viernes, diciembre 14, 2007

Crónica De Una Muerte Anunciada, Las Tendencias


Si actualmente las temporadas son una ilusión, prefall, líneas crucero, pret a porter y haute Couture lo demuestran; las tendencias son algo tan efímero como las notas de salida de un aroma y, tan decadente como el Dior excesivo del New Look. Ahora el ciclo de la moda es un ciclo de explotación, corto, comercial y consumista en el que el fenómeno del Petite Robe Noire es inaudito y en el que aquella sentencia “Sólo lamento no haber inventado el vaquero” de Saint Laurent suena increíble. La moda se crea para ser consumida, devorada y sacrificada por las masas; la esperanza de vida de una prenda es, de instantes porque, en un instante pasa de ser objeto it a morir de éxito.


Y es que los codiciados objetos señalados en las páginas de Vogue viven una vida corta y plausible o aún más corta y penosa. O triunfa o no importa y, el éxito se desarrolla en dos gados. El primero, puede considerarse casi peligroso; la jungla de asfalto se ha apropiado del objeto y lo ha repetido hasta la saciedad tanto que parece un cliché; o, el segundo en el que tras una temporada meteórica en el que portadas, celebrities, cifras han hecho rozar al creador a las mieles del éxito; las fashionistas ya lo han rechazado por demasiado popular. Nadie que esté a la moda volverá a ponerse la prenda en los años venideros y sólo volverá al ciclo del éxito tras un par de años reposando en el armario cuando el mundo haya olvidado de dónde proveía pero siga alabando su esencia. Sólo el futuro vintage salva a la prenda del olvido y del desprecio.


¿Dónde se roza el éxito y cuándo se cae en decadencia? Es el gran intangible; cuando una tendencia pasa de ser objeto de deseo y entra en el campo del desprecio ya no hay nada que hacer, como mucho, sólo queda vender el patrón a una cadena comercial para ver inundada la jungla de asfalto con la prenda en cuestión. Diría Balenciaga que sólo los cortes no pasan de moda y que sólo la moda que se adelantan no cae en el olvido. Balenciaga alcanzó el éxito al preocuparse tanto por el público como por las tendencias; ahora Ghesquiére se dedica a subastarse al mejor postor según ese dogma de más es mucho más.


Quizás el equilibrio es lo primordial, las tendencias provienen de las altas esferas de la moda que alimentan al pret a porter al que sucumbe la llamada moda en serie o moda de confección. El éxito es un trono maldito; la permanencia en la cresta de la ola es imposible; la caída suele ser estremecedora por el hecho de que el filtro del tiempo se cierne sobre el triunfador y los amantes se convierten en traidores. El éxito conlleva inevitablemente al fracaso; aunque en el mundo de la moda ha habido grandes con mayúsculas como Balenciaga o Valentino a pesar del tiempo, quizás sea por el equilibrio entre forma y contenido.

18 comentarios:

chicochuc dijo...

Nunca te comento, pero es un gustazo leerte!
Un saludo

Anónimo dijo...

Qué fotos tan maravillosas!!!

La tendencia es efímera, es mucho mejor tener estilo propio y alcanzar la elegancia. Este invierno la prendas quemadas por excelencia son la palestina de Balenciaga y los vestidos dominatrix de Dolce & Gabbana.

Holly Golightly dijo...

Chicochuc. Gracias. Es un placer leer comentarios como éste. Un beso

Anónimo. Las fotos son poesía hecha imágenes.

Este invierno, el look de Balenciaga, las dominatrix de D&G, las tachuielas metálicas de Tiscci, los años 40s de Gucci, los abrigos de Prada tan "místicos" y, una mezcla entre Marchesa y Vuitton copan las portadas. Me está matando el invierno. Un beso

Lucio dijo...

La mezcla celebrety,vestido y blogs de moda están acabando con la industria,y no te digo con las revistas del ramo,porque queman todo seis meses antes de que esté en las tiendas.Las propias casas prestando modelos de colecciones futuras están acabando y agotando la creatividad de las maisons por eso llas precolecciones,las cápsulas,etc.GRAN POST

alterego dijo...

