domingo, marzo 23, 2008

Luces, Cámara, Acción


Es la década de la moda visual, se vende lo que se ve, sin más análisis y ésa es la clave. Antes era Sex And The City, Carrie y sus amigas y, ahora es Gossip Girl, el Upper East Side y sus amigas. Antes, mucho antes, fue Dinastía y Luz De Luna y, antes, muchísimo más atrás, fue Chanel viajando a Hollywood para que la gente viese moda, moda con mayúsculas en la gran pantalla. Ahora es más de lo mismo, las adolescentes se fijan en el estilo despreocupado, juvenil decadente y arribista de la Clase Alta de Nueva York, algo de la vieja escuela (Ralph Lauren), un toque americano (Michael Kors y Marchesa) y un instante de dispendio italiano (Gucci), la vieja Europa (Burberry) y el siempre recurrente chic de París (Chanel). Pero si alguien pensó que Sexo en Nueva York suponía un capítulo cerrado en la historia, no sólo de la moda, estaba equivocado. Todo vuelve, hasta las hombreras y, Sex (Fashion) And The City también. Ahora Carrie, si antes ya tenía un ropero inexplicable, vuelve con Costura de Dior y Chanel. Más adulta, menos sexo, más moda.


Patricia Field, ¿Alguien creía que era Rachel Zoe la chica de moda? (quizás fuera de la pantalla porque dentro es la mujer del cabello rojo), vuelve con ganas de conquistar el mundo. Un espectáculo para la moda dicen aunque, la pregunta es ¿no es la serie una excusa para la moda? Ahora hay hordas de fashionistas que adoran Devil Wears Prada, que sueñan con Vogue y que quieren ser Miranda Priestly; ahora las supermodelos (¿Puedo reír?) se pasean, se desnudan y se caen en la televisión; ahora las colegialas visten de Chanel. El problema es que el filtro de la actualidad de la moda supera la pantalla. La película permanece, la historia permanece, el personaje permanece y, más cuando ha alcanzado ese nivel, pero Patricia Field las viste con la última moda, prendas salidas de las colecciones de primavera verano, del reciente otoño invierno y las fashionistas perecen. ¿Pero no debería apostar por definir la personalidad con las diferentes prendas?



Aquella verdad casi olvidada de Viviane W. que decía “Eres lo que vistes”, aquel legado de sexo, acción, moda y pasión e ira casi decadente. Porque veamos, ¿No es Carrie la amiga fiel, la amante, la esposa, la mujer imperfecta perfecta? Sí, es ella. Entonces no la dejes perecer por una insignificante tendencia. Vístela de Balenciaga, líneas puras para la conciencia; adórnala con el surrealismo de Schiaparelli, para el exceso por el exceso, Viviane Westwood y hazla que coqueteé con la Alta Sociedad del Lanvin para princesas de Alber Elbaz. Porque la moda es aquello, es pasión y es personalidad.


Por eso antes veías a Ava Gardner enfundada en aquella orgía de leopardo y veías la mujer y la pasión, veías a Marilyn Monroe con aquel traje blanco, inocente e icono sexual, en las rejillas del metro volando con su falda o, veías a Audrey Hepburn pasear, melancólica por Tiffanys con aquel vestido negro y aquella figura recta, tímida y solitaria te atraía y te atrapaba. Ahora sólo ves prendas, ves accesorios caros. Ves, en el fondo, disfraces.


Por eso, Chanel dijo “Quien ríe tiene razón”, “Si las amas de casa ríen, cámbiate” Por eso, Carrie Bradshaw es el telón de fondo para vender logo. Pero no es la dama de verdad, es un maniquí. ¿Y era ella un maniquí o era un ídolo? Quizás, parafraseando a Shakespeare, ésa es la cuestión.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Carrie devorada...

Holly Golightly dijo...

Anónimo. Cierto.

Sweets shoes dijo...

Es la primera vez que leo tu blog y me encanta. Se nota que la moda es algo que te apasiona, y que se te da bien
Un beso!! Sigue asi!!

Holly Golightly dijo...

Sweet Shoes. Muchas gracias. Espero verte por aquí. Un beso

Miss at la Playa dijo...

la verdad es que carrie está ridícula con ese vestido y la flor gigante.

Viva Gossip Girl! :D

Doublecloth dijo...

Cuando la tendencia es el leave motive de tu vida, mal asunto. Dejaste de amar la moda para adorar la tendencia. Una pena no??. La verdad es que los modelitos de Carrie a veces son tan imposibles que resultan ridiculos, en fin.

Holly Golightly dijo...

Miss At La Playa. Viva Gossip Girl. La verdad es que tienen muy buenos estilismos, pero lo que tienen es la congruencia, ya sabemos que son del Upper East Side y que son ricas y que hacen alarde de dinero y por eso llevan Chanel pero el problema de Carrie era que de dónde sacaba ese aramrio...

Y por no hablar de las amigas, porque vale que Charlotte era una polianna pija y su twin set, su falda a la rodilla, el 2.55 y Chanel era su dogma, vale que Sam llevase alguna prenda de noche de fiesta pero ¿Miranda? Y ahora esto parece un desfile...Un beso

DoubleCloth. Jajaja.. Un beso

Xiko Perfumista dijo...

Me ha encantado este post! No soy adicto a la serie, pero me gusta la música de cabecera (la tengo en mi movil) y el perfume de SJP no está nada mal. Estos días he estado leyendo partes del libro de Chandler Burr sobre la creación de LOVELY...
Saludos perfumados...

Holly Golightly dijo...

Xiko Perfumista. !Me alegro! Un beso

Archi dijo...

Que buen blog!!!!!!!!!!!!
Quedo extasiado leyendolo.
Felicitaciones
Richard

Holly Golightly dijo...

Richard. Muchas gracias. Un placer

Anónimo dijo...

no me gusta nada esa frase de "quien rie tiene la razon" los ignorantes rien y no tienen la razón, por eso esa frase sabia de que la ignorancia es atrevida.

Holly Golightly dijo...

Anónimo. A mí tampoco me gusta la frase. Lo bueno de Chanel es que ella decía eso y luego la gustaba comentar que al principio se reían de ella por su modo de vestir. Era genial. Un beso