sábado, noviembre 10, 2007

El Sucesor, El Caso Dior


Actualmente, una maison ya no vive del recuerdo, de la herencia ni del linaje. Ahora, una maison respetable es un barco sin rumbo que gobernar; un camino al estrellato o, un peldaño hacia el éxito. Ahora, las noticias son dos: la posible vuelta de la casa Schiaparelli y el sucesor para Versace. Aunque, como ya nos ha demostrado Valentino, encontrar sucesor no es fácil y, menos si lo dejas en manos de una multinacional. Pero, el tema de los sucesores (quién, cómo, qué y cuánto) siempre ha supuesto un gran conflicto, y por ejemplo, un rey de reyes como YSL lo vivió en su propia historia.


El caso Yves Saint Laurent se remonta a 1953 cuando el gran diseñador se muda a París y gana un premio del concurso de diseño del sindicato de Costura de Paris donde recibiría posteriormente formación y dónde Christian Dior encontró al sucesor perfecto. Saint Laurent fue el brazo derecho de Christian Dior y, cuando falleció fue nombrado jefe de la casa Dior con 21 años. Cuando comenzó su verdadera labor en Dior como genio, convenció a público y crítica con su primera colección de Haute Couture para la marca con la que además de crear la línea trapezoidal consiguió brillar como la nueva estrella de París. Dicen que, las redactoras de moda lloraban de emoción y que los periódicos le proclamaron como héroe nacional al grito de “Saint Laurent Salva A Francia”.


La expresión no era desmesurada, la maison Dior se encargaba de la mitad de exportaciones de moda en Francia y, con la muerte de Monsieur Dior hubo una gran incertidumbre pues el trono del rey estaba ocupado por un plebeyo y, quién podía predecir si el joven diseñador conseguiría el éxito genial que tuvo. Saint Laurent fue un discípulo genial, que conjugo el pasado de la firma pero innovó. Renunció al forro, a lo desequilibrado, a lo antiguo y a la ostentación; se decidió por recordar a Monsieur con los lirios, su flor favorita, la organza y los bordados opulentos aunque, añadiendo ligereza y elegancia a sus creaciones y, sobre todo innovación.

Yves Saint Laurent consiguió mantener la tradición de la firma y, además dedicarse a la innovación. El gran problema de Saint Laurent fue el ser reclutado para el ejército, allí sufrió un ataque de nervios y, consiguió ser liberado del servicio militar cuándo pasó una temporada en una clínica de rehabilitación. Cuando se recuperó, y se sintió capaz para retomar su trabajo en Dior, se encontró con que Marc Bohan había ocupado y encontrado su puesto en Dior dónde la colección presentada fue aclamada y ungida por el éxito. Y la maison Dior se desentendió de Saint Laurent quien, hizo lo que todo sucesor hace, antes o después, crear su propia firma de moda: Yves Saint Laurent.


Marc Bohan entró en Dior en 1961 y consiguió convencer al mundo de la moda, su éxito mayor fue conseguir hacer de las tendencias de los jóvenes, la Alta Costura y manteniendo su juventud y su estilo en todos sus diseños y, aunando lujo y modernidad. Aunque, su mayor éxito fue el adaptar el parisino estilo de Dior a un chic británico del lujo y la tradición. Dicen las malas lenguas que, Bohan en mayo del 89 descubrió su salida de la maison Dior a través del periódico, ya que la casa necesitaba un cambio pues YSL continuaba cosechando éxitos para su propia firma y, opacando a Dior además de, levantando ampollas puesto que, el todo París se preguntaba porqué Saint Laurent había abandonado la casa.


Llegó Gianfranco Ferre con grandes dosis de recelo por parte del todo París, pero su estilo teatral, barroco y arquitectónico casó perfectamente en los cánones Dior y, fue capaz de opacar con lujo, femineidad y lirismo las dudas acerca de la salida ¿acertada? de Saint Laurent. Pero, cuando su contrato acabó con la maison Dior; Gianfranco Ferré salió de la firma dejando el puesto libre para John Galliano, genio y delirio; puesto que el arquitecto de la moda encontró en su propia firma la vía de escape de su talento.


