sábado, febrero 20, 2010

Sangre Y Honra


Altuzarra. Frío. Rojo y negro. Terciopelo y cuero. Me acuerdo de Rusia, de los zares, de los mantos de armiño y de los rubíes muy rojos. De los sillones tapizados, las tardes de caza, los palacios de hielo, los asaltos al Palacio de Invierno, la sangre, la honra. Me acuerdo de los grandes y sus devaneos de honores y amores, de la nieve cayendo descorazonadamente en Siberia y del silbido atrapante del tren que se desliza entre humo y vapor. Puedo incluso ver a Anna Karenina arrojando trágicamente su bolso a las vías del tren en un pequeño guiño a su destino. Y huelo la sangre tiñendo la nieve como el pincel que traza su obra maestra bajo la mano del artista, en este caso, tras el estallido que produce la bala.

Me recuerda a esas Erinias que le reclaman al matricida Orestes sangre -mucha sangre- (la pena capital) por haber matado a su madre. No valen excusas. No hay atenuantes. Orestes debe pagar. ¿Los argumentos? La respuesta a la sencilla pregunta ¿mataste a tu madre?. Orestes responde: Sí, Lo Hice. Y ellas reclaman el pago de lo arrebatado con su propia vida.


Sólo como una madre saber hacerlo, con ese beso de seda que sabe a sangre y a seda, a vida y a muerte.


Desde luego no son ni Ateneas masculinas de pensamiento racional, ni virginales Artemisas masculinas, ni apolíneas seguidoras del puro Apolo, ni Vestales virginales, ni maternales Heras, ni sensuales y coquetas Venus. Son más bien anteriores, reinas de la magia y de la noche, de los ritmos de la tierra, de las bajas pasiones, de las pasiones, de los amores y las tentaciones, de los tormentos, del sufrimiento, de los corazones...


Tienen algo de ménades furiosas, de deliciosas Hécates, de dionisiacas bailarinas que se pierden en sus danzas, de diosa Fortuna con la efigie en ambas caras de la moneda de plata, de furias, de moiras, de Morrigans y de diosas cuervo...


Aunque también tienen algo de la primitiva Noche. Comparten, al menos, el engendrar sueños en las mentes fértiles, de decidir la muerte y de descorrer la noche con su manto de estrellas.

10 comentarios:

Pau dijo...

Demasiado rojo para mi gusto, eso sí como acostumbras una prosa exquisita.
XXX Holly

efe dijo...

Me gusta la época de desfiles, porque se que escribes casi todos los días :D

No se si habrás visto "The September Issue", pero me pareció muy interesante. No trata tanto sobre Anna Wintour y es bastante digerible (además de agradable estéticamente, Cutler se lo ha currado), eso sí, no he encontrado subtítulos en español.

Mayte de la Iglesia dijo...

Me quedo con Marc Jacobs...Eso si, estos son preciosos!!

Hummingbird dijo...

muy pasionales, muy terrenales y dosis de magia.

muy 'mujer' diría yo.

un XX! fuerte y me voy con O.de la R.

Holly Golightly dijo...

Pau. Gracias. Un beso

Efe. Gracias. Debo actualizar más regularmente. :) No la he visto, pero si me la recomiendas, la veré. Ya buscaré. Un beso

Mayte. Un beso

Holly Golightly dijo...

Humming. Un beso

Cool Life dijo...

Me encanta el abrigo de la última foto.

Genial Post!

Besos :)

rubiaenmadrid.blogia.com dijo...

A mi me encanta todo! Muy bueno tu post! Y todo el blog claro...;)

Holly Golightly dijo...

Cool Life. Gracias. Un beso

Rubiaenmadrid. Muchas gracias. Un beso

Anónimo dijo...

Hola!

Nos gusta mucha tu blog y queremos invitarte a formar parte de un proyecto de moda en México. Por favor ponte en contacto para hacerte llegar la información lo antes posible. Sabemos que será de tu interés.
Mi mail es alvarezpcosme@gmail.com
Saludos!