domingo, junio 20, 2010

Las Princesas Y El Buen Hacer


Se ha casado la futura reina de Suecia -si es que no gana la república antes, como en España- y se ha disfrutado de las apariciones de la sangre azul, de la sangre mestiza por matrimonio que debe ser púrpura -!anda, como la República!- y de la sangre roja de la élite social. Todas muy refinadas y muy princesas. Regias como dicen los porteños, que me gusta más.


El evento en sí, como las puestas de largo en París, es de los que se espera una hipérbole de tafetanes y sedas, de galas, de coronas de diamantes, de tiaras reales, de títulos nobiliarios y de esplendor de ese del viejo Continente -la buena Europa, esa que Zeus el muy bribón poseyó como Toro blanco- y en un alarde de hispanidad, de fiesta nacional, de tradición y de buen hacer aparecen en el teatro sueco los miembros de la familia real española y Letizia acapara miradas.


Pero, es la Infanta Elena aquella que casada con Marichalar -muy noble de Soria él- convierte a Elena de Borbón antaño disparate trenzado como Yocasta pero sin alfileres de oro que clavarle en los ojos en una mujer chic refinada, que lleva Lacroix en las Alfombras Rojas familiares -que también en la realeza son las bodas- y que de vez en cuando se decanta por Chanel, cuelga algún Valentino en el armario y usa algún Dior pero, más Lacroix.


El Lacroix ese de colores imposibles y cortes barrocos, como España. Mujeres brillantes, ruidosas, de esas "que ríen como llora Chabela" y que saben a tierra, a vino y a pasión más que a moda pero que son moda y vida en letras mayúsculas. Y la Infanta Elena está radiante en esas prendas.

Pero, he aquí el dilema del siglo de Oro español que el Barroco ese lustroso siempre acaba en decadencia y que lo lleno acaba en vacúo y lo alegre en drama y llega el tocar fondo. Divorcio -donde fueres haz lo que vieres- y el fin de Lacroix dejan al mundo (de la moda ¿?) un poco más oscuro y un poco menos genial y al universo monárquico español un poco más cercano al pueblo -ay, las estatuas no deben ser de carne dicen porque los dioses son dioses y los hombres hombres y al César lo que es del César y a Dios, lo que es de Dios- y Elena, sin Lacroix, sin componer y sin novio no se sabe uno qué va a hacer con su vida (estética, sí sí sí).
Y cuando tiros largos exige el protocolo se viste de Lorenzo Caprile, con uno de los mejores cortes de falda que he visto en años, y nos dice que sí, que para qué nos vamos a engañar, que Spain is different y, en este caso, para mejor. Torera de arriba España toda Goyesca, vestido que es capote, capa, sangre grana española y cultura real y sangre borbona de esa francesa tan española que ama las corridas de toro, la sangre, el rojo, el vino, la pasión y la vida.

Y qué bonitos son los cuentos de princesas.
Aunque los escriban republicanos.
Y qué bonito es San Manuel Bueno, Mártir aunque sea sin fe pero, con un Dios que no lleva el mazo dando.
Unifica un poco eso del dorado y grana.
Aunque ya saben ustedes, que España es republicana...
Aunque, a veces, menos que otras.
Y suenan pasodobles aunque sea en Suecia.
Joder.

29 comentarios:

LadyGrett dijo...

Olé. Me ha ENCANTADO. Así, en mayúsculas te lo digo.


Moá

fashionfamous dijo...

Es impresionante!

¡Besitos fashionistas!

Mqr dijo...

No m ha gustado nada Letizia.

bss

Hummingbird dijo...

Holly, post de aquellos que hacen que una imagen No valgan más que mil palabras... Ole la Infanta, lo más maravilloso vestido en tiempo entre la realza -algo no tan difícil en mi plebeya opinión, pero que no le quita mérito. Y guardo el post, junto a uno que escribiste de protocolo.

Feliz domingo.
Humm

MissIndiestyle dijo...

Genial entrada...!
Me encanta el corte del vestido y el color fucsia pero no puedo con el bolero torera...


Un saludo

Holly Golightly dijo...

LadyGrett. Un beso

Fashionfamous. Un beso

Mqr. No creo que lo que llevó fuese lo que más le favorezca pero tampoco iba "mal", creo que podía haber ido mucho mejor y que mayormente era por el tono -nude- del vestido que la resume en exceso y la convierte en nada. Un beso

Humm. Gracias. Un beso

Señor Don dijo...

Ole,infanta desterrada, del trono, peor reinando como ella sola, y es que eso se nota,cuando una nace reina,nada mas que puede si no serlo,dejada de lado por una vil constitucion que ahora se quiere cambiar, para que las hijas de una periodista convertida en princesa lleguen a reinar..en fin Elena Grande.. y no solo de España.

Holly Golightly dijo...

Miss Indie. Gracias. La falda en sí tiene un corte que quita el hipo. Caprile se acerca al tipo de corte de Balenciaga, de veras en esa obra maestra. Un beso

Señor Don. Ya sabes que dicen que Elena, la infanta, es la más borbona y la más "española". Un beso

Anónimo dijo...

A mí este vestido de Lacroix me fascina, pero no veo guapa a la infanta con él puesto, no irradia.

