lunes, mayo 26, 2008

Festival De Cannes


Dicen que la Alfombra Roja con más prestigio del mundo son los Oscar porque, además de ser el evento social más importante, donde todo el que es, ha sido o será alguien dentro del mundo del espectáculo está invitado es el mejor escaparate para todas las firmas de moda del mundo. Dijeron, hace años que, “todo el que era alguien, llevaba Armani”. Aunque, hay muchos que piensan que los Oscar están sobreexpuestos y demasiado publicitados porque, en ellos, ya no hay cine. Sólo negocio. Por eso, dicen que queda Cannes que, además, es un verdadero reducto del glamour francés. Eso sí, cada vez más comercializado, cada vez con más “porque yo lo valgo” y con menos encanto francés y más modelos y socialities que estrellas y divas pero… ¿no es todo así? Un sucedáneo de lo que era Cannes antaño cuando los flashes de los fotógrafos no eclipsaban a ninguna estrella, cuando Adrien se encargaba del vestuario, cuando eran damas y no camareras de bar y, cuando una actriz podía ser princesa. No es lo mismo pero, aquí está Cannes. La Alfombra Roja más elegante de Europa.


Si hay una de las estrellas que haya brillado por encima de todas las demás ha sido Natalie Portman que, se ha paseado y ha conquistado la Alfombra Roja como si se tratase de devolverla el glamour perdido. Natalie Portman que es una estrella de antaño nacida en Israel siempre ha mantenido una estrecha relación con Alber Elbaz, un compatriota que ha sabido sacar lo mejor de ella. Desde que la vistiera en los Oscar con una túnica griega actualizada de color arena ensombrecida y decorase su melena con una cinta griega impulsando el regreso a la femineidad sin perder la inocencia y sin necesidad de unas manos lacadas en rojo y el cabello tapando un ojo a lo Verónica Lake; el creador de Lanvin, ahora alzado en genio, se ha convertido en su diseñador de cabecera y, tanto en Cannes como en otras tantas Alfombras Rojas, ha vestido a la actriz, a la mujer, a la dama y a la estrella.


Muchos han alabado a Natalie Portman por todo su encanto en la Alfombra Roja, por haber escogido la mejor de las colecciones de París (Lanvin primavera verano) y por decantarse por una mezcla de encanto francés deliciosamente sutil e inocencia de estrella terrenal. Otros, en cambio, han criticado que la rutilante actriz ha escogido un estilo del que no se desmarca. Escote apenas resaltado, cuerpo con volantes y un vestido por encima de la rodilla. Es cierto, la actriz ha cogido una línea favorecedora y constante en la Alfombra Roja pero, ¿le critica alguien a Dita Von Teese por ser siempre la eterna pin up? Lo cierto es que Natalie Portman estaba muy bella, adecuada y elegante.


Para la premiére más importante del festival, Indiana Jones Y El Reino De La Calavera De Cristal, la actriz escogió un vestido de Chanel vintage del año mil novecientos setenta y tres de corte recto, ampuloso, geométrico que la convertía en mujer y no en niña. Cambió radicalmente de look, pues desde el espectáculo vaporoso de Lanvin no la habíamos visto como Mujer, aunque, en mi opinión, dada su altura y constitución, está más favorecida de corto y con un maquillaje más inmaculado y menos Hollywood Años Dorados.


A la Gala de Amfar acudió con un inmaculado y prístino traje blanco de corte estructurado de Givenchy. Estaba encantadoramente delicada, elegante, refinada, exigente y sin perder el halo de candidez e inocencia que la rodea siempre. Aunque el vestido era exagerado, con un diseño muy importante, y con cortes audaces y magistrales, Natalie Portman estaba soberbia.


Otra de las mujeres que brilló con luz propia fue Gwyneth Paltrow que acudió espectacular, engarzada en el brazo de Valentino, con un diseño de la colección crucero de Chanel en azul noche combinado con un profundo escote y un sencillo recogido que acentuaba su maravillosa figura. Un detalle de excepción fueron los zapatos, altos inusitadamente, barrocos curiosamente, lejanos presumiblemente. Radiante.


