sábado, septiembre 08, 2007

J. Mendel, Sencillez Americana

J. Mendel es otra de las marcas americanas cuyo mayor atractivo se resume en no presentar novedades si no en ofrecer un armario completo y combinable para la mujer elegante. Conjuntos en blanco, bordados y volantes gaseosos, minishorts blancos y vestidos etéreos y, para la noche, conjuntos griegos con el escote decorado en pailletes o con volúmenes y capas de gasa. Un desfile elegante, bonito pero no genial con ese toque condescendiente de la moda americana que se inclina por la comodidad ante la elegancia.


Para la mañana las propuestas se resumen en conjuntos frescos y elegantes en tonos blancos. Blusas holgadas con escote marcado combinadas con faldas estrechas ceñidas mediante un cinturón clásico. Tiene una clara preferencia por la primavera que, se hace evidente en el bajo bordado de la chaqueta de seda.


El camisero es un must en el verano americano. En ésta ocasión recurre a tonos vainilla y está realizado en seda. Bolsillos con remaches metálicos y complementado con un brazalete con gemas en tonos verdes y unas sandalias planas de tiras doradas.


La tarde se hace más elegante. El diseño, en tonos púrpura está combinado con una cenefa geométrica y lleva el bajo decorado con pliegues de seda dispuestos en dos hileras. El escote, está formado por un bustier que acaba en dos mangas de corte chal. La propuesta está combinada con un brazalete con gemas púrpura y con sandalias en tonos crema.

Este diseño me ha gustado mucho, es sencillo, favorecedor y muy americano. El vestido está confeccionado en seda y tiene una sobrefalda en gasa, los tonos oscilan entre violeta y devaneos liláceos. Lleva el escote plisado y el torso labrado con motivos geométricos, el bajo está adornado con franjas de raso brillante. El diseño está complementado, únicamente, con sandalias en tonos crema.

Un diseño muy juvenil y fresco aunque muy elegante al mismo tiempo. El diseño está rematado con capas de gasa en forma de abanicos plisados en tonos blancos, el resto del diseño está adornado con pequeños pliegues geométricos en tonos nácar. El vestido luce un escote en V muy favorecedor que deja paso a un fajín fruncido en tonos perlados. Sandalias blancas y brazaletes en plata como complementos.


El desfile ha sido una mezcla de los clásicos de la firma y de diseños sencillos pero exquisitos. Normalmente, J. Mendel es una de esas marcas adoradas en invierno por sus conjuntos de piel y que, en verano pasa desapercibida excepto por algún vestido camisero y prendas etéreas. En esta ocasión, la paleta de colores ha sido de mi agrado, naranja apagado, lila sólido, púrpura, vainilla y tonos blancos muy luminosos. Los complementos, brazaletes griegos y sandalias delicadas en tonos crema. Un pase muy elegante, correcto pero, nada especial.

11 comentarios:

Laura dijo...

A mí este desfile me ha encantado, la colección es preciosa, las modelos guapísiams y todos los diseños son muy ponibles.

Eso es lo que más me gusta de la moda americana que es genial porque no necesitas imaginarte el diseño sin el maquillaje blanco o los leggings metálicos de Balenciaga o esas medias azules que te hacne las piernas como columnas si no que puedfes ver cómo queda, cómo cae...

Me encanta la moda americana por eso aunque, no me deja de gustar la HC...

Un beso

Holly Golightly dijo...

Laura. A mi también me gusta la simplicidad de la moda americana: están allí para enseñar sus propuestas y, como es el mejor escaparate no hace falta adulterar ni enmascarar a las modelos pues sólo quieren vender, no impresionar.

Al mismo tiempo, me encanta la costura porque tienes un festín visual que devorar que, en cambio, en la moda americana no se da porque es muy plana.

Besos

Lara dijo...

Muy monos pero muy sosos no???
BESOSS

Holly Golightly dijo...

Lara. Es cierto, de los desfiles americanos no se puede esperar ni novedad ni espectacularidad. Son planos.

Besos

Anónimo dijo...

Holly, cómo subes las fotos al blog?Gracias.

esperanza smith dijo...

De los desfiles americanos lo mejor es no esperar fuegos articifiales, teatralidad o efectismo. Simplemente ropa, y muy buena ropa. La pasarela americana suele tener un patronaje funcional y muy favorecedor. Son vestidos de verlos y ponértelos, no hace falta nada más.


A mí el chic americano me gusta, es sencillo, natural y muy favorecedor. Incluso en iconos de la moda que tiraban más hacia el elegantismo como Nan Kempner se nota su orígen americano,

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Cuando accedes a crear entrada, en la barra superior hay una seri de botones. Un cuadrado en tonos azules en el que debes clickar te dará la posibilidad de cargarlas. Espero haberte ayudado. Besos

Esperanza Smith. La pasarela americana a mí también me gusta, es sencilla, cómoda,comercial, poco pretenciosa y ponible. No se puede esperar espectacularidad, ni teatralidad ni puesta en escena, como mucho hordas de celebrities, la presencia de Nuclear Wintour y un pret a porter elgante, femenino y sofisticado.

Besos

Anónimo dijo...

Me gustaria saber como te haces con las fotos de estos desfiles tan espectaculares, que en mi opinión no son nada planos, sino como decian mas arriba elegantisimos y superponibles. Un saludo y felicidades por tu buen gusto. Rocío

Holly Golightly dijo...

Anónimo. En mis links aparece Style, el centor de los desfiles y la Red Carpet de Nuclear Wintour.

Allí tienes toda la cobertura mediática.

Besos

Anónimo dijo...

Hola!Holly escribo aquí para hacerte una pregunta.

Creo que es un buen debate:

¿Crees(cómo Gianni)que el buen gusto no existe?

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Comparto muchas opiniones con Gianni Versace y, en ocasiones, cedo al negativismo de esa frase. Nada más que mires el encabezamiento del blog pero, luego recuerdo que el buen gusto sí que existe.

Soy el ejemplo de ello.

Besos