sábado, enero 05, 2008

La Prostitución De Karl


Cuenta Silvia Venturini Fendi que cuando contrataron a Lagerfeld (Tío Karl) para hacerse cargo de Fendi, lo que vivió fue una revolución el la legendaria casa italiana. Las pieles de visón, legendarias en Fendi, se teñían de púrpura y de melocotón y, el pasado de Fendi, una marca creada por y para matronas romanas se convertía en un futuro de color, en una fábrica de un nuevo estilo y, de casi una nueva forma de vivir.


El nuevo estilo de Lagerfeld fue apodado maximalismo chic por la prensa porque la marca aportaba una nueva forma de ver la moda, ya las matriarcas de Roma se convertían en ejecutivas agresivas sedientas de glamour para la noche; el trabajo artesanal del pasado de Fendi en forma de equipajes elegantes, piel para la Alta Sociedad y elegantes artículos de confección propia en un taller atestado de tejidos y telas de primera calidad era interrumpido por un Lagerfeld devoto de fama que daba al mundo un nuevo estilo, un estilo ecléctico y cargado de pasión.


En 1998, de la mano de Silvia Venturini Fendi apareció el famoso Baguette de Fendi, el bolso que brillaba tanto de noche como de día y que su reducido tamaño y los materiales en los que se confeccionaba, apelaban al lujo por encima de todo. Lagerfeld convirtió el cuero en terciopelo de Lisio y la seda en gasa, aparecieron los tejidos de primera línea en Fendi y desde las cuentas de cristal a los brocados medievales, la firma se cubrió de lujo auténtico y refinado lujo. El trabajo de Lagerfeld era genial.


Pero todo cae, y Karl Lagerfeld se ha vendido a la comercialidad; ahora en Fendi ya no hay terciopelo de Lisio ni bordados napolitanos; tampoco hay pavos reales, ni lágrimas de Swaroski, ahora sólo hay como diría Silvia Venturini Fendi, lo que era el antiguo Fendi antes de que llegase Lagerfeld, “Plástico, feo plástico.” Y ahora Fendi es una burda imitación de lo que era, por un lado Lagerfeld apela al pasado glorioso de Fendi queriendo vestir a una dama noble, bella y exquisita y al mismo tiempo explora el concepto de mujer anuncio.


El bazar de Fendi parece gritar Lagerfeld mientras ahoga aquel pasado de una maison de moda que exponía sus bolsos como pasteles cubiertos de nata y azúcar en vitrinas doradas casi renacentistas. La casa de Roma, las matriarcas romanas, las generaciones Fendi durmiendo en aquellos cajones colmados de gasas, satenes y terciopelos, las duquesas, condesas, marquesas vistiendo capas de terciopelo de Fendi, aquellas mujeres que preferían ser pavos reales que ovejas negras. Ahora, Lagerfeld lo ha olvidado y se dedica a explotar Fendi. ¿Volverán los pavos reales a Fendi o seguirá el rebaño negro de Lagerfeld?

18 comentarios:

srta a dijo...

Karl hace tiempo que está un poco desorientado, solo ve camelias, tweed y baguettes...y perlas, claro...

Besitos!!

Holly Golightly dijo...

Srta A. Llevas razón, Lagerfeld está perdido. Un beso

Fabrik dijo...

Holly Golightly...me encantas, tan cinica y sadica

Holly Golightly dijo...

Fabrik. Gracias. Un beso

di dijo...

muy buen blog!


te tengo en los links que visito

checa el mio

http://secretfashionclub.blogspot.com

Holly Golightly dijo...

DI. Merci. Tengo que actualizar mis links. Un beso

alterego dijo...

Acabará con Fendi como está acabando con Chanel. Alguien debería pararle los pies. Buen post. Saludos.

Anónimo dijo...

¿Tienes envidia a Lagerfeld? En Fendi sigue innovando, aunque las colecciones no son tan comerciales. Y cuando deje Chanel, las clientas le echarán de menos.

Me llaman Dior dijo...

Eclectico? Q significa?


GEnial.

Undersound dijo...

es un escentrico...odio a ese caballero....puag!

Karl dijo...

Pero a q te hubiera gustado hacer lo q el ha hecho?

undersound

Holly Golightly dijo...

Aleterego. Chanel ha muerto de las manos de Lagerfeld, Fendi está en proceso. Un beso

Anónimo I. ¿Quién no le tiene envidia a Karl? Es un grande de la moda, un hombre que ha sabido impregnar de un estilo propio todas las marcas por las que ha pasado, un triunfador, un hombre que ha experimentado, creado y a triunfado y siempre acaba las temporadas con un batallón de aplausos. Un hombre que ha pasado por la historia de la moda por la puerta grande y no de puntillas, un hombre que ha llegado al timón de Chanel, un hombre que sea dueñado, ha vapuelado, ha criticado, se ha divertido y ha dictado en el mundo de la moda. ¿Quién no le envidia?

Por otro lado, yo veo los puntos flacos de su trabajo y digo cuándo me gustan y cuándo no. Ahora Lagerfeld está en horas bajas, vive de su nombre, de su fama y de sus amistades con el golden Hollywood actual. Un beso

Me Llaman Dior. Ecléctica significa imponente, un show, algo sobrecogedor. Un beso

Undersound. A Lagerfeld se le ama o se le odia. Un beso

Karl. ¿A quién no? Lagerfeld es un genio y un farsante. Un beso

Karl dijo...

FArsante?

Holly Golightly dijo...

Karl. Es un farsante por ser considerado genio y ser al mismo tiepo un mediocre. Un beso

Lucio dijo...

es que las colecc de fendi han perdido no el norte,los cuatro puntos cardinales,que le echen ya.

Holly Golightly dijo...

Lucio. Lamento decirte que, es un contrato vitalicio. Un beso

Miss at la Playa dijo...

me ha encantado tu sueño, es genial que se repita, no? :)

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Merci. Es un sueño precioso. Un beso