martes, septiembre 30, 2008

Christian Dior, !Oh John!


Hace más de una década de la entrada de John Galliano en la casa Dior. Cuando entró, tras abandonar Givenchy y como nuevo ojito derecho de Anna Wintour, el mundo le hizo un rendez vous. Galliano era un muchachito tímido e ingenuo que veía la moda con los ojos melancólicos de quien amó a Poiret y, entronó a la decadencia del art decó.


Aquel geniecillo que bailaba sevillanas y que sacaba mendigos a la pasarela diciendo ante las criticas "Oh, darling. It´s my best collection ever!." cuando le sacaban los colores por aquellos clochards que recorrían Dior ha cambiado. Él sigue viviendo en un mundo que parece sacado de un caleidoscopio, Galliano se convierte en César con complejo de Adonis para su nuevo perfume que parece sacado de un berrinche del más excesivo decorador de Alicia en el país de las maravillas a la par que posa atravesado el corazón cual torero con banderillas coloreadas con la bicolor española. Cuando no, se enfunda en lentejuelas y se cuelga del brazo de una estrella; otro día se disfraza de astronauta, de torero, de puto bon vivant en calzoncillos y no dice !fuck you! porque no se le ha ocurrido...


En su caleidoscopio, las mujeres tienen dimensiones de modelo gráciles pero recubiertas por la denostada capa del universo paralelo. Un futuro que retoma el pasado pero que avanza hacia el tópico exagerado y desmedido. Además tiene oníricas pesadillas de comercialidad con arrebatos por Carla Bruni y por esa fébril Asia suya envuelta con matices en taconeos de mujer fatal con el carmín corrido, el paso firme y las cejas dibujadas con carbón. En el caleidoscopio de Galliano, el desfile es como una plaza de toros. ¿Habrá suerte, maestro?


Cuando criticaban ferozmente a Galliano por sus extravagancias, sus caprichos para (y por) putón rubio/esposa trofeo de ruso que, combinaba con los espectáculos de arte, maestría y magia en la Costura francesa, Bernault decía "!Idiotas! No entienden su talento!. La era Galliano en Dior camina en su decenio y, la casa Dior nunca ha sido amable con los sucesores al trono del maestro. Trono envenenado y báculo traicionero...


Ahora Galliano le ha parado los pies a Galliano. Galliano que, es como un niño en una fábrica de caramelos de la que nunca se empacha pero, que tiene -¿cómo diría yo?- diabetes ha decidido jugarsela toda a una sola carta, la Costura. Nunca lo entenderé. Todos sabemos que el pret à porter es para vender pero, lo cierto es que Dior no ha vivido expansión tal como con Galliano y que, a pesar o, precisamente, por todos los caprichos de Galliano en Dior la casa no sólo consigue hacer que algo tan (...) como la Costura sea vendible y rentable sino que, en cada colección, recibe mejores cifras de ventas. Pero, si vende, ¿a quién le importa?.

Pues como nunca es suficiente, a Galliano le han dicho "!Tú, a vender en el pret à porter y, a soñar en ( tu) casa o en (aquí) la costura!" Y, claro, Galliano que si le dicen que sea comercial se pone como un tonto y embadurna todo con logos y dice que él adora Dior, que él recupera Yves Saint Laurent que, él revisa el histórico y que, mira tú, él viste a Carla Bruni le da por hacer una propuesta en la que se permite una nota de ensueño en ese "espacio tan desaprovechado que va del suelo al tobillo de la mujer" bañándolas con ángeles sus pisadas y, con una depresión que sólo se alivia al mirarse a los pies...




20 comentarios:

Señor Quinquillero dijo...

Yo creo que el problema no es que sea una colección comercial, simplemente no te mueve algo dentro. Ni siquiera el tacón figurita que en otra época me hubiera fascinado me llama la atención...

Es un resbalón, yo creo hasta en el Galliano más comercial que hace cosas maravillosas como verano 2008 o invierno 2007. O invierno 2008 que me sigue pareciendo de diez.

Saludos. Y te estás volviendo una quinquillera con mala boca, vamos, "puto" y todo que dice la tía... :)

Archi dijo...

