martes, abril 15, 2008

El Erotismo


Dicen que la moda sirve para muchas cosas. Una tarde de lluvia la moda puede convertirse en un suplicio, casi una tortura o convertirse en un placer si estás agazapado mirando Vogue, Sex And The City o Gossip Girl. También puede ser francamente divertida si es para salir un sábado por la noche al Village o para acudir a un pequeño cóctel con el pequeño vestido negro. Puede ser tremedamente cruel mostrándote los kilos de más, como diría Karl -ejem, ejem-, en un vil probador o ante el espejo tratando de enfundarte los vaqueros del 82. Puede ser dura cuando miras las fotos de años atrás o cuando miras tus fotos de ahora, queridos amigos las fotos son muy sinceras, o puede ser tremendamente alentadora para el banco y pecaminosa para una cuenta bancaria que no esté cuajada de ceros o que no goze de una más que buena salud porque puedes acabar como Karyn, sí aquella de www.savekaryn.con y de www.dontsavekaryn.com que era una rica empresaria que dilapidó los ingresos de una empresa para la que trabajaba en compras porque o Karyn compraba o trabajaba y, ya sabe Dios que la oficina no ocupa toda la vida...


La moda puede ser también una buena excusa para renovarte tanto en cuerpo como en mente y para ser aquella princesa que no pudiste ser o aquella diosa que tampoco. Porque no eres ni Afrodita ni Grace Kelly.... Pero como diría Viviane W o la deliciosa Mae West el ¿Te alegras por verme o llevas una pistola en el bolsillo? puede traspasar las fronteras de la moda. Tom Ford es el nuevo -viejo- exponente de ello con una vida dedicada al porno chic, al porn chic o al atractivo erótico del desnudo comercial y salvaje.


Si en Yves Saint Laurent una intrépida fragancia se convertía en un anuncio andante del onanismo, los tacones siempre han sido el símbolo femenino por excelencia. Un poco de carmín y un buen zapato basta como queda escrito en la retina visual de cualquier mujer y de cualquier hombre. Nuevos horizontes ya descubiertos por el fetichismo, genial fetichismo. Sólo eso y ella, la princesa, se escapa por su voluntad pero mucho después de sonar las doce...

11 comentarios:

thesil dijo...

LA de las fotos es Lou Dillon, verdad? Oye pues hay que reconocer que la chica está muy bien. Creo que ha sido fichada como imagen de Balenciaga.
Un beso

ölhate dijo...

la moda se rinde a cualquier momento de la vida pero lo siento mucho Tom no encuentro su relación con el porno por muy chic que quieras que sea. La moda debe ser sinómino de elegancia y no veo la elegancia en imágenes tan tan tan explícitas! apuesto por el erotismo nunca por el porno!

Holly Golightly dijo...

Thesil. Sí. El editorial es precioso. Y es de Playboy Francia. Un beso

Ölhate. Totalmente de acuerdo. Una cosa es la sexualidad y otra el porno de Richardson. Un beso

Patri dijo...

Un desnudo es bonito! todo depende de los ojos que lo miren. Si es visto como algo sucio, algo sucio será. Holly, que prometo visitar más a menudo, pero ya sabes como va esto. Tú mejor que nadie lo sabes. Un abrazo guapa.

Holly Golightly dijo...

Patri. Sí hija, que yo entro veo los zapatos de princesa, veo a Chalayan y nada... No puedo comentar ;) Un beso

Anónimo dijo...

INCREIBLE...

Holly Golightly dijo...

Anónimo.Cierto. Un beso

The Pilgrim dijo...

Las fotos son preciosas y nada vulgares (un desnudo muy bonito y sale muy guapa) y el artículo muy interesante.

Holly Golightly dijo...

The Pilgrim. Gracias. Es que hay desnudos y, desnudos. No tiene porqué ser vulgar el cuerpo desnudo, de hecho, las fotos son preciosas. Un beso

in the Ro dijo...

las fotos son preciosas!! En realidad es un edito muy poco Playboy (aunque a decir verdad tampoco he visto yo muchos editos de playboy jejejeje).

Estas chicas Birkin tienen algo especial, Lou y Charlotte,muy diferentes entre sí, pero en ambas puedes ver rasgos de su madre.

Lou me gustaba en la publicidad de ERES!!

Holly Golightly dijo...

In The Ro. El edito es maravilloso. Un beso