viernes, febrero 20, 2009

Wang, El Chico De Ayer


Supongamos que vives en Nueva York y has llegado a la gran ciudad deseando oír sólo los latidos de tu corazón al compás del trajín de la ciudad. Supongamos que un día mientras piensas en si es moral apretar o no apretar la alarma del ascensor a pesar de no estar atrapado entra una chica. Supongamos que esa chica tiene un rostro afilado, un cuerpo equilibrado y como si fuese una balanza y una mirada felina. Supongamos que te sonríe, tú la sonríes y de repente la reconoces.


Supongamos que tú ya habías reparado en que ella no era como las demás. Algo tenía, eran sus zapatos altos, su ropa de segunda mano y una actitud dudosa. O el cigarro que fuma compulsivamente entremezclando el aire puro con su humo y haciendo que se enrede entre su pelo con el mismo tono que el sol de California. Supongamos que ella repara en tí.


Supongamos que ella es Erin Wasson. Y supongamos que tú eres Alexander Wang. Alex para Erin, claro. Y tu tembleque le parece gracioso y entre que sois vecinos y el carácter digamos peculiar de Erin consigues intimar con ella.


De un día para otro Erin mueve un par de hilos, se deja fotografiar contigo, con algunos estilistas del ramo y habla de tí. Y te conviertes en diseñador. Bueno en El Diseñador de moda, me refiero a de moda en el sentido más literal. Chico it.


Y tú con tu discurso -simple- -manido- sigh sobre la deconstrucción obvias todo. El todo. Te conviertes en la sensación de la gran manzana. Miss Wasson se convierte en musa y estilista y todo el mundo te alaba. Y de repente tus blusas rasgadas y tus vaqueros roídos y tus camisetas de tirantes irritantes sacadas del Ejército de Salvación se convierten en la quintaesencia de todas las fashionvictims que antes se morían por cualquiera. Por cualquier otro tildado de it.


Y entonces tus prendas se venden por seiscientosdólares. De hecho tus prendas sacadas de un baúl de desperdicios atacado por una banda de polillas gigantes con mal humor se venden y son proclamadas por Vogue como maravilla.


Y todo el mundo te adora. Y Erin Wasson se pasea por tu desfile, y Sarah Jessica Parker se emociona, y Wintour te sonríe. Y tú prometes tequila a las modelos que no se caigan en tu desfile.


Y luego cuando tu última modelo sale y hacen la última foto a Erin Wasson te asalta una duda. ¿No serás el siguiente chico de ayer? Quizás por eso decides aprovechar el presente... O quizás aún no te hayas dado de eso.

17 comentarios:

CapuccinoB. dijo...

wanguiwangui :P

Anónimo dijo...

Nunca me ha gustado la palabra moda, tal vez porque incluye ridiculas que a pesar de su ridicula forma de vestir se creen lo mas por llevar el "trapito"( nunca mejor dicho) del momento, quizas porque incluye mediocres sobrevalorados que venden "ropa" que parece el trapo que se usa comunmente en la cocina. La moda no aprecia el arte ni la confeccion de las piezas. La moda son solo tendencias estupidas, e it girls sin personalidad, solo me queda esperar a que lleguen otros "rebeldes" para que estos individuos queden en el olvido, y la f.victims se vean en el espejo y se sientan estafadas.

Pero bueno cada uno que lleve lo que quiera,yo no estoy para decirles como vestir, para eso ya esta la Wintour.

Botica Pop dijo...

pues será.
lo que yo me preguntó es ¿quien coronó a Erin?
en serio.

alterego dijo...

Ya me parecía raro que le dedicaras (que repararas un segundo siquiera) un post a Wang...
Mientras te iba leyendo me he ido tranquilizando. Mi Holly sigue siendo Mi Holly. Qué descanso.
Ah, y que estoy totalmente de acuerdo contigo. NO a las petardas de última hora en la moda (pero sí a Erin Wason que me parece guapísima). Besos de sábado!

srta a dijo...

qué buena reflexión... cruel pero cierta.
Pero erin me parece guapisima, muy guapa.

Un beso Holly.

Holly Golightly dijo...

Capuccino. Wang. Un beso

Anónimo. Absolutamente de acuerdo. Aunque moda es un arte de vivir. Un beso

Alterego. Yo no había visto la colección, para qué, me pidieron este post. ;) Erin es guapa a rabiar, está claro. Ay, Holly. ;PUn beso

Boticapop. Tout le monde. Ella sola. Quien sabe. Un beso

Srta A. Gracias. Un beso

CapuccinoB. dijo...

Seguro que Erin lo llama Wangui...
Sería interesante conocerle. Parece de lo más simpático y humilde.

Holly Golightly dijo...

CapuccinoB. Parece eso pero, quizás no. Quién sabe... Un beso

Hummingbird dijo...

querida holly, sin palabras. porque me lo guardo en el archivo y porque se me ha grabado el título del post como si de un estribillo pegadizo se tratase... y sé que se me dilapidará si digo que yo vendería de miedo estos trapos... :). sólo pienso en vender, qué mal estoy. un XX! fuerte

Hummingbird dijo...

vuelvo. pero es que tienes razón... pagar por un jersey destripao'. otro, XX!

Holly Golightly dijo...

Hummingbird. La ley es poderosa pero más poderosa es la miseria. Goethe.

Ahora lo aplicamos a la tienda. ;) Un beso

C.B. dijo...

Wow. Me gusta como has escrito el post. Aun así, me chifla Wang. A pesar de todo lo que has dicho, me gusta el aire grunge de su ropa!

Holly Golightly dijo...

C.B. Gracias.

nenuk dijo...

cuanta rarón llevas!


http://buscandoenmiarmario.blogspot.com/

Elena Abaroa dijo...

juas, nada que añadir. Bueno sí, Erin Wasson es guapísima de cara pero es un palo andante andrajoso, me cae como una patada en la culera y las petardas que la imitan también.

Anónimo dijo...

wow parece que no te gusto el desfile de wang

Holly Golightly dijo...

Nenuk. Gracias

Elena. ¿No te gusta Erin por lo que veo? :P Lo bueno de Erin es que se viste como si fuese un juego, en ella Ok, en los demás es rídiculo. Un beso

Anónimo. No no, ;). Un beso