lunes, septiembre 15, 2008

Pequeños, Grandes Placeres


Empiezo a pensar que quizás lleven razón, esto ya no es nada encorsetado ni entra dentro de una categoría clara, ni tiene una etiqueta ni es nada concreto. Lo cual, sinceramente, me encanta. Hoy mientras leía un libro sobre la belleza y pensaba, por encargo, sobre qué es el arte. He llegado a varias conclusiones:

¿Qué es el arte?

Es muy difícil definir el arte.
Es fácil relacionarlo con la belleza, el placer, el hedonismo pero, quizás, es más difícil encontrarle un espacio en la historia de la humanidad como herramienta histórica, política y sociológica además de cómo concepto metafísico de trascendencia por lo eterno y lo omnipotente de su esencia.

Decía Miguel Ángel que “se sentía Dios creando una escultura, sacándola del mármol”; decía Leonardo Da Vinci que “lo bello es finito pero que, se hace eterno en el arte”.

El arte es, pues, un rasgo característico e inherente del hombre que, refleja su destreza ajena a la necesidad puesto que, una vasija decorada o no, ni añade ni resta nada al concepto primitivo de vasija que, nace con un objetivo práctico en vez de uno estético pero, su decoración nace con un objetivo diferente al práctico.

El arte no tiene nada que ver con la belleza, tiene que ver con la humanidad, la honestidad y lo eterno, lo infinito y, lo caduco.

El arte es esencia, es susurro, es intimidad y, es incógnita y misterio.

Luego he empezado a pensar que, entonces, arte puede ser cualquier cosa. Arte de vivir.

Y, me he dado cuenta de que, el arte de vivir es una forma de arte en sí misma. El pequeño placer, lo diminuto, lo sencillo, el detalle. Lo importante es que, he decidido hacer una lista de cosas que quiero tener cuando encuentre una casa a mi gusto y, cuando decida llevar una vida menos... excéntrica...

  • Tener un gran ramillete de lilas en la cocina, blanca, dentro de un bote antiguo de latón o de lata de color plata pero mate, sin esmalte y algo en bruto.
  • Tener tazas de té inglesas con impresiones de flores en la porcelana blanca, colgadas de uno de esos bonitos percheros de tazas.
  • Tener uno de esos viejos teléfonos antiguos enormes, aparatosos y ridiculamente escandalosos al lado de una lámpara china de laca negra.
  • Tener puertas lacadas en negro o en blanco.
  • Tener un columpio en el jardín.
  • Tener un tocador antiguo, en blanco, con espejo tríptico esmaltado en blanco con frascos de perfumes sobre una bandeja de plata.
  • Tener un cabecero blanco. De madera y, quizás forrado en tela estampada con algo en tonos lilas.
  • Pintar un mapamundi en una habitación. Cosa que diria la señora Vreeland. E, idea que no puedo dejar pasar. La quiero toda blanca, la habitación y un gran mural con el océano de un color azul mezclado con una libra de mantequilla inglesa de Notting Hill. Queda un tono entre denso y sólido pero cargado de brillo.
  • Poner una guirnalda en la puerta en Navidad. De pequeña nunca me dejaban y, siempre he querido hacerlo. Una de esas que tienen acebo y parecen heladas.
  • Pintar el techo como si fuera la bóveda celeste. De color azul oscuro, las molduras blancas y estrellas radiantes. El resto, todo blanco.
  • Dormir con camisa de hombre. Una blanca, una azul, una rosa, una lila, una azul pastel, una salmón.
¿Pequeños placeres? ¿Qué pequeños placeres?
Grandes placeres... Arte de vivir.

23 comentarios:

Holly Golightly dijo...

Definitivamente, voy a hacerlo.

En serio, ¿pequeños placeres?

¿Puede alguien, pues, explicar que son grandes placeres?

Señor Quinquillero dijo...

Holly, estas cosas hay que hacerlas ya, basta de pensar en el futuro (que es mentira), ya, ya y ya. Fumar gitanes y beber güisqui helado mientras te lees un libro, ir por tu casa en batín y calzoncillos, tener un cráneo de jabalí decorando tu mesilla y comerte treinta bombones de licor de golpe a punto de darte un dolor de estómago. Yo estoy harto de listas, lo que apuntes en una lista intenta hacerlo. Escribirlo para nada es una mierda.

Hummingbird dijo...

holly, me gusta tu casa (porque la tendrás). adoro la vajilla inglesa y necesito una con urgencia, me gusta el blanco y el azul, tengo un mapamundi. tuve un columpio y un jardín cuando era pequeña, y duermo en una habitación blanca. el arte está en los detalles que vas cambiando o no a lo largo de la vida. un post precioso holly, uno grande XX!

ps. te dejo comment en el post de tus vacaciones.

