domingo, octubre 04, 2009

Sweet Sixteens, Feliz Deja Vu


Los años cincuenta representan en la mente de casi toda la humanidad una década ideal en la que las tensiones entre los sexos eran menos palpables pues la identidad que se dibujaba en el rol que cada persona tomaba era más clara y carecía de la multiplicidad actual. Las mujeres eran femeninas y los hombres respetados cabeza de familia con vaso de Bourbon y jazz por las noches. La familia era un ente que demostraba la unidad y el compromiso social de la humanidad con la ética y la religiosidad y los valores tradicionales de trabajo, dignidad, religiosidad y esfuerzo estaban implantados en el seno de una sociedad definida por unos ideales y encaminada a conseguir unos objetivos. Que luego las cosas no eran así, es evidente. Pero eso no importa demasiado en lo que Jung denominaría Inconsciente Colectivo que, al fin y al cabo, es lo que nos trae aquí.


Jung no habló exactamente de si eso de la idea mental arquetípica común incluía jaretas, ramilletes de flores y tarta de manzana en el alféizar enfríandose pero, lo importante está ahí. O sea, el pilar base, el ladrillo maestro, la clave de la obra tiene ese discreto encanto burgués de los cincuenta, se encuentra en cada una de las ideas desarrolladas a partir de ese concepto básico.


Sensibilidad, romanticismo y clases sociales. Golf, faldas con vuelos, pic nics, ir al cine vestido de gala y a la Ópera aún más arreglado, damas con guantes hasta el codo y langosta con champagne. Los años cincuenta, probablemente, son la década más manida dentro del mundo de la moda. Pero siguen gustando. ¿Y por qué? Pues porque somos contradictorios.


Las mujeres quieren ser independientes, libres, felices -¿?- y sexies pero luego mantienen en su mente el ideal de los cincuenta. Machista, humo y ligueros. Los hombres quieren ser, bueno, los hombres siempre han querido ser como los cincuenta. Jefazos con secretarias con faldas que enseñan culos prietos y tetas marcadas. El pintalabios rojo y la lista de amantes es opcional.



Y, es que, al fin y al cabo...


No tengo nada en contra de los ideales. ¿Y quién lo tiene?

20 comentarios:

Pau dijo...

Loewe es bastante recomendable.
Los ideales están bien siempre y cuando no vengan impuestos.
XXX Holly ;)

jordim dijo...

el cine de los años 50 es lo que tenía que volver..

jordim dijo...

el cine de los años 50 es lo que tenía que volver..

Anónimo dijo...

隔熱紙-汽車隔熱紙 大樓隔熱紙 3M隔熱紙
3M隔熱紙-大樓隔熱紙 隔熱紙 汽車隔熱紙
汽車隔熱紙-隔熱紙 大樓隔熱紙 3M隔熱紙
大樓隔熱紙-隔熱紙 汽車隔熱紙 3M隔熱紙
隔熱紙常識-隔熱紙 汽車隔熱紙 大樓隔熱紙 3M隔熱紙
隔熱紙常識-隔熱紙 汽車隔熱紙 大樓隔熱紙 3M隔熱紙

Holly Golightly dijo...

Pau. Un beso

Jordim. Un beso

Anónimo dijo...

tu blog cada vez mola más

sigue así holly

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Gracias

Sur dijo...

Me gustan mucho estas crónica pero no te parece un poco oscura la paleta de colores para ser verano?

Anónimo dijo...

台中禾雅堂經典乳酪蛋糕提供精緻與上等食材製作出風味與口感覺佳之乳酪蛋糕及多種口味,無論是自用贈禮兩相宜,更是彌月蛋糕禮盒最佳選擇,歡迎參觀與選購.
台中乳酪蛋糕
chocolate
彌月蛋糕
乳酪蛋糕
巧克力
蛋糕

Di dijo...

Ni Loewe escapa de enseñar la ropa interior...

Gala Padilla dijo...

hay propuestas preciosas, y tan femenianas... un beso

Luciana Blanco dijo...

En un mundo tan aristotelico es lindo tener ideales y ser un poco platonico, lo unico es que a veces hay que distinguir la linea de lo personal y lo colectivo!
Grandes tus palabras! Besos

Holly Golightly dijo...

Sur. Gracias. Un beso

Di. El sexo vende. Un beso

Holly Golightly dijo...

Gala. Un beso

Luciana. Un placer

Anónimo dijo...

En mi último post he puesto un link a tu artículo de voguettes que me pareció genial, espero que te guste y no te importe.
Belle Vie en Hola.com
Bes
Natalia

Holly Golightly dijo...

Natalia. No me molesta. !Cómo iba a molestarme! Un beso

Anónimo dijo...

me parece que algunas cosas son inspiradas en miuccia...la combinacion de orange con beige, el sport plastico de las viseras mmmm, nose, es muy prada..

que pensas holly?

Micaela

Holly Golightly dijo...

Micaela. Me recuerda enormemente al verano 03 de Louis Vuitton, aquel de las bolsas años 50 y las diademas con flores en el pelo. Y a una colección de Prada, con Marina Pérez, con maletas, viseras y color beige y piedra. Es una mezcla entre ambas. Un beso

Sr Q dijo...

A mí me recuerda a Vuitton verano 01 y otro poco a Vuitton verano 03. Y un pelín de la colección Prada que citas. Pero a la vez le veo mucha entidad. Esa napa en marrón clarito me parece una locura, me encanta.

Holly Golightly dijo...

Sr Q. Yo he hechado de menos accesorios. Muchos accesorios. Un beso