miércoles, febrero 06, 2008

De La Renta, Destilando Elegancia


Oscar De La Renta ha desfilado en Nueva York cubriendo la pasarela de esa elegancia clásica, claramente americana, y muy europea al mismo tiempo. Un estilo que cuenta con muchas adeptas y que está en alza, otro de los maestros de la aguja que apuesta por el convencionalismo original, por el esplendor y el lujo y por el clasicismo y el fondo de armario frente a la muerte rápida de la tendencia. Oscar De La Renta propone, ofrece y vende un armario completo para cada estación, desde trajes de línea ejecutiva, trajes de chaqueta para almuerzos sociales, conjuntos de noche años 50s y prendas de cóctel a trajes de gala dignos de la Alfombra Roja.
.

Un conjunto muy invernal en tonos marrones compuesto por un pantalón ancho, de corte masculino, en un tono marrón chocolate. A la rodilla, un abrigo de colores terroso luce el cuello ribeteado en piel y complementado con un cinturón metálico y remaches militares. Como complementos, un gran bolso de piel en tonos marrones con una pátina brillante y un stiletto de charol.


Un conjunto muy femenino con un toque de ejecutiva agresiva recorre la pasarela de De La Renta. El diseño luce un escote redondeado que se prolonga hacia los hombros y que, luce las mangas ligeramente recortadas. El pichi de tweed en tonos marrones luce una pala central plisada en los laterales y fruncida con canutillo de color marrón oscuro. Como complementos, un bolso de cocodrilo y zapatos de ante de color chocolate.


Un vestido de colores marrones estampado con flores brocadas de color chocolate sobre una tela de color marrón satinado. Como complementos, el vestido luce un cinturón definiendo la silueta y, está complementado con un gran abrigo de piel en tonos chocolate con grandes y amplios cuellos de piel. Como complementos, unos sencillos zapatos con hebilla de color chocolate en charol.


Un diseño que recuerda a los estampados geométricos de los años cuarenta luce un amplio cuello redondo combinado con mangas tres cuartos. El diseño que cae ligeramente por encima de la rodilla, luce un cinturón de cocodrilo en tonos marrones con gran hebilla dispuesto a modo de fajín para estilizar la figura. Como complementos, unas bailarinas de ante en tonos oscuros con hebillas de color chocolate y una cartera de mano oversize.


Un look muy neoyorkino sale a la pasarela de Oscar De La Renta. Una falda brocada de color oro impresa sobre una tela de pátina color marrón está combinada con una chaqueta oversize con mangas murciélagos de color chocolate ceñida por un amplio cinturón de piel de reptil en tonos marrones con una gran hebilla en oro envejecido. Como complementos, unas bailarinas de ante de color chocolate y, un gran bolso nacarado y con esmalte en tonos marrones.


Un look étnico corona el desfile de Oscar De La Renta, una blusa blanca con gorgueras de seda de color blanco que ascienden por el cuello, una chaqueta de terciopelo de corte británico, ceñida por un cinturón de cocodrilo en tonos oscuros está combinada con una falda de color verde apagado y estampada con detalles vegetales en tonos grises. Como complementos, unas sandalias de terciopelo recogidas en el tobillo con una chapa de color plata como adorno y cientos de collares de vueltas y cuentas multicolores.


Un diseño años 50s que recuerda a aquel Balenciaga mítico que lució Ava Gardner confeccionado con encaje español y pintado a mano de color negro. El vestido luce un corpiño de encaje con amplios tirantes con lazadas decorando y con un cinturón de raso opaco de color negro. La falda, que cae a la altura de la rodilla, está estampada en tonos blancos y negros con flores de encaje. Como complementos, unas sandalias anudadas al tobillo de color negro y collares étnicos.


Un conjunto de rojo brillante confeccionado con pailletes en degradé de rojos está compuesto por un traje de chaqueta muy sobrio y, al mismo tiempo, ecléctico. Una blusa de raso negro con collares de cuentas y multicolores son los complementos del traje, la chaqueta cae a la altura de la muñeca y, luce ribetes en tonos oscuros. Un look impecable y con el sello propio de De La Renta.