Y Letizia, en mi opinión, se quedó un poco a medias, aunque llevaba otra joya de vestido.

¿Y qué me decís de Rania? Siempre fabulosa.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. El diseño no es de Lacroix, es de Lorenzo Caprile. Letizia iba de Felipe Varela. A Rania, en cambio, la encontré poco aprincesada pero en su estilo. Un beso

Señor Don dijo...

Desde luego, y es que ya digo es reina por nacimiento,de las pocas que hay todavia,y es que a veces el abolengo pesa y mucho, y desde luego la mujer lleva como nadie la mantilla, y por supuesto en cuestion de lucir joyas en l casa real no hay otra, y aunque no fuesen muy iguales, a mi la infanta elena me recuerda a su antepasada la reina María Luisa de Parma.

Holly Golightly dijo...

Señor Don. No soy muy monárquica. Me temo. A mi la Infanta Elena no me agrada, nadie de la Familia Real pero es muy española ciertamente. Un beso

Nikilondon dijo...

me ha encantado el vestido de la infanta, muy elegante

Holly Golightly dijo...

Niki. Un beso

maria dijo...

Mil veces BRAVO! Magnífico post y genial traje el de la Infanta.

Dreaming on Louboutin dijo...

HORROROSO! POR DIOS K ORTERAAAAA!


besitoos*

peraquietveig dijo...

Tus post son geniales!
Ya había visto estas fotos, pero si van acompañadas de una crítica magnífica, son mil veces más interesantes.
Estoy totalmente de acuerdo, ese vestido es el más adecuado para una mujer tan española como ella, además que el corte es precioso...

Saludos,
Macarena.

Botica Pop dijo...

¿Republicana, Holly? Cuando los filósofos escriben sobre el misterio que subyace en cada ser humano están escribiendo de alguien como tu. Eres infinita.

Holly Golightly dijo...

María. Muchas gracias. Un beso

Loubotin. Eres la primera que lo dice. Bueno, supongo que no la primera pero por aquí nos ha convencido. Al final, se ha roto la uninamididad. :) Un beso

Macarena. Muchas gracias. El vestido es una maravilla. Un beso

Botica Pop. No lo sé. Creo que sí. Todos los hombres no son iguales ni parten de lo mismo, ciertamente, pero no me gusta que las limitaciones en vez del destino las imponga la sangre. Republicana entonces. Muchas gracias por tu comentario, es un honor, un placer y una ... "pequeña muerte" supongo. :) Un beso

MAPILOSCA dijo...

De todos esos vestidos horrorosos, el de Elena era el de más arroyador.

Holly Golightly dijo...

Mapilosca. Un beso

variopaint dijo...

Prodigio de post, Holly...

Felicidades, yo tampoco soy monárquico.

Un beso

Holly Golightly dijo...

Variopaint. :) Muchas gracias. Un beso

Mar_y_Malizia dijo...

Maravilloso post.
Elena tuvo dos cosas bien grandes para ponerse el vestido.
quizás en un tono que no fuese el fucsia me hubiera encantado mucho más.
El bolero es impresionante, quien lo tuviera para lucir con mis plebeyos vaqueros!!!!!! y unos buenos laubotin!!!!

Letizia, esta demasiado delgada y languida como para languizarse más con un color nude.
ME dio sensación de enferma....
Pero bueno es mi opinión!!!

un beso!

www.marymalizia.blogspot.com

Holly Golightly dijo...

Mar. Muchas gracias. Yo creo que el problema fundamental de Letizia fue el tono. Está muy bien de tonos intensos pero falla en los lavados, en los claros y en los nude. Porque parece que se pierde en ellos. No la definen. Un beso

carolinasevadefiesta dijo...

Me gusta mucho más de Lacroix, el traje de la boda de su hermano era increíble, como salido del museo del Prado. En fin, para mi,los colores, los detalles de Lacroix son pura belleza y ella sabe llevarlos. La boda en general, sosa, sosisima, y tus post de lo más divertido que he leído. Besos
carolinasevadefiesta.blogspot.com

Holly Golightly dijo...

Carolina. La boda ha sido una sosez. Letizia que redobla esfuerzos en la fiesta normalmente, no iba favorecida. Rania de Jordania que suele ser "fashion" se disfrazó de Barbie y a su hija la disfrazó de su abuela. Y a su marido de antepasado muerto y resucitado digo yo. La novia iba. No más. Y el resto mal. Re mal. No importante. No reseñable. Ay. Un beso y gracias

alterego dijo...

Holly, me ha gustado mucho tu post, sobre todo el taco final. Muy español todo. La Infanta me flipó por varias cosas:
1.- Ese vestido sólo lo puede llevar ella.
2.- Totalmente de acuerdo en el maravilloso corte de la falda-capote.
3.- Todo el vestido en sí mismo era una declaración de intenciones: "Separada?. Lamentablemente (o no)".
Besos.

Anónimo dijo...

酒店經紀 酒店打工 酒店工作 酒店上班 酒店兼差 酒店兼職 打工兼差 打工兼職 台北酒店 酒店應徵 禮服酒店 酒店 經紀 打工 兼差