John Galliano, personaje, showman y estrella. Llegó a la firma en 1997 y, superó el listón de Gianfranco Ferré inundando y sumergiendo Dior en un delirio barroco, ecléctico y onírico. Galliano, ha conseguido mejorar e incrementar el rendimiento de Dior, vestir a celebrities, princesas y cortesanas. Ahora, dicen algunos rumores que posiblemente Galliano salga de Dior aunque, Galliano hace que el embrujo Dior continúe y recibe aplausos de la crítica y del público y, Bernard Arnault está encantado aunque, haya hecho que J.Galliano reciba un par de llamadas de atención: “Creatividad es Haute Couture; negocio es el pret á porter”. Ahora a veces, el genio e ingenio, parece destilar demasiado glamour en el pret a porter exquisito y equilibrado pero no barroquismo Versallesco al viejo estilo y colecciones teatrales y más que excesivas para la Costura.

Dior, la maldición de Dior:una casa azotada por el fenómeno del sucesor y por la maldita comercialidad. Dior, visionario Dior.

23 comentarios:

Holly Golightly dijo...

Me encanta la primera imagen es soberbia, exquisita y llena de encanto.

Anónimo dijo...

Todas las imagenes que normalmente pones son geniales, me acuerdo de un artículo que publicó Eugenia de la Torriente en El Pais hace tiempo sobre la primera étapa de la casa Dior con Monsieur Dior a la cabeza, el desfile New Look fue un día que hacía muchísimo frío, toda la gente impaciente, la reacción positiva de Carmel Snow, la Anna Wintour de la primera mitad del S. XX, ...

Yves fue el sucesor perfecto, pero el demostro ser el Maestro en su propia firma. ¿Por cierto no crees que Tom Ford y Marc se desnudan en las revistas para imitar a Yves?

Boham duró mucho en Dior, pero no consiguió relanzar la maison.

Ferré aportó a Dior un estilo depurado y Lady Di se convirtió en la mejor embajadora de la casa.

Galliano resucitó Dior a lo grande, no creo que Arnault lo deje escapar, tambien se nota mucho la pérdida de Steven Robinson, en el pret-a-porter siempre están presente las ventas, pero John demuestra que es un genio en la costura y en su propia firma, casi todos sus desfiles de costura son memorables, el de la India y el tren, el de la Marchesa Casatti, el de Egipto, los inspirados en España, el de las Japón y las geishas, ....

Miss at la Playa dijo...

y cómo sabes todo eso? pareces una enciclopedia! jeje

Holly Golightly dijo...

Anónimo. En mi opinión, las imágenes son la retrospectiva del pasado, la fuerza de las palabras. La mezcla perfecta es bellas palabras para bellas imágenes y, en especial la primera, todas son preciosas.

Yo también he oído hablar sobre el desfile del New Look, dicen que las editoras de moda no sabían qué decir pues temían que tanto exceso fuera antipatriótico y que, todas miraban la cara de Carmel Snow. Cuenta la leyenda que cuando aplaudió e inclinó la cabeza en señal de aprobación al final, para el maestro; todo el público estalló en un aplauso.

Yves fue un visionario en todos los aspectos, se desnudó pero pulcro y elegante al mismo tiempo y no como Tom Ford o Marc Jacobs o incluso Olivier Theyskens que pretenden un alarde de genio y se quedan en una caricatura de sí mismos, especialmente Tom Ford. Lo que les pasa, es que les ha llegado la crisis de los cuarenta y su ambición les deja absortos, mudos y de rodillas pero desnudos como quien mira a YSL para YSL...

Boham tuvo creaciones magistrales, bellas, ianuditas y que resisten el paso del tiempo pero, no consiguió una línea trapezoidal apra Dior que fuera recordada, un escándalo que la moda silenciase o acrecentase. Manejaba la Costura, vendía en el pret a porter pero todo era nítico y claro como un twin set de punto. Práctico, bonito y elegante pero nadie te lo alabrá jamás. Y claro, YSL le opacaba en su propia firma.

Ferré tuvo creaciones magníficas para Dior, y conisguió unir el nombre de la maison al de la realeza y que se viera el talento que tenía. Aunque, tamién tenía una predilección por la arquitectura que Dior no requería, Dior requería dramatismo y acción.

Galliano es un genio. Y, recordemos a Lady Di con aquel traje azul de corte lencero maravilloso que le llegó venido del cielo y que, a ella la convirtió, de nuevo, en una estrella. Yo tampoco creo que el conglomerado LVMH le deje escapar fácilmente pero, hay quien dice que va a ser en poco y, no precisamente porque el grupo lo quiera si no porque Galliano se siente encasillado y presionado. Todas sus colecciones son memorables, demasiado teatrales, demasiado excesivas pero son eternas.

