domingo, marzo 02, 2008

Nina Ricci, Lánguidas Ninfas


Las mujeres de Olivier Theyskens para Nina Ricci son mujeres fuertes, ninfas postmodernas y diosas de bellezas celestiales elevadas por encima de los mortales. Son casi sirenas, ninfas, damas del lago envueltas en las tinieblas de la estación fría; deliciosas Morganas, frías como el hielo y al mismo tiempo, temperamentales. Son pequeñas flores, bellas hadas que aguardan en la cueva, entre témpanos de hielo, pisando pétalos de rosas y peinando sus cabellos con peines de hielo. Son sobrenaturales bellezas lánguidas las que pueblan Nina Ricci.


Huidizas amazonas urbanas de ropas lánguidas, de caída miserable y de corte impecable. Recuerdan a aquellos clochards de Galliano pero más femeninas y naturales.


Son frías damiselas envueltas en seda entretejida por mágicas criaturas, son femeninas y volátiles y recorren lánguidas las calles cubiertas de hojas muertas.


Trágica y decadentemente bellas, aisladas del mundo real por una cortina de humo que las separa del mundo humano y la eleva al mundo de los inmortales.


Para las mujeres de verdad que creen en las hadas todopoderosas, el diseñador belga propone una mezcla de sofisticación innata y allure en looks monocromos de los colores del bosque.


Sirenas en tierra con los cabellos aún ondulados por la espuma del mar que lucen sus vestidos sacados de la imaginación de la naturaleza.



Para unos serán diosas terrenales pero sus prendas guardan el secreto. Reinterpretaciones de féminas del mundo real confieren a las ninfas un aspecto mortal.


Vestidos estampados con los tonos de la tierra y las flores del campo con cortes de la Provenza que recuerdan, enmarcan y embellecen las formas femeninas, ahora casi una nostalgia.


También sirenas que pueblan la ciudad, damas inalterables de belleza furtiva que antes poblaban las profundidades y ahora, la Alfombra Roja.


Las damas góticas que deambulaban por parajes siniestros de Rochas con Olivier Theyskens a la cabeza se han convertido en naturales ninfas que pueblan los bosques y cantan. en los arroyos. Los colores naturales dominan la colección y las lánguidas diosas sobrenaturales conviven con gélidas mortales, huidizas y solitarias amazonas urbanas de la jungla de asfalto. La naturaleza entendida con dos conceptos es la visión del invierno de Nina Ricci

9 comentarios:

thesil dijo...

Me encantan los colores que se han utilizado en esta colección, son como muy otoñales. Lo que menos me gustó fueron las modelos clones de Olivier Theyskens, aunque tiene su gracia.
Besos

ölhate dijo...

Me encanta como escribes y sobre todo que lo hagas de moda y tan sabiamente!

Holly Golightly dijo...

Thesil. Los castings de modelos han sido deprimentes éstas semanas de la moda aunque tiene su gracia esa mezcla entre pasional y atoremtnada de Theyskens. Un beso

Ölhate. Muchas gracias. Un verdadero placer.

Sonybabe dijo...

Qué argumentación más exacta para transm,itir con palabras el lenguaje de los vestidos. Me ha parecido una obra de arte, no ya la colección, sino el post entero.

KiSS!!

"THEPINKCARPET-SONYBABE.BLOGSPOT.COM"

Anónimo dijo...

Maravilloso.

The Pilgrim dijo...

Ups, no llevaba las gafas e iba a decir "lo que más me gusta es lo que lleva la modelo de la última foto", es que va tan coordinado son el resto!
la colección no sé, me recuerda al Romeo Gigli de finales de los 80.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Cierto. Un beso

The Pilgrim. (Risas) La verdad es que yo al principio he pensado, ¿vuelve a empezar el desfile? Y luego me he dado cuenta que era Theyskens... Un beso

Anny Carolina dijo...

Hola Holly,
me encanta lo que escribes también. Intentaré leerte siempre!!!
Beijossss!!

Holly Golightly dijo...

Anny Carolina. Gracias. Un beso