Es el signo de los tiempos que diría Prince (ahora vuelve a llamarse así, no?). Pasa lo mismo en el arte, el cine, la música, etc. Todo se hace para consumir rápido, para que vuele por la autopista de la información (sea lo que sea eso). Es la velocidad del siglo XXI y quien no se adapte no tendrá nada que hacer, me temo. Gran post, como siempre. Un saludo.

Lara dijo...

La verdad esque tienes razón,es una pasado cómo las tendencias aparecen y desaparecen...aunque esto se ve mejor en ciudades grandes y cosmopolitas,desde luego en zgz te digo que hay gente que aun está descubriendo los pitillo...BESOSSS

qué tal tu pie??

Holly Golightly dijo...

Lucio. Gracias. Es cierto que el mundo de la moda y las tendencias se mueve muy rápido pero, aún es más cierto que parece que las maisons están obligadas a mantener el febril ritmo del ojo acostumbrado a devorar prendas y tendencias; Vogue proclama un nuevo favorito cada mes; las celebrities y sus devaneos por la Alfombra Roja sumen en el fracaso o en el éxito a un creador y el fenómeno fashion blog influye en la moda, más aún, por su masa, su tamaño y agilidad, devorando, pidiendo, cirticando y consumiendo. Un beso

Alterego. Gracias. Es cierto, el tiempo impone un ritmo y el que no le sigue cae en el fracaso. Un beso

Lara. (Risas) Las tendencias han muerto al nacer; ahora un desfile es como un ataúd; la primera fila; los que dan el pésame... Aunque siempre está el ojo no entendido que aplaude cualquier prenda colgada en un perchero y con una etiqueta de oferta.

Mi pie va mejor. Muchas gracias por preguntar aunque, éstas anvidades van a ser diferentes. ;b Un beso

BoatoLuxo dijo...

El mundo de la moda, es por cierto muy efímero, pero yo creo que el fondo no cambia nunca: el gusto por la vanguardia, a veces amando lo retro, y otras veces primando la elegancia a toda prueba.

los objetos cambian, las tendencias también, pero el gusto por la estética jamás muere.

saludos.

unrinconcitoenelmundo dijo...

En mi opinión lo importante es tener estilo, ¿qué más da llevar una prenda que no esté a la moda? ¿del año anterior o del anterior? El estilo va un poco con el gusto que tenga la persona y si este es bueno y la persona no comete desmanes en sus composiciones el resultado será bueno, independientemente si lleva lo último de lo último o no. Hay quien vestido con lo último parece un payaso.
Me encantó tu blog, agregada!!
Besos!!!

Holly Golightly dijo...

BOatoluxo. El buen gusto muere, para muchos, demasiadas veces aunque siempre queda reductos de elegancia. Un beso

Unrinconcitoenelmundo.Touché. Merci. Un beso

diegulazo dijo...

Apoyo esta nueva tendencia contra las celebs!!es que ya están quemadas hasta las precolecciones del invierno,y además aburre a las piedras.

Holly Golightly dijo...

Diegulazo. Cruzada anticelebrities. Un beso

Undersound dijo...

Muestra de ello...Es el gran numero de blogs que ahora rechazan la palestina por ser usada por toda la urbe...O un tipo de zapato...En fin...TEndencia...o simplemente estrategia de mercado?Estrategia de mercado...Mi tendencia...MArcada por un mix de moda y mi gusto...malo o bueno...mi gusto!

Besos ChiC_Colosos

DAve a vuelto!

Holly Golightly dijo...

Undersound. Otro ángel caído ahora vuelto. Un placer tenerte por aquí. Un beso

Srta a dijo...

Holly! a ver cuando te pasas por mi blog, q me tienes abandonada!

Besitos!!

El mundo al reves

Holly Golightly dijo...

Srta a. Me paso siempre que reviso los links pero es que no puedo comentar. Un beso

Miss at la Playa dijo...

nunca había leído un título más adecuado, precioso y poético

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Merci. Un beso