miércoles, octubre 10, 2007

Lanvin, Sofisticación Femenina


Un desfile magnífico que ha recibido muy buenas críticas en París. El punto fuerte de la colección es esa feminidad contemporánea, actualizada y revisada con los clásicos de Alber Elbaz, ese toque kistch y un punto divertido y emotivo al mismo tiempo. No hay una constante evolutiva en el trabajo de Elbaz, tampoco el peso del histórico pero sí una labor elegante y disciplinada que convierte a la mujer Lanvin en un ejemplo de estilo, sofisticación y chic. Lo que definen los franceses como allure. Ésa es la clave de la mujer de Alebr Elbaz para Lanvin.



Un vestido de noche años 20s con amplio escote en V ribeteado en gasa y con un amplio cinturón con hebilla decorada a la cintura. El diseño que lleva corte globo a la altura de la cadera y una amplia apertura está confeccionado en pailletes negras brillantes. Como accesorios, aquellos aros decorados con cuentas rígidas y sandalias doradas.


Un exquisito diseño de seda en azul añil opaco con el escote cerrado. El vestido que luce la cintura marcada con un fajín azul oscuro lleva una capa de gasa plisada a la espalda y las mangas ribeteadas. El diseño está accesorizado con unos peep toes de charol negro.


Un diseño de corte griego con escote Diana confeccionado en raso con una pátina brillante que lleva el hombro acordonado dorado. Como complementos, un cinturón rígido con hebilla metálica y sandalias en tonos oliva.



Un diseño confeccionado en satén en tonos añiles con el escote plisado y fruncido con mangas abanico. El minivestido lleva el bajo decorado con una tira plisada y, accesorizada con un amplio medallón de cuentas de colores con eslabones gruesos y con sandalias metalizadas en azul oscuro.

Un diseño de corte helénico luce generoso escote de corte V que deja los hombros al descubierto y, decorado con frunces a la cintura a juego con una apertura a la altura de las rodillas. Como accesorios, cadenas de eslabones extragrandes y collares de perlas recogidos en un nudo.


Alber Elbaz, homenaje a sí mismo con un look sencillo pero muy elegante. Una chaqueta de smoking con ribetes brillantes de raso de color negro. Una blusa blanca hueso lleva una amplia botonadura de hueso combinada con una pajarita de raso negro. El conjunto, luce pantalones en tonos negro de raso y como complementos unas sandalias de tiras cruzadas.


Un minivestido años 20s de pailletes grises lleva el escote fruncido a la altura del pecho y, complementado con broches brillantes. El vestido está ceñido por un cinturón extrafino con hebilla dorada. El diseño lleva una gran apertura por encima de la rodilla con la tela plisada y fruncida dejando ver el estampado interior. Como accesorios, complementos metalizados y peep toes en tonos oro.


Un diseño totalmente plagado del espíritu de Lanvin luce la clásica blusa blanca plisada en el escote Diana con forma de flores. El diseño está combinado con unos pantalones pitillo muy sencillos con la cintura alta y con la cadera marcada. Como accesorios, unos peep toes de charol negro.


Un diseño años 20s en el que las plumas cobran protagonismo a lo largo del vestido. El diseño lleva botonadura en los lados de la cadera y, el vestido tubo con los hombros plisados. Como accesorios un collar de perlas anudadas con pequeñas cuentas de color y, unas sandalias azul añil.


Un diseño de corte griego con amplio escote Diana lleva el hombro fruncido y decorado con un pequeño broche color yema. El vestido, muy ceñido en el bajo y con pequeños pliegues en el torso está complementado con unas sandalias de color oliva.


Un minivestido en tonos azules con amplio escote corazón lleva el torso decorado con formas geométricas con pequeñas cuentas brillantes en azul y púrpura. Además, a ambos lados de la cadera lleva franjas de plumas y, un cinturón metálico marcando la cintura. Como accesorios, unas sandalias de tiras negras brillantes.


Una colección audaz y maravillosa la de Alber Elbaz para Lanvin que ha conseguido marcar referente en la pasarela parisina como un soplo de aire fresco, femineidad sencilla y elegante y un toque chic pero, al mismo tiempo, con un punto divertido carente de frivolidad. Una propuesta sencilla y exquisita en la que Elbaz hace un guiño a la mujer fuerte y audaz con olfato para la moda pero, que no se deja camelar por las últimas tendencias.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

EL MEJOR BLOG DE MODA QUE HE LEÍDO EN MI VIDA Y EL ÚNICO QUE ME TIENE ENGANCHADA.

Holly, gracias por hacernos disfrutar con la moda.

Cool Boy dijo...

Me encanto LANVIN!
si si!



besos

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Lo que a mí me tiene enganchada son los comentarios que te dejan una gran sonrisa al leerlos. Gracias de verdad. Muchos besos.

Cool Boy. Un desfile fabuloso. Un beso

Anónimo dijo...

Holly,el primer comment lleva razón. Lo comparto plenamente.

Anónimo dijo...

Por cierto, Lanvin es especial.

Un desfile muy elegante y sofisticado.

Me ha gustado especialmente el detalle de la pajarita en Lanvin.

Slds

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Gracias por los cumplidos. La verdad es que el desfile ha sido muy elegante y sofisticado. Un beso