miércoles, julio 08, 2009

Mármol De Carne, Hueso Y Seda


Las mujeres de Chanel son ninfas irreales. Pertenecen a otro plano, a otro ámbito, a otro espacio y a otro tiempo que se antoja irreal a los mortales. Emparentadas quizás con las Venus impúdicas de Praxíteles respiran esa sensualidad delicada, esa placidez mórbida, esa belleza serena y delicada que, poco tiene que ver con la divinidad, pero que es, irremediablemente, olímpica. O, quizás con las deliciosas ninfas prerrafaelitas que departían bajo veladuras de seda y rimaban con Safo.


Se antojan de otro mundo. Quizás ahí reside su atractivo. Totalmente trascendentes y, al mismo tiempo gélidamente mortales, insufriblemente frágiles casi vulnerables. Damas con una coraza de cristal.


Ángeles de la guardia que custodian el destino de los mortales cada década de la historia. Mirando, desde arriba, abajo y ambos lados. Cruzando como desconocidos al mismo tiempo que los otros hombres. Contemplando cómo gira el mundo y el tiempo pasa.


Peinando sus cabellos en el mismo lago dónde Narciso ahogó sus amores, bajo la montaña por la que Sísifo rodaba, contemplando el mismo cielo que ícaro cruzó con sus alas de cera, bajo el mismo sol que amaneció al principio de los tiempos, con la luna de fondo que construyó Semele.


Paseando entre lo que queda de los laureles aquellos de las metamorfosis, cantando entre sátiros y musas, bailando con la Gracia y la Belleza, nadando en las espumas de Afrodita, acompañada de Diana y Artemisa, custodiada por Hares, deseando no encontrarse con Hel por el Nifltheim.


Charlando con Freya, aquella de las manzanas de oro y el Asgaard de las tierras frias como el hielo. Conectada con el reverdecer del fresno del mundo, girando las vueltas del tiempo que da Cronos.


Sin saber qué parte es principio y qué parte es final. Ella es inmemorial.

Como sus hermanas las valquirias que deambulan por el Valhalla esperando, con hidromiel, la batalla del fin de los tiempos bajo la atenta mirada de Odín.


Mientras ven erigirse y caer imperios. Considerando las preocupaciones de los mortales curiosos devaneos que da el disfrutar de tanto tiempo. Caminando con paso seguro en las líneas del destino que un día tejieron las nornas con hilo de seda.


Mientras los mortales mueren y su sangre mancha sus vestidos. Protegidos y castigados, quizás reencarnados pero siempre elegidos y controlados por ella y su familia. Por ellas.


Hermosas criaturas sacadas de las leyendas más antiguas. Aquellas tejidas con hebras de realidad y fantasía. Aquellas que compartieron monte con los dioses y los humanos.


Aquellas que vieron a Prometeo entregar el secreto del fuego.


Quizás hermanas de las cariátides que contemplan la colina de los dioses, ahora ya petrificadas.


Testigos de lo que un día fue, es y volverá a ser sin que seamos conscientes.


Quizás...

12 comentarios:

Sr Q dijo...

Hay pases espantosos y salidas magníficas, como siempre sucede en Chanel. Saludos ;)

Holly Golightly dijo...

Sr Q. Pero realmente espantosos y otros hermosísimos. ;) Un beso

Anónimo dijo...

Holly, ¿hay algo sobre lo que no sepas?

Anónimo dijo...

Me ha encantado, hasta lo pases que me parecen horribles, que se que son horribles me encantan. El texto fantatisco.

Por cierto, me ha parecido curioso que algunas modelos han posado pegadas a la pared-foto 10-, pero me gusta.

Holly Golightly dijo...

Anónimo I. Afortunada o desafortunadamente infinitas cosas. Un beso

Anónimo II. Gracias. Es cierto, cada modelo está cogida en un momento. Pero bueno. El desfile no tiene una gran coherencia en sí mismo pero qué más da... Un beso

Yimi dijo...

Oh, Karl! nunca pensé que este señor transmitiera tanta dulzura.

Me encanta el maridaje de la fantasía de tus palabras con las imagenes de la pasarela.

Y se me ocurre que la mujer Chanel debe tener esa poesía, pero la mujer que usa Chanel normalmente es una vieja fea con plata que se llena de somníferos, Chanel y botox para llenar el vacío dejado por un marido...

Qué divertido es leerte y no saber de qué hablas Holly.

Lamento no tener una maestría en mitología, disfrutaría más tus posteos, estoy seguro.

Holly Golightly dijo...

Yimi. (Risas) Un beso

Anónimo dijo...

El desfile es bueno... el pase de Sasha o Toni son impecables... lo de siempre, Chanel sigue impriendo un "algo" que es la envidia de todas las otras casas... ahi sigue arriba temporada tras temporada... no es una tendencia pasajera del momento ( Balenciaga, Balmain...) Solo otra firma, Prada, consigue plasmar un encanto similar, pero en otro sentido, temporada tras temporada. quien dijo que Karl estaba muerto y necesitaba sucesor???? Limon_de_Luxe

Holly Golightly dijo...

Limon De Luxe. Mucha gente, afortunada o desgraciadamente. Yo, entre ellos. Un beso

alterego dijo...

En general me ha gustado mucho, menos las salidas de Soraya en Eurovisión. Pero bueno, K es K. No hay nada que hacer. bss.

Holly Golightly dijo...

Alterego. Un beso

Anónimo dijo...

Sinceramente.. ¿Cómo lo hace? ¿ Cómo logra que las modelos parezcan bajitas y paticortas? Nunca he visto vestidos tan poco favorecedores como estos..