domingo, junio 29, 2008

Vendemos Lujo, Ofrecemos Sueños


Dicen en Louis Vuitton que ellos no venden moda, venden lujo. Lujo con letras mayúsculas. Y, también venden una porción de la historia. La casa Louis Vuitton surge de la necesidad de Monsieur Vuitton de confeccionar equipajes cómodos, elegantes y espaciosos para los viajes, cada vez más populares y prolongables en el tiempo, puesto que en el tema “equipajes” las opciones no eran variadas ni habían evolucionado desde hacía siglos. El señor Vuitton ofrece creaciones adaptadas a la modernidad pero destinadas únicamente para la clase alta. El bolso Noe está pensado para colgar de la puerta del camarote y para contener un par de botellas de champagne y unas copas; la Alta Sociedad. Louis Vuitton lo que vende es Estilo De Vida, con mayúsculas.



Cuentan que hay muchas leyendas en la casa Vuitton y, no solamente referidas a las conquistas por el asombro de que el equipaje llegase a una playa en perfecto estado tras ser arrastrado por la marea. Pero, en realidad, el origen de todo se remonta a 1837 cuando Louis Vuitton, el hombre, antes de la marca; caminó hasta París durante dos años. Cuando llegó a la ciudad de la Luz y de la Moda dirigida por el señor Worth, Un Tirano; el señor Vuitton se dedicó a trabajar como aprendiz de un fabricante de cajones. Allí, trabajando con la madera vislumbró la idea de un nuevo concepto de equipaje clásico pero revolucionario y, dedicado a la más alta clase social. Lujo. El señor Vuitton no encontró rival en su ascenso hacia el éxito y fueron diferentes personalidades las que viajaron impregnando sus travesías en el impagable savoir faire de Louis Vuitton. Pero en 1875 la casa se tambalea, el tirano de la crinolina y su conmutador en el vil polisón revela, el muy infame, el secreto. Cuentan que cegado por el odio y la rabia de haber dejado de ser El Único Modisto de París; El Único Nombre Sin Fronteras se encuentra cara a cara con un hombre que, directamente las atraviesa. Entonces Monsieur Worth cuenta que son las fundas de crinolina -ah, la crinolina- y carne de cordero las que dan lugar al misterio de Vuitton. En pocos meses, al señor Vuitton le surgen infinidad de competidores. No tienen el significado pleno de la casa, no responden a la tradición pero, teniendo en cuenta que ya estamos situados en la primera Gran Crisis del Capitalismo, el precio comienza a importar y las anécdotas con champagne parecen peligrar. Entonces, al señor Vuitton se le ocurre una luminosa idea.


Es en estos años de febriles copias y de maletas que ponen en duda la calidad original de Vuitton cuando al señor visionario se le ocurre la idea de identificar de manera casi ostentosa y visible sus creaciones. Monsieur Vuitton las cuadricula, estampa sus lonas impermeables en color toffe y miel para darle el sello distintivo. Es cierto que es revolucionario y rupturista pero sigue siendo fácil de copiar. Aún así, el señor Vuitton entra -otra vez- en los anales de la historia. Además crea el baúl con barra para colgar perchas y, lo llama Guardarropa que será la primera pieza de mobiliario destinada a su uso para viajes. Pero, en 1895 muere.


Es su hijo el que a pesar de quedar huérfano hace de padre para la casa. Si la cuadrícula bicolor de Vuitton ha entrado en los anales de la historia con un pequeño cuadrado destinado al nombre original de la marca registrada; George Vuitton se encarga de crear el estampado Monogram que combina las iniciales de su padre y de la marca superpuestas con estrellas y flores de lis en el característico bicolor original. En 1921 se crea el primer edificio Vuitton, que será precursor de toda una expansión transcontinental. En 1924 crean la bolsa de viaje, una idea luminosa, más cómoda, popular y accesible pero al mismo tiempo, más flexible, relajada y deportiva. En estos años en los que el golf, el tenis, la natación y las casas de campo en Connecticut para los fines de semana así como el sport del viernes se ponen de moda; Vuitton apuesta por la renovación y deja los pesados baúles testigos de otros tiempos para declinarse por la contemporaneidad y el ocio. En este contexto surge el Noe para colgar y beber champagne en el campo y se une el Nuevo Estilo de Vida con un segmento más amplio de Louis Vuitton.


