sábado, marzo 13, 2010

Liviano


Estaba pensando en Mariano Fortuny y su Delfos.

Elsa Schiapparelli trató de imitarlo cuando era aprendiz y bañó tela arrugándola para conseguir ese efecto de plisado griego sacado directamente de las cariátides de la Acrópolis que sujetan con su cabeza el peso del cielo azul de Grecia y las montañas escarpadas, marrones, verdes... plagadas de olivos.
No se puede imitar la sensación de ligereza. De lo que una ráfaga de viento puede mover, levantar, jugar, conjugar y arrebatar. Se trata de sutileza. De los detalles. De lo que apenas se ve y se ve tanto. De lo que ni se copia, ni se vende, ni se puede comprar.
De... nuestra esencia.

12 comentarios:

Hummingbird dijo...

y no se sabe cómo lo hizo... y no se puede comprar. me gustaría tener o poder sostener uno en la mano; mejor dicho ponérmelo. sensación única, fugaz pero inolvidable.

como el cashmere fino, flota y se sostiene segundos en el aire, como las hojas en otoño.

otro XX holly

Holly Golightly dijo...

Humming. :) Un beso

variopaint dijo...

Schiaparelli jamás pudo encontrar el secreto del Delfos (ni del Cnossos)...Marianito tuvo buen cuidado de llevarse el secreto a la tumba...los restos de los tintes reposan en la laguna de Venecia, junto con las lágrimas de Thomas Mann...

Un beso, Holly.

CALLEDELAMODA dijo...

Hola!
Muy bueno tu blog.
yo también tengo uno.
http://calle-delamoda.blogspot.com
http://calle-delamoda.blogspot.com
Un saludo.

MAR dijo...

hace unos meses fui a ver obras suyos en el mnac de barcelona. preciosa el vestido, por cierto.

Holly Golightly dijo...

Variopaint. Sinceramente, Schiap nunca fue de mis favoritas ni de mis seleccionadas. Comprendo sus prendas y me parecen encantadoramente irónicas, una delicia es más pero... pero las encuentro un pero. Señor por cierto, tengo que mandarle un mail. Un beso

Calledelamoda. Gracias.

MAR. Un beso

Cool Life dijo...

Preciosa Foto.

Fortuny único.

Besos :)

Sugar B. K. dijo...

Qué gran diseñador y qué poco reconocido...

http://librodeestilo.blogspot.com/

Nemerae dijo...

Preciosa foto y texto. A mí me apasionan las telas ligeras, suaves, etéreas... sin forro, para notar su ligereza en la piel, y mi profesora de patronaje no lo entiende; recurre a que una prenda con forro es de mayor calidad...

Los pliegues del delfos de Fortuny son increíbles, no creo que hayan sido nunca superados.

Y Schiapparelli es la gran olvidada de la década, quedaron Chanel y Lanvin y en el olvido cayeron los grandes Vionnet, Schiapparelli y Poiret.......

1beso

Holly Golightly dijo...

Cool Life. Un beso

Sugar B.K Un beso

Nemerae. El forro a veces es necesario, da apresto a una prenda y la forma que no se puede conseguir siempre en téjidos no tan dúctiles ni manejables. Además permite usar telas que son más ásperas al contacto con la piel, rozan o enganchan. Aunque la mayoría de cosas si no se forran es por ahorrar y no por otra cosa.

Aún así, el Delfos de Fortuny es uno de los mayores espectáculos del mundo de la moda junto con los vestidos de Vionnet todos pegados al cuerpo desnudo. Un beso

Pablo dijo...

Parece mentira (y deberia avergonzarme de ello). el fruto de la unión de un genio de la pintura y de una saga de pintores impecables y cuya fama no hace justicia a su calidad. Y lo desconocía por completo. Y para colmo recupera el clasicismo griego en mitad de la hecatombre vanguardista. mea culpa. (y, por enesima vez, gracias, holly)

Holly Golightly dijo...

Pablo. De nada. No se trata de lo que sabemos sino de lo que aprendemos. Somos lo que nos falta y las piezas que vamos conformando. Un beso