jueves, agosto 05, 2010

Vanidad


En los años 20 las mujeres comenzaron a hacer algunas cosas hasta antes inauditas. Por ejemplo, retocarse el maquillaje fuera de casa y del tocador y, especialmente, a retocarse los labios. El gesto fue encontrado indecente por muchos. Por otros, fue considerado muy sensual.
La entonces Biblia de la moda, se hizo eco de ésto. Aunque en el número de la vanidad...
Uno se entera que no eran todos sobre la frivolidad...
Ay qué cosas.

7 comentarios:

Hummingbird dijo...

y las preciosas polveras de la época, hay verdaderas joyas para dicho fin.

otro beso Holly

Miss Egotist dijo...

Se pone de moda la coquetería!

Holly Golightly dijo...

Humming. Un beso

Miss Egotist. Un beso

Pablo dijo...

Benditas ilustraciones de Eduardo García Benito para Vogue. El arte de un español poniendo su pica en la capital del estilo y la modernidad. Labanda ha trabajado como portadista de publicaciones de moda. Pero... no es lo mismo.

Curra dijo...

Hemos perdido la esencia de la feminidad.
Persiguiendo la independencia y la igualdad profesional con los hombres, hemos olvidado la coquetería.
El rouge, las polveras, los espejos de bolsillo...
Ahora tenemos gloss, polvos del sol y enormes lunas en los cuartos de baño.
Tratamos de ser glamourosas, pero no femeninas.
Queremos despertar el deseso, pero no la admiración.
Por eso esas ilustraciones maravillosas de Vogue nos dejan un poso de añoranza

Nota: Como ves Holly, me encanta tu blog. Mil gracias por tus comentarios

Holly Golightly dijo...

Pablo. Me encanta García Benito. La verdad. Un beso

Curra. Muchas gracias. Es un placer. Tu comentario es estupendo también.

En cierta forma creo que simplemente hemos cambiado la femineidad en sí. Como concepto. Y en cierta forma, también creo que simple y llanamente la hemos perdido. Un beso

Anónimo dijo...

Amiable fill someone in on and this post helped me alot in my college assignement. Thank you as your information.