Probablemente, desgraciadamente y, ciertamente la única estrella del Festival De Cannes no era una actriz. Era Dita Von Teese, Dama. Parecía sacada del embrujo del pasado, cuando las cenicientas de Europa aún no habían sido despertadas y arrebatadas de su sueño por la cruel realidad de Hitler, Mussolini y Franco que adelantaban las campanadas que anunciaban las doce.


Dita visitó al dúo italiano Dolce&Gabbana en la fiesta que los diseñadores italianos ofrecieron en Cannes. Estaba excepcional, sigue revisitando las clásicas pin ups de los Estados Unidos de los años cuarenta con su tez de porcelana, los labios rojo sangre y el tupé decadente que corona su cabeza pero sin dejarse conquistar por el espíritu de Betty Page y decantándose por un vestido con sabor años cuarenta, (algo que podrían tener los soldados colgando de su taquilla y con una firma escueta y algo de pintalabios) pero que tiene el inconfundible sello de D&G puesto que es una versión del exagerado corsé que llevó al tándem del sexo a conquistar al star system cuando sólo Madonna se atrevía con sus creaciones. ¿Mujer objeto? Sí pero, también mucho más.




Ella es la culpable de la vuelta de cánon, del cliché y del estereotipo pero lo hace de forma tan realista y tan magníficamente, se deja convertir -voluntariamente- en la vil y vapuleada pero siempre hermosa mujer florero que te da la sensación de estar viendo a otra Scarlatta O´Hara pero revisada para los tiempos que corren y con un torrente de pasión escondido bajo una cortina de frialdad y un halo, sutil, de indiferencia.


Acudió a la gala que luchaba contra el sida, Amfar, con un vestido púrpura de Jean Paul Gaultier que recordaba a los trajes goyescos españoles y que realzaba su delirante belleza, arrolladora que, aunque sin atrezzo y personaje no sería una dama, es, precisamente, el personaje el que ha elevado a la Dama sin devorarla, y dejándola intacta con toda su belleza al descubierto. Fría, magnética, femenina y culpable de la vuelta de la femineidad.


Eva Herzigova estaba sencillamente espectacular en la Alfombra Roja de Cannes con un diseño de John Galliano para Dior que la convertía en una femme fatale de los años cuarenta envuelta en encaje de dama del cine negro y en fantasía de mujer perfecta al mismo tiempo. Ya prometía Eva cuando se hizo famosa por ser chica WonderBra, por aquel entonces, una Eva en ropa interior miraba desafiante, altiva por encima de un ¡Mírame a los ojos!, nadie siguió aquel eslogan y ella se hizo célebre. Ahora, ocurre lo mismo.



A la fiesta de Chopard, la modelo lució un sobrio diseño de color negro de corte recto coronado por un soberbio collar rígido de rubíes y perlas salvajes. Dicen que vuelven las Top Models, después de ver a una habitual del Festival de Cannes, no cabe duda de porqué. La única explicación es que, las Top Models siguen provocando que la cascada de flashes no apague su brillo y que su belleza sobrenatural desvíe las miradas a su paso. ¿A alguien le cabe duda de que eso sólo pasa con las viejas-nuevas tops? No, a nadie. Y, si no, trata de mirarla a los ojos.


Diane Kruger que el año anterior fue la musa, reina, diva y presentadora del festival de Cannes y de la Alfombra Roja del evento acudió a la gala Amfar con un diseño años 20 que recordaba al corte inspirados del punto de Chanel con un delicioso sabor vintage. Lo tengo que reconocer, sé que Diane Kruger es un producto de la contemporaneidad, una obra y gracia de estilistas, un mero envoltorio pero, me encanta. La prefiero a ella sobre a otras y, ¿queda algo auténtico en el mundo? Por lo menos, ella brilla. Y, no será una diva, no será el animal más bello del mundo, no será Audrey Hepburn pero ¿necesita el mundo otra Holly Golightly?


