end.

my web-site - Ralph Lauren Outlet UK

Anónimo dijo...

What's up, the whole thing is going fine here and ofcourse every one is sharing information, that's genuinely fine, keep up writing.


Here is my web page ray ban sunglasses outlet

Anónimo dijo...

Hey there! I've been reading your web site for a long time now and finally got the courage to go ahead and give you a shout out from New Caney Tx! Just wanted to mention keep up the great work!

Feel free to visit my site :: Polo Ralph Lauren Factory Store