viernes, julio 06, 2007

Armani: Sofisticación 50´s


Polémico Armani que para una vez que haces una Costura convincente critican tus maniquíes famélicos. Escogiste mal momento porque se vuelven a llevar las tops con personalidad. De todas formas has tenido una colección soberbia y elegante con un espíritu Armani alternado con toques de color, vibrante y chillones y con volúmenes irregulares a lo largo de los vestidos. El strass que Armani impone a sus modelos de Alta Costura, aún presente, da paso a piedras preciosas adornando los más bellos accesorios. El aire oriental que siempre invade a Giorgio Armani, es la clave de un desfile elegante pero sofisticado que aúna el encanto Armani y una nueva elegancia de una mujer que rinde culto al negro invernal pero que adora los tonos vibrantes. Un desfile ecléctico en la onda del Imperio Armani pero reinventado. En palabras del diseñador, elegancia rock con un punto estrella de Hollywood pero con la calidez Armani.


Una falda de pliegues en degradé de tonos fuego, Armani ha escogido el naranja como inspiración para este diseño colorido y vibrante a la par que sofisticado y elegante. La falda luce un brocado en terciopelo negro de estampado floral y está rematada con un pliegue francés. La falda me recuerda a los estampados del XIX Inglés y el resto del conjunto a un ejecutivo chic del que Armani siempre se ha vanagloriado. El look está combinado con una chaqueta gris con solapas de raso negro y ceñido por un cinturón tornasolado de brillos naranjas. Armani ha decidido que el cocodrilo es su tejido y los mitones un accesorio it. Aprende Karl, aprende…


La piel reinventa sus tejidos y sus colores y Armani, sus volúmenes. En este abrigo de pelo y piel ceñido por un cinturón de cuero negro brillante podemos observar como el corte evasé se adueña de un diseño complejo hasta el extremo, elegante y sofisticado pero al mismo tiempo restringido. Giorgio propone la pochette como sustituto de cualquier complemento y las maxigafas como el antifaz de la moda.


La esencia de Armani en este conjunto de seda de Damasco reluce. El diseño conjuga la chaqueta clásica de Armani renovada como si de un bustier se tratase pero en tonos cobre. El arquetipo de la mujer de Armani se funde con la fashionista en un espectáculo en el que las piedras, las perlas y los pliegues son el constituyente de un look salvajemente italiano.


La mujer Armani llega de los años 40´s con el sombrero como complemento indispensable para el invierno y, con el fucsia como tono estrella, el terciopelo pesado inunda un look de elegancia extrema en el que la simplicidad de aquel Petite Robe Noire de Coco Chanel se reinterpreta por el Sacro Emporio Armani en un espectáculo de originalidad y de colorido. Necesitábamos vibrar con la Haute Couture al estilo pret a porter y, él lo ha conseguido. Los accesorios que nos propone están cargados de fashion victim, colorido, plumas y brocados se unen con el fetichismo del cocodrilo.


Sólo una estrella de Hollywood podría llevar este abrigo pero Armani ha decidido que el rosa fucsia sea el color de las noches elegantes. Un diseño impresionante digno de El ángel Azul y con esa elegancia sofisticada que da el estallido de color porque el color en invierno te hace sentir bien. Giorgio ha combinado el abrigo con un cinturón que define la cintura y con un bolso redondo de cocodrilo con asas de pedrería.



El sabor de la elegancia de Armani ha dado paso a un Giorgio ecléctico que controla los volúmenes de la Haute Couture y que desafía al viejo Privé obsoleto de otras ediciones de su firma. Esta vez apuesta por una mujer fuerte y fashion que sabe que el centro de las miradas es ella, no su traje. Ahora la musa no es una aguerrida femme de los años 20´s si no una verdadera diva estética y brutal. El diseño está adornado con complementos en rojo y, está realizado en seda gris con pliegues bordados en raso y con estampado tornasolado en rojo. Pendientes de Baccarat y pose altiva hacen el resto.


Ha nacido un nuevo Armani, pletórico y vibrante, que tiñe a sus mujeres de color y de arquitectura. En el diseño el clásico palabra de honor se reinventa y se convierte en un escote profundo que deja paso a un fajín de sirena en verde lima. El corte globo de la falda hace el resto para una suma divinal de las proporciones aunque con el look dandy que Armani ha escogido como eje central de la colección: sombreros masculinos con atuendos ultrafemeninos.


Otra forma, otro corte que dará mucho juego. Mujer jarrón para Armani con escote profundo y andares de Alfombra Roja que espera ser fotografiada. Pasea seria, severa con una cartera cuadrada y una sencilla pulsera de piedras de colores, un escote interminable de terciopelo negro se combina con un degradé de seda adamascada en plata luna con azul como tono de fondo. Armani domina las proporciones y cubre a la mujer de forma irregular como segmento imperturbable del mundo. Bravissimo!


Los accesorios han dado cuerpo a una colección ampulosa y colorista como Armani no había ideado nunca. El toque vintage le pusieron los cinturones que marcaban y ceñían la cintura de las modelos, en piedras, brocados, bordados, en cuero o en un cristal tornasolado los diseños que Giorgio Armani ha ideado se han convertido en el complemento ideal para todo el día desde la mañana ejecutiva a la Alfombra Roja.


Siempre descuidaba el total look de los desfiles pero parece que el Privé hace que se acostumbre a la perfección y no a la diversificación. Zapatos de cocodrilo fucsia con lazos de raso imposibles pero fastuosos y botines italianos con strass aplicado para la mañana. Cortes vintage, la T de los 20´s se reinventa con mucho más tacón y con un erotismo pronunciado y, el botín de la Cosa Nostra se engalana.


Hasta ahora, el italiano había escogido las pochettes como las mejores amigas de una mujer pero en esta colección ha desviado su atención de las bomboneras para enviar a las carteras flexibles de colores fuertes y a los bolsos de inspiración oriental de cocodrilo brillante. Siempre combinadas con mitones de piedras le dan el punto exclusivo al look.


Ya tenemos dualidad esta temporada, look dandy en pequeñas proporciones con sombreros masculinos cubiertos de strass y convertidos en la última joya de las fashionistas. Él los convierte y los toca y los actualiza para el día con chaqueta recta y pantalón liso o para la noche con estolas salvajes de flores y conjuntos de cóctel en tonos fucsias.


Las plumas están siendo una constante en la Haute Couture y él no iba a ser menos. Ha dictado y han aplaudido, ha rodeado al sombrero masculino con tiaras de strass que antes lucían en cuellos distinguidos y las han añadido plumas largas negras, profundas y decadentes para los looks más runway para que, el cuero sea una joya no por si mismo si no por sus complementos. Claro que, sólo son aptos en tonos ácidos.


Karl, aprende de cómo hay que convertir un guante en mitón y éste en sinónimo de lujo. Cubierto de piedras lleva a la bombonera dorada, rígida y con el sabor de Armani y, combina con los pendientes XXL de cristal de Bohemia transparente y oriental de esa Oriente que siempre le gusta a Armani, una mezcla de la India y Occidente muy chic y, al mismo tiempo femenina.


Nunca he sentido adoración por Armani de hecho, siempre he pensado que el conseguir que el ejecutivo luzca tu nombre y tus acciones jueguen en bolsa no es ningún logro. Pero el diversificado Imperio Armani lleva apostando por la Alta Costura un par de temporadas y, siempre me defrauda. No es más que un pret a porter más exclusivo que, de alguna forma, poder ver de la mano de una estrella en ciernes insegura o de una estilista tímida. Pero en esta ocasión en la que Armani ha convencido el desfile me ha parecido exquisito, no soberbio, pero en todos momentos célebre. El look dandy deluxe estará a buen recado en Vogue Paris y en Vogue USA bajo la custodia de los diablos de la moda, del Cancerbero del estilo pero, me ha sorprendido ver que Armani ha conseguido salirse de esa línea suya de escote corazón y falda a la rodilla de diva de los cuarenta para marcar tendencia. Siempre con sus toques claro pero combinando con maestría los cítricos y no olvidando que es Armani no Versace. La noche es quizás su punto flaco pero, lo resuelve con volúmenes y sedas lujosas y orientales. Le falta experiencia pero se afianza rápido y convence y conquista aunque las críticas se ciernan sobre él y sobre sus modelos famélicas. De todas formas, Oriente es Armani y, Armani es … ¿Privé? Bueno, no exactamente pero, es elegancia asegurada y un toque chillón para su archivo histórico. Bravissimo!

9 comentarios:

Lara dijo...

Me ha encantadoo el abrigo rosa!Me da muxo calor en esta época,xo es super bonito!Y todo lo fucsia que ha incorporado es perfecto!
Besosss

Holly Golightly dijo...

Lara: a mí tambien me ha ustado el nuevo Armani que apuesta por el color y no se queda en su gama de grises, azul marino, blanco y negro si no que arriesga y se despega de su gama cromática mientras incorpora los tonos ácidos y vibrante, muy Davie Bowie a su colección de siempre, estolas, faldas de terciopelo y cazadoras de cocodrilo. Besos

thesil dijo...

Me parece un cambio a mejor esa combinación de tonos grises y negros con otros colores más vivos como el naranja, el fucsia y el verde lima.
Otro detalle que me ha gustado es el uso de guantes en una sola mano (la que lleva la bombonera)y muy a tono con el resto del look, no como Karl y sus horribles guantes de motorista.
Las prendas de pitón nunca han sido de mi agrado pero hay que reconocer que Armani las sabe utilizar en su justa medida y además me gusta mucho el remate final que da añadiendo cinturones vintage a la altura de la cintura para estilizar la figura (todo un acierto)
Aun así, como tu dices, el desfile ha sido mejor y más novedoso que el de otras ediciones pero aun es mejorable.
Besitos

Hellokitty dijo...

Basta con que superes una talla 36 para que esos vestidos con volumen te hagan parecer un pollo! Besos!

theremin dijo...

divinos los sombreros y las hebillas de los cintos. Me encantó el post.

Serendipity dijo...

Realmente Armani se renueva, me encanta, aunque no soy muy fanatica de esas conbinaciones de Negro con Fuchsia...pero en conjunto, un gran éxito.

Besos,

Holly Golightly dijo...

Thesil: Karl tiene que aprender qeu a pocas mujeres las gustan los guantes de motorista pero si los complementos que las hacen sentirse en Tiffany. Coincido en que Armani ha mejorado mucho peroaún tiene que aprender que Haute Couture no consiste en añadir cuentas brillantes a tus vestidos. Eso sí, ha conjugado el espíritu Armani y el Privé por uan vez sin renegar de sus anteriores archivos y mirando al presente. Besos

Hellokitty: toda la razón peor, al menos, en las modelos de Armani no había ese problema. Eran raquíticas y escuálidas.... Besos

Theremin: gracias.

Serendipity: en efecto, Armani está apostando por renovar su marca. Por fin un Emporio Armani que llama la atención... Besos

srta a dijo...

Me encanta el nuevo colorido Armani y me fascina el abrigo fucsia con cinturón negro.
Por cierto, impresionantes los post, examinando cada detalle, me ha encantado leerlos.
Besitos!!

Holly Golightly dijo...

Srta a: bien sur. Armani ha mejorado y, mucho. Gracias por los halagos. ;)Besos