Carine Roitfeld también apostó por Lanvin -antes decían que Versace vestía a todas las actrices y socialities por tener un servicio completo y apetecible para la Alfombra Roja dedicado a satisfacer todos los caprichos de las estrellas, también que era Armani el hombre de American Gigoló y que llevaba todo el que era alguien- y ahora nos ha explicado el porqué es Lanvin la marca it. Es la marca it porque a Carine le encanta, es sexy sin ser vulgar; femenino sin convertirte en una dama y con un punto starlette sin ser una más de las listas de Rehab. C´est la vie, C´est Carine.


En otra aparición, la editora más de moda, la otra guardiana de la moda, la otra mujer que desechó el cánon pero que propició otro, más sexual, más ardiente, más francés, más femme fatale, más petite robe noire, más tacón, más cuero, más Chalayan, más Lanvin; vistió de Balmain demostrando su apoyo a la tendencia natural, a la vuelta de los setenta, a la droga chic pero sana, a la naturaleza real de Aristóteles. -Quizás es demasiado citar a Aritóteles pero, pensaba en ello mientras tecleaba y reflexionaba sobre el porqué de “Metafísica” y de Andrónico de Rodas, la desidia de la vida, supongo…- De cualquier forma, si alguien quiere una reflexión más banal para poder seguir tachando a la moda de frívola, algo que comparto y detesto a partes iguales, Carine lleva acoplada a su hija, Julia, que no sé porqué pero ya no mira con los mismo ojos a Tom Ford. Será porque ahora todo es más natural y menos cuadrado, duro y negro.


Milla se presentó en la gala Amfar con una propuesta arriesgada que combinaba un sugerente escote que deja al descubierto la zona -erógena- de la espalda con una sugerente apertura hasta el muslo que recordaba a los antiguos Versace, los de Gianni. Milla me recuerda a las jóvenes díscolas de Cannes, a aquellas estrellas de cabellos rubios y vestidos cortos que recorrían la Costa Azul comprando y surtidas de porteadores con bolsas y, ellas parando el flash con usan enormes gafas de sol. Los buenos tiempos de Cannes.



Milla Jovovich acudió al Festival de Cannes con un estilo particular, que mezcla lo bohemio con el mítico chic francés, y se presentó en la fiesta de Dolce & Gabbana con un diseño que recordaba a cuando a Cannes no iba nadie para ver una película, sólo iban por las fiestas y por el lujo, recordaba a cuando Brigitte Bardot se paseaba setentera por la Costa Azul y a cuando el champagne regaba el Festival.


Si me ha gustado Milla Jovovich en el Festival de Cannes es porque no se traiciona. Sigue manteniendo su estilo francés, refinado, encantador, con toque personal y combinando looks arriesgados con un clásico savoir faire francés. Me gusta la versión setentas de Milla Jovovich con sus colores intensos, alocados, de starlette divertida y joven con un concepto de la fama efímero y divertido pero me gusta el lado femenino, chic y francés de la sutil Costa Azul.


Michelle Williams o cómo estar fabulosa en una Alfombra Roja sin necesitar veinte metros de tela, una belleza impresionante, un rostro perfecto, un cuerpo de infarto o un vestido de espectáculo. Un vestido sencillo, muy francés, recatado y femenino, que combina con su personalidad. ¿No les recuerda a Olivia De Havilland? A aquella actriz los trajes de Adrien, los ambientes glamourosos y los guiños y ademanes de mujer fatal le resultaban inútiles y, en cambio un sombrero ridículo y una valla de madera sacaban lo mejor de ella. A Michelle Williams, tanto espectáculo, tanto Dom Perignon, tanta starlette alcohólica, tanto fotolog con niñas de quince años drogadas, tanta repercusión de la Alfombra Roja le resulta ridículo, ella es Olivia. La nueva Olivia y, está mucho mejor que otras en chiffon.


Madonna o cómo pasar de ambición rubia de Gaultier a gataparda de Dolce&Gabbana con un idilio final con Chanel. En Madonna nada queda excesivo ni falso, es como si fuese precursora de cualquier tendencia y, al mismo tiempo, artífice de ella. ¿Llegará el twenties de Madonna o ahora se convertirá en deliciosa afrancesada? Madonna, francesa, de Alta Costura por Chanel, arrogante en la Alfombra Roja y siempre diva. Me encanta Madonna, me encanta Madonna, ¿A quién no? Porque ella fue crucificada, resucita a cada single, descubre cualquier diseñadora y siempre triunfa. Madonna. Sólo Madonna.


