miércoles, septiembre 26, 2007

Moschino, El Chanel Confuso


El desfile de Moschino en Milán ha causado opinones contrapuestas, apra unos ha supuesto la traición al espíritu de la marca y para otros, un gran aplauso. Yo estoy entre los moderados del segundo grupo. La colección mantiene el espíritu divertido, brillante y juvenil de Moschino pero, con una imagen más correcta y menos excesiva que en otras ediciones. La primera parte del desfile estuvo teñida en blanco y negro con combinaciones veraniegas y clásicas; la segunda parte dio paso a combinaciones en tonos brillantes, rojos agresivos y azules de satén con algún detalle en púrpura que, se posiciona como uno de los it colours de la temporada. Una colección muy Karl Lagerfeld en Chanel, algo modosita pero, está claro que, al final sale el espíritu rebelde y descontrolado de Moschino.


El desfile comenzó con un pase de vestido camiseros femeninos y sueltos amrcando al cadera en tonos blancos combinados con chaquetas y cazadoras en tonos grises o en blanco hielo. En este caso, la modelo luce un vestido camisero de aire masculino con cuello redondeado y con solapas en el pecho y una coraba adherida a la prenda. Como complementos, una chaqueta en tonos grises y joyas de piedras oversize.


Para los incrédulos que han tenido que cerciorarse que, efectivamente, es Moschino y no Chanel verán que el negro, las pailletes y las cadenas doradas son algo más versátiles de lo que Karl cree. Una falda globo de lentejuelas con reflejos negros combinada con un sencillo tank top en gris es el complemento ideal para la noche en la ciudad. Como accesorios, aparte de un lazo oversize en raso recogiendo el cabello, botines de verano y joyas extragrandes.


Sí, el espíritu Chanel invadió gran parte del desfile como si fuera una rabieta de Lagerfeld a la italiana. En ésta ocasión, un bonito culotte con puntilla de gasa negra está combinado con un bustier visto y con una chaqueta a juego con botones de gran tamaño en esmalte negro. Como complementos, las cadenas doradas toman protagonismo y, no lo olvidemos, a veces menos, es más.


El tono gris cobra relevancia en medio del desfile blanco y negro y resalta sus bondades en versión veraniega. Un short en denim en tonos grises combinado con una chaqueta de manga francesa pespuenteada en tul gris. Como aderezo, una blusa de gasa en tonos crudos y maxigafas Jackie O en negro.


Una Tanya exultante apareció sobre la pasarela con un conjunto vaporoso confeccionado en gasa negra con un body en algodón color gris. Escote Diana con un tirante irregular frunciendo la capa de gasa y, complementado con unas sandalias de cocodrilo y un bolso con destellos rock. Un look atrevido y sofisticado.


El toque irreverente que denota que es Moschino lo pusieron los diseños en tonos púrpura, verde aceituna y rojo años 50s que parecían sacados del armario de Carmen Miranda. Un diseño con el bajo decorado con flecos multicolores que enmarcan una cadera inexistente combinado con el cuerpo de corte pañuelo con el escote decorado con cuentas aplicadas. Como complementos, unas gafas de pasta rojas y sandalias de fantasía.


Cerrando el desfile, salieron a la pasarela una serie de diseños en púrpura y verde oliva que tiñeron la pasarela de aire primaveral. En éste caso un baby doll de caída suelta con corte en el muslo en tonos púrpuras está superpuesto a una t-shirt en tonos grises con un adorno floral. Como complemento, un abrigo de seda estampada a juego con flores. Accesorios en tonos verdes para completar el look.


Un desfile interesante con el punto irreverente de Moschino. Toques Chanel en los primeros conjuntos con el blanco y negro como emblema y las versión mini de las prendas combinadas con plumas, pailletes y gasa. Como parte del look puramente Moschino, tonos ácidos y destelleantes combinados con bolsos de red y zapatos con tachuelas al estilo la Cosa Nostra italiana. Los diseños de estampado floral años 50s han capturado la esencia veraniega que, suele faltar en las colecciones de primavera verano que, siempre apuestan por la belleza floral más tímida y no por los estallidos de color. En este caso, el estilismo de pasarela ha dejado sorprendido y, al mismo tiempo una sonrisa en el público y espectadores del desfile que han salido confundidos y sumidos en el irreverente sueño Moschino o, ¿Chanel? Una carcajada define el desfile (confuso) de Moschino.