Increible, magistral, mágico, maravilloso.
Galliano no tiene rival.
Todo es perfecto en sus colecciones.
XX

XAVS dijo...

Pues yo también pienso que Galliano está algo más comercial, o le habrán llamado la atención...pero esta última colección, como la Alta Costura, me parece muy recatada. Dónde está el Galliano que me dejó estupefacto con la papiroflexia?
No sé a qué se debe, pero efectivamente Sr QUinquillero, hay algo que nos deja fríos..

X.

Holly Golightly dijo...

Señor Quinquillero. Vamos, reconoce que te encanta que sea una mal hablada... :p

Me gusto más cuando soy -así- de mala. Con un puntito de arpía. Ejem. La colección es que es como ver el mismo pase cien veces, como poco, y está todo muy trillado. No sólo porque no hay nada nuevo, que tampoco es siempre necesario ser la repera en las tendencias porque la vela que va delante será la que más alumbra pero, la que antes se apaga. Pero que también se agradece ver algo que, en tu línea, estilo y coherencia tenga su punto novedoso.

Aunque sea mucho pedir... Un beso enorme chato.

Archi. Una vez que no coincidimos. Un beso

Xavs. Es que lo único que provoca es un bostezo. Un beso

Lectora dijo...

No es que sean bonitos ni feos los modelos, no es que sea repetitivo, no es que sea demasiado comercial. Es que yo ayer me senté delante del ordenador frotándome las manos porque iba a ver Dior, Galliano para Dior, y lo que ví ni era Dior ni era Galliano. En otra firma, pasarela o ciudad ese desfile hasta se aplaude. Pero no en Dior.

Un beso.

Holly Golightly dijo...

Lectora. Estoy completamente de acuerdo. Creo que cada cargo lleva una carga, Galliano es un genio. Que lo demuestre...

Ya, ya sé que lo ha hecho pero ese desfile roza el aprobado en cualquier otra firma, en Dior es de uno. Literalmente.

Y si es justo o no, me da lo mismo. Es y punto. Un beso

aka scrunchie girl dijo...

Jajajaja, yo creo que te ha poseido Andrea Caracortada, enfín, yo no sé si es un tropezón tonto o una concesión consetida y pre-pactada a lo facilón, el caso es que ni zapatos, ni tocados ni sentidos homenajes logran salvar la papeleta. besos!

Holly Golightly dijo...

Aka. Es verdad, os juro que yo no decía un taco al mes. Ni de lejos. Y, mírame ahora, poseída por la bestia.

No, es broma. Tampoco es para tanto pero, yo misma me he dado cuenta de que, el número va aumentando... Serán los aires de cambio...

O no. Un beso querida

alterego dijo...

De acuerdo con Quinquillero: no te mueve nada dentro y eso, tratándose de Galliano, es un pecado mortal. Una pena. Espero que venda mucho y espero su colección de Costura. bss.

Holly Golightly dijo...

Alterego. Digo lo mismo. Un beso

Elena Abaroa dijo...

no me ha encantado, pero si le comparamos con los de NY y Milan yo que me sigo quedando con Galliano y su colección comercial. Pero es verdad que estoy hasta las narices de ver vestidos a la rodilla!!la última alta costura que sacó sí que era de genio, por eso yo le sigo dando un alto margen de error y no me importa que no me encante esta vez, ya lo hará la siguinete, estoy segura.

Wednesday dijo...

Lo dicho, es una buena coleccion de Blumarine, pero eso, Blumarine

Holly Golightly dijo...

Elena. Autre fois... (Por dios, no me tengais en cuenta mis patadas a los idiomas extranjeros) Un beso

Wednesday. (Jajajaja) Me parto. ¿Qué tal va todo con el nuevo número? Un beso

Pau dijo...

Tu lado oscuro está muy bien, pero a mí me gusta más el otro, una persona increíble y con una cabecita muy bien amueblada, que cuando habla de Moda, borda el tema.
Aún me río con Galliano vestido de astronauta....
Por cierto, qué opinas de Escada ?
XXX Holly

Anónimo dijo...

