lunes, marzo 03, 2008

Preciosista Lanvin


A muchos les sorprende Elbaz en Lanvin, sus creaciones siempre son intimistas, dogmas de princesas, encantadoras y con el chic francés que caracteriza a la marca de la perfección y la femineidad. Lanvin es siempre una gran desconocida, una marca que en el pasado hizo mucho por las mujeres y que fue precursora de la dictadura de su majestad, el niño. Tras la explosión de color, de furia y de pasión llega el chic francés. Genial Alber.


Lanvin es el negro, negro de verdad. Negro del pasado de Balenciaga, negro aterciopelado, negro radiante. Negro luminoso.


Para la noche las propuestas de Elbaz son damas soberbias con toques rock, princesas desheredadas, actrices melancólicas. Todo vale pero no todas lo valen.


Preciosa la arrogancia del Petite Robe Noire de Alber Elbaz, la elegante decadencia del misticismo gótico cargado de lirismo, damas frías y miradas furtivas teñidas de negro. Negro espeso y denso.


Un guiño a los despóticos ochenta con sus femmes fatales radiantes con cuero negro y tacones de impresión. Aquella top llamada Nadja deambulando con fetichistas zapatos de tacón o el siempre excesivo Halston.


Grandiosos ochenta, grandiosas mujeres y grandioso Lanvin. Un derroche de ingenio.


El corte recto pero abombado que Albez ha demostrado que domina sin piedad vuelve a hacer maravillas con la tela pero ahora con una nueva textura, satinada y un nuevo color, la sobriedad del lujoso y opulento negro.


Las damas con reminiscencias góticas triunfan, seriedad, un halo sobrenatural y un aspecto tenebroso y lujurioso.


La Alta Sociedad vista por una verdadera elegante y no por una de esas damas que solo poseen dinero y no casta. Para Alber Elbaz, el negro es un privilegio, un juego, una vida y no un aburrido entretenimiento.


Si Chanel revisitase sus largos collares de perlas, viese el dorado como el nuevo negro y el más es más como la nueva consigna de Chanel, en sus años dorados, crearía esto. Todo dicho.


Es cierto que Alber Elbaz es un genio, un verdadero genio con tintes de dictador. Es un hombre grandioso, un mago de la moda, un tirano y un rupturista. Una colección que ha quemado París, ha vuelto a proclamar la genialidad de Elbaz y que revisita los ochenta, el gotiquismo, el lírico encanto parisino, la decadencia, el mundo del negro decadente, glorioso y opulento. Un Lanvin precioso.

16 comentarios:

Miss at la Playa dijo...

alber en sí es un icono sin intentar serlo (ejem, karl, ejem, galliano)

Miss at la Playa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Jajaja. Viva su sencillez. Un beso

eduardian_guy dijo...

el pequeño vestido negro, en una variedad exquisita de formas ronalidades y texturas. La genialida ha quien la confundo con la espectácularidad... Pero en la moda una y otra vez se confirma q radica en la sencillez. Elbaz, es un tipo q marcha a su ritmo y va a su aire, la marca no lo ha comído pero no a negado a Lanvin su escencia femenina y francesa.

Menuda temporada de desfile, altas y bajisimas. El dior de galliano terriblemente inconsistente y aburrido, pero en su propia firma derrocha color y mágia. Será q se cansó de Dior?.

En fin, no he podido comentar mucho, por eso lo hago al dos por uno.

Besisimos

chicochuc dijo...

Viendole a Elbaz, parece mentira que sea el creador de esta coleccion. Que viva su elegancia y su sencillez para vestir a las mujeres! Pero, de verdad necesita llevar esa pajarita?
Besos

chicochuc dijo...

Viendole a Elbaz, parece mentira que sea el creador de esta coleccion. Que viva su elegancia y su sencillez para vestir a las mujeres! Pero, de verdad necesita llevar esa pajarita?
Besos

thesil dijo...

Me encanta el trabajo que está haciendo Elbaz en Lanvin. En cada colección se supera. Ya adoré los vestidos vaporosos que propuso para la primavera y ahora me encnató la elegancia sencilla y sotisficada que consiguió para el invierno. No soy amante del negro como único color en una colección pero por una vez haré una excepción.
Ah!Me enamoré de todos los zapatos que se vieron!
Besos

Holly Golightly dijo...

Eduardian Guy. Totalmente de acuerdo contigo, Lanvin con Alber Elbaz es preciosita, reducido, íntimo, detallista y genial. Nada de teatralidades ni conceptos vanos sólo moda. Y matizando más, chic.

El Dior de Galliano es de una diva en Dior pero no de Dior. Su marca es un delirio. Un beso

Chicochuc. Dicen que todos los genios son unos incomprendidos. La pajarita es encantadora. Un beso

Thesil. El negro es el color de la moda. Cuando digan moda, lo escribirán en negro. Un beso

ölhate dijo...

como siempre soberbio el post!

Anónimo dijo...

Yo estoy flipando con Lanvin, sobre todo porque allá por el 2002 pasé un poco de la llegada de Alber a la histórica firma. Pero de repente llega el 2005 y este hombre está haciendo unas colecciones de quitarse el sombrero. Las palabras chic y sofisticado no sobran para calificarlo, impresionante.


La colección del verano 2007 fue genial, sin embargo en el invierno para mi gusto falló con una propuesta dura, cortante y demasiado robotoide. Pero llega verano 2008 y el desfile te deja sin palabras porque tienes la sensación de estar viendo arte en movimiento, y encima favorecedor, y encima femenino sin nada de estridencia... con esta colección me confirma lo gran diseñador que es.

Saludos Holly.

capuccino bar dijo...

Una colección exquisita.
Faltaba más...

Holly Golightly dijo...

Ölhate.Gracias.

Anónimo. Elbaz es un diseñador con mayúsculas y que está dotando a Lanvin de un presente genial para un pasado esplendoroso pero no demasiado conocido. Explora la comercialidad elegante y exquisita pero sin caer en la Algfombra Roja fácil o en el conceptualismo minimal que ahora tanto se lleva en Francia. Un gran diseñador. Un beso

Capuccino Bar. Exquisita y preciosa. Un beso

atelier dijo...

Esta colección fue una de mis favoritas en París. Elbaz es realmente un genio,siempre con su pajarita/lazo/lo que sea, me encanta! además no es nada pretencioso (por lo menos en las pocas entrevistas que he leído)

Holly Golightly dijo...

Atelier. La colección es soberbia. Un alarde elegancia, saber hacer y estilo. Y Elbaz es un genio, un genio modesto y aún sin explotar preo cargado de talento. Un beso

Scummy man dijo...

Querida Holly, me encanta el bajo perfil de Alber como diseñador, elemento que no comparten sus creaciones, ya que las mismas demuestran una soberbia que muchos tratan de logran creando personajes de sí mismos...muchas veces teniendo más protagonismo que sus diseños.

Saludos!

I'M BACK IN TOWN

Holly Golightly dijo...

Scummy Man. Espero que sea una vuelta productiva. Un beso