lunes, agosto 02, 2010

Coqueterías


Me gustan las mujeres que se vuelven hermosas cubiertas de joyas.
Con el pelo lleno de estrellas.
Y la mente llena de sueños del art decó.
Los colibríes cantan entre las perlas.
Oriente es Occidente.
Y las ostras ríen perlas por la noche.
Con el murmullo del champagne.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

bonita tiara

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Un beso

akari, miss egotist dijo...

Nunca entenderé cómo conseguían ponerse esos tocados antiguamente... Es algo que siempre he querido saber, desde las tiaras extrañas como ésta a los sobreritos que llevaba Audrey Hepburn

Bonito post Un beso!

Holly Golightly dijo...

Akari. Y con tanto encanto. Un beso

srta a dijo...

a mi también me encantan, tienen un encanto muy especial.

besos Holly.

Señor Don dijo...

Me encanta el pasado,ya no exiten mujeres asi! prefieren parecer putas desteñidas, lobas, prefieren parecer cursis raquiticas, ains! con lo bonito que era que una reina tubiera un joyero...Chaumet el de nuestra querida Victoria Eugenia! y esas tiaras,esos collares!

Holly Golightly dijo...

Srta A. Un beso

Señor Don. Ya no hay mujeres así. Pero tampoco diademas. :) Un beso

Señor Don dijo...

jaja bueno alguna queda...Diademas digo!
pero querida Holly hasta esta que vemos en la foto fue una repesca de la reina María de Rumania a su hermana Victoria-Melita, para regalarsela a la señora que vemos en la foto!Elena de Grecia...

Holly Golightly dijo...

Señor Don. Nariz griega. O nariz a secas. ;) Un beso

Señor Don dijo...

perfil maravilloso! y nariz ¡que importa siendo reina!
otro para usted señorita Golightly