viernes, septiembre 24, 2010

Prada, A Suertes Nos La Jugamos


Prada está muy contenta con su colección. Se nota. Ha salido a saludar mucho, para lo que ella acostumbra y con una gran sonrisa, bastante más grande de las que acostumbra la comunista rica que se paseaba por mayo del 68 con trajes de YSL. Una excentricidad más no viene mal. Debe pensar que si sus colecciones siempre son tachadas de visionarias pero luego son fusiladas por las marcas de moda rápida como Zara (me encanta Zara, confieso), es que algo tienen y, ¿por qué no usarlo?

Karl Lagerfeld dice que él no se fija en nada cuando diseña. No ve las colecciones de los demás. No compara. Sólo crea con lo que sale de su mente, con la inspiración que busca y "toda la pesca". A Miuccia Prada le ocurre algo parecido, no exactamente igual pero bueno. Miuccia propone algo, generalmente al margen de las tendencias que todos los diseñadores se empeñan en sacar, arrasó con el lady like de secretaria tímida en sus primeros años, con el bolso de nylon con un triángulo sin logo que las pijas se morían por llevar y por el que se pagaba lo mismo que por uno de Loewe. Qué se le va a hacer. 


Si hay algo que le guste a Miu Miuccia Prada debe ser esa cosa de la oferta y la demanda del capitalismo. Sobre la colección que ha presentado para el verano en Milán se puede pensar en muchas cosas: las mariposas de la Atlantis de Platón de la revolucionaria colección de McQ, la pureza de colores de Jil Sander (que salió mal no, peor de los tratos con el grupo Prada y el signor Bertelli), que tiene algo de Marni, algo de los pliegues origami de Galliano o que puedes pensar incluso en Calvin Klein en sus buenos años pero con mucho negro. Y todo es cierto. Y falso. 


Creo que en cierta forma, el desfile trata sobre la suerte. Uno puede irse muy lejos y nunca huir del todo. Uno puede estar de vacaciones. Vivir en un paraíso con playa y palmeras y estar atrapado en un círculo en el que la muerte, no te deja vivir. Todo el paraíso que tienes alrededor se desmorona en una sala de hospital blanca, aséptica, pulcra e inerte. Muerta y bien muerta que es asfixiante. El resto da igual. Se trata del espacio que tenemos.

Las mujeres de Prada tienen un espacio figurado. Están ante las puertas de la muerte y también ante las puertas de la vida. Quieren vivir y no saben. Se acaban desmoronando. Todas las salidas de color se van apagando como si las ilusiones se desvanecieran y cada vuelta que dan por la pasarela fuera otra hora gastada del reloj. No es de extrañar. Nada. Todo es blanco y no queda nada. Nada ni nadie. Ni siquiera una jugada con la que desafiar a la muerte.


Hay verano y frenesí pero también sabor de la tragedia. Nacen, viven y mueren, como quien dice. Lloran, se ríen y vuelven a llorar. Primero entonan cantos alegres y luego sólo les queda el arrullo de la muerte. Ni el recuerdo siquiera. Se hallan en los límites de la realidad donde nada es lo que parece y siempre queda algo de desamparo.

Caronte se apiada de ti a los 100 años de desfallecer por la laguna Estigia y te cruza al otro lado. Ellas saben mucho de esto. En sus pechos está escrito su futuro y su pasado y su desgracia. Lo mismo rezan a ángeles, que parecen negociar con el diablo las últimas horas de risa y hacer un truco fatal. Un salto mortal. O una jugada de alfil para hacerle un jaque mate a la muerte.


Bailar bachata o jugar con el último tango en París. Morir llorando o vivir feliz. A cada paso la música resuena. Con cada desliz, se anota un punto en la cuenta del bien o del mal. En Gibraltar, con las columnas de Hércules y el fin del mundo, los monos juegan.
 
Llega el fin del mundo y los monos juegan.
La suerte está hechada.
Es negra.
Y tiene color.

17 comentarios:

Mqr dijo...

Buffff...cuanto colorin,no???

De todas maneras...siempre será Prada!!

Bss

pause dijo...

Siii demasiado color!

Holly Golightly dijo...

Mqr. A mí me ha ENCANTADO (vale, no todo pero mucho9 sí) Un beso

Pause. Un beso

carolinasevadefiesta@gmail.com dijo...

Aquí una forofa del color, estoy harta del "reino cool de los cuervos". Prada consigue hacer del color, algo moderno, looks muy renovados, femeninos,a mi también me ENCANTA

Holly Golightly dijo...

Carolina. ;) A mí el negro me encanta también, no creas. Pero la colección me parece estupenda. Un beso

Luciana Carvalho dijo...

Me encanta esta colección de Prada! Siempre consigue ser la pionera de las tendencias y siempre lo hace distindo de todos los demás. Los colores quizá sean un poco fuertes, pero me encanta por la modernidad. ;)

Tonio dijo...

la gama de colores se me hace muy prada del 2006.
como que va haciendo círculos en si misma.

maxxx dijo...

me gusta , pero pienso que miucca se rie de todos nosotros..
besos

Holly Golightly dijo...

Luciana. Un beso

Tonio. Tienes razón. Un beso

Maxxx. Yo también lo pienso. Un beso

Sr Q dijo...

A mí este desfile me tiene fascinado, esa manera de utilizar ademanes latinos y hacerlos modernos con cuatro rayas de color me parece la leche.

Saludos, chata ;)

Hummingbird dijo...

Prada saca lo más Golightly que hay en tí, te lo dije antes de leerlo en @twitt y lo vuelvo a decir...

volando a verlo.

un beso
Humm

Holly Golightly dijo...

Sr Q. A mí también me ha gustado. Y me encantó la música. Normalmente no veo el vídeo de los desfiles, los actuales son un rollazo y demás y no me importa mucho nada de esas cosas pero, ésta colección me recuerda un poco a Match Point en el uso de la música. Un beso

Humm. Gracias. Un beso

objetodedeseo dijo...

No me gustó nada el desfile de Prada. Ha tenido otros infinitamente mejores! Esperaremos al próximo!

Besos, Jordana Turé

dandy del extrarradio dijo...

Prada nos gusta, pero necesitamos un período de adaptación para procesar esta información. Necesito un poco de anestesia para ir afrontando esto...
Bye bye

Holly Golightly dijo...

Jordana. Siempre hay algo mejor, en eso coincido. Un beso

Dandy. ;) A mí me gustó mucho. Un beso

Anónimo dijo...

me encanto el post y la coleccion creo que realmente estamos entrando al futuro, al 2011

un beso

spaceman

sexshop dijo...

cuanto colorido, me encanta. yo opino que una buena coleccion es aquella en la que luce el color.