lunes, septiembre 24, 2007

Giles Deacon, Rendido Al Lado Oscuro


Perteneciente a la nueva generación postMcQ de enfants terribles de la moda londinesa, este joven creador conquista al público con cada una de sus colecciones. En ésta ocasión y, tras empezar la estela de conseguir un nombre y un estilo identificables para el (gran) público, la colección tiene un aire más femenino que en otras ocasiones, un toque infantil y, un ligero toque British. Lo que está claro es que, el diseñador ha dejado a un lado ese espíritu acaparador de focos pero, aún no renuncia a ese aire espectacular, algo extraño y que, hace que, a menudo, los diseñadores pierdan prestigio pues se convierten en shows. La colección tiene un marcado aire Rochas, algo que ya hemos visto en el desfile de Olivier Theyskens y que no aporta nada nuevo, un toque infantil y, esa bochornosa otoñalidad que están tomando todos los desfiles de primavera verano. Un cambio de roles en Deacon, desde luego. Algo más femenino y, siempre ecléctico aunque, en la Fashion Week De Londres uno, no puede esperar mucho. Algo nuevo, un toque kistch y mucho de enfant terrible pero, el prodigio se ha evaporado.


El desfile comenzó con un delirio en blanco y negro, algo clásico y conservador. Chaquetas y abirogs en tonos grises dan paso a vestidos lenceros con detalles vistos y decorados con pequeñas flores de gasa. En este caso, un diseño en gris con el pecho decorado con gasa transparente y recogido con escote en V atado a la espalda. El bajo del diseño está rematado con pequeñas flores que, combinan con un delicado tocado a juego. El resto del look, en negro.


La colección dio paso a diseños brocados en tonos grises tratados con telas brillantes. Falsoescote de gasa ribeteado en terciopelo negro combinado con pechera en raso gris ceniza, como complementos, falda con volumen balón con bajofalda en raso brillante y, combinada con adornos florales en tres tonalidades. Un sombrero decorado con flores de raso y tocado en seda está combinado con accesorios negros.


A medida que los modelos avanzaban, la colección daba paso a una imagen más femenina, más infantil y más dulce de lo que nos tiene acostumbrados Giles Deacon. Diseños en tonos grises con flores impresas en tonos crema y rosa claro. Decorados con tocados, tirabuzones dieciochescos y flores aplicadas.


A medio desfile, los looks british infantiles coparon la pasarela, diseños con adornos florales combinados con pétalos de flores en tonos crema y bajo el sutil fondo del rosa inmaculado dejaron un aire de incredulidad entre los asistentes. Como complementos, un tocado en rosa adornado con flores y accesorios en rosa.


Faldas de tul adornadas con flores de gasa, aplicaciones de pétalos y detalles de mariposas y aves del paraíso. Falsoescote de gasa con bustier de raso visible y manga farol con tocado de flores plisadas en raso y seda. Accesorios en rosa y, tirabuzones dieciochescos como complemento de un look sorprendente y, aún más, para Giles.


Prendas en tonos maquillaje con detalles en raso vistos y, combinados con accesorios de plumas y tul. Faldas tubo, silueta recta y cortes brillantes combinados con bolso de mano y boinas afrancesadas. El look está complementado con accesorios en tonos nude y, con abrigos de jirones de gasa algo invernales.


La silueta años 40s domina el desfile, bustiers marcados, trajes de baño con ballenas, corsés entallados y cortes ceñidos y femeninos. Una regresión al pasado, al vintage que Giles Deacon ha explotado en ésta colección. Como complementos, pulseras de raso en tonos crema con tonos maquillaje combinado con un sombrero en tonos fucsia con detalles en tonos púrpura. Un look muy primaveral.


Un diseño femenino en tonos nude con capas de volantes en el bajo del diseño, como complemento, una flor de raso brillante y con textura metálica en la cintura como aderezo. El escote, palabra de honor con las líneas del bustier visibles. El resto del look, en un rosa muy modoso y femenino. El cabello y, el maquillaje son una mezcla entre princesa y niña recatada.