El Festival De Cannes ha cerrado sus puertas, recogido su Alfombra Roja y dado sus palmas de Oro; las estrellas se han dormido, agazapadas hasta el próximo espectáculo, hasta el próximo delirio que encierra el emburjo del tiempo pasado y la deliciosa y bulliciosa contemporaneidad. Antaño Cannes era Jackie Onassis, era lujo, era decadencia, era Alta Sociedad, era Alta Costura, era Moda Francesa, era Diva de la gran pantalla, era Hollywood dorado, circuito comercial y no tan comercial, era humo de los puros, estallido de burbujas, cascadas de flashes y glamour, elegancia y espectáculo. Ahora Cannes es otra cosa, ahora Cannes es esto. Cannes, Costa Azul, Alfombra Roja.

26 comentarios:

eduardian_guy dijo...

Dita Von Teese, no se le puede clasificar, su estilo tan ecléctico y pin up, sexy a raviar pero nunca vulgar.
De carine me encantan su selección de piezas, su ojo es mucho más águdo q el del Diablo. (Si fuera de un vando seria de la Rotfield).

Elbaz, ha conquistado a todo el mundo, es ingenioso, intelectual, divertido y lo más woman-friendly... a las mujeres les encanta por que a simple vista se ve que sus prendas son comodas y faciles de llevar.

El vestido blanco de Givenchy que lleva Portman solo podría llevarse en Cannes, si se presentara asi en alguna alfombra de USA, los cotillas de los E! y demas shows baratos se la comerían viva, (como solo se les permite pensar en chanel y Kors) Pero ella se ve divina como una technoprincess.

Besos

Jesúz dijo...

Yo amé a Natalie enfundada en todos esos vestidos. Grande Natalie!
Dita, preciosa también, pero ya lo vengo diciendo y lo apunté cuando el Costume Institute... que me está comenzando a cansar.
Y Madonna...Madonna es MADONNA!
Te leo siempre!
Beso!

Señor Quinquillero dijo...

El Cannes de este año ha sido demasiado, cada vez se parece más a Hollywood. Han estado un montón por no decir todas las estrellas, lo que es bueno porque nos ofrece un montón de trajes que criticar pero le quita un poco de encanto al festival.

Me ha encantdo Eva Herzigova con el Dior transparente, es como si hubiera recuperado esa cosa perdida seductora, fatal y a la vez sofisticada y elegante. Maravillosa.

Un saludo Holly.

stellacadente dijo...

Hola,
A mí Natalie me encanta, tiene un auténtico estilazo incluso cuando viste de calle. Ella, y alguna más como la D. Kruger, han salvado la "alfombra roja"... que a mí personalmente me ha parecido bastante floja.

Eva Herzigova me encantó en la fiesta de Chopard, pero personalmente no me gustó mucho su vestido transparente de Galliano...
En fin, ha habido de todo…

Me gusta mucho tu blog.
Un saludo a tod@s.

http://nosinmibolso.blogspot.com/

Holly Golightly dijo...

Eduardian Guy. Llevas razón aunque yo añadiría algunos matices. Un beso

Jesúz. Muchas gracias. Lo que tienen muchas famosas es la sobreexposición que es una dolencia tan terrible como la falta de ella. Un beso

Señor Quinquillero. Ahora sólo vende el Alfombra Roja del dinero. Un beso

Stellacadente. Gracias. Un beso

Backstage dijo...

So many beautiful dresses! I fell in love with Natalie Portman <3

Now you're in my links too!

Backstage

mía dijo...

Cannes me fascina por el glamour que tiene la rivera francesa... es verdad que esta muy comercializada, y nada se parece a la al festival de otros años. Pero no puedo negar que me atrapa demasiado que haya tantas celebrities y disañadores luciendo outfits tan tan lindos...será que el fondo de Cannes genera algo? A mi Cannes me pone de buen humor.

Cariños grandes
mía

www.thefashionmag.blogspot.com

Holly Golightly dijo...

Backstage. Thank you. A kiss

Mía. Cannes tiene algo. Un beso

Backstage dijo...

