miércoles, abril 01, 2009

Ciudades, Londres



Londres es una ciudad de extremos. Londres es una ciudad de tópicos y anti-tópicos. Por un lado Londres es una ciudad que abre la mente a experiencias, sensaciones y vivencias nuevas pero, por otro, todo el mundo ha estado en Londres. La idea del Londres de oficinistas trajeados que almuerzan sandwiches y manzanas en el parque a la hora de comer con maletín y gabardina junto al Londres exagerado de consumo, fiestas, moderneo y pijos all-over-the-world que viajan a London.

Otoño. En Londres hace el suficiente frío para ponerse una antigua parka y un bolso con el estampado típico de Burberrys. De esos que acumulan polvo en verano y gotas de lluvia en invierno. Paraguas negros o grises oscuros mientras la lluvia vertical cae. No llueve en ningún sitio como en Londres. Cuellos arriba y bufandas de cuadros en rojo.

Invierno en Londres. Frío, nieve en las aceras y tráfico. Una gloriosa combinación. Londres en invierno es una ciudad con un tono oscuro, tiene una luz hermosa y un viento que corta la cara. Sabe a abrigos de lana negra y grandes totes de color azul marino y botines. A pieles aristocráticas y bufandas de cachemire. Huele a fragancias frescas pero contundentes que impregnan jerseys de punto y chaquetas de lana. Sabe a oficina, a tecnología, a hielo.

Primavera. La primavera es una de las estaciones más hermosas en Londres. Es trenchs en el tono entre arena y caramelo con pashminas y foulares de flores anudados a su libre caer por el cuello y flotando al viento. Sabe a vaqueros con camisas azules con los cuellos altos y totes en azul marino. A hierba, a que "nosotros no tenemos clima, tenemos tiempo".

En verano, Londres estalla de turistas. Entre boquiabiertos y maravillados. Oyen hablar mil lenguas, comen comida tradicional inglesa que es la hindú y pasean por Notting Hill y Portobello. Londres, de repente se vuelve todo tópicos. -Sandalias y calcetines blancos sigh- Parece que Londres vive un carnaval. El verdadero Londrés huele a estanque y a nenúfar, a reposada tranquilidad y a té. Es un té más colono que inglés, más sarcástico que amarillista. Más mansión de verano y reposo. Y, claro, más tópico. Sabe a campo el verdadero Londres. A prados y a flores.

Londres siempre maravilla. Casi todo el mundo se imagina Londres envuelto en bruma y lluvia. Desde que sanearon el Támesis ya no es lo mismo. De todas formas, Londres es un titular. Cuando en la II Guerra Mundial, el Canal de la Mancha quedó envuelto en las nieblas, los alemanes no pudieron penetrar en el espacio aéreo británico y el gran titular era !El continente aislado!, niebla en el Canal. Lo dice todo de Londres.

16 comentarios:

Wednesday dijo...

A mi Londres me encanta, me apasiona, mucho más que Paris, a la que, matame, no le veo tanto encanto, solo al barrio Latino y sus colores y olores y a Montmatre. Pero es que Londres como dices me parece una ciudad de contrastes en todos los sentidos: chicas con abrigos térmicos y sandalias de tiras, mujeres islámicas tapadísimas llenas de bolsas de Dior, punkies para los que los Sex Pistols siguen marcando tendencia, miles de chicas clones de la Moss, Cover Garden y el Soho, la omnipresente presencia de la reina...ains! me encanta Londres!

un beso H*

Holly Golightly dijo...

W. Londres es como ver a 1.000.000 de Moss. Yo creo que a Kate los papparazis no la pillan siempre porque se equivocan de chica. :P Un beso

Anónimo dijo...

A mi Londres me encanta... esa combinacion de tantas culturas a lo largo de tantas decadas...mezcladas con el toque british que tanto nos gusta... hay un londres para todo tipo de personas...londres no es una ciudad, son muchas, puedes vivir varios londres, todos completamente distintos unos de otros, con gente de lo mas distinta y com ambientes totalmente distintos y nunca saber de la existencia de los otros londres. Diferentes zonas, diferentes sitios, gente singular y peculiar, clones, hay de todo. No tiene nada que envidiar a ninguna otra ciudad...y lo mejor que estamos q coges un avion yn menos de dos horas estas alli...tan cerca y tan lejos... Limon_de_Luxe

Carie Mercier dijo...

Tengo muchísimas ganas de volver a Londres. Tuve la oportunidad de pasar una semana hace casi 15 años y me da verguenza decirlo, luego ya sólo he pasado por sus aeropuertos.
Toca una visita de nuevo y ahora con toda la family.
Un beso

http://bellezayestilo.blogspot.com
http://www.karysabeauty.com

Hummingbird dijo...

y la reina madre se quedó en palacio durante los bombardeos, decidió no moverse de allí y quedarse con su pueblo. un pueblo que nunca olvidó que ella podría haberse marchado a un sitio seguro. huele a curry y en bond street se ve guapa. quiero volver pronto. tal vez exista un vuelo que haga escala camino a tokio... :). un abrazo y me gustan tus ciudades, XX!!

Botica Pop dijo...