11 comentarios:

Aretha dijo...

Me encanta la simpleza de los diseños, siempre es bueno tener esos tops y faldas simples para combinar con toques dramáticos. Y sí, tienen ese que se yo de Chanel.

Holly Golightly dijo...

Aretha. Me ha parecido muy divertido ese aire chanel, una mezcla de caricatura, ironía y homenaje. Divertido y muy Moschino. Un beso

t38 dijo...

Es curioso porque ahora rinden homenaje a aquellos que les llevaron a los tribunales... No se habrán agotado las ideas?

Besos Holly

Lara dijo...

Uiii pues yo no les veo tanto parecido,me gustan los dos, xo me acerco más a Moschino que a Karl,de todas formas, la colección me ha gustado bastante,el negro y el rojo no fallan en ellos!BESOSS

Holly Golightly dijo...

T38. Quizás. Lo que es cierto es que, quizás, de Moschino se espera más rebelión; más helados italianos y no dulces franceses. Queremos helados, lolitas, rojo chirriante y prendas estridentes no lujo italianizado del parisinismo empedernido. Un beso

Lara. ¿No ves las cadenas doradas, los lazos, las plumas, las pailletes, los minishorts, los culottes, las blusas de gasa y organza totalmente Karl -me repito y reinterpreto- para Chanel?

Es cierto, yo también prefieor el lado "gamberro" de Moschino al conservadurismo de cuellos Lagerfeld. Un beso :b

Maureen dijo...

No voy a emitir un comentario técnico por ser esta mi primera vez que opino en tu blog... Mas bien diré que fui una tonta al no haber entrado antes a este blog...me parece excelente y muy profesional la forma en que lo llevas.
Saludos!

Charlie dijo...

Holly.....Me encanta la pasion con la que hablas de la moda, y me encanta que respondas a los comentarios, es la primera vez que entro al tuyo y como dijo Maureen, debi hacerlo antes... gracias por tus comentarios y tu pasion....Besos
charlie

Anónimo dijo...

No me ha gustado, Rosella Jardini ha traicionado el estilo burlesco impuesto por Franco Moschino, recuerdo sus maravillosos desfiles, su humor tan increíble, las camisetas por las que demandaron, .... y actualmente no veo nada de eso.

El estilo es claramente Chanel.

Un paseo por las nubes dijo...

seijasalex.blogspot.com.
Pasarela Cibeles

thesil dijo...

Me gusta mucho Moschino. Siempre lo he dicho, que le voy a hacer, yo soy de las que prefieren vestir de forma desenfadada y divertida. En este caso, Moschino a mi me ha decepcionado un poquillo pues esperaba algo mucho más espectacular, no se más original. Recuerdo un reportaje que leí hace un tiempo que trataba sobre los originales escaparates de las tiendas Moschino. Era genial. No se, veo que eso se ha perdido un poco, aunque me sigue gustando claro.
Quizá haya sido Karl quien se haya fijado en Moschino y no al contrario puesto que Moschino siempre ha presentado una línea muy similar a la que vemos. No crees? Sería muy fuerte que la todopoderosa Chanel se hubiera inspirado en una casa con menos peso!
Besos

Holly Golightly dijo...

Maureen. Muchas gracias. Espero verte por aquí a menudo. Un beso

Charlie. Me parece de una terrible educación no contestar a la gente que se toma la molestia de escribir y leerme. Como he dicho antes, te espero por aquí. Gracias y un beso.

Anónimo. A mí me ha gustado por la ironía de Chanel. Aunque, como siempre, cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Un beso

Un paseo por las nubes. Deberías saber que la pasarela Cibeles no es santo de mi devoción pero, prometo pasarme. Un beso

Thesil. Moschino siempre ha sido una casa que me ha apasionado. Sencillamente genial. Aquellos bolsos, esos escaparates, la publicidad, la colección, los accesorios. Me encanta Moschino. Un beso