miércoles, febrero 10, 2010

James Stewart


Se equivocan los directores que ruedan películas y tratan de emular ese soberbio aire, al mismo tiempo de exclusividad y distinción que de cercanía fascinante, de los años treinta y cuarenta en los que la vida era -era- glamurosa y de una elegancia despreocupada. No se trata de recrear el ambiente sino la atmósfera.
Una atmósfera de belleza exótica y regia, de sublime perfume, de luces centelleantes y fiestas en el jardín. Ellas, hermosas, trágicas, frías, pasionales, ardientes, elegantes, coquetas, irresponsables, alocadas, disciplinadas, distantes... Ellos, masculinos, distinguidos, sin afectación, sin amaneramientos ni transgresiones hercúleas, trajes sencillos que dejan ver al hombre y no a la prenda. El ambiente, piscinas, fiestas en el jardín, bodas, discretas confusiones, deliciosos equívocos, melodías al piano, notas perdidas, champagne y copas antiguas, manteles de hilo y vacaciones en Francia. Té. Whisky. Perfume. Un diamante.
Probablemente el icono del cine de la época es Cary Grant. El alter ego de Hitchcock entremezclado con vestidos de tul de Grace Kelly en Francia e Italia y descapotables entre Capri y Mónaco. Y el tándem de las Hepburn: Katherine y Audrey cada una en los grados opuestos y anexos de la androginia elegante y femenina rozando la masculinidad más excesiva y al mismo tiempo la más delirante y aractiva femineidad. O el de Rita Hayworth y Ava Gardner, animales hermosos en el mundo con cuerpo de diosa, mirada cautivadora y sex appeal.
Pero, aparte, el hombre de ese ambiente es James Stewart. Personalmente, me recuerda a todos los hombres buenos. Quizás algo enclaustrado en el espacio tiempo de la época, América una y grande, patriota, Ejército, galante... pero, esencia de una época. Y más en Historias De Filadelfia.

11 comentarios:

variopaint dijo...

Fastuoso, Holly...

un beso

LadyGrett dijo...

Ay Holly yo tambien estoy fascinada con esas peliculas, me encantan...
Por cierto, me apunto esa que no la he visto

Moa!

Holly Golightly dijo...

Variopaint. Un beso

LadyGrett. Es preciosa. Un beso

Pablo dijo...

No se trata de recrear el ambiente sino la atmósfera.


muy buena frase.

Malhecha dijo...

ES verdad, los directores y estilisistas no consiguen recrear la época. Quizá por que la fisonomía también ha cambiado y no hay actores ni actrices que puedan representar una época tan diferente. No se hacen creíbles.

Holly Golightly dijo...

Pablo. ;) Gracias

Malhecha. Yo especialmente los treinta los veo muy falsos. No sé por qué. Un beso

Pau dijo...

Son peliculas para descansar, vivir por hora y media la realidad de la época bien empolvada, relajar la mente y sentir deseos de ser Grace aunque sea por un día.
XXX Holly

Holly Golightly dijo...

Pau. O para toda la vida. :) Un beso

Pablo dijo...

llamame obseso, pero aún sigo dándole vueltas a la frase de "recrear la atmósfera, no el ambiente". creo que he estado buscando ese concepto durante muchisimo tiempo y no era capaz de darle forma. lo que pasa es que no nos conocemos y no sabes hasta qué punto necesitaba leer esa frase (y mas, hoy, que me han molido a palos por ese tema) asi que solo te pareceré un friqui. no soy un friqui, sólo un clásico sin brújula y sin saberlo, me has ayudado.

holly, eres un(a) crack.

Holly Golightly dijo...

Pablo. No me pareces un friqui. :) La Biblia dice "el que tenga oidos, que oiga". Eso has hecho. Y me alegro mucho.

No sabemos dónde está la respuesta pero si la encontramos somos afortunados. Un beso

Pirate Boots dijo...

which you wearing costumes too cute..