Definitivamente un desacierto de Galliano ultimamente las colecciones se han vuelto demasiado comerciales. Antaño era cuando Galliano nos hacia soñar, donde recordabamos a la moda como arte y no como simbolo comercial. Ahora lo unico que le queda al arte es rezar para que Galliano reavive su espiritu interior, demuestre que lo artistico es rentable y ponible, que caye la boca de las criticas embusteras acerca de la teatralidad, que recree lo que era el paraiso de la moda, que nos haga soñar y sentir como la moda se rinde a los pies del arte. Que nos enseñe que es lo que verdaderamente es arte, deberia de traer esas inspiraciones remotas de alucinacion. Solo nos queda esperar que algun dia John vuelva a ponerse el apellido de Galliano.

Elena Abaroa dijo...

tengo que reconocer Holly que la gente que escribe en castellano e introduce cosas como "savoir faire" "little black dress""je ne sais pas quoi""pailletes" y demás me sacan de quicio. Primero porque "Pailletes" significa lentejuelas y little black dress vestidito negro, y creo que ya hay palabras en castellano para hablar de moda y que ya les vale, es una pedanteria. Y lo peor, que esta gente alomejor ni siquiera habla inglés y si es el caso lo del francés no me lo trago. Pero como tú eres tú y me encantas puedes hacerlo si quieres, a ti te lo permito!!!;)

Holly Golightly dijo...

Pau. No lo he visto aún. Voy a verlo y te comento. A mí, Escada en general, me parece que tiene su punto.

Hay que pillarlo pero lo tiene. Aunque a veces te den ganas de llorar y de dar una patada al diseñador. Pero otras, un poco rancio y un poco de soñé siempre con Grace Kelly pero ni de lejos porque de quien yo me visto es de sofá de leopardo.

;) Un beso enorme

Anónimo. Aplaudo. No digo nada porque no hay más que decir. Perfecto. Comentario, reflexiones y prosa. Un beso

Elena. No te creas, hay un matiz muy grande. "Petite Robe Noire" no es sencillamente vestidito negro sino esa inspiración del de Chanel, pailletes no siempre es literalmente lentejuela porque llevan otra técnica para coserse y tienen otra fabricación y, hay expresiones hechas en otros idiomas que, no tienen porqué sacar de quicio.

A mí no me paseis ni una que, si no me descontrolo. :p Gracias, de todas formas. Un beso

Lucio dijo...

Galliano una vez mas crea, y lo hace sin efecticismos, es genial extravagente y es genial sobrio, corte de managas para los que creen que está sobrevalorado, va a estar muchos años al frente de Dior, muchos mas que su fundador y que Ferré y Bohan juntos, ya lo vais a ver.

Elena Abaroa dijo...

Holly, a mi lo de Pailletes me saca de quicio cuando veo que a lo que se refieren son a las lentejuelas de toda la vida(visto en reseñas de fotos de revistas muyy prestigiosas). Y el petite robe noire sigue siendo un mini vestido negro aunque fuera Chanel quien lo creó, usan la palabra con cualquier tipo de vestido. Por qué no utilizan palabras en italiano o en ruso!!???porque se creen que usando el francés son más chic y queda ridículo. Es como esa anécdota de que Unamuno pronunció Shakespeare tal como se escribe y una pedante le corrigió y se puso a dar la conferencia en inglés con lo que la pedante no se enteró ni de papa. Es esa actitud la que me fastidia, si sabes otros idiomas usalos cuando venga a cuento, no para aparentar algo que no eres y menos cuando en español hay palabras como "estamapo" que no "print" o "falda" no "jupe"pero claro dicho en otras lenguas parece más "cool" no?...en fin que a mí en particular no me gusta esa actitud y creo que sabes muy bien a que tipo de periodismo me refiero.

Holly Golightly dijo...

Lucio. No lo dudo. Sólo digo que a mí esto me parece un horror pero, vamos que, horrores Galliano ha hecho muchos. Aquella gente con los radiocasetes esos enormes y las chabacanerías con Gisel(ita) con bañador de logos y sudor por todas partes... Luego ves otra vez las cosas y, te entusiasman. Un beso

Elena. Las revistas más prestigiosas suelen ser hervideros de estúpidos. Y, más en el tema moda. Un beso