Anónimo dijo...

yo siempre he querido tener el baño con una de esas bañeras antiguas nacaradas y las paredes pintadas de azul cristalino y en ellas, en las paredes, mas o menos por la mitad dibujos de sirenas pintadas "al buen frescco"
con cabellos al aire de tonos cobrizos. lo de la habitacion con estrellas, a mi siempre me gusto la idea de un cuarto pintado que vaya desde todos los tonos de azul claro hasta uno mas oscuro y el techo adornado con estrellas de 5 puntas ...ayss....
los garandes pequeños placeres de mi vida es leerte a ti un beso!

t38 dijo...

Holly,
¿y no es mejor guardar algo de esa lista para siempre desearlo? Sería el colmo del placer, la dilación eterna de lo que nunca se llega a consumar.

Besos y suerte con la búsqueda.

ölhate dijo...

vas a preparar tardes de té con pastas de mantequillas? yo me apunto a ver ese mapa mundi! yo estoy en proceso de visualizar mi futura casa (espero que no muy futura) y ya tengo las tacitas de te con un montón de flores! yo más que de lila soy de rosa pero bueno... cada una tienes sus pequeños placeres no?

Di dijo...

Ay madre, dejo de pasar dos dias y escribes 40 post de golpe ;-)

Pienso lo mismo que Quinqui, hazlo ya, no dejes para mañana...

Saludos

Anónimo dijo...

Es una pena que siendo bastante buena evocadora de imágenes, que de eso se componen tus a menudo pretenciosos textos, redactes tan mal, puntúes tan mal (esto escandalosamente mal)y perpetres tantas faltas de ortografía, sobre todo con los acentos. Lo que me provoca leerte es una contradicción, porque se ve que te esfuerzas por introducir elementos cultos, pero tu expresión delata todo lo contrario. No se si eres una aspirante a algo a quien le falta un buen cepillado o si eres ese algo que pretendes demostrar a toda costa y tu forma de escribir no te hace justicia. En cualquier caso, es una pena que rezumes tanta soberbia (o inseguridad) porque tus puntos de vista son interesantes y las fotos con que ilustras los post están muy bien escogidas.

Elena Abaroa dijo...

pues yo sólo quiero un jardín enorme para tener dos perros y tres gatos, perros enormes con cara de buena gente y gatos inteligentes y vagos.
Y una cama japonesa gigantesca, a ras del suelo.
Y por supuesto un baño con esos azulejos pequeños de las piscinas, en color azul turquesa, con conchas incrustadas por todos lados...
Creo que tampoco pido tanto, pero es que es tannnnn complicado vivir decentemente si uno no ha nacido con la buena estrella encima del cocoroto...

aka scrunchie girl dijo...

Yo la verdad es que me apunto a todos y cada uno de esos deliciosos nimios pero grandilocuentes placeres. Cuando quieras, nos "arrancamos por soleás" y nos ponemos a cumplirlos. un beso!

Le Sceptique dijo...

La discusión sobre qué es el arte podría ocupar darme para mucho y saldría mi vena de diseñador industrial (por ahora estudiante), y más aún al introducir el elemento "vasija".

Respecto a los placeres que mencionas, me han decepcionado un poco. Primero por ser todos de un romanticismo nostálgico y claramente de revista de decoración, pero sobre todo, porque son todos deseos materiales. En mi opinión, el arte de vivir, que podría llamarse hedonismo, nace de otras cosas, no de los objetos. Me has dado ideas para escribir un post.

He estado unos días desconectado, y ahora me encuentro con tantas entradas... Comentaré en ellas con efecto retroactivo.

Pau dijo...

Hola Holly,

Las puertas mejor lacadas en blanco, he vivido de cerca las puertas en negro y te aseguro que son un suplicio.
Me apunto al tocador !!!
Sigue soñando, no abandones nunca esta forma de evasión maravillosa.

XXX

Holly Golightly dijo...

Señor Quinquillero. No, la lista tiene que ser para dentro de un tiempo. Esa casa, todas esas cosas, no tienen sentido sino son en cinco años cuando, cuando de verdad tocan. Ahora son solo proyectos. Pero, yo siempre cumplo lo que prometo. Un beso quetido

Hummingbird. Yo de pequeña también tuve un columpio colgado del nogal de mi abuelo pero enseguida el columpio se me quedó pequeño porque el árbol era muy bajo... Un beso

Anónimo I. 00.42. A mi me gustan las bañeras antiguas, con patas, y las hamacas esas de lino al lado. Un beso

T38. Ya tengo toda una lista que no se cumplirá. En esa lista salía una cúpula dorada que demolieron. Un beso

Ölhate. En realidad no es tan lila como el tono de las lilas, más bien es un lila empolvado. Un beso

Di. Lo sé. Soy muy trabajadora si estoy en vena. Ejem. Un beso

Anónimo II. 10.23. Los textos son pretenciosos, sencillamente, porque son algo diferentes a lo habitual. No tengo nada en contra de que lo sean, algo así como las aspiraciones. No tengo ningún problema en que se vean, se noten y, se palpen. Pero una aspiración es diferente a la pretenciosidad. Pero, claro, son muchos matices...