Un vestido de color nácar con franjas de pailletes en tonos negros y casi azulados de corte recto y con los hombros al descubierto está combinado con una cartera de mano esmaltada en tonos blancos y, unos pendientes con un toque étnico en tonos anaranjados. El côup de grace son unos botines de color chocolate y muy femeninos brillantes. El diseño lleva el bajo y el cuello ribeteado con tirabuzones de color azul.


Un vestido años 50s de color verde mate y apagado está confeccionado sobre una tela rasada. El diseño lleva en la cintura un gran fajín plisado y está rematado por una flor plisada que frena el escote en uve del diseño. El vestido de cóctel de De La Renta cae a la altura de la rodilla y está ribeteado con una amplia franja de raso en tonos verdes. Cabe destacar que el diseño está rematado con una pequeña cola en la parte de atrás, más etérea y que encierra un aire de glamour.


Un diseño en tonos oro con pequeñas aplicaciones en plata y detalles en marrón y en gris. El diseño que luce un falso escote en tonos marrones lleva también el bajo decorado en tul en tonos oscuros. El diseño luce el escote ondulado y festoneado en tonos dorados. Como complementos, unas sandalias en tonos oscuros y unos discretísimos pendientes.


Un diseño de noche en tonos púrpura con reflejos en tonos vino lleva estampaciones de color gris. El vestido luce el escote ribeteado en gasa en tonos morados y luce un provocativo escote irregular. El diseño de corte sirena luce un gran detalle transversal plisado en tonos morados y rojizos en la cadera. El diseño luce un vestido con el bajo estampado en tonos púrpura estampado en gris.


Un diseño recto, totalmente cargado de encanto vintage, está inspirado tanto en las composiciones geométricas de los años 20s como en el art nouveu. Un abrigo largo, a la altura del tobillo, luce sendas aberturas tanto en el escote como en el bajo hasta por encima de la rodilla. El diseño confeccionado con pequeñas aplicaciones de espejo e hilos metálicos crea una ilusión muy elegante.


Un impresionante diseño con reminiscencias asiáticas luce un bello escote corazón plisado y drapeado a la altura del pecho. El vestido que culmina con grandes dosis de volumen bajo el pecho está estampado con una gran profusión de flores en tonos verdes, púrpura y oro y, culmina con un gran fragmento bordado en hilo de oro. Como complementos, un collar étnico en tonos turquesa, oro y detalles rojizos y un brazalete árabe de color oro. Un look bellísimo y con el sello inigualable de Oscar De La Renta.


De La Renta, es uno de esos diseñadores clásicos. Elegante y femenino son sus dogmas.

6 comentarios:

Gi dijo...

divinoS1 sobre todo el dorado q lleva milagros scmoll... besos

Gi dijo...

Como dijo la otra Gi, de arriba... vestidos divinos..
No sera nada extravagante De laRenta, pero aun asi tiene eso que me gusta...
Beso Holly.-

Blanca Elena dijo...

Veo que vas progresando en eso de colocar comas y puntos. Eso está muy bien. Otro consejo, bueno dos (ya que estamos en confianza): uno: para escribir, primero hay que saber qué quieres decir porque si no, se cae en el desvarío.
Dos: lo de comentar vestido por vestido está bien como ejercicio de redacción pero resulta muy cansino.
Espero que mis pequeñas críticas no te parezcan mal. Estan hechas desde el cariño. Siempre desde el cariño. Un beso.

Holly Golightly dijo...

Gi. Son preciosos. Un beso

Gi II. Es elegante. Un beso

Blanca Elena. Gracias. Las críticas me parecen constructivas, por supuesto. El estilo del blog es ése, detallista, minucioso e impecable. Yo describo vestido por vestido porque cada uno es diferente y no creo que se pueda decir: una tanda de vestidos rojos. Un beso

Roberfumi dijo...

El tercero es muy elegante, es de esos vestidos que no roban el protagonismo a la mujer que lo lleva, pero sí sacan lo mejor de ella. Que pena que la modelo sea tan sosa.

Como decía Audrey Hepburn: "Quitas los volantes, los lazos, el "esto", y acabas viendo realmente la linea de algo".

En fin, si me saliese el dinero por las orejas sería un bonito regalo para una chica XD.

Chao, un beso!!

Holly Golightly dijo...

Robertfumi. (Risas) Un beso