domingo, febrero 21, 2010

Máscaras


Un gesto tan femenino como el de retocarse los labios con una barrita dorada con un lápiz en rojo conenzó a ser bien visto a partir de los años 20s cuando el cabaret berlinés y los años de mala vida con flecos y lentejuelas popularizaron esa vanidad tan glamurosa y sofisticada de la era "Locarno".
La cuestión es que el maquillaje es algo tremendamente privado e íntimo. Terriblemente primitivo -casi primigenio- y para ambos sexos y al mismo tiempo algo muy moderno, muy reservado, muy inaccesible (a pesar de que parece que se vende en tiendas) y rodeado de un halo de misterio.
El maquillaje trata de sacar nuestra mejor cara, alisar nuestros defectos y potenciar nuestros puntos fuertes de la misma forma que entregamos a nuestros seres queridos lo mejor de nosotros pero al mismo tiempo es también una artificial máscara con la que salimos al mundo y que usamos de parapeto, de espejo, de parón y freno contra lo artificioso usando el amparo de lo artificial.
Y cuando llegamos a casa, nos desmaquillamos. Volvemos a ser nosotros mismos o, claro, dejamos de serlo. Y todo vuelve a la normalidad... ¿No?
¿Vivimos de puertas para afuera o para dentro?

13 comentarios:

Zsa Zsa Zsú dijo...

Te peinas, te vistes, te maquillas... ¡Lista para la batalla! Nuestro hogar es "lugar seguro", alli todos te conocen con tus fortalezas y tus debilidades. El exterior es la "jungla", donde debes hacerte respetar... Cierto, es tan primitivo como el guerrero que pinta su cara para parecer más temible o el jefe de la tribu que se adrona para infundir respeto.
Por cierto, si te das una vuelta por nuestro blog puedes participar en el SORTEO DE UN FIN DE SEMANA ROMÁNTICO sólo con hacerte seguidor y dejar un comentario en el post que más te guste. ¡Suerte!

Holly Golightly dijo...

Zsa Zsa. Ahora me paso. !´Qué gran premio! Tienes mucha razón. Un beso

Ioni dijo...

Golightly, cuando sea grande quiero ser como tú...

Holly Golightly dijo...

Loni. Ya somos dos. Un beso

Anónimo dijo...

precioso post pero la foto soberbia

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Un beso

Pau dijo...

Me chiflan las pinturetas ;)
Si bien reconozco que constituyen una máscara social, no por eso dejan de encantarme, sobre todo las mascarillas de SK II, y los maquillajes muy suaves. como el de La Mer o Kanebo.
Los perfumes, depende del humor con que me levante, pero suelo decantarme por frescos como el de Té verde de Bulgari.
Qué bien este cambio de tema, me gusta :) muchooo
XXX Holly

C. R. Pedrosa dijo...

Me quedo con la parte intimista de maquillarse ante el espejo. Un post muy interesante.

Holly Golightly dijo...

Pau. :) A mí me gusta el maquillaje de Dior. Las barras de labios y pintaúñas de Chanel y la máscara de pestañas de L´Oreal. También me gustan las barras de labios rojas de YSL. El colorete de MAC y las sombras de ojos que hacía Rochas. Me gustan las cremas de Sisley. De La Mer y de Sisheido. He usado de La Prairie alguna vez. No me convencen las texturas son ... demasiado frescas.

De perfume, voy variando. Té verde de Bvlgari entre mis favoritos, Boucheron la perla, antes me gustaba Abril de V&L para verano. Un beso

Pedrosa. Gracias.

Anónimo dijo...

vivimos de puerta para afuera, aunque es tan chic estar sin makeup..

besos

spaceman

Hummingbird dijo...

hay algo de camuflaje y potenciador en maquillarse.

de la praire (por Dior que se me acaba uyyy): soin cellulaire rose illusion -ilusión óptica magna).

con el correr del tiempo se gana naturalidad en aplicar algo tan íntimo en público. creo que se trata de eso precisamente, de hacerlo con naturalidad (y celeridad).

un XX! feliz lunes

Holly Golightly dijo...

Spaceman. Un beso

Hummingbird. Y con vanidad. Un beso

Hummingbird dijo...

vanidad que no falte -pero que no sobre. adoro las lacas de uñas de chanel...

otroooo XX!