Un beso muy grande. Diálogos así me encantan.

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Un cumplido escondido en una maldad. Un beso :b

Anónimo dijo...

Holly no tengo palabras para
describir este reportaje y este ensayo que has hecho.

EXPLÉNDIDOOOOOOOOOOOOOOOOO!!

La más sincera enhorabuena, dejando los cumplidos.



GENIAL, SOBERBIO, EXQUISITO: MUY TÚ.

Anónimo dijo...

ES QUE NO TENGO PALABRAS, POR DIORR!

PERFECTO, PERFECTO Y PERFECTO.

Anónimo dijo...

Se dice que un blog es tan bueno como vínculos tiene(links a otros blogs) y el tuyo tiene infinidad.


Con eso lo digo todo.

Holly Golightly dijo...

Anónimo I. Muchas gracias. Me alegro que te haya gustado. Un beso

Anónimo II. Un beso

Anónimo III. Gracias. Un beso

P.D. Tengo dudas, no sé si sois tres personas diferentes o una. Por si acaso sois uno, gracias. Si sois más, más gracias. Besos

Anónimo dijo...

Soy una. ;)

Holly Golightly dijo...

Anónima. Gracias. Un beso

Lara dijo...

Tiene razón Bernard Arnault en lo de HC y PAP,pero bueno...Muy interesante la historia de la maison,sabía algunas cosas,xo no todo!Me gusta que hagas estos posts!!!

BESOSS

Holly Golightly dijo...

Lara. Gracias. Lectores apasionados hacen las mieles del blog. Un beso

Carie Mercier dijo...

Holly,
Hoy me he paseado por tu blog y me ha encantado el viaje que he hecho contigo por la maison Dior. Con pocas palabras has sabido sintetizar varias décadas.Gracias por ilustrarnos.
Un beso fuerte desde el ciberespacio.

Miss at la Playa dijo...

jjaj, no quería que tuviera nada de "maldad" :D

Holly Golightly dijo...

Carie Mercier. Gracias por dejarte ilustrar. Siempre es un placer con lectores como tú. Un beso.

Miss At La Playa. Lo sé. Un beso :b

Anónimo dijo...

Yo no creo que Galliano esté encasillado, sabe diferenciar muy bien su trabajo en Dior y su propia firma, la colección de este invierno en Galliano inspirada
en Kiki de Montparnasse me encantó, además él siempre ha dicho que su objetivo siempre fue trabajar en Dior.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Dicen que hay una oferta aún más suculenta... Un beso

Wildcat dijo...

HOLA A TODOS... DIOR ES SINONIMO DE ELEGANCIA, Y LUJO EXTREMO, PERO SI GALLIANO SE VA, QUIEN PODRA EMULAR, LA TRADICION QUE GALLIANO HA CREADO PRA LA FIRMA...ES ALGO MUY DIFICIL DE ENCONTRAR, LOS DISEÑADORES NO CRECEN EN LOS ARBOLES

Yimi Cruz dijo...

Tuve la suerte de andar por alli navegando y encontrarme con tu bello blog, lleno de poesía y filosofía. Muy hermoso, creo que me volveré tu nuevo fan!,soy Yimi de Cajamarca, Perú! Saludos!

Yimi Cruz dijo...

Tuve la suerte de andar por alli navegando y encontrarme con tu bello blog, lleno de poesía y filosofía. Muy hermoso, creo que me volveré tu nuevo fan!,soy Yimi de Cajamarca, Perú! Saludos!

Yimi Cruz dijo...

Tuve la suerte de andar por alli navegando y encontrarme con tu bello blog, lleno de poesía y filosofía. Muy hermoso, creo que me volveré tu nuevo fan!,soy Yimi de Cajamarca, Perú! Saludos!

Kevin dijo...

牙醫,植牙,矯正,紋身,刺青,創業,批發,皮膚科,痘痘,中醫,飛梭雷射,毛孔粗大,醫學美容,肉毒桿菌,seo,關鍵字行銷,關鍵字自然排序,網路行銷,關鍵字自然排序,關鍵字行銷seo,關鍵字廣告,部落格行銷,網路行銷,seo,關鍵字行銷,關鍵字廣告,關鍵字,自然排序,部落格行銷,網路行銷,網路爆紅,牛舌餅婚紗台中婚紗,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,腳臭,中古車,二手車,中古車,二手車,高雄婚紗,減肥,窈窕