miércoles, julio 11, 2007

Chanel: El Eterno Misterio


Karl es y será siempre un tirano maquiavélico con ansias de superación pero constante dictador. Es el punto de mira de mis odios por esa incansable repetición en Chanel, cada temporada, con sus clásicos “eternos” como el tweed, las perlas y el Petite Robe Noire. Las campañas de Chanel tienen un eje común: el secretismo y es que, ya lo dijeron, él es el único que escoge quien sí y quien no. Él la alzó al universo top, Freja Beha tocó las mieles del éxito pero, a la temporada siguiente los rumores acerca de Freja dejaba de ser chica it se sucedían. Pero él es un dictador y decidió que volvería a protagonizar su campaña dejando a la “pobre” Zimmerman solitaria en un Fendi abucheado en la publicidad y plausible en el catwalk claro que, aún la guarda el privilegio del perfume.


La colección que Karl sacó este invierno tenía toques mitómanos u obsesivos por el poder del logo Chanel y los clásicos perennes de la firma que, Karl continúa explotando y reinterpretando Chanel hasta un punto en el que la necesidad de buscarle un sucesor es inminente y ya suenan las campanas de cambio para Marc Jacobs. Quizás Karl haya decidido arriesgarse en la publicidad pero su Haute Couture se ha quedado en los esquemas de siempre, Chanel y una mezcla del propio Lagerfeld en la pasarela combinado con sus plumas de Cabaret y strass para lo que el denomina “parisina chic”. El Imperio Chanel ha llegado a la conclusión de que los diseños obsoletos de Karl Lagerfeld deben renovarse con looks atrevidos y juventud a grandes rasgos, un toque deportivo a la campaña que combina la sencillez de los espacios fríos y metálicos y, el toque clásico y arcaico del sello Chanel.


Ahora Lagerfeld adora el color, o eso parece porque con él nunca se sabe, y los cortes diferentes pero aún deja patente que su oda a las perlas, el tweed y las camelias no es efímera y que, por el momento, no tiene visos de acabar. Karl continúa con su oda a los clásicos de Chanel y al egocentrismo de un Lagerfeld que escoge, alza y destruye a la modelo, crea y firma las prendas y fotografía la campaña de la marca de la doble C. La mirada desvaída, fija magnética o atractiva de una Freja más propia de los años 60´s o de los 80´s rodeada de khol luce conjuntos de colores para lo que Karl denomina juventud chic. Es parisina, es cosmopolita, es rica y es, sobre todo, joven y del estereotipo de Lagerfeld: delgada, magnética, moldeable. Aunque cada vez se aleja más del binomio que tanto ha explotado, el blanco y el negro, continúa sin convencer con esos delirios de color.


El deja vu de Karl es obsesivo, una mezcla del espíritu Chanel de Coco con los años 20´s como insignia: pañuelos, cortes rectos, melena azabache… No es una campaña femenina, sin lugar a dudas, porque de hecho es sombría, oscura y con poses forzadas pero, Karl decide apostar por conjuntos sencillos más propios de una ejecutiva en ciernes en un cóctel que de una millonaria de compras. Desde luego Karl está cada vez más perdido en Chanel, primero decide que reinterpretar, es sin lugar a dudas, su pasión y luego se convierte a la modernidad y le da un aire ecléctico e inconformista a sus campañas en las que la camelia y las perlas están desterradas y han sido sustituidas, hábilmente, por ítems con un toque futurista o metálico. ¿Insensible la mujer de Chanel?



Por otro lado, Keira para Chanel en su epíteto a Coco Mademoiselle tiene un estilo años 20´s con esa sensualidad femenina y masculina al mismo tiempo: vestidos fluidos, rojo pasión, bombines masculinos, blusas blancas rígidas y perlas. A diferencia de la campaña de pret a porter de Chanel, el perfume por Keira tiene ese tono elegante y al mismo tiempo estrella de cine que ya tuvo Chanel en el Nº5. Toda la campaña discurre en ambientes elegante y duales diferenciando los primeros planos en los que el detalle es crucial con unos fondos grises donde el logo pierde protagonismo. Algunas críticas han caído para Lagerfeld y Keira en esta campaña, demasiada delgadez y androginia han sido las principales críticas aunque, la elegancia de la perla inglesa brilla en esta campaña claro que, tengo debilidad por Keira.

Las campañas de Chanel normalmente dan un giro a las prendas que hemos contemplado en su review del pret a porter. Pero aún me sigue pareciendo que reinterpreta demasiado a pesar de que, las camelias y el tweed han estado comedidos en las apariciones estelares de Karl este otoño invierno. Las versiones de las prendas pret a porter se han centrado en exaltar los colores para demostrar que él es más que el blanco y el negro y las perlas pero, no se ha dado cuenta que hay tonos que no encajan en el histórico de Chanel. Hace tiempo que llevo proyectando la idea de que Marc Jacobs o Ford, Tom Ford como sucesores de Chanel pero a veces pienso que Karl lleva tal labor de reinterpretación, clasicismo y archivo histórico que cualquier sagaz propuesta más audaz que volver a añadir perlas y tweed puede ser rechazada por el propio alma de Chanel. Conexiones y tiempos difíciles para una marca presente que no olvidada que, prefiere la Red Carpet al catwalk. ¿Qué se puede decir? Aún espero cambios significativos claro que, esa juventud que el Kaiser está demostrando es Chanel con Freja y con la vuelto de Claudia al resort como sus its incondicionales nos demuestran que el reinado de la famelia chic está obsoleto. Ahora lo que cuenta es la eterna juventud….

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante!

Sé que no te gusta Chanel pero es que eres fabulosa porque eres capaz de comentar algo que no te gusta pero darle un toque integro y realista...

A mi me gusta mucho Chanel pero esta campaña no me gusta nada. KL debería pensar que Chanel ya son camelais y perlas y dejarse de colores...

Un honor leerte...

thesil dijo...

Bastante de acuerdo contigo Holly. Tu sabes que yo tampoco soy fan de Karl. Me parece que tiene poco gusto tanto en elegir a las musas de Chanel como en los complementos que propone (los archirepetidos guantes moteros) incluso poco gusto en si mismo (me refiero a su imagen). Estoy harta de las plumas y de las perlas, Chanel me parece ahora mismo algo muy igual siempre y nada novedoso. Cuando Karl intenta hacer alguna novedad, se equivoca por completo pues se sale de los cánones de la casa. Chanel necesita un cambio ya, ahora que aun está a tiempo.
Besitos

Holly Golightly dijo...

Anónimo I: muchas gracias por los cumplidos. Es cierto que Chanel necesita cambiar y rápido pero, al mismo tiempo, el trabajo de Karl pesa demasiado y no se si sera posible un catwalk más novedoso... Besos

Thesil: es cierto. Karl ya no sabe salirse de sus propios patrones porque se mueve en un campo en el que es imposible romper cánones... Chanel necesita un toque revolucioanrio, Marc Jacobs parece ser la opción pero ¿Ford? No sería estupendo???? Cambio es lo que necesita... Besos

Eduardo dijo...

Holly t escribo despues de un dia entero en el mar, meditando, jaja yo lo se tu amas tanto como odias a karl, mas bien, odias karl amas chanel, si se puede no lo cres??

Felisberto Ruiz dijo...

Un coemntario muy fuerte pero bien fundamentado acetca de la dictadura del famoso kaiser de la moda...Y pensar que algunos dicen que si Coco viviera lo adoptaría como su hijo.

http://fashionmedia.blogspot.com/

Anónimo dijo...

ya lo decia yo, aman a las modelos de antaño, pero ahora lo que vende es el aire misterioso, sobrio, joven que nos transmiten estas nuevas modelos, la campaña crusero con claudia paso sin pena ni gloria, en cambio esta con freja dara mucho de que hablar simplemente fabulosa me encanta el aire que maneja oscuro, rokero karl sabe muy bien que esto es la nueva generacion estas caras androginas diferentes y no la tipica belleza americana que me aburre demasiado, sobre sus colecciones, tambien a mi me parecen lo mismo pero no todo es basura hay cosas muy rescatables, pero debemos aceptar que el señor para las campañas y pasarelas es uno de los mejores sus pasarelas son arquitectura pura son fantasticas, el soundtrack que utiliza, no me equivoco en decir que muchas chicas querran copiar el estilo que freja tiene en estas fotos ya lo veran!!!

Holly Golightly dijo...

Eduardo: Chanel no se encuentra entre mis marcas favoritas pero es imposible odiar una maison que ha hecho tanto por la moda desde salvar a la mujer del negro como tono de luto o diseñar el audaz camisero que tanto ha hecho posteriormente. Ideó la bisutería como complemento y desterrró a las heroínas de la II Guerra Mundial envueltas en uan estela de perfume por Chanel Nº5.No me gusta Karl, no me gusta su personalidad, su imagen ,su soberibia y su tiranía aunque me gusta, normalmente, su trabajo en Fendi. Besazos

Felisberto ruiz: Coco Chanel jamas adoptaria a Karl como hizo por una razón snecilla, ella quitaba lo que otros añadían y Lagerfeld añade lo que ella ponía pero en tamaño XXL... Besos

Anónimo II: no, estoy convencida. No te equivocas, algunas querran imitar su estilo pero muchas no. Karl no es un dios de la pasarela, al menos para mi, por la sencilla razón de que lo único que hace es repetirse y llenar la pasarela de plumas en la Haute Couture o de tweed, perlas y camelias en el pret a porter... Besos

FAUSTO dijo...

vaya vaya. coincido, si coco viviera no lo adoptaría, es más estoy casi seguro que si pudiera ver algo de lo que hace se molestaría tanto que tal vez moriría de nuevo, y mira que no odio a karl. me encanta lo que hace en fendi, de verdad... pero en el caso chanel siento que ante el dilema de decidir entre crear un nuevo referente histórico y mantener un canón ya establecido él eligió el último. perpetuar el sueño de un vestidito negro y un collar de perlas tratando de hacerlo eterno.

creo que cumple su función y en ella lleva su propia penitencia si así podemos llamarla pues no es lo mismo pasar a la historia como un innovador total que como el heredero y transmisor de toda una escuela.

ford revolcaría al mundo con un látigo de perlas je je. marc es un cuasi dios para mi, pero me gusta pensar en él en lv por un tiempo más... tiene mucho mas que hacer... sabes... en todo caso preferiría un arriesgue extremo (que no se si aceptaría por supuesto) como con theyskens.... o elbaz... pero a ellos dos les falta callo... supongo...

un gusto leerte holly de mis sueños capotescos... je je

FAUSTO dijo...

siempre no con elbaz... me gustaría ver a theyskens en chanel...

haciendo volar las perlas y con camelias góticas quizá...

Holly Golightly dijo...

Fausto: un placer leer tus comentarios. Karl decidió que primero iba a continuar con el trabajo de Chanel pero es que, al pasar los años Karl se quedó atrapado en los clásicos Chanel y ya no era él con un nuevo estilo... Me encantaría ver a Ford en Chanel, estaría maravilloso... Imagínate a Anna Wintour doblegada bajo el latigo de perlas de Ford... Theyskensen podría ser una buena opción aunque necsita más experiencia y, siempre he dicho que era gafe, cerró su marca, cerró Rochas, cierra todo lo que pasa...

besos