lunes, agosto 11, 2008

La Moda Está Sobrevalorada


O, porqué algunos tópicos llevan razón. Ya, lo sabemos todos. Venden ropa en Zara, venden moda en Balenciaga. Y no todos son estúpidos, tontas, aprovechadas, modernos, eclécticos, fashionistas, presuntuosos, egocéntricos y mediocres. Que también hay genios ¿eh?. No se les olvide. Ahora las aclaraciones, “en el mundo de la moda, el cincuenta por ciento son estúpidos; el otro cincuenta por ciento peores que mediocres. También hay un genio. De vez en cuando. Muy de vez en cuando.” La frase es mía. Para aclarar. De todas formas, esto es filosofía barata.


La moda no es sólo pasión, no sólo es belleza y no sólo es caducidad. No solo es tendencia que cae devorada al abismo del olvido para ser recuperada años después o para entrar en la zanja de la vergüenza. La moda no es solo “es”. Y, al mismo tiempo, también lo “es”. Es únicamente la forma de vender más cada temporada, la forma de mentir cada temporada, de convencer que cada día la necesidad es diferente a la del anterior, de la gloriosa necesidad de tener un armario poblado de marcas y etiquetas con más de tres ceros (antes de la coma, claro) y, no lo es. Los tópicos llevan razón, ¿no?.


Nadie lo sabe. Vogue vende sueños, Prada vende ropa. El cine vende sueños y, puede que, hasta Coca Cola y palomitas. Como dirían las bailarinas del Moulin Rouge “nuestro trabajo es vender champagne, no enseñar cuerpo”. Algo así puede que sea la moda hoy o, quizás nada de eso. No lo sé. Un zapato es un zapato. Eso está claro. Pero, ¿un Manolo es un zapato? o, por diferencia, es un icono. Es un paso hacia el éxito o hacia los números rojos. Es un guiño a la sociedad, a la decadencia o al esplendor. Cada uno, lo sabrá. Pero, digan lo que quieran, es un zapato. Y lo será siempre. O, hasta que dure, por supuesto.


Los tópicos llevan razón. Muchas veces, no siempre. Pero muchas veces. La moda es un típico tópico. Quien hace equilibrismos sobre tacones de doce centímetros suele dedicarse a no hacer nada. Quien siempre viste de negro y blanco suele ser un profesional de los pies a la cabeza. Quien se perfuma aunque llegue tarde con una fragancia, con un perfume, con una esencia es una persona de los pies a la cabeza. Los tópicos llevan razón. O son tonterías sin sustancia. Las dos cosas

17 comentarios:

Señor Quinquillero dijo...

¿Y esta nueva obsesión por los anuncios antiguos de joyas de lujo? Pues que sepas que me gustan, le dan un toque al blog muy chulo y encima son campañas muy poco vistas.

Un beso ;)

Holly Golightly dijo...

Señor Quinquillero. Pues no sé de dónde viene pero me gusta a mí tambien. Un beso

Cyrano dijo...

Hello Holly,tienes un correo,espero que te sirva.Por cierto tengo una curiosidad,y si no te molesta me encantaría satisfacerla ¿el nombre que has escogido tiene algo que ver con la ex miembro del grupo "Thee Headcoatees"? Disculpa mi supina ignorancia.
Bacci per te cara,chivediamo.

Holly Golightly dijo...

Cyrano. Holly es la protagonista de Desayuno con diamantes de Capote y el personaje que interpreta Audrey Hepburn en la película homónima.

Si no la has visto, tienes que verla. Yo tengo que ver qué grupo es ese porque, por el momento, solo me suena raro. Un besazo

C* dijo...

Me quedo especialmente con el último párrafo.

al .. dijo...

cuanta razon llevas !!

pasatee!
mua

Holly Golightly dijo...

Al. Gracias. Un beso

Holly Golightly dijo...

C*.Gracias. Un beso

Cyrano dijo...

Hi Holly,gracias por la aclaración,ese dato lo conocía...he visto la pelicula mas de las veces que me gustaría reconocer,pero ya sabes que a veces los que tenemos "alma de portera" buscamos los tres pies del gato, a veces para ser interesantes,y las más por pura y simple pedantería jajaja.
Gracie mile cara,bacci per te chivediamo.

Holly Golightly dijo...

Cyrano. (Risas) Gracias. Un beso enorme

Zepequeña dijo...

Espectacular!

Zepequeña.

Holly Golightly dijo...

Zepequeña. Un beso.

Hummingbird dijo...

a veces me han comentado en la tienda en relación a cierto precio y cierta prenda, o no prenda tan sólo ropa: es que la puedo encontrar igual en massimo dutti, (o mango, o zara...). cansada ya de oírla respondí: a la prenda puede, a mí no. yo vendo sueños y consuelos, ilusiones, compensaciones. doy vasos de agua, kleenex, incluso algún pitillo aunque esté prohibido. y los armarios los tenemos abarrotados. no está muy relacionado con el post, o sí. y el perfume, por supuesto, siempre. un abrazo y XX!

Wednesday dijo...

Tendemos a sobrevalorar lo caro porque lo asociamos a exclusividad y calidad... no tiene porque...al fin los objetos son objetos, cuando mezclamos sentimientos son iconos propios, cuando los mezclamnos con marketing iconos

Holly Golightly dijo...

Hummingbird. Eso es bonito. Y preocupante. Un beso

Wednesday. Es verdad. Un beso

atelier dijo...

me encantan tus posts. la verdad es que uno de mis "sueños" era tener unos Manolos, y por fin me los han regalado, y bueno, sí, son unos zapatos, pero qué zapatos... aún no me creo que vaya en esos tacones y esté cómoda... por cierto, tienes un premio en mi blog

Holly Golightly dijo...

Atelier. Gracias, ahora voy. La verdad es que hasta qué punto son zapatos. Un beso