Actualmente y tras unirse a un conglomerado empresarial que sigue apostando por la política de expansión creada por George Vuitton, y concretamente por la creación del Universo Vuitton que abarque desde una línea de ropa hasta un complemento en el hogar o en la oficina con bolis, pequeños muebles -incluso- y un matiz de lujo basado en la fabricación personalizada además de en la continuación del legado familiar. La tradición y la historia. Ahora Louis Vuitton es una firma dedicada al lujo.


A pesar de ser la firma más falsificada del universo o, precisamente por eso, Louis Vuitton ha pasado a la historia de la moda. Por un lado, Marc Jacobs y su equipo (o viceversa) se dedican a la actualidad, a la tendencia, a la moda, a cubrir de Vuitton la Alfombra Roja y a las celebrities pero, por otro lado, el imperio LVMH se dedica a continuar con la tradición y el savoir faire. Y, por ello, vuelve el Estilo De Vida. Ricos y famosos. Alta Socieda y Louis Vuitton. Como antes dicen. Aunque con el filtro del presente.

8 comentarios:

Miss at la Playa dijo...

la verdad es que el logotipo de LV está ya tan copiado que hasta el original parece vulgar... eso sí, la colección de Primavera/Verano de 2008 me encantó, hay un vestido abierto por la espalda de color rojo fuchsia, y con una lazada al cuello de color verde esmeralda (creo recordar que eran esos los colores) que me pareció increíble.

Las maletas me siguen gustando, sobre todo las que hizo para Darjeeling Limited

Pau dijo...

Hola Holly,
Escorpio es un buen signo, mi madre lo tiene y es increible como tú.
Respecto a LV, reconozco que como adicta a los bolsos esta casa me llama la atención más a menudo de lo quye me gustaríua para el bolsillo, sus bolsos me gustan en espacial Alma y Speedy, pero encuentro que las colecciones limitadas que cada temporada sacan ( la última con el artista Richard Prince ) suben de precio del artículo excesivamente, un bolso normal Speedy en lona monogram o damero vale unos 440 euros y el speedy rediseñado por Prince y Jacobs alcanza los 24400 euros, demasaida diferencia !!!
Personalmente me gustan más sus maletas y demmás bagajes de equipaje, a pesar de su elevado precio, duran años y los famoso baules está pensados para dar la vuelta al mundo.
Bueno Holly,tu artículo está muy bien documentado, un acierto como todos los que he podido leer hasta ahora, y de la cas Hermes qué opinas, ya me dices , un beso.

Pau dijo...

Vaya que retaila de errores he puesto assss por todas partes, disculpa mi falta de ortografía, SORRY

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Confección personalizada lo llaman. :) Por cierto, en Titanic la insumergible Molly llega cargada de maletas Vuitton y, dicen que, en Mariantoinette también sale, junto con las Converse lilas, un Vuitton. Un beso y feliz cumpleaños

Pau. Opino que Hermés es la última casa de lujo de verdad. No es nada arribista y es fascinante.

Gracias. Escorpio es un signo interesante aunque es muy vengativo. Un besazo

Hummingbird dijo...

aunque suene algo envidioso le veo a lv ese dejillo 'new rich' que me echa algo para atrás. reconozco que el neverfull me gustaría para usos diversos y tengo uno de los 'mini' que no sé como se llama, regalo de una amiga y lo uso mucho. hermés es otra historia, de suspiros -por mi parte- y puntadas mágicas. el post una maravilla, holly y espero uno de hermés impaciente. muchos xx!

Pau dijo...

Hola Holly, me apunto con Hummingbird a la petición de un post sobre la casa Hermes, por cierto encantada de conocer tu opinión sobre Bulgari versus Cartier, Gracias
XXX

Holly Golightly dijo...

Hummingbird. LV es una marca de prestigiio social. Hermés es una marca que vende sueños. LV vende lujo pero está sobreexplotado. Un beso y gracias

Pau. Me lo apunto. Hoy empieza la Costura. A mí me gustan mucho los perfumes de Bvlgari y me parece que Cartier tiene en la línea de joyería un aire rancio, un toque antiguo, señorial, nobiliario y, en cambio Bvlgari es más moderno, menos llamativo, menos imponente. Muchas gracias y me apunto los dos posts. Un beso

Brandy dijo...

Este año la LV ha anundicado un crecimiento en sus ventas del 12%. Después dicen qe estamos en crisis, pero es que El lujo, tiene demanda hasta en tiempos de crisis.