En la parte final del desfile, Giles Deacon dio la salida a un conjunto de diseños estructurados y con una gran carga arquitectónica. En ésta ocasión, el diseño en rosa brillante y confeccionado en raso lucía escote corazón con el bustier visible y corte Diana con el hombro decorado con flores. El bajo del diseño, con corte triangular, está cuajado con aplicaciones de pétalos. Los accesorios en tonos rosas.


Cerraron el desfile una tanda de diseños en gris perla con volúmenes artificiales y textura milhojas que, tanto explotó Valentino en su tiempo. Escote corazón con el bustier decorado en gasa en gris perla y, combinado con volumen en las caderas y, accesorios en gris metalizado. Como complemento, un tocado en strass en tonos grises.


Carmen Kaas cerró el desfile con un vestido de noche en tonos negros impregnado totalmente del espíritu de Olivier Thesykens en Rochas. Falsoescote de gasa en tonos negros, jirones de tul en negro petróleo y una sarta de pliegues y fruncidos como adornos del diseño. El peinado y el maquillaje cambió radicalmente, ahora el hada buena se ha pasado al lado oscuro que, quede claro.


La colección, mucho menos Giles Deacon que, en temporadas pasadas da la impresión de que hay un retroceso en la vida de la marca de Giles. Si primero fue un romanticismo postmoderno, claramente inspirado en Coco Rocha, y posteriormente una colección que pasó algo desapercibida para el ojo experto, regresa cargado de inocencia british, de cuento de hadas y de mujeres, que no androides, en sus colecciones. Parece que el verano tiene fijación con ilustrar la tendencia otoñal de Miuccia Prada con sus “medias” de colores y, con sus zapatos de tacón boomerang. En éste caso, la colección además del guiño al reverencial Prada tiene toques nostálgicos de Olivier Thesykens en Rochas cuando intercala su sinfonía de claroscuros románticos y góticos en jardines nostálgicos y tenebrosos. Eso sí, aquí hay niñas despreocupadas, hadas de las flores, ninfas y musas del bosque y, por supuesto, el hada mala que, se ha vendido al lado oscuro, como Deacon a la comercialidad.

19 comentarios:

Eduardo dijo...

La colecion no es mala, pero no es original y se ve opacada por su invierno...

Eduardo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eduardo dijo...

La colecion no es mala, pero no es original y se ve opacada por su invierno...

Holly Golightly dijo...

Eduardo. Coincido, la colección es buena. Tiene cánones y medidas, cortes y estampados buenos y mucho más ponibles que en ediciones anteriores pero, al mismo tiempo, pierde mucho al ver que se ha vendido a la comercialidad y que sus primeros shows eran únicamente parte de me estoy haciendo un nombre en el mundo de la moda...

Un beso

Anónimo dijo...

A mí me recuerda más a Vuitton verano 2007 con sus María Antonietas del S.XXI que al toque tétrico-romántico de Theyskens.

La pasarela de Londres está repleta de nuevos McQuenns o Gallianos que al final se quedan en futuras promesas.

Respecto a la incógnita de quien protagonizará la próxima campaña de Chanel me encantaría que fuera Claudia, su reconciliación está dando muy buenos frutos: Editoriales fantásticos protagonizados por la alemana en las que muestra sus mil caras y su registro ilimitado y Claudia es la modelo que mejor sabe interpretar el espíritu Chanel y si Coco estuviese viva estaría impresionada de que la rubia más rubia de todas interpretase el espíritu Chanel a la perfección, recordemos que Gabrielle odiaba a las rubias.

thesil dijo...

A mi me ha gustado mucho la parte del desfile donde muestra diseños más arquitectónicos. Además de lo más original del desfile también me parecen bastante favorecedores. Eso sí, el resto no me dice mucho la verdad.
Besos

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Comparto teoría contigo, es algo como tantos niños superdotados y luego, centenas de adultos mediocres.

Yo también espero que sea Claudia, ojalá, Coco Chanel odiaba a las rubias pero, es porque no conoció a Claudia.

