viernes, marzo 05, 2010

Nueva Era


Nicolas Ghesquiére comentó que lo que se trataba al hacer una colección era de crear y sorprender. Futurizar podríamos decir pero con un sello personal. Futurizar en Balenciaga parece ser fácil -como todo, del dicho al hecho hay un trecho- porque Balenciaga ya era un visionario. Un maestro del saber hacer conjugado con la maestría más absoluta, un aire palaciego y exclusivo y, sobre todo, cargado de lujo, de algo de extravagancia y con un punto de locura pero al mismo tiempo sobrio, regio y extraordinario.


Pero para Ghesquiére el concepto de futurizar se inclina menos en la parte visionaria y más en la futurista. Corta al láser la ropa, convierte en hoodies a las cortesanas del Petit Trianon y crea delirios voluminosos que lo mismo salen de un jardín en flor que de una amazona interestelar. Ghesquiére delira sobre el futuro, se imagina a hermosas ninfas asépticas sobre estanques con puentes de acero, titanio y un mundo inmaculado, pulcro y sofisticado.


Con la colección ocurre como con todos los delirios futuribles, son extraños. Ahora las híbridas humanas que pasean su ropa 7.0 parecen incomprensiblemente ingenuas. ¿Androginia, obsesión por lo depurado, lo perfecto, lo artificial?


En el mundo del futuro de Balenciaga nadie parece muy ardiente, pasional, febril o socavado por su vida diaria. Todo parece fácil aunque con algunos trámites. A mi me da la sensación del que está en una burbuja, en un mundo prístimamente pulcro pero jerarquizado y burocratizado en el que todo ocurre porque debe ocurrir y nada es espontáneo. ¿Prefabricado?


Sí, creo que esa exactamente es la palabra. Artificial. Comida sin sabores. Placeres sin tensiones. Excesos sin excesos. Humanos sin motivaciones. Libertades sin riesgos.


¿Belleza?
En los pequeños detalles.


Porque siempre hay algo hermoso. De la misma forma que la orquídea crece entre la basura.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

que crack eres holy

Anónimo dijo...

Las piernas de la ''mujer'' de la tercera foto no pueden ser verdad.
Por lo demás, precioso Holly, como siempre. Cada día mejor.

Holly Golightly dijo...

Anónimo I. Gracias. Un beso

Anónimo II. Claramente es un humanoide-replicante :) Muchas gracias

lula dijo...

me encantaron los zapatos

Hummingbird dijo...

creo en los detalles. ahí está la clave de todo.

-no lo he visto aún; sí en tus imágenes y a través de tus palabras (me encanta eso de la orquídea entre la basura).

otro XX! holly

Holly Golightly dijo...

Lula. Un beso

Humming. ;) Y es cierto. Lo de la orquídea digo, personalmente no me gustó en demasía pero me apetecía hacer la crónica. Un beso

Piesitos dijo...

Esta nueva tendencia de darle color a las cejas va a traer cola..

Holly Golightly dijo...

Piesitos. Y el pelo repeinado. Un beso

Anónimo dijo...

precioso me encato remal

Ald0rad0 dijo...

Verdad es que no podemos encontrar algo más interesante que Balenciaga. Ha sido una temporada muy floja, no crees?

Besos!!!

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Un beso

AldO. Te debo un post. Lo sé. Ahora te pongo un mail. Un beso

Ald0rad0 dijo...

Mail contestado :)

Muchos besos y abrazos <3

Holly Golightly dijo...

AldO. Siempre tan cortés. :) Muchas gracias. Un beso

olieteworld dijo...

Había visto los zapatos de Balenciaga, pero no esas cejas!
Que pasado no?, no pensaba que se llegaría a esto.
Un abrazo
Nacho

Holly Golightly dijo...

Oliete. ¿Sorprenden eh? Un beso