Sorry to bother you again, just to let you know that i changed my adress : it is now backstage-paris.blogspot.com

Thank you,

Alex.

Holly Golightly dijo...

Alex. Give me a day, Internet is mad. ;) A kiss

Roberfumi dijo...

Natalie, Natalie, Natalie.....Para mi esta un peldaño por encima en elegancia, y ha brillado más que nadie en la alfombra roja más roja del mundo, Cannes.

El Givenchy blanco será imposible, pero parece una diosa jeje.

Por cierto,si no estoy equivocado, el último Givenchy que se enfundó fue nada más y nada menos que el "little black dress" más famoso de la historia, seguro que te suena de algo Holly.

Un saludo!!

Jesúz dijo...

Se olvidó mencionar y ví que nadie lo hizo: hay un párrafo repetido bajo la ´primera fotografía de Eva (donde mencionas a Dita).
;)

Holly Golightly dijo...

Robertfumi. ¿De qué me suena? Jajaja, Holly un beso

Jesúz. Muchas gracias. Un beso

Miss at la Playa dijo...

acabo de leer el comentario que me has dejado en el blog, jaja, cómo te imaginabas mi letra?

Me encanta el vestido de Louis Vuitton, el escote de espalda abierta es precioso

Aretha dijo...

Todas las chiquillas se ven preciosas pero no hay nada como un Cannes de la epoca dorada

**La Gauche Divine** dijo...

Me quedo con Natalie Portman!

Genial blog, me encanta!

Pásate por el mío, si quieres podemos compartir links.

Un saludo y enhorabuena por el blog!

Nemerae dijo...

Natalie Portman también fue mi favorita, y es que además Lanvin es de mis preferidos también. Estaba radiente con todos los diseños q eligió de él, y el Givenchy también era espectacular!!
Dita siempre me gusta porq escoge vestidos sorprendentes, con un glamour q sólo ella sabe llevar.
Y Gyneth me encantó, otra de las mejores del festival para mi gusto.
1besoo

C* dijo...

Me quedo con Natalie Portman en la gala de Amfar, y como en mi fotolog viste, con Dita y el vestido verde.
Respecto a Eva Herzigova y su atrevido modelo, lo siento, a mi no me convenció.

Un beso!

M@ri4 dijo...

Grandísimo y logradísimo análisis, con unos comentarios muy correctos y realizados con mucho arte.

Portman ha estado simplemente, perfecta en Cannes.

Miss Luxury dijo...

Un análisis fantástico!! Me gustaria destacar la belleza de Natalie Portman, no es una chica que me guste pero en cannes esta bellisima!!

ölhate dijo...

me quedo con Natalie! es una señorita, es joven y así lo parece, sin traicionarse! me encanta!

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Me imaginaba una cursiva firme y femenina pero con un toque de letra impresa. Un beso

Aretha. Es que ahora Cannes es otra Alfombra Roja más, antes era otra cosa más mágica.. Un beso

La Gauche Divine. Sí, claro. Un beso

Nemerae. Un beso

C*. ¿No te pareció que estaba radiante? Un beso

M@ri4. Muchas gracias. Es un placer leer estos comentarios. Un beso

Miss Luxury. Natalie Portman es bella a su manera pero es bellísima. Un beso

Ölhate. Touché. Un beso

Yo,Douglas dijo...

Gracias.

Estaba deseando esta entrada como agua de mayo, aunque no se si con la que esta callendo esta frase es muy apropiada.

Definitivamente si hubo una mujer a la que no se le puede desmerecer en absoluto su actitud, su peinado, sus complementos, su maquillaje y por supuesto su vestido esa es Dita Von Teese. Nadie mejor que Ella para trasladarnos a un terreno atemporal donde la riqueza es extravagancia y la gloria opulencia.

Un saludo

Holly Golightly dijo...

Yo Douglas. Gracias. Un beso

thesil dijo...

Me gustan todos a excepcion del Dior de Eva Herzigova que me pareció bastante vulgar e inadecuado

milje andse dijo...

Thanks for your great post:) For this article to see style is very good, fashion sense is also very good, if you are interested to see like this style long Purple Prom Dresses