Un beso

Thesil. Creo que ésa es la principal cualidad del desfile, le miras y dices: bien, bonito, ponible, londinense. Pero nada más, no desata odios ni pasiones. Y eso, indica mediocridad. Un beso

Anónimo dijo...

Claudia tiene una cosa que me encanta, además de ser la modelo más bella que se ha visto es muy ambiciosa y es la modelo que mejor ha aguantado el carácter tirano del Kaiser, estaban casi todo el día juntos y creo que es la única mujer a la que Karl ha amado.Recordemos que el año de la salida de Claudia en Chanel fue malísimo para Lagerfeld, además de la destitución de Claudia salieron Victoire de Castellane que en esa época diseñaba complementos para la firma francesa y pasó a la alta joyería de Dior y su tío que tambien trabajaba para la firma.Todos eran como una familia, Claudia creo que es la madrina de uno de los hijos de Victoire.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Claudia es genial. Ese aire de frialdad, de mujer de hielo y, al mismo tiempo de sex symbol.

Parece estar simpre ocupada y, vivir al mismo tiempo en un universo paralelo de calma y reposo.

Claudia es bella como ninguna y, profesional como nadie.

Ella no es una top, es La Modelo.

Un beso

Anónimo dijo...

Por supuesto que es La Modelo, esa gelidez, esa sexualidad y la dulzura contenida que tiene debido a su carácter alemán hacen que sea maravillosa, regresa como el Ave Fénix pero es que en realidad siempre ha estado ahí.

Por cierto, Vogue España podría hacer una portada con Claudia para diciembre, sería maravilloso, Claudia cierra con Vogue España uno de los años más importantes de su carrera, recomendación a la Sacristán, el editorial+portada lo podría hacer Nico, que es uno de los que saca a Claudia como nadie.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Es cierto, me sumo a ésa petición. Espero a Claudia en diciembre, quizás con una de esas colecciones de Valentino, la última, y sumida en una orgía de festividad y dulzura como ella sólo sabe hacer.

Claudia siempre ha estado allí, incluso cuando las tops de caderas y pechos inexistentes arrasaban las pasarelas, ella y sus curvas, su sonrisa, su melena y su genialidad estaban allí. Un beso

lorena dijo...

me gusto tu blog!
saludos

Anónimo dijo...

Wintour debería ir pensando en dar una portada a Claudia y dejarse ya de celebrities, aunque Claudia ya tiene el status de celebritie.

Esperemos verla desfilando en el último desfile de Valentino, ella siempre ha manifestado la enorme admiración que tiene por el diseñador italiano y él ha declarado varias veces que es su modelo preferida.Lo que no me gustó es que no desfilase en Dior HC, estuvieron todas las tops (Naomi, Karen, Amber, Shalom) y ella no estuvo.

Holly Golightly dijo...

Lorena. Gracias, espero verte por aquí. Un beso

Anónimo. Claudia siempre fue celebritie, de hecho, dejó de desfilar por tener más importancia que el diseñador y los diseños.

Claudia siempre ha odiado la pasarela,como todas las modelos por otro lado, no creo que la vuelvan a ver pisándola pero, sí aplaudiendo aunque, quien sabe. Como dice la canción: quizás, quizás, quizás. Y, yo añadó ojalá.

Un beso

Miss at la Playa dijo...

muchisimas gracias por añadirme a tus links!! ahora mismo te pongo yo en mi lista :)

siempre leo tu blog pero no suelo comentar, asi que te digo ahora que me encantan tus posts! ç:

Holly Golightly dijo...

Miss at la playa. Nada, un blog fantástico. Muy visual, muy elegante y muy personal. Parece el Vogue Paris online. :)

Gracias. Un besazo y, espero verte por aquí.

viviana dijo...

me encanta, es super femenino todo, lo que me parece un espanto son las medias, me recuerdan a mi abuela que siempre las llevaba de ese tipo y mi padre se burlaba de ella...
Besos ( y muchisimas gracias por el mail, ahora veremos si tenemos tiempo para todo ).

Holly Golightly dijo...

Viviana. Nada, un placer ayudarte. Un beso

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)