lunes, marzo 29, 2010

Sensualidad


Si es verdad que el estilo es algo relacionado con la clase y que no tiene qué ver con las tendencias, el patrón de belleza, el cánon por el que juzgamos lo ideal o no que es algo precisa absolutamente de un punto de referencia con el que comparar y al que igualar o aborrecer el objeto que se ha prestado a la comparación.

Las tendencias como diría Wilde son "una forma de fealdad que debe morir cada seis meses" y el conjunto de tendencias, como testigo del pensamiento de una época, se encuentran plasmadas en ese espíritu que se ve en las obras del arte, ya sean fotografías, películas u obras maestras de la literatura y, por supuesto, las tres artes clave de bóveda para entender lo que significa el arte que son: escultura, pintura y arquitectura.

Pero la sensualidad es algo alejado de esas tendencias. Si bien es verdad que ya no vemos divinas a las gracias de Rubens sino de una gordura informe, advertimos la lozanía, el sutil refriego, la tensión sexual que se halla en el cuadro como una gracia despreocupada que flota en el ambiente. La carnadura que muestra Afrodita en cualquier tiempo y bajo cualquier artista, la melena a punto de ondearla el viento por Botticelli, el vestido cogido debajo del pecho mostrando a una impetuosa Victoria Alada...

Como todo, la sensualidad es más una cuestión de actitud. ¿Sobre qué o sobre quién? Eso ya es harina de otro costal. Pero la sensualidad inequívocamente está ahí. Madame X con sus perlas, mirándose al espejo, muy recta, diciendo "parece que estoy mirando pero en realidad te estoy mirando a tí viéndome" es sensual.

16 comentarios:

Viviana* dijo...

son unas fotos increíbles, verdaderamente, llenas de sensualidad...

Holly Golightly dijo...

Viviana. Un beso

Holly Golightly dijo...

Viviana. Un beso

Book trendy girl dijo...

Me ha encantado la entrada!

Digraco dijo...

Hermosas fotos! Muy bueno el texto también, siempre es un placer leerte

pause dijo...

me gusta tu blog! te sigo! :D

Cool Life dijo...

Espectaculares fotos y texto!!

Besos :)

Holly Golightly dijo...

Book Trendy Girl. Un beso

Digraco. Gracias. Un beso

Pause. Gracias. Te espero. Un beso

Cool Life. Un beso

Liesl dijo...

Esa ultima oración es excelente, logra expresar la esencia justa de esa fotografía.
Y coincido en que la sensualidad captada por aquellos y otros grandes artistas, es atemporal.
El día que no sea vista como tal; el gusto, la capacidad de apreciación y valorización habrán sido completamente corrompidos.
Siempre un gusto. Liesl.

Holly Golightly dijo...

Liesl. Una maravilla de comentario. Un beso

variopaint dijo...

Madame X es una vedette inglesa postvictoriana que tiene esa sensualidad estricta que no sabe si quedarse en Botticelli o en un burdel de Mayfair; quizá pueda emular a la carnalidad, que hoy nos parece tan franca e inocente, de los cuadros de Rubens, pasando por las odaliscas de David, con sus antiguos collares de perlas apenas apoyados en los senos, o también inspirándose en la Aphrodite alejandrina de Pierre Loüys. La sensualidad es una variable independiente del arte, de modo que, aunque exista, funciona con horarios disímiles.

El modelo es otra cosa, ajeno la carnalidad, tal y como lo demuestra hoy día el photoshop; la carnalidad es la posibilidad de que algo ocurra, mientras que el modelo y el cánon, como un ideal sublimado son cuestiones que ocupan los territorios de lo irreal. Puede también argumentarse que también el eros (sustancialmente) pertenece al territorio de lo irreal, y de ahí ese despego que emana de las imágenes del papel couché, que son definitivamente (y como apuntaba Woody Allen en una de sus ocurrencias felices) algo que sólo pertenece al territorio de lo imaginario. Hoy día también resulta posible que ese territorio irreal sea la única realidad feliz posible, tal y como se ve cuando los campesinos libios observan embobados las evoluciones de Cristiano Ronaldo a través del satélite. Son, evidentemente tendencias, como apuntas, aunque hoy muy separadas del Arte, o de lo que durante muchos siglos se llamó como tal.

El ansia de emulación y la ambición personal si subsisten efectivamente, y son explotados por los que poseen los medios de formación masiva. El arte propugnó durante muchos siglos esa clase de modelos pero hoy ya no lo hace porque los dueños de las artes son gentes a los que el Arte les importa bien poco, pues solamente quieren ganar dinero en grandes cantidades, y para eso saber de artes es un auténtico inconveniente. Solamente quedan los museos, algo sustancialmente muerto o pasto de turistas; hoy día nadie es muy de museos, salvo que la visita resulte calificada como "imprescindible" en las guías de los operadores de tours. Alguna vez, sin embargo, escondida en el fondo de una vitrina, una imagen antigua vigila a esos turistas sin que apenas se note y envía un murmullo inaudible que luego se amplifica durante las noches para llenar casi todo el volumen del museo e invadir los sueños de los visitantes.

Un beso

Holly Golightly dijo...

Variopaint. ¿No es el arte siempre sensual por ser meramente -totalmente- arte? Aunque cuente la guerra, la muerte... el arte siempre tiene una sensualidad -sobre todo la pintura por eso del acariciar el lienzo- y la escultura -por eso del volumen-.

Yo hoy -voy a hablar de mí, ea- he estado con unas personas que son "muy de museos". Me ha recorrido un escalofrío. El arte -cualquier cosa- tiene que vivirse no observarse y menos enjaulado. Porque.... parafraseando a Holly que parafrasea a Capote "al fin y al cabo es una jauala". Un beso

variopaint dijo...

El fenómeno del Arte sigue siendo un misterio (es quizá de los pocos misterios verdaderos que quedan por descubrir)...obviamente afecta y penetra por los sentidos que son su acceso natural, con todo lo que ello supone de carnalidad intrínseca. El Arte se hace carme primero para luego hacerse espíritu y sobre todo memoria, de manera que todos estamos compuestos - aunque sea en cantidades irrisorias - por algo de Arte, desde el mismo momento en el cual empezamos a percibir y a pensar mediante asociaciones simbólicas. Lienzo, tela, papel o sonido son los materiales del Arte - entre otros - de manera que la experiencia de su fisicidad queda a cargo de la conciencia del observador, como también queda de ese lado el placer que otorga o no en cada caso.

Como experiencia viva, es improbable que pueda ser congelado, pues si eso ocurre queda inmediantamente constreñido a una experiencia menor. Esa es la tragedia de los museos, pero también en de las sociedades que viven sin las artes. Me pregunto si esas sociedades existieron alguna vez como tales. Capote, como esteta inicuo y vividor empedernido sabía mucho de eso. Holly también.

Un beso

Holly Golightly dijo...

Variopaint. Los sentidos cuidan el alma y se sana por el alma los sentidos. Un beso

Hummingbird dijo...

no sé qué iba a decir, se me ha ido de la cabeza al leeros. cosa que por cierto ha sido un placer lectivo extra. como persona algo (hiper) sensible opino que el arte no necesita un museo y los museos también se mueven por dinero. de todos modos esa pequeña 'imagen antigua' sea tal vez lo que aún hace que de tanto en tanto entre en ellos.

la sensualidad y el arte están especialmente unidos en la música y la danza donde la sensualidad alcanza o puede alcanzar cotas máximas.

besos Holly, besos Variopaint.

y el collar de madame X es imprescindible.

Holly Golightly dijo...

Humming. Un beso