jueves, enero 24, 2008

Valentino: Un Genio, Un Milenio.


Un desfile que cierra la trayectoria de Valentino, el adiós de un genio, la retirada de un maestro. Un desfile que será recordado y que pasará a la historia por el hombre que se hizo propietario de un color y de la virtud de la elegancia. Rojo Valentino, rojo de sangre española e italiana, rojo vibrante, rojo candente, rojo pasión; rojo de genio. La colección ha tenido un pase completamente blanco, los vestidos griegos se alternaban con sutiles camiseros y, con elegantes trajes de inspiración oriental. Los trajes de cóctel, donde Valentino destila su ingenio, estaban entretejidos con el fino hilo del pasado, la década de los ochenta grandiosa en Valentino, diseños con grandes capas voluminosas, vestidos a la rodilla con grandes lazadas y grandes estampados florales. El diseñador, también apostó por abrigos de raso grueso y de satén mate en tonos blancos que recordaban al Valentino de los sesenta con su colección mítica del invierno blanco. Posteriormente, a la pasarela acudieron trajes provenzales y un despliegue floral, combinaciones atrevidas y muy italianas como el rosa y el naranja o el amarillo y el violeta y, cortes drapeados que convertían los vestidos en jardines hechos florecer. Pero, si el desfile pasará a la historia y superará el filtro del tiempo será por Valentino, sólo por él, sólo por su presencia, sólo por su salida. Una despedida por todo lo alto desde el mismo cielo estrellado, rodeado por modelos cubiertas de rojo Valentino. Una despedida digna de un emperador, una despedida para Valentino.


Valentino rindió un homenaje a aquel invierno blanco del 66 en el que la nieve cubrió la pasarela y el blanco radiante a las modelos. Un abrigo muy sencillo de raso blanco y satén grueso brillante ribeteado en una elegante tela mate. El diseño luce el cuello algo abierto, y las mangas ligeramente caídas por debajo del codo. Como accesorios, el diseño está combinado con unos sofisticados y delicados guantes blancos y un zapato de color plata con lazadas en tonos hielo. Un diseño sobrio, con un halo vintage, un toque exquisito y esa elegancia que destila Valentino.


Un diseño rosa pastel con vuelo que recuerda a los diseños globo de los sesenta pero con mucha más moderación. En ésta ocasión, Valentino escoge el rosa pastel para éste diseño en el que el abrigo luce el cuello ligeramente escotado y, el diseño lleva unas pequeñas solapas a la altura de la cintura. El abrigo lleva dos botones nacarados y está combinado con un par de guantes de raso de color nácar y, unos zapatos de punta afilada brocados.


Para el día, Valentino escoge un elegante diseño en rosa empolvado compuesto por una chaqueta con el borde deshilachado y, con las mangas a juego. El diseño, ceñido debajo del pecho y decorado con dos discretas solapas a la altura de la cintura. La falda, con la cintura ligeramente elevada cae a la rodilla y está confeccionada en el mismo tejido con relieve que la chaqueta. Como accesorios, unos elegantes guantes a la altura del codo en rosa pastel y unos delicados zapatos de color rosa con detalles tornasolados.


Un sencillo diseño en tonos amarillos forma un sofisticado dos piezas. Una chaqueta con la cintura ligeramente voluminosa está decorada con dos pequeñas solapas y una botonadura simple forrada en el mismo color y tejido que el diseño. La chaqueta luce el cuello rígido y ligeramente escotado, a juego, el diseño está combinado con una sobria falda recta en tonos yema que cae a la altura de la rodilla. Como complementos, una cartera de mano rígida en un tono ligeramente más oscuro que el diseño y, un par de elegantes guantes de raso en tonos blancos. Unos zapatos de punta afilada en tonos oro completan el look.