No cometo faltas de ortografía, eso seguro. (Lo del laísmo estoy en ello) No porque pase el corrector (cosa que no hago porque lo veo como una herramienta extraña o, tan extraña como el aparejo ese que dice sinónimos).

Yo no me molesto en introducir ningún elemento culto sobre todo porque no le veo mucho misterio a hablar de lilas enlatadas, de puertas esmaltadas y de colores.

No es ni soberbia ni es inseguridad, quizás sea sencillamente mi... polaridad. Soy muy dual, deberíais notarlo...

En todo caso, siempre es un placer evocar algo. Siempre es un placer contemplar ua ionstantánea hermosa y, siempre es un placer resultarle interesante a alguien. Aunque, sea con matices.

Lo de la puntuación es verdad. Yo puntúo como me da la gana y, la mayoría de las veces no se entiende. Y es un problema curioso. De verdad, a mí me gusta. Y, esto no es ni soberbia ni inseguridad, sencillamente es que esas normas se me hacen ridículas. ¿Si las palabras son libres porque diantres hay que encorsetarlas entre puntos y comas? Un beso

Elena. Yo solo pido que tus perros y tus gatos me pillen lejos. No tengo buenas relaciones con los animales, ni domésticos ni no domésticos. Un beso

Aka. Cuando quieras pero, yo necesito un crío al que darle la habitación del mapamundi... Un beso

Holly Golightly dijo...

Le Sceptique. Vamos vamos, los placeres no materiales no os los puedo contar... Son demasiado íntimos. Ejem. Ay dios, porqué habré dicho "vasija" :p.

Por cierto el otro día leí un texto qeu se llamaba las diez normas del creativo (o algo así) y decía "que tenga un buen diseño" y luego decía sobre todo que, no tenga diseño. Qué buena y qué grande. Un beso

Pau. Mi madre tenía una casa con las puertas lacadas en negro y las paredes de color salmón y, yo sólo he visto una foto pero era impresionante. Ya veremos, un beso.

Wednesday dijo...

Me necanta esta entrada, me encanta, de verdad, verdad. Los pequeños placeres son lo de uno mismo, las cosas que te hacen feliz sin más... que te hacen sonrier y pensar que la vida merece la pena...

Pau dijo...

Ok, entonces ponlas tal cual las recuerdas.
Seguro que quedarán preciosas.
XXX

Holly Golightly dijo...

Wednesday. Gracias. Septiembre es horroroso, y yo que me tengo que levantar superpronto es aun peor. En fin, un beso

Pau. No las recuerdo, solo hay una foto. Ella dice que eran preciosas pero, claro, vivió allí un par de meses. Un beso

Ald0rad0 dijo...

Me encanta la descripción de tu casa. Definitivamente tienes que tenerla. Y con un columpio que no te quede grande.

Has pensado en poner una jarra de galletas ae porcelana? quedaría perfectar.

Sigue puntuando como se te dé la gana. No estamos en la RAE como para que eso se revise.

Besos

Holly Golightly dijo...

AldOradO. Me encantaría... En fin, someday... Un beso

Elena Abaroa dijo...

seguro que mis perros y gatos te acabarían cayendo bien!!!jajajajaja.
Y que bien que te tomes las críticas tan bien Holly, y que las aceptes. Aunque te llamen soberbia, y lo seas(que no lo sé porque no tengo el gusto de conocerte en persona)no es fácil encontrar gente que se tome las críticas como tú, y desde luego esa reacción tuya no es precisamnete de personas soberbias...
Un beso!

Holly Golightly dijo...

Elena. Las críticas negativas se deben aceptar igual que las positivas. Si me tomo bien las buenas creo que lo normal es tomarse a bien las malas.

Sobretodo porque de la misma forma que yo opino y critico creo que es justo y, es normal que a mí me lo hagan.

Una crítica negativa no es una crítica diferente, solo es otra opinión. "A las duras y a las maduras" básicamente. Lo ha dicho con educación y respeto, se merece lo mismo.

Supongo que al final me acabarían cayendo bien siempre y cuando, estuvieran lejos. Un beso

B.B. dijo...

Por que sabes tu como me gustaria que fuera mi vida????

Holly Golightly dijo...

B.B. Soy muy lista. :P Un beso