Londres para mi es sólo una idea vaga. Una idea rara donde todos hablan con acento british, todos se visten como viv westwood pero no todos tienen su sentido del humor. Londres suena como violín de Sherlock o la guitarra de House. Y por supuesto, Londres sabe a cerveza caliente y jabalí tibio en salsa de menta (sonrisa). Hasta el dia en que se me ocurra que quiero ir a Londres, esa ciudad seguirá siendo el centro de la pérfida albión. Te lo dije, es sólo una idea vaga.

Mr.Right dijo...

Yo esta semana he estado pensando un paseo por verano en Londres... y es que los Sex pistols me lo recuerdan cada vez más cuando saltan en el ipod!
Besos!!

Ald0rad0 dijo...

Londres para mí es Carnaby Street, es Jane Birkin con una minifalda caminando mientras tararea alguna canción. Es una Topshop y un bolso de Anya Hindmarch. Es beber un pésimo café, una buena cerveza y una maravillosa taza de té. Es Luella con un trench. Y lluvia, mucha lluvia.

Besos

Yimi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Yimi dijo...

Olvidaste a Kate Moss, Holly,
Kate Moss representa lo que es Londres en la actualidad.

Un Londres lleno de Moss copycats
el Tamesis lleno de cocaína,
desde que Moss dio el silencioso veto
aquella mañana que apareció regia en el Mirror vestida de altas botas y shorts negros, demostrando su generosidad al compartir sus más de cuarenta lineas...

La Reina de Londres no fue nunca la señora Isabel, no.
La reina de Londres fue Di,
y sus sucesora Kate Moss,
con la belleza de sus líneas,
esa luz de su mirada,
la perfección de sus huesos
y su fotogenia perversa que
influye en todos los mortales
los cuales combina con
seda negra, pieles negras,
botas negras, tops negros,
bolsos negros, leggins negros, jeans negros, cinturones negros, vestiditos negros, ballerinas negras,melena rubia, piel blanquisima y rasgos perfectos corroborados por las divinas proporciones de DaVinci
que el Vogue Paris recordó al mundo.

Cuàntos mortales
nop abran alucinado,
ser Miss Moss,
y por un momento ser perseguidos
desde Picadilly Street,
hasta el Pall Mall club,
por medio ciento de fotógrafos
y sus cámaras Nikon
intentando robarle
un trazo de tu cuerpo decadente,
tal vez,
pero bello al fin.

Vieja,
arrugada,
celulítica,
flaca raquítica,
con un novio feísimo,
coquera y
fumona...
Kate Moss
debe tener todos los secretos
y pecados
que esas calles de Londres esconden,
y que jamàs dejan de ser bellas

Jamelgo de luxe dijo...

El Londres victoriano, el del punk, el gothic y el look Burberrys de toda la vida sí pero el Swinging London y la revolución modernil actual nada. Un beso.

Holly Golightly dijo...

Limon. Londres es muchas ciudades. Absolutamente. Un beso

Carie. Londres mejora con el tiempo, además. Un beso

Hummingbird. Quizás en una escala. :P Un beso

Botica Pop. Bonita idea vaga. Un beso

Mr Right. Un beso

AldOradO. Lluvia. Un beso

Yimi. No te creas, es sólo un Londres el de Kate. Pero increíble el comentario. ;) Un beso

Jamelgo. Somos hijos de nuestro tiempo, al fin y al cabo. Un beso

Elena Abaroa dijo...

Londres mola cuando vas a pasar una semana, o si estás forrada como Madonna y te puedes pegar la vida padre.
Yo fuí un mes y me encantó, decidí volver un año después para quedarme un tiempo y aprender inglés y vi la luz. He vivido un año allí, trabajando de inmigrante por una caca de dinero, y viviendo en un cuchitril apestoso en un barrio chunguillo, sí, Camden Town, que tanto gusta a los modernos, pero que cuando vives allí y tienes que comerte a los bandarras día sí, día también, no mola tanto.
Sé que no está bien generalizar, pero los ingleses de Londres son unos maltratadores, que me lo digan a mí que era cajera del Primark Oxford Street y tenía que aguntarles todos los díasssss!!!
Eso sí, hubo momentos de pasarlo pipa y de conocer gente surrealista que en España no hubiera conocido en mí vida :)

Pau dijo...

Londres, y Harrods, de pequeña no quería salir de allí, había de todo, ropa maravillosa, juguetes, planta de regalos, ositos, comida ...
Luego descubrí Mayfair, y desde entonces la niebla me encanta ...
El supermercado de Harvey Nichol's, dónde siempre hay alguna marca española, como conservas Ortiz.
Covent Garden, flores, jabones, patatas con queso.
Descubrí la cerveza negra y el té.
Los restaurantes japoneses.
Gente nueva y distinta, cada día.
Peter y su música.
Monique y sus crepes.
Sandra y su tarot.
Andrea y sus sueños.
Marco y su cocina.
Charles y su sonrisa.
Cas y su humor británico.
Un mundo al que a menudo quiero regresar ...
XXX Holly

Holly Golightly dijo...

Elena. Todos los sitios molan con dinero. ;) Por dios, Primark es la peor tienda de todo Londres. :P Claro que hay un montón de surrealistas. Un beso

Pau. Regresa. Sumérgete en Londres. ;) Un beso

Pau dijo...

De momento, no pienso regresar a Londres.
Muchos recuerdos ...
Tal vez más adelante.
XXX wapa