Un diseño en color mandarina salió a desfilar entre llamativos conjuntos amarillos. El tono es extremadamente favorecedor y, el corte crea la ilusión de un cuerpo recto. El dos piezas mandarina de Valentino luce una sencilla falda recta a la rodilla y una elegante chaqueta con la manga a la altura del codo, un escote redondo ligeramente abierto y botonadura de nácar. Como accesorios, unos elegantes guantes en tonos nacarados, unos afilados zapatos dorados y una cartera rígida y geométrica de mano.


Valentino regresa a los años de los tocados de gran tamaño y apuesta por un gran sombrero que recuerda a los coloniales cascos de explorados pero sofisticado al extremo. El diseño, confeccionado en una tela ligeramente esmaltada es un conjunto dos piezas formado por una chaqueta con cuello geométrico y solapas rígidas y adornada por un elegante lazo a la altura de la cintura. La falda que completa el diseño lleva pequeñas flores estampadas en diferentes tonos tostados y luce pequeñas aperturas irregulares a la altura de la rodilla. Como complementos, una cartera de mano flexible en tonos arena y unos guantes al codo en tonos canela están complementados con unos sencillos zapatos de color oro.


El cóctel más bello es el de Valentino, un diseño que evoca a las colecciones de los ochenta del rey Valentino está formado por un exquisito abrigo con el escote abierto, mangas con relieve y ligeramente abullonadas y el bajo decorado con volumen. A juego con el abrigo, un delicado vestido blanco con grandes flores rosas estampadas y decorado con un lazo brillante con matices fucsias debajo del pecho. Como complementos, unas sandalias en tonos cereza con pulsera y una gran lazada a la altura del empeine y unos guantes a la altura del codo en tonos fucsia.


Un diseño recto de cóctel en tonos nude con pequeños detalles esmaltados. El vestido que luce un pequeño aplique plisado a la altura del pecho está combinado con un gran escote enmarcado por dos tirantes finos. El diseño a la altura de la rodilla y ceñido a lo largo de todo el cuerpo está combinado con unas sandalias de color violeta y, combinado con unas bellas esmeraldas de talla pera.


Un precioso abrigo en tonos negros decorado con una gran lazada de color blanco con un detalle vertical cerrando al diseño. El diseño, de color negro lleva un ligero relieve a lo largo del cuerpo del vestido y cae a la altura de la rodilla. Como complementos, unos delicados y femeninos guantes blancos que llegan hasta el codo, una cartera de mano rígida muy sencilla, unos zapatos de color plata con un adorno brillante, pendientes de perlas con reflejos de color oscuro y unas originales medias estampadas con discretos toques, el coûp de grace del look.


El blanco, otro color mítico para Valentino ocupó gran parte del desfile. El Rey de la moda escogió un vestido recto con pequeñas cenefas de lágrimas y cuentas decorando los laterales del diseño. En el bajo del vestido, el diseño lleva una tira de listas profusamente decoradas. Como complementos, una elegante chaqueta de seda con amplio escote y con la manga ligeramente debajo del codo, el diseño lucía franjas de pequeñas perlas y estaba complementado con unos elegantes zapatos con punta de color plata.


La década de los años 20s inspira a Valentino un elegante diseño en blanco nacarado. Una camisola que libera la cintura cae a la altura de la cadera con pequeñas enaguas decoradas con cuentas. El diseño lleva el escote redondo y cerrado con una serie de botones prístimamente cerrados. Las mangas caen a la altura del codo y, la sutil camisola deja entrever las bondades de la carne. Como conjunto del diseño, una falda casi transparente con grandes adornos en el bajo móvil y ligero. Como accesorios, unos sencillos zapatos de color plata con destellos nacarados, grandes pendientes de perlas salvajes, decadencia, y una cartera de mano muy sencilla.


Un diseño en tonos nacarados luce un escote enmarcado por un chal incorporado al diseño que deja ver un elegante escote. El vestido luce la cintura plisada y decorada con una gran lazada en un lateral. La falda del diseño, en gasa en tonos grisáceos, plata mate, lleva grandes relieves aplicados sobre tul en tonos nacarados. Como complementos, guantes blancos a la altura del codo, unas medias de topos en tonos blancos, zapatos color plata con detalles tornasolados y unos pendientes de inspiración art decó.


La India y ese toque oriental que fascina a Valentino para la noche toma protagonismo en la última parte del desfile. Un traje recto con los hombros trabajados decorados con un broche art decó brillante está complementado con un diseño recto que cae hasta el suelo con una pequeña cola. Como complementos, unas sandalias con grandes lazadas de color blanco, guantes al codo en satén mate grueso y unos pendientes largos que lucen el colorido de las vidrieras.


Un diseño de corte griego para la noche de Valentino. El diseño que parece una túnica plisada con volumen tanto a la altura de la rodilla como en la cola del vestido lleva la cintura ceñida por dos impresionantes franjas de diamantes y el escote decorado por un sencillo broche que enmarca el gran escote en uve. Como complementos, aparte de guantes largos hasta el codo, unas sandalias blancas con lazada y grandes pendientes con piedras iriscentes.


Un vestido sencillamente impactante con forma de sirena. Una inspiración bellísima, el diseño luce el escote amplio dejando ver casi los hombros y con un escote en uve muy pronunciado y totalmente decorado con grandes piedras brillantes. La cintura del diseño está decorada con un bello cinturón totalmente cubierto de piedras y coronado por un lazo. El diseño cae hasta el suelo donde toma un poco de volumen creando una línea sirena. Como complementos, sendos brazaletes de piedras brillantes, sandalias de color blanco y una cartera de mano rígida con el cierre enjoyado.


Valentino se despide de la moda después de casi medio siglo nutriendo la moda con elegancia femenina, con sobria parsimonia, cubriendo Alfombras Rojas de vestidos de ensueño, de damas casi místicas y divinales, de rojo fiero y exquisito al mismo tiempo, en definitiva, viviendo un sueño. Valentino termina su carrera en la cumbre, siendo amado por todos y con una gran ovación. Quizás muera el último genio, pero consuela saber que pasará a los anales de la historia. El desfile de Valentino ha estado totalmente plagado de un recorrido por su obra, delicados vestidos de cóctel, un blanco impecable, el dos piezas sofisticado, los tonos pastel, la noche decadente y el rojo. Rojo Valentino. ¡Viva Valentino!, ¡Ave Emperador!

20 comentarios:

Lucio dijo...

Creo que el show no evoca el pasado sino que mira hacia adelante como siempre,como en cada colección que ha hecho a lo largo de su carrera.Son todos los elementos que ha utilizado desde los 60's mejorados.Saludos.

Raquel dijo...

Me gusta mucho lo que escribes, aunque tus posts son en exceso largos. A pesar de todo, sigue así.
Ah, y Lucio, aquí si te quiero ver, no en el blog del niño pera!

thesil dijo...

Cuando vi por la tele la salida de Valentino con todas esas modelos con esos vestidos largos de rojo Valentino, casi me saltan las lágrimas, debió ser emocionantísimo para él.
Es un genio.
Besos

Anónimo dijo...

Valentino tiene una dignidad y un saber estar por los que muchos matarían. Terminó su show y se fue a una fiesta, sin manías, sin mirar al pasado y pensando en diseñar vestuario para opera.

Valentino se va y no pasa nada, se cierra una época y ya está.


Sin embargo lo que viene va a ser terrible. Debería haber amarrado su firma sin ningun holding detrás para irse él y su nombre. Punto y final. Lo de ahora va a ser irrisorio.

Saludos, Holly.

Marta dijo...

Hola, he llegado por casualidad, buscando una imagen através de google, no he podido evitar seguir mirando, porque lo que escribes, y sobre lo que escribes me gusta.

Me ha encantado lo que he ido mirando de tu blog, te linko para seguir visitándote.

http://super-mujer.blogspot.com/

Holly Golightly dijo...

Lucio. Pero jamás me hubiese imaginado ese último pase como el último de Valentino. Un beso

Raquel. Son extensos, pero porque son muy densos. Esos desfiles están plagados de detalles que hay que comentar. Un beso

Thesil. Cierto.

Anónimo I. Yo sólo pienso en Alessandra y me dan escalofríos. Un beso

Marta. Muchas gracias. Un beso

Anónimo dijo...

Genial cómo escribes.

Anónimo dijo...

has estudiado moda, holly?

Lil dijo...

Hola holly como sts??
Despues de mis vacaciones de la Internet me volvi a conectar para ver las Colecciones HC.

La estrella sin dudar fue Valentino, que será extrañado, pero el seguira en la suya.
no veia una despedida en HC asi desde YSL en 2002.
hablando del gran YVes, no se nada de el...q es de el desde 2002?

Tus comentarios no se eximen de ningun detalle, como siempre.

Kisses, Lil

Holly Golightly dijo...

Anónimo II (17.57). Gracias

Anónimo III (18.01) No. La moda o se sabe o no. Un beso

Lil. Un beso querida.

Coco dijo...

Te leo desde hace algún tiempo, y me encanta tu blog. Pero nunca me habia decidido a comentar porque cuando acabo de leer la entrada, simplemente esque me dejas sin palabras. Escribes genial!
Pero la ocasion de hoy lo merece, Valentino, el Gran Valentino, se retira definitivamente.
Adoro todo lo que hace Valentino, es la elegancia y sofistificacion en persona. Con vestidos que impresionan al verlos, que solo pueden ser usados bien por mujeres de impresión.
Bien por ti y por todo lo que dices en este blog.
Tienes una pasión y un amor por la moda que se nota a distancia.

BESOS.

Holly Golightly dijo...

Coco. Muchas gracias. La moda es una devoción y un sentimiento, la amo por ser cruel y bella.

Valentino se lo merece aunque no sea su mejor colección. Un beso

eduardian_guy dijo...

Vaya!, con Valentino Garabani se va el último couturier. El que en pleno decadencia de la couture, supo vestir con tecnica talento y sin estridencias a una mujer, femenina, sofisticada y elegante.

Sorry, para no volver al post de dior lo escribo aqui.
Que pedazo de desfile de Galliano para Dior !!!, en mi opinión el mejor de las ultimas cuatro temporadas. Con un derroche de saber hacer y de sensibilidad. Es mi imaginación o Balenciaga merece a John Galliano para resucitar su couture???.

Besos

Holly Golightly dijo...

Eduardian Guy. Es cierto, Valentino llegó y salvó a la Costura de caer en el abismo del olvido. Y, ahora se va y deja su ardua tarea a la italiana Alessandra y, quién sabe cuánto durará. Ojalá huiese hecho como Saint Laurent cerrando la Costura.

A mí Galliano en Balenciaga me parece una idea mejor que Ghesquiére pero dudo que sea realidad, aún así, alguien resucitando la Costura de Balenciaga me da pánico. Un beso

Agustina dijo...

increible

goloviarte dijo...

magnifico blog y útil,te invito a que participes en mi modesto blog de votaciones de otros blog,podrás añadir el tuyo y te conocerán un poco mas
http://aquiestatublog.blogspot.com
visito muchos blog seleccionando a los mejores,uso los comentarios porque es mas rápido,pero si piensas que es spam,te pido perdón y que aceptes mis disculpas

Holly Golightly dijo...

Agustina. Cierto.

Goloviarte. Muchas gracias. Un beso

Anónimo dijo...

q son tonos nude?

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Tonos nude son los colores similares a la piel. Un beso

Anónimo dijo...

La "Collezione Bianca" es del 68, besos.

Marianna