martes, febrero 10, 2015

Tres En Raya: Lara Stone, Kate Moss Y Daria Werbowy


En septiembre de 2012, Vogue París, dirigida por Emmanuelle Alt, publicó tres portadas diferentes de la revista, protagonizadas por Lara Stone, Kate Moss y Daria Werbowy, en idéntica postura y con igual vestuario, de Dolce & Gabbanna.


Para este marzo, Emmanuelle Alt ha vuelto a repetir la operación. Kate Moss, Lara Stone y Daría Werbowy, vestida idénticas y en idéntica postura (las mejores piernas las de Lara, por cierto).


Las portadas, las seis, son bonitas, y sobre todo las segundas, las actuales, tienen un aire a Helmut Newton que está bien. No es que sean un prodigio de original, sobre todo porque el juego de dobles solo tiene gracia si se hace muy bien y no cuando es una fórmula. Newton lo hizo para ver la diferencia de actitud entre una mujer vestida y una desnuda (por cierto, una de las modelos levanta el pie equivocado).


Además, la idea no es ni explotada por primera vez, Katie Grand en Love ya hizo una edición con ocho modelos -Kate Moss, Naomi Campbell, Lara Stone, Daria Werbowy, Amber Valleta, Natalia Vodianova, Kristen McMenamy y Jeneil Williams- en idéntica pose en el verano de 2010.


Y, por si fuera poco, en junio de 2006, la revista W ya juntó a las tres tops, Kate, Lara y Daria, fotografiadas por Weber.

Todo es bonito. Pero a veces la belleza es insignificante.
Aunque bella, claro.

7 comentarios:

variopaint dijo...

Desnudas, todas levantan el pie equivocado ¿Cual será el pie bueno?
Que cosas.
bssssssssssssss

Holly Golightly dijo...

No, hombre, solo la segunda por la izquierda levanta el pie que no es (yo siempre he pensado que se hizo primero la vestida porque hay más luz). Todas las demás mantienen la postura idéntica en ambas fotos. A eso me refiero.

Holly Golightly dijo...

No, hombre, solo la segunda por la izquierda levanta el pie que no es (yo siempre he pensado que se hizo primero la vestida porque hay más luz). Todas las demás mantienen la postura idéntica en ambas fotos. A eso me refiero.

Maribel dijo...

En la primera la que más me gusta es Kate Moss, aunque por supuesto todas son bellas.

Sergio dijo...

Hay algo en Daria que no me ha gustado nunca, no sé...
Tampoco entiendo por qué juntan a estas tres modelos en tantas ocasiones. Supuestamente Kate pertenece a una generación anterior ¿no? aunque a día de hoy siga siendo un icono. ¿Puede ser porque las tres podían haber tenido muchísimo más éxito del que han tenido y, sin embargo, han optado por llevar su carrera de forma independiente y han hecho lo que les ha dado la gana?

Holly Golightly dijo...

Maribel, yo prefiero a Lara Stone.

Sergio. Kate, Daria y Lara es la correcta escala en orden cronológico. Yo creo que las tres son de lo más reconocido -fuera de las tops de los 80 y 90, de Gisele y Carmen Kaas -que se quedó en menos que Gisele- y del mundo Victoria Secrets- hoy en día. Y Kate Moss debe ser la modelo más famosa del mundo aunque con menos curriculum que Gisele, claro. De las actuales, me refiero. Más curriculum que la Schiffer no se puede tener. No estoy tan segura de que hayan llevado su carrera independientemente. Es cierto que Daria Werbowy odia modelar y que no está disponible todo el año pero Moss ha tenido éxito cuando lo ha tenido y lo ha aprovechado y el resto de épocas dormitó porque no es gran cosa en foto ni en pasarela aunque tenga mucho carisma y muchos fans, sobre todo desde su momento Coca. Lara Stone tiene una buena carrera pero el contrato con Calvin Klein la habrá hecho rica pero poco vista en otras campañas porque exige exclusividad. También ha sido madre recientemente lo que frenó un tanto su carrera como ella misma se quejó.

Sergio dijo...

A eso me refería al decir que han llevado sus carreras independientemente. Daria dejo la pasarela jovencísima, Lara y el contrato de exclusividad con Calvin Klein... Todas tienen -para mi gusto- ese punto de rebeldía y pueden permitirse rechazar ciertas cosas o trabajos que tal vez le hubieran asegurado mayor visibilidad. Aunque Cara Delevingne está hasta en la sopa y creo que actualmente es más conocida, al menos en la gente que no sigue la moda tan de cerca, que Lara Stone.
Quería darte también las gracias por la respuesta al correo. También me gustaron mucho esos desfiles de Alexander McQueen pero yo pienso -y vaya por delante que sus creaciones me parecen absolutamente maravillosas- que en ocasiones ha pecado de vender demasiado espectáculo y eso le ha salido muy rentable. Aunque supongo que eso